Tag Archives: Refracción

Encendiendo bengalas dentro de cavernas glaciares, un espectáculo único

Encender una bengala dentro de una caverna de hielo debe ser uno de los espectáculos visuales más impresionantes en la tierra. La luz de las mismas, constantemente variando en intensidad, es refractada a través de las varias capas de hielo ricas en minerales y cuyas densidades varían a medida que las mismas se hacen más antiguas, formando así un verdadero paisaje de otro mundo.

Las cavernas de Alaska

Las siguientes imágenes fueron realizadas como parte de un proyecto fotográfico durante el 2012 en una caverna de hielo en Alaska formada en el 2010, es decir una caverna en pleno proceso de formación. Algo peligroso ya que la misma está formada a partir de “hielo nuevo” y carece de capas compactadas. Su estabilidad estructural es un acertijo ya que es un proceso en formación.

Eslovenia
Las cavernas de hielo de Eslovenia son particularmente limpias. Es decir, el hielo que las forma no posee una concentración de minerales elevada, por lo que su color es un azul puro e intenso.

Islandia

Esta es la misma fotografía utilizada en el cabezal de la entrada. La misma fue tomada en las cavernas de hielo de Islandia por el fotógrafo y naturalista Brynjar Agústsson. Las cavernas glaciales de Islandia son particularmente interesantes debido a su antigüedad y la cantidad de minerales atrapados en el hielo producto de las varias y densas erupciones volcánicas que azotaron a esta isla al borde del ártico a lo largo de los milenios.

Rusia
Las Cavernas Arcoiris en Rusia, llamadas de esta manera debido a los distintos colores que poseen sus hielos a causa de los depósitos minerales que los componen, son otro de los lugares espectaculares y relativamente desconocidos del planeta tierra debido a su extremadamente difícil acceso en el este de Russia. Durante cientos de miles de años estas cavernas acumularon los minerales expulsados por el volcán Mutnovsky en Kamchatka.

Continue reading Encendiendo bengalas dentro de cavernas glaciares, un espectáculo único

La belleza y el secretro tras los “espejos mágicos” chinos

Prácticamente todas las culturas y civilizaciones del planeta se basaron en ilusiones ópticas y trucos de ilusionismo para argumentar poderes mágicos o espirituales. No obstante, en China encontramos una de las más raras y curiosas ilusiones: los espejos mágicos. En los mismos, decían los sacerdotes, se encontraban ciertos espíritus o datos del futuro. Si bien esta parece una declaración ostentosa, el público, normalmente campesinos, quedaba atónito cuando al reflejar una luz sobre el espejo el mismo era capaz de crear complejas figuras sobre las paredes a partir de la luz reflejada.

Estos espejos metálicos, generalmente hechos a partir de bronce, y provenientes de la dinastía Han, consistían de una cara con símbolos o figuras y otra cara altamente pulida, el espejo en sí. Nadie sabía realmente por qué esto ocurría, es decir el reflejo que formaba las figuras de la cara opuesta, y llevaría casi 2000 años encontrar una explicación científica. La primera vendría de manos del cristalógrafo británico del siglo XIX Sir William Bragg. Quien diría que esto se debía a distintas densidades en la superficie reflectora del bronce. Nos obstante, sería Ron Edge, del Departamento de Física de la universidad de Carolina del sur, quien descubriría, tras estudiar la superficie con haces de luz concentrados, que en realidad la imagen del reflejo se formaba a partir de una serie de crestas y elevaciones imperceptibles en la superficie, las cuales emulaban perfectamente el dibujo de la otra cara. Las mismas solo se encuentran a 0.1 grados de elevación por sobre la cara reflectora.

Estas “imperfecciones” son creadas como un subproducto del proceso de fabricación del adorno. Y es por esta razón que, al reflejar la luz, se generan contornos muy claros seguidos por líneas de menor intensidad. Logrando así un reflejo muy claro de la figura.

A qué se deben los espejismos

El espejismo común

El espejismo común, es decir el que produce la impresión de estar viendo agua donde no la hay, ocurre con mucha frecuencia y es causado por una ilusión óptica natural que confunde nuestra percepción. Cuando la luz refracta sobre una capa de aire que fluye sobre una superficie calentada excesivamente, se origina un fenómeno llamado “espejismo inferior”, ya que produce un reflejo de los objetos debajo de éstos mismos. A causa de esto el aire recalentado “se convierte” en un “espejo”. Ahora, es muy llamativo el observar olas en el espejismo, lo que lleva a confundirnos plenamente y creer que efectivamente estamos viendo un mar o un lago. Esto, es decir las olas, ocurre porque además de los objetos del paisaje las nubes del cielo son también reflejadas en el aire recalentado.

Si bien dicho tipo de ilusión está muy lejos de ser el espejismo típico de los dibujos animados donde se ven oasis con árboles frutales y todo tipo de delicias, el efecto de espejismo inferior influye mucho a la hora de jugar con la mente de la persona extraviada. Ya que generalmente éstas personas sufren de considerable deshidratación y se enfrentan a un nivel extremo de stress, comienzan a construir delirios en base a dicha “agua” que ven a lo lejos. Por este motivo la gran mayoría de personas extraviadas por tiempos prolongados en el desierto, tras ser rescatadas, relatan historias relacionadas a “oasis escurridizos” y raros personajes que los visitaron durante su travesía.

El espejismo de Fata Morgana

No obstante, no solo en los lugares calientes se puede ser víctima de espejismos. En los lugares montañosos y generalmente fríos ocurre otro tipo de ilusión denominada Fata Morgana. Nombrada en honor al hada emparentada el Rey Arturo, la cual poseía el poder de cambiar de forma, este espejismo posee la particularidad de “elevar” y alargar los objetos, haciendo a las construcciones parecerse a los castillos de los cuentos de hadas, de allí su nombre. Al igual que los espejismos inferiores este tipo de espejismo es una ilusión óptica natural que se origina cuando la separación entre el aire frío y el caliente a nivel superficie crea un pseudo lente refractante que distorsiona la luz engañando la percepción.