Tag Archives: Temerarios

Carreras de carros al mejor estilo romano pero con motocicletas

Algo así sólo podía pasar en la primer mitad del siglo XX, cuando las demandas no abundaban y el mundo parecía más temerario. Pero sea cual fuese la razón, durante los años 20 y 30 en Australia se corrió una serie con las carreras más temerarias de todas. Las misma emulaban los carros romanos tirados a caballos del Circo Máximo, sólo que los caballos fueron remplazados por motocicletas de alta cilindrada.

Carreras de carros a motocicletaSin cascos, sin trajes de protección y vestidos con togas romanas, corriendo al mejor estilo de Ben-Hur. Llegó a existir una versión más segura en la cual las motocicletas era piloteadas por personas sentadas en las mismas y un copiloto montando el carro. No obstante, no atraían mucho público por lo que los organizadores preferían la versión en las cuales las motocicletas se comandaban como caballos.

Carreras de carros a motocicleta

En un principio los carros en si mismos era muy simples, un barril de madera cortado con la forma de un carro de carrera romano, y ruedas de automóvil a los costados unidas a un eje dudosamente sujetado a la estructura. Sin embargo, a medida que el público fue creciendo comenzaron a encargarse elaborados diseños con motivos en bronce y pinturas rojo púrpura al mejor estilo de la Roma antigua. Las mismas terminaron de manera abrupta cuando el gobierno Australiano hizo responsables a los organizadores por los accidentes.

Temerarios eran los de antes

Solo a causa de una corazonada que va más allá de la ciencia y los hechos, tengo muy enraizada en mi la idea que en el pasado, gracias a las casi inexistentes demandas y la falta de advertencias ridículas que nos avisen que el café “es caliente” o tocar un cable de alta tensión “puede matar”, la gente era mucho más descuidada y solía cometer ciertos actos que hoy en día escapan a la lógica de lo sano y entran en el terreno de la locura masoquista.

Es entonces que llegamos a la conclusión de ¿que mejor manera de publicitar la durabilidad de nuestro cristal antibalas que poniendo a nuestra joven familiar tras de este y disparar con un rifle?

Switchback Railway
1189-1.jpgEs así que llegamos a una de las primeras “Montañas rusas” de la historia, la Switchback Railway, fabricada y regenteada por LaMarcus Adna Thompson y abierta al público en 1884 y tan peligrosa que durante los primeros meses de funcionamiento, para así animar al público a subirse, se ofrecía un seguro de vida de 1000 dolares -una suma considerable para la época- en caso de desastre. Incluso peor aun, existía una “zona de seguridad” entre la montaña rusa y los paseantes de la feria ya que no era raro el que algún madero de la estructura principal se desprenda y caiga al vacio.

No obstante, y para ser justos, la fama de peligrosidad y gran índice de mortandad de la misma era solo eso, fama, ya que su recorrido era más bien una línea recta con unas pocas curvas ascendentes y descendentes y el carro iba a 9,6 kilómetros por hora.

Nada como romperse una pierna y volar por el canal
1189-2.jpgEn fin, la aviación pionera, empresa que sí requería la dosis justa de valentía y locura. Y el video continuación, filmado un 25 de Julio de 1909, es el mejor ejemplo, vemos a un piloto en muletas, el mismísimo Louis Blériot, con su pierna astillada a causa de un accidente previo, montarse en un bello Blériot Type XI (primera década del siglo XX), y atravesar La Manche con un cielo tormentoso, en un avión al que la menor turbulencia lograba tumbar y sacar de curso. Terminaría ganando las 1000 libras de premio ofrecidas por el Daily Mail al primero en cruzar volando el canal en un avión más pesado que el aire.

Meses después, en Agosto de ese mismo año, Blériot se accidentaría en Reims, saldría vivo, en la imagen de la derecha puede verse el resultado. Si bien la imagen parece señal de su muerte, esto no fue así, y el mismo viviría hasta 1936.