Tag Archives: 80s

La muerte del mar Aral y los barcos del desierto

Alberto me hizo conocer algo tan trágico como llamativo. Ver un barco en el desierto es una vista digna de haber sido sacada de una película de ciencia ficción.

1196-1.jpg

No obstante, en el desierto cercano al mar de Aral, Kazajistán, esta no es una visión fuera de lo común. Ya que desafortunadamente, a causa de las terribles acciones contra la ecología que la Unión Soviética cometió en el área al cambiar el curso de los dos ríos que alimentaban a dicho cuerpo de agua, se llevó a que el mismo hoy día se esté “contrayendo”, y varios barcos que en el pasado se habían hundido o habían sido abandonados en sus aguas fuesen quedando expuestos en este nuevo desierto formado a partir de la desaparición de las aguas.

1196-4.jpg 1196-3.jpg 1196-2.jpg

1196-5.jpgAlrededor de los años 60, el mar perdió la mayor parte de su suministro natural de agua, totalizando una pérdida de 25 a 55 kilómetros cúbicos por año. Razón por la cual el mar de Aral perdería unos 20 centímetros promedio por año a partir de 1961 y continuaría así hasta 1971. Las cosas no mejorarían a partir de aquí, y durante los 70s esa cifra se triplicaría. Convirtiendo la zona adyacente de un árido desierto.

Desafortunadamente, los entre 30 y 35 mil kilómetros cuadrados de arenas de alto contenido salino expuestas por la desaparición del mar, actualmente están probando ser un desastre ecológico aun mayor, ya que son arrastradas por el viento en un radio de 200 kilómetros, arruinando así otras áreas cercanas de cosecha y causando grandes pérdidas. Se ha detectado su presencia hasta en los Himalayas.

Enlaces relacionados
A vista de Google, una vista aérea de los barcos.
-Varias imágenes y un artículo sobre el impacto ecológico de la desaparición del mar.
– Galería de imágenes de la Aral Sea Expedition.
Así desaparece el mar Aral (un video realmente desagarrador que vale la pena ver presentado en Visión Beta)

Las visitas de los MiGs a Occidente

Este fue el desenlace de una serie de apertura al mundo por parte de Rusia, ya que tan sólo un año antes (1988) aviones soviéticos habían competido por vez primera en un espectáculo aéreo Occidental, el Farnborough Air Show y anteriormente, en el 86, los MiG visitaron Finlandia en la primer incursión pacífica y oficial a Occidente.

No obstante, la historia de interés llegaría en 1989 cuando la Guerra Fría estaba llegando a su fin. Más precisamente el 1 de Agosto de dicho año, ya que tendría lugar uno de los acontecimientos más memorables de la historia. Dos MiG-29 Fulcrum cruzarían espacio aéreo norteamericano de manera pacífica por vez primera en la historia.

1150-1.jpg

En la imagen anterior pueden verse 4 estelas de vapor. Dos pertenecen a aviones F-15 Eagle Fighters de los stados Unidos, mientras que restantes restantes, más alejadas, pertenecen a dos MiG-29 soviéticos. No obstante, esta intercepción no sería igual a las cientos de anteriores, sería la primera con fines pacíficos y permiso oficial en décadas.

Los MiG-29, y un avión de soporte An-225 Mriya, se dirigían a Canadá, para participar por primera vez del espectáculo aéro de Abbotsford, para lo cual, deberían pasar primero por espacio aéreo estadounidense. Curiosamente, no solo cruzarían dicho territorio, sino que además aterrizarían para recargar combustible en una base aérea de la USAF, la Elmendorf AFB, base nexo de to Anchorage, la mayor ciudad de Alaska.

1150-4.jpg 1150-2.jpg 1150-3.jpg
Click en las imágenes para una descripción detallada.

 

Y se volvería una costumbre
Exitosa la experiencia, la misma se volvería a repetir meses más tarde, y en territorio más profundo. En la imagen vemos a aviones MiG-29 volando sobre Minnesota mientras son escoltados por aviones F-16 tras una visita oficial de los aviones rusos a suelo americano.

1150-5.jpg

 
… pero no siempre fueron pacíficos
Anteriormente, unos 10 años antes a la visita oficial a Finlandia, un piloto ruso apellidado Belenko desertaría llegando a aterrizar en Japón. No obstante, y a diferencia de los encuentros anteriores, este no sería en nada pacífico, y generaría una crisis internacional.
 

Gracias Alberto por el dato.
 

Enlaces relacionados
En el siguiente artículo (realmente muy buen osi entienden inglés) podrán encontrar información técnica del personal y los equipos utilizados durante el evento. Así como mayor cantidad de imágenes.
En el siguiente libro (en inglés. 97 páginas sobre el MiG-29) podrán encontrar un una detallada descripción técnica de las naves y una interesante mención de lo ocurrido el 1 de Agosto.
– En el Blog de Mezvan encontrarán un resumen del hecho y una imagen de la estela de excelente calidad.

La noticia del evento publicada por el New York Times el 20 de Julio del 89.

El Panteón de cerebros de genios

Quizás algunos ya se han enterado de esta historia ya que ha sido escogida por Mind Hacks, el blog del excelente libro del mismo nombre escrito por Tom Stafford y Matt Webb que ya les recomendé varias veces en Anfrix. No obstante, la historia es tan apasionante y llamativa que he decidido realizar mi propia investigación.

1084-3.jpgEl panteón de cerebros
Los neurocientíficos rusos de mediados y principios del siglo XX estuvieron convencidos de la existencia de “patrones de genialidad” en el cerebro humano. Creían, que ciertos aspectos estructurales del mismo eran los responsables de diferenciar a un estúpido -según términos médicos de la época- de un físico o un matemático. Con esto en mente, el neurocientífico Vladimir Bekhterev, utilizaría su influencia durante el Congreso de Neurólogos y Psiquiatras de 1927 para proponer la creación de una colección denominada “El Panteón de cerebros”. Colección singular por demás, ya se encargaría de colectar los cerebros de grandes genios, con el fin de habilitar su estudio e investigación por generaciones futuras.

Irónicamente Bekhterev moriría pocos días después de la fundación del centro bajo “causas misteriosas” siendo registrada su muerte como un problema gastrointestinal y enterrado sin autopsia alguna -la causa real: se atrevió a diagnosticarle paranoia a Stalin-. Su pesado cerebro, de 1720 gramos, mientras tanto, se convertiría en la primer pieza de la colección.

La empresa sería retomada en 1928 por Vogt y varios otros investigadores, reorganizándose en el Instituto de Investigación Cerebral de Moscú. Prontamente una ardua cosecha de cerebros tendría lugar. Catalogados junto a una lista de logros y su respectiva biografía, los cerebros de políticos destacados, músicos y poetas, pero principalmente científicos -con una predilección hacia los matemáticos- irían siendo recolectados y tomarían morada en el lugar.

1084-1.jpgDistintos tipos de estudios serían realizados y compilados en una base de datos interna del instituto. Desde fraccionamiento en películas de porciones cerebrales, hasta estudios sobre fisiología e histología cerebral y estructurales. Siendo, desafortunadamente, perdidos varios de éstos documentos y una considerable cantidad de cerebros dañados a causa del mal cuidado con el paso del tiempo, especialmente durante la caída de la Unión Soviética.

No obstante, si algo puede acreditársele al Instituto, como remarca el mundialmente famoso Oliver Sacks, es que fue uno de los primeros centros de investigación neurológica en tener una perspectiva completamente biológica de la razón y la inteligencia humana, dejando de lado el sin fin de explicaciones metafísicas y espirituales que gobernaban la neurología occidental de los años 20s y 30s.

El último cerebro en engrosar la colección sería agregado en 1989, y pertenecería al famoso físico nuclear Sakharov, ganador de un premio Nobel en 1975. Según los registros del centro, podía leerse “Sakharov (1440g)”.

Nota curiosa: Una anécdota que quizás merece su tema propio, es el estudio realizado al cerebro de Lenin, tarea encargada al mismísimo Vogt unos años antes de la creación formal del instituto, y para la cual éste debería emplear más de un año con el fin de cortar el cerebro del susodicho en más de 34 mil finas películas y a su vez encontrar algo singular o genial en el mismo para dejar “contento al partido”.

Enlaces relacionados
– Investigando sobre el tema encontré a Kurioso, un blog que ha comenzado apenas hace unos días y que vale la pena tener en los marcadores (de este mismo blog, y aunque no esté relacionado, aprovecho para recomendarles el artículo ¿Cuánto medía Ernst Neufert?)

El largo viaje del cerebro de Einstein
Quizás al leer esto muchos recuerden la famosa historia del cerebro de Einstein. El cual, después de la muerte del despistado físico, se convertiría en si mismo en un objeto de investigación. Si no conocen la historia les recomiendo este artículo de Fogonazos.

Extremos de la Tierra: El lugar más caliente y el más frío

El más caliente
El Azizia, LibiaSería muy difícil definir cual es el lugar más caliente de la Tierra, obviando el centro de ésta claro. Sin embargo, existen varios candidatos como por ejemplo el Valle de la Muerte en Estados Unidos cuya temperatura promedio en verano no baja de los 38 grados, o la región de Dallol en Etiopía con una temperatura constante durante todo el año que promedia los 34º centígrados. De todas maneras, existe un lugar muy particular que durante un día se convirtió literalmente en un infierno alcanzando la mayor temperatura alguna vez registrada. El suceso ocurrió en el desierto de El Azizia, Libia, un 13 de Septiembre de 1922 y fue registrado por una estación meteorológica de avanzada mantenida por exploradores europeos en la región. Las cifras fueron tales que marcaron unos 57.8º C dentro de la estación y se calcula que unos 66º C al sol. Debido a que el lugar donde se realizó la medición se encontraba cerca de una extensa fuente de agua, la cual amortiguó el calor, se cree que la temperatura en el desierto pudo superar los 70 grados centigrados.

El más frío
Estación VostokA diferencia del lugar más caliente el lugar más frío del planeta tiene un campeón insuperable: La Antártica. No obstante, la menor temperatura registrada hasta el momento ocurrió en la estación Vostok un 31 de Julio de 1983 cuando los instrumentos de medición llegaron a marcar unos 89.6 grados bajo cero. El desgarrador frío fue tal que la tripulación de la estación irónicamente debió de encerrarse en los grandes refrigeradores industriales del complejo, ya que las paredes metálicas y aislante térmicos de estos aminoraban el frío externo. Al salir uno de los investigadores encontró con asombro que varios bidones de fluido anticongelante estaban solidificados.