Tag Archives: Cambridge

La cámara del café, la primer webcam de la historia

En 1991 una rebelión se levantaba en el departamento de computación de la Universidad de Cambridge, el problema: solo estaba permitido hacer café en una habitación muy apartada y muchos se servían sin volver a llenar la cafetera; la solución: configurar una cámara que transmitiera en vivo a través de la red universitaria mostrando dicha máquina; el resultado: la primer webcam de la historia.

Sería difícil pensar que un instrumento que hoy en día ha revolucionado la comunicación a través de Internet y la seguridad a distancia haya nacido por un simple pleito en un departamento de computación universitario. Pero en un ejemplo magnífico de como la necesidad puede llevar el ingenio y la creatividad a niveles muy altos, Quentin Stafford-Fraser y Paul Jardetzky crearon la primer webcam de la historia para evitar los pleitos en el edificio en el cual trabajaban. No era para menos, ya que la cafetera -y todos sabemos que el café es el combustible de los programadores- se encontraba en un departamento muy alejado. Esto llevaba a que muchos de los programadores fueran a la habitación para encontrarse con que un despreocupado colega se había servido sin rellenar con agua la máquina que hacía el café. La solución fue simple pero a la vez ingeniosa, Quentin y Paul programaron un cliente y un servidor llamado XCoffee que transmitía en vivo una imagen de 128×128 px de la cafetera a través de la red universitaria. De esta manera, al saber que eran vistos, todos la rellenaban y además se podía ver con anterioridad si había café preparado antes de ir a buscarlo. Un año más tarde, utilizando el código de XCoffee renombrado a XCam, salía a la venta la primer webcam comercial.

La cámara fue apagada el 22 de Agosto del año 2001, sin embargo en el sitio de Cambridge podrás encontrar información técnica y la última imagen registrada por dicha cámara.

El más viejo de todos los juegos gráficos de computador

En 1952 A.S. Douglas se encontraba preparando su tesis doctoral en la Universidad de Cambridge sobre interacción hombre-máquina, por lo que tenía acceso a una rudimentaria, pero relativamente potente, máquina de cálculos electrónicos EDSAC -tan primitiva a nuestros estándares que los números eran ingresados utilizando un discador numeral telefónico-. Ya que dicha máquina poseía una pequeña pantalla de 35×16 pixels en la cual se desplegaban los resultados Douglas no tardaría en pensar la manera de utilizarla para hacer su tiempo en el laboratorio más ameno. Tras jugar realizando cuentas al azar, sólo por diversión, se dio cuenta de que podía programar un pequeño juego. Así empezó el desarrollo del que sería el primer videojuego de la historia: Un simulador del tres en línea o Tic Tac Toe. Tras varios días de programación batallando contra un rudimentario y primitivo lenguaje Douglas logró que la máquina jugara y respondiera efectivamente a las movidas de su adversario. El tablero estaba dividió en 9 campos y a cada campo se le asignaba un número por lo que utilizando el dial podíamos indicarle a la computadora donde poner nuestra cruz o círculo.

Nota: la imagen es una representación del juego, tengan en cuenta que la pantalla original era incluso más pequeña.

Enlaces relacionados
– Existe un simulador de EDSAC en el que pueden jugar el juego de Douglas.