Tag Archives: Santa Claus

Santa Claus en 1898

Diez años después de haber filmado la primer película de la historia, de dos segundos de duración y en la cual Le Prince probaba su cámara junto amigos y familiares, la industria cinematográfica comenzaba a despegar. Es así que llegamos a una de las primeras películas navideñas de la historia (y no estoy seguro si no es de hecho la primera). Santa Claus (1898) de G.A. Smith, padre, junto a Mélies, en la utilización de efectos especiales cinematográficos.

La misma, de una duración inferior a los dos minutos, cuenta la historia de dos hermanitos que tras irse a dormir en la víspera de Navidad son visitados por el tan esperado visitante del Polo Norte. Si bien a los ojos modernos resulta muy simple, los efectos especiales utilizados en la misma fueron una novedad de ambición técnica sin igual para la época. Tengan en cuenta que la película tiene 110 años, realmente, una ventana al pasado.

Noten especialmente la figura de Santa Claus, más fiel a la original y muy lejana al “Santa de Coca-cola” al que estamos acostumbrados. Siendo el traje utilizado por el actor, muy posiblemente, aunque no estoy completamente seguro, verde y no rojo.

Por cierto, y porque me gusta mucho la nieve, de ahora en más y durante la semana nevará en Anfrix 🙂

Como arruinar la Navidad al estilo de Fort Lauderdale

1260-1.jpg Corría el año 1949, y a la alcaldía de Fort Lauderdale se le ocurriría elevar la imaginación y la felicidad de los niños a alturas inimaginables al presentarles un Santa Claus caído del cielo. Literalmente, ya que esta sería la tarea del paracaidista Robert Niles, quien tras caer en un campo deportivo local, lleno de niños, comenzaría a repartir regalos. Desafortunadamente, nada saldría como estaba planeado, y el pobre Santa quedaría enredado en una serie doble de líneas de poder.

Al ser rescatado por los bomberos, perdería su barba y peluca, los niños quedarían horrorizados y en llanto y el hecho sería llamado por la prensa como “El Fiasco de Navidad,” resultando en un duro golpe a la reputación de Joe N. Morris, alcalde de Fort Lauderdale.