Tag Archives: Habilidosos

El corto sobre los sopladores de vidrio en Holanda que ganó un oscar

Hace un tiempo atrás vía Reddit me topé con Glas, es un corto holandés filmado en 1958 con cámaras especiales para atrapar de manera tenue la luz emitida por los cristales recién sacados de los hornos. Bert Haanstra, el director y productor del mismo, pasó más de tres meses ajustando sus equipos, y el resultado es un material fílmico único y exquisito. El corto, que documenta el trabajo de los artesanos en la Royal Leerdam Glass Factory ganó un Oscar en 1959 debido a su belleza visual.

Jack Hall un lutier de otro mundo

Afortunadamente en la humanidad existen personas que rompen todos los moldes y traspasan esa difusa frontera entre la locura y la genialidad. Jack Hall fue una de éstas rarezas biológicas y su obsesión lo llevó a crear maravillas asombrosas. Negativo a desperdiciar tanta madera, que según su opinión era de excelente calidad, Jack decidió guardar todos los fósforos -cerillas/diablillos/matchsticks- quemados que encontraba en el barco donde trabaja como marinero. No obstante, tras varios años se encontro con un particular problema: ya no sabía que hacer con tanta madera suelta, por lo decidió salir con una ingeniosa y totalmente descolorada solución: pegarlos y construir instrumentos musicales.

Las primeras creaciones eran bastante amorfas y sin un atractivo considerable, sin embargo Jack no se cansaba y seguía construyendo cosas a partir de fósforos quemados. Los años y la práctica llevaron a que se fuese destacando y perfeccionando su técnica, así, gradualmente, logró crear maravillas dignas de admiración, construyendo desde relojes hasta mini molinos de viento. No obstante, no sería hasta escuchar la sugerencia de un marinero amigo que el tímido Jack decidiera crear un violín. El mayor problema radicaba en que no sabía cómo ya que la música era algo desconocido para él, sin embargo lo compensaba con su incansable dedicación. Es así que en cada puerto al que el barco llegaba Jack visitaba negocios de música parándose a observar los instrumentos y a hacer bosquejos de estos en secreto, para salir corriendo cuando algún vendedor se le acercaba a preguntarle que deseaba.

Al volver a la mar Jack dedicaría cinco horas al día durante seis meses para formar un violín a partir de 14 mil fósforos quemados y con un sonido de calidad sorprendente. Finalizada su obra se le presentó un gran problema, dónde iría a guardar su flamante instrumento si no tenía una valija apropiada para este fin. Sin darse por vencido prontamente emplearía los siguientes meses en construir una valija de varios miles de fósforos. De esta manera durante las siguientes décadas nuestro artesano fuera de serie agregaría a su colección desde mandolinas hasta banjos pasando por guitarras acústicas y otros instrumentos complejos. Al morir en 1993 a la edad de 86 Jack dejaría una colección de 26 instrumentos con sus respectivas valijas de transporte los cuales son hoy día cuidados por su hijo.