Tag Archives: Experimentos raros

De ondas, péndulos y elefantas

Quizás ya muchos han visto este video ya que es bastante popular, no obstante, no quería dejar de compartirlo y comentarlo en Anfrix. Tiempo atrás cuando concurría a los primeros años de escuela intermedia uno de mis profesores trajo un antiguo péndulo al salón de clases para demostrar el concepto de ondas senoidales -y si bien el efecto producido por el péndulo no es una onda en el sentido más estricto y técnico, visualmente las ejemplifica de manera fenomenal-. La misma describe el gráfico de una función de seno, y su ocurrencia en la naturaleza es más que común. Desde el voltaje hasta la corriente alterna que alimenta nuestros electrodomésticos.

Aquí desde otra perspectiva:

Topsy yaciendo sobre el piso del Luna ParkPor cierto, y volviendo a hablar de Edison. Tiempo atrás comentábamos la triste historia de Topsy, una pobre elefanta condenada a muerte por electrocución con corriente alterna en pos de promover la implementación de la corriente continua, impulsada por Edison como estándar de distribución eléctrica en los Estados Unidos. Desgraciadamente para la pobre Topsy el ardid de publicidad ideado por Edison se basaba en demostrar que la corriente alterna, impulsada por el gran Nikola Tesla, era “tan peligrosa que fácilmente pude matar hasta un elefante”.

Tuffi saltantoDe manera nefasta y muy a mi pesar los seres humanos tenemos un largo, desgarrador y hastas deprimentemente extenso registro histórico plagado con miles de ejemplos en la utilización de animales para fines no muy nobles y vergonzosamente crueles. Topsy no fue la primera ni la última elefanta utilizada para promocionar un evento o producto, quienes visiten Anfrix desde hace tiempo recordarán la historia de Tuffi, la elefanta enana utilizada por Franz Althoff para promocionar su circo en el mono-riel aéreo de Wuppertal y la cual, una vez en marcha, entró en un ataque de pánico y decidió saltar del mismo hacia el vacío, quedando todo registrado por pura casualidad en una histórica fotografía.

Click aquí para ir a la entrada de Tuffi.

Los híbridos más espectaculares de la naturaleza

No, no vamos a hablar de vehículos económicos sino de animales. Ocurre en la naturaleza un asombroso fenómeno denominado Procreación Intergenus o intragenus, en español: cuando dos integrantes de especies distintas, como un león y una tigresa tienen cría. Esto es posible, ya que los dos, a pesar de ser de especies distintas, pertenecen al mismo genus. El genus o género, hablando simple y claro, es el nivel que se encuentra inmediatamente antes que la especie. En el caso de los tigres y leones ambos son del Genus Panthera.

Ligers y Tigons -Ligres Tigrones-
TigonLos ligers y los tigones son híbridos de tigres y leones. Los dos nombres radican en que dependiendo si la madre es un tigre y el padre o león, o viceversa, el resultado es un animal muy diferentes. Los ligers son hijos de leones con tigresas -del inglés lion y tiger- y los tigones son hijos de un tigre y una leona. En el caso de los ligers, el resultado no es solo curioso, ya que vemos un animal con la forma de un león y las manchas de un tigre, sino que además sorprenden al ser los felinos más grandes del mundo, incluso llegando a superar al tigre siberiano. Distintos efectos se obtienen al mezclar otros animales del género Panthera entre si, como los pumas, los leopardos y, valga la redundancia, las panteras.

Tigon

Zebroides
ZebroideLos zorses -en español: cebrallos-, hebras o zebrulas son el producto de la mezcla entre un caballo y una cebra. Ambas especies también pueden procrear con los burros, los cuales también pertenecen al genus Equus -las mulas, justamente, son el producto de un burro y una yegua-. Desafortunadamente una diferencia en la configuración de los cromosomas de dichas especies lleva a que el animal resultante sea completamente estéril.

Belfines
Los wholphins -o belfines en español- son un tipo de híbrido rarísimo y de los cuales se han observado una cantidad muy reducida de casos. Su nombre proviene de combinar las palabras inglesas para ballena, whale, y delfín, dolphin. Para obtener un wholpin es necesario la cruza de un delfín común -nariz de botella- con una pseudo orca. Si bien pocos wholphin han sido estudiados a causa de su rareza, se sabe que pueden llegar a ser fértiles. Sin embargo, sus crías no logran sobrevivir durante mucho tiempo.

Wholpin

Perros lobos
Híbridos perro lobo.En Europa Central la mezcla de perras con lobos es ya toda una tradición. Generalmente, dependiendo la raza de perra que se utilice, se logra obtener un animal que combina la fortaleza del lobo con la obediencia y carácter del perro. Si bien existen cuatro “sub-especies” de perros lobos, la más buscada es la Saarlooswolfhond -que pueden ver en la imagen-. Esta se obtiene al utilizar una perra de la raza pastor alemán con un lobo gris. -como nota al margen mi abuela materna tenía uno-

Nota: En el caso de perros y lobos la capacidad de hibridación es muy amplia, ya que el perro –canus lupus familiaris– es una sub-especie directa del lobo –canus-lupus-.

Faisallinas
Y por último veremos la singular mezcla de un faisán y una gallina. La mezcla en las aves de corral es extremadamente rara en la naturaleza. Sin embargo, varios experimentos, como el de Annie Gray en 1958, han sido realizados con el fin de obtener animales con mejor carne y mejor nivel de producción de huevos. En la imagen, perteneciente al Rothschild Zoological Museum, pueden ver un híbrido muy singular de faisán con gallinas.

¿y en humanos?
A este punto se estarán preguntando, ¿y por que no existen híbridos entre simios y humanos? -si bien Stalin lo intentó sin éxito la respuesta es simple: El fenómeno, si es que se dan los factores necesarios para que ocurra, solo puede ocurrir en especies distintas pero del mismo genus. En el presente el ser genéticamente más cercano al humano es el orangután. No obstante, ambos pertenecemos a dos géneros diferentes -los humanos al género Homo y los orangutanes al Pongo-, recién nos nivelamos en el nivel de Familia, ambos pertenecemos a la Hominidae. No obstante, existe evidencia arqueológica de híbridos entre Homo sapiens y Homo neanderthalis (o neanderthalensis según la nomenclatura que más les guste) hace miles de años.

Enlace relacionado
Messy beast (enorme recurso sobre híbridos en inglés)

Los Victor Frankenstein de la vida real

“Frankenstein o el moderno Prometeo” es, sin duda, la obra maestra de Mary Shelley, no importa si se ha leído el libro o se han visto las innumerables adaptaciones al cine y la T.V. , prácticamente todas las personas que saben de la historia han catalogado el proceso de creación de la criatura como mera fantasía…bueno, a menos que conocieran estas historias.

El doctor Robert L. White y el doctor Vladimir Demikhov fueron 2 doctores que han pasado a la historia por sus técnicas poco ortodoxas (bizarras) en el quirófano, estos médicos se especializaron en el estudio experimental de transplantes, ganándose a pulso calificativos como “Los verdaderos Frankensteins”.

Vladimir Demikhov
El doctor Demikhov (1915-1998) fue uno de los pioneros soviéticos de la cirugía moderna, comenzando sus experimentos en animales a mediados de la década de 1940 (en 1946 Demikhov reemplazó los aparatos circulatorio y respiratorio de un perro sin usar máquina alguna soporte vital) llegando a su clímax en 1952, al lograr exitosamente transplantarle un corazón a un perro (adelantándose varios años al transplante del doctor Barnard), con esto, se afirmó que la operación era “el mayor éxito médico soviético”.

Sin embargo, su experimento más notorio fue el trasplante de cabeza que realizó en 1953, Demikhov, por increíble que parezca, logró insertar la cabeza de un cachorro al cuerpo de un mastín adulto, los médicos observaron como el perro “anfitrión” sufría un rejuvenecimiento tras la operación, incluso, se llegó a observar a ambos perros salivar y tener sed al mismo tiempo, el animal murió varios días después de la operación.

Robert L. White

El doctor White encontró su vocación de médico en 1942, siendo todavía un estudiante en el co5egio LaSalle de Minneapolis, durante una clase de anatomía, el profesor puso a prueba a sus alumnos, pidiéndoles que diseccionaran el cráneo de una rana para exponer su cerebro, con la condición de no dañarlo para nada, la sorpresa del maestro fue al llegar a la mesa del joven White, pues había realizado un corte perfecto, sin haber dañado en lo más mínimo el cerebro del anfibio, incluso su profesor, incrédulo de lo que veía, le dijo “deberías ser un neurocirujano”.

En 1964, el doctor White realizó un experimento similar al Demikhov (de hecho, fue su inspiración), insertando la cabeza de un perro que había muerto recientemente al cuello de otro, de mayor tamaño, sin embargo, este perro solo vivió durante algunas horas

El 14 de Marzo de 1970 el doctor White realizó su operación más osada, con ayuda del doctor Yoshiro Takaoka. Primero, seleccionó a dos monos (a los que catalogó como mono A y mono B), luego les corto la cabeza a ambos y sin tiempo que perder, logró transplantar la cabeza del mono A al cuerpo del mono B y viceversa, sin embargo solo uno de los monos sobrevivió, el mono B con la cabeza del mono A logró parpadear, reaccionar a estímulos sonoros y alimentarse, sin embargo, al serle rota su columna vertebral (y no poderla unir a la de la cabeza del otro mono), el simio quedó cuadraplégico, aunque se le instaló en un arnés, solo pudo mover los músculos de su cara, el mono, vivió solo unos pocos días.

Sin embargo, el Doctor White declaró en una entrevista “El objetivo no era mantenerlo con vida, sino mostrar que es posible el procedimiento”.

Artículos relacionados
El Primer Frankenstein o El Frankenstein de Edison (1910).
Personas asesinadas por sus invenciones.