Tag Archives: Tortugas

Récords de la naturaleza

El ser vivo más grande
En las criaturas

La ballena azul es sin duda alguna la criatura en existencia de mayor tamaño. Con un largo de unos 35 metros y un peso de unas 190 toneladas métricas, necesita devorar un promedio de 3600 kilos de comida al día. No es de extrañar entonces que también sea el animal que produce el sonido más poderoso. Su canto alcanza los 120 decíbeles y puede llegar a expandirse a más de mil kilómetros. Hasta hace unos pocos años se creía que era el animal más grande en haber habitado la tierra, incluso más que los dinosaurios, sin embargo el descubrimiento del Bruhathkayosaurio, de 44 metros, la ha puesto en un segundo lugar. Otro contendiente podría ser el Amphicoelias de unos supuestos 60 metros, no obstante como solo se tiene un hueso es imposible saber a ciencia cierta su tamaño real.

Ballena azul

En los vegetales
– Se trata de la secuoya Hiperión. Ver su propio artículo.

En los organismos

Si nos referimos al organismo más grande hay un campeón de peso pesados que destrona a todos, nada mas y nada menos que un humilde hongo. Tras la muerte de cientos de arboles en el Parque Nacional de Malheur en el año 2000 los investigadores comenzaron a investigar las causas de tan trágico evento. Prontamente hallaron al responsable: Un hongo de Armillaria de 2400 años de edad y una extensión de casi 900 hectáreas. El hongo se expande subterráneamente, sin embargo en otoño suele sacar a la superficie unos enormes “Hongos de miel”, comestibles pero de pésimo sabor. Gracias a varias pruebas de ADN se logró saber que es un solo ser vivo y no varios.

La criatura más venenosa
El indice de mortalidad de un veneno generalmente se puede catalogar según distintos factores, por ejemplo, el tiempo en que tarda en matar a una persona o la cantidad necesaria para provocar la muerte. En las costas australianas existe una criatura que no solo posee el veneno natural más veloz conocido, sino que además uno de los más mortíferos. Esta es una cubozoa denominada Chironex fleckeri cuya neurotoxina ataca conjuntamente al corazón y el sistema nervioso. Una particularidad es que su veneno activa todos los centros de dolor simultáneamente, haciendo que la persona quede completamente inmovilizada a causa del intenso dolor similar a quemaduras. El veneno se encuentra en sus tentáculos encapsulado en celulas especiales las cuales se desprenden ante el menor contacto. A causa de la poca cantidad de veneno que inyecta existen algunos sobrevivientes que reportaron la sensación producida: quemarse vivo.

Medusa venenosa

El ser más longevo
En los animales
Las tortugas, gracias a que sus órganos vitales no se deterioran con la edad, pueden vivir vidas extremadamente prolongadas. Sin embargo, dentro de estas es la tortuga radiada de Madagascar el Mathusalem de su especie. Un miembro distinguido de ésta familia fue una tortuga de nombre Tu’i Malila la cual fue ofrecida como obsequio a la familia real de Tonga por el Capitán Cook en 1773. Llamativamente en 1953, cuando la Reina Elizabeth y el Duque de Edimburgo fueron a visitar a la Familia Real de Tonga, Tui Malila no solo aun seguía viva sino que además se convirtió en el centro de atención de las visitas. Contando las líneas de su caparazón tras su muerte se descubrió que vivió unos 188 años, 12 años más que Harriet, la tortuga de Darwin la cual llegó a los 176 años.

De los multicelulares

El organismo multicelular más longevo es sin duda alguna el Pinus longaeva. Ubicados en las White Mountains de California a miles de metros de altura éstos vegetales aparentan estar completamente secos, sin embargo están lejos de estarlo ya que es su estrategia para lograr sobrevivir en tan duras condiciones. Se cree que pueden llegar a vivir unos 4000 años. Desgraciadamente la torpeza humana llevó a destruir al más viejo de todos ya que en 1964 un estudiante de geología llamado Donald Currey, el cual se encontraba datando los arboles, decidió realizar un tajo horizontal al no poder extraer una muestra del interior de uno de estos pinos por los medios comunes. El tajo desgraciadamente llevó a que su corteza se secase. Luego se descubriría que el árbol tenia unos 4862 años.

En los seres vivos
Los seres más viejos de todos son un grupo de bacterias que quedaron encerradas dentro de un cristal salino y permanecieron en un estado de “animación suspendida” durante 250 millones de años en una caverna de Nuevo México. Descubiertas por el Dr Russell Vreeland de la Universidad de Pensilvania en el año 2000 rompieron el récord anterior de 40 millones de años.

El ser más profundo
Los seres que habitan a mayor profundidad, y ciertamente los más horripilantes en existencia, son de la familia de de las brotulidae. Generalmente se los encuentra a unos 7000 metros de profundidad, no poseen ojos y son extremadamente agresivos. No obstante, el pez a mayor profundidad alguna vez registrado fue una Abyssobrotula galatheae, encontrada a unos 8370 metros de profundidad cerca de Puerto Rico. El único espécimen que se posee fue capturado a unos 3300 metros y hoy se conserva en la Colección de Peces del Museo Australiano.

Abyssobrotula galatheae

Muy poco se sabía de éstos, hasta que gracias al creciente interés en el mundo científico por las profundidades de los océanos que se ha despertado en los últimos años, sobretodo gracias a los trabajos de Jacques Cousteau incentivando la exploración profunda, hoy se sabe que éstos peces son reliquias ya que conservan varios aspectos y comportamientos de los seres primitivos que habitaron nuestro planeta.

El ave que más alto vuela
El ave que vuela a mayor altura es el ganso Anser indicus, capaz de volar muy por encima de los Himalayas cuando toma su ruta a los territorios de anidado. Sin embargo, el récord lo obstenta un Gyps rueppelli el cual en 1975 fue succionado por la turbina de un jet de pasajeros que se encontraba volando sobre Costa de Marfil a unos 11550 metros de altura.

El animal más veloz
Mar
El Pez Vela, o Istiophorus, es el Formula Uno de los océanos. Su comportamiento extremadamente migratorio y su modo de vida lo han hecho un pez difícil de investigar a pesar de su popularidad. El que su velocidad sea tan notoria llevó a representar un gran reto para los pescadores, llevando a que su pesca se intensifique, de hecho es muy normal verlos colgados en las paredes. De unos 3 metros de envergadura y un peso de unos 100 kilos el Pez Vela puede alcanzar la asombrosa velocidad de 110 kmh o unos 30 metros por segundo.

Aire

El animal más veloz de los aires, y en efecto el más veloz del planeta, es el halcón Peregrino. Su gran velocidad y fortaleza física llevaron a que desde miles de años fuera amaestrado con el fin de asistir al humano en la caza. Distinguible por sus brillantes plumas negro azuladas y la elegantemente curvada silueta de sus largas alas, este magnifico ave puede alcanzar velocidades de 70 a 90 kmh horizontalmente. Sin embargo, cuando se lanza a su presa alcanza una velocidad inclinada de unos 300 a 350 kmh.

Tierra
Conocido por todos el guepardo se alza con el premio de ser el animal de tierra más veloz. Cazado intensamente por su hermoso pelaje, al punto de ponerlo en peligro, el guepardo puede alcanzar una velocidad de 115 kmh durante cortos trayectos. Generalmente se acerca sigilosamente a su presa y metros antes acelera a toda velocidad dejándola completamente a su merced.

Artículos relacionados
Los animales más coloridos de la naturaleza.
Hiperión: El árbol más alto del mundo.
Los fósiles vivientes más extraños del mundo.
Las medusas gigantes que invaden Japón todos los años.

Un reloj muy particular

Me gustan los inventos extraños, y éste se lleva todos los laureles. Un militar llamado Grollier de Sevriere (1595-1686) desarrolló un hobby muy particular al jubilarse. Dicho pasatiempo consistía en diseñar y eventualmente construir todo tipo de intrincados y realmente extraños relojes. Una de sus creaciones más raras y llamativas fue el Reloj de la Tortuga Marina. Su funcionamiento es extraño y, particularmente, para los espectadores de su época, absolutamente mágico. En el dispositivo podemos observar una pequeña tortuga metálica que, sorprendentemente, cuando el plato es llenado con agua nada apuntando con su cabeza hacia la hora correcta. Lamentablemente el reloj de Sevriere no tiene nada de magia pero si de ingenio y practicidad. Un sistema de imanes que giran gracias a un juego de engranajes se ubican en la hora correcta provocando así que la tortuga “sepa” qué hora es.

La versión original consistía en una tortuga de metal cubierta de un caparazón real, por lo que era normal confundirla con una real. Sevriere utilizaría su reloj en fiestas y reuniones para hacer creer a sus invitados que poseía una tortuga amaestrada para saber la hora.