Tag Archives: Medio Oriente

El curioso origen de la incógnita X

Algo que me interesa muchísimo es el origen de las palabras, así que hoy voy a comentarles sobre uno de los más interesantes de todos. Quien haya estudiado matemática, incluso en su nivel más básico, habrá notado que cuando tenemos una incógnita ésta se denomina con una X. Lo crean o no, la X, no fue elegida al azar, aquí tienen el por qué:

La X nace de la palabra árabe para representar una cantidad numérica no conocida, esta palabra era shei. Los escritores griegos que traducían textos matemáticos egipcios, por una cuestión de simplicidad, la tradujeron como xei, mucho más fácil de leer en el alfabeto helénico. Con el tiempo los cálculos fueron ganando complejidad y xei se fue acortando hasta convertirse en una X. Es así que hoy en día, en matemáticas y muchos otros lados, utilizamos la X para representar una incógnita.

Papiro de Oxirrinco

La imagen que pueden apreciar es un papiro Griego de aproximadamente unos 3000 años de antigüedad. Que si bien no es un texto matemático se puede observar la utilización del Xei. (nota: la datación del papiro es debatida, otras fuentes identifican un origen más cercano datado en 2000 años de antigüedad)

Explicaciones y teoría alternativas
– La primera, es que también es posible que la X nazca de la palabra griega Xenos -extraño, foráneo-.

– La segunda la ubica en la época del matemático Omar Khayyam (siglo 11). Sin embargo, eso nos dejaría con la duda sobre el por qué hay manuscritos griegos (de la Edad Clásica) donde aparece la palabra Xei. De hecho era muy común utilizar letras mayúsculas para designar magnitudes en Grecia (Aristóteles, por ejemplo, las utilizaba seguido en sus obras).

Las granadas Medievales

En el imaginario popular habita la creencia que las granadas son exclusividad de los campos de batalla modernos, sin embargo no hay nada más alejado de la realidad. Las granadas, y refiriéndonos a las explosivas, ya que de lo contrario deberíamos remontarnos hasta la prehistoria, comenzaron a ser utilizadas hace más de 2000 años por los chinos. Curiosamente esta tecnología sería perfeccionada y, caravanas mediante, llegaría a Medio Oriente donde sería adoptada por las tropas del legendario Salah al-Din, mejor conocido por su nombre latinizado de Saladino en el siglo XII. Si bien se sospecha que fueron utilizadas con anterioridad, es bajo el mando de éste líder militar, más exactamente en el famoso asedio a Jerusalem, que luego llevaría a una de las batallas más sangrientas de la historia, que existe el primer registro escrito de la utilización de una granada, aunque no llamadas por este nombre ya que la denominación de “Granada” aparentemente es utilizada por primera vez en 1688, no obstante los Cruzados las llamarían simplemente “Pelotas explosivas.

Su construcción sería básica y extremadamente peligrosa de cargar: El exterior estaba constituido por diversos materiales, siendo la cerámica el mayoritariamente preferido, sin embargo también odian ser armadas con papel seco y versiones primitivas del vidrio. Lo interesante llega cuando vemos su interior, ya que diversos experimentos y pruebas eran llevados a cabo por los armeros y alquimistas para lograr mejores resultados. En mayor medida se utilizaba pólvora primitiva extremadamente inestable mezclada con una diversidad de aceites y combustibles, de aquí la peligrosidad de cargarla. No era raro que se le adicionaran pequeños clavos de metal, dándoles así un explosivo de tipo fragmentario.

Si bien se cree que la palabra granada comienza a ser utilizada, masivamente, en el siglo XVII, muchos historiadores comentan que fue utilizada con anterioridad por los cruzados. Los árabes denominaban a estos artefactos explosivos como: rummân; mientras que los cruzados, viendo una gran similitud con la fruta del Punica Granatum, o árbol de granada, comenzaron a llamar a éstas “bolas explosivas” como “granadas”. De hecho, se cree pero no ha sido confirmado, que no era extraño que se pusieran granos de pólvora dentro de la envoltura seca de una fruta de granada.

Es bueno aclarar varios puntos al respecto. No todo esto puede ser cierto, ya que la historia a veces suele ser engañosa: Si se sabe con seguridad que las granadas, al menos parecidas a las que nosotros llamamos granadas, comienzan ser utilizadas por los árabes durante las Cruzadas, incluso un poco antes pero no es seguro; es muy probable que los cruzados las llamaran granadas, aunque el primer registro escrito data del siglo XVII durante la famosa “Revolución Gloriosa”; si es seguro como las construían y que contenían, ya que, y como podemos ver en las imágenes, afortunadamente sobrevivieron varias granadas del siglo XII.

Los mapas de Piri Reis

Si bien lo siguiente debe ser tomado con pinzas ya que muchas de las explicaciones sobre ciertos aspectos de los mapas de Piri Reis pueden ser perfectamente explicadas con los conocimientos de la época, el siguiente texto contiene una explicación alternativa bastante interesante realizada por un sismólogo miembro del Observatorio del Boston College y miembro integrante de las expediciones de la marina norteamericana a la Antártida, ingeniero Arlington H. Mallery, y el citado I. Walters, cartógrafo adscripto al Servicio Hidrográfico de la Marina norteamericana.

El 9 de noviembre de 1929, Malil Edhem, director de los museos nacionales turcos, realizando un inventario y clasificación del museo de Topkaki de Estambul, descubrió dos mapas del mundo, que se creían perdidos, los mapas de Piri Reis del siglo XVI, que el “Bahriye”, su libro de memorias, refiere extensamente las condiciones en las cuales hizo esos mapas. Cabe aclarar que Piri Reis no es un nombre, es mas bién un título honorífico y que Bahriye es el Libro del Mar o de la navegación y contiene 215 mapas con una extensa referencia a los dos que nos interesan.

Piri Reis de una cultura muy amplia, dibuja uno en 1513 y el otro en 1528, dominaba además el griego, el italiano, el portugués y el español, lo que le permitió sacar mejor partido de los escritos y mapas de la época, como así también de un esclavo que perteneció a la tripulación de Cristóbal Colón. Aquí no está muy claro, pero Piri Reis afirma que se entera por el esclavo y documentos capturados (no olvidemos que era un héroe para los turcos, pero para los demás un pirata), que Colón contaba con un libro antiquísimo con mapas y descripciones de las tierras de América.

Mapa de Piri Reis

Dice el almirante turco que Colón sabía con que se encontraría pero que era una verdad difícil de digerir por los mandatarios de la época, por lo que omitió lo referente al continente desconocido, que sabía por haberlo leído en el libro que a los naturales les gustaban las cuentas de vidrio y por eso llevó muchas para regalar; y lo mas extraordinario es que el libro databa de la época de Alejandro Magno (?)

¿ Qué tienen de importante los mapas ?, nada mas que el exacto contorno de toda América y por si fuera poco también la Antártida. Aquí no hay especulaciones matemáticas ni técnicas ni cosa rara que de lugar a otras interpretaciones, los mapas existen, no son falsificaciones para molestar a los guardianes del orden establecido.

Ordenemos los datos. Magallanes descubre el estrecho en 1520 ( siete años después del primer mapa). Sobre la Antártida podemos decir que recién para 1823 (Weddell) y 1843 (Ross) se puede empezar a hablar de un continente ( trescientos años después ) y con respecto a Alejandro Magno, es posible que cuando toma la ciudad fenicia de Tiro ( 332 AC) se haya apropiado de los mapas náuticos, no olvidar que para esa época la flota de Tiro era la mas poderosa conocida y debían de contar con cartógrafos competentes o de una biblioteca importante.

Continue reading Los mapas de Piri Reis