Tag Archives: Especies

Kudzu, la planta japonesa que devora el sur de los Estados Unidos

Hace un tiempo habíamos hablado sobre cómo las regiones evacuadas de Fukushima han sido rápidamente cubiertas por la vegetación local. Si bien esto es común, la naturaleza es de hecho implacable reapropiando espacios, lo llamativo era la velocidad con la que todo ocurrió. Esto se debe principalmente a un tipo de planta: el Kudzu.

El Kudzu es una planta nativa del sudeste asiático del género de las Pueraria. Las mismas son enredaderas perennes, resistentes a los insectos y relativamente tolerantes al frío. Se reproducen principalmente de manera asexual mediante esquejes producidos por sus estolones, los cuales echarán raíces y desde allí comenzarán su propia expansión. En otras palabras, la planta irá constantemente formando nuevos nodos, por lo que necesita expandirse rápidamente buscando espacios para dichos nodos. Pero lo que hace al kudzu una especie tan invasiva es que esta también puede reproducirse mediante semillas transportadas por el aire. Es decir, se expande rápidamente por el suelo y además puede extenderse a través de grandes distancias geográficas. Como si lo anterior fuese poco, en la década del 90 se descubrió que incluso si se arranca la planta su raíz puede permanecer durmiente durante más de tres años en el suelo y luego brotar nuevamente.

En el 1876 durante la Exposición del Centenario en Filadelfia, Pensilvania en la cual se festejaban los 100 años de independencia de los Estados Unidos, el pabellón de Japón constaba de un bello jardín japonés adornado con plantas y árboles del país asiático. Uno de estos vegetales traídos a la exposición fue el kudzu, y rápidamente capturó el interés de los visitantes quienes fueron cautivados por su aroma y el uso artístico que se le había dado para cubrir puentes y estructuras del jardín. La planta se volvería relativamente popular en los jardines y parques de Pensilvania.

No obstante, durante la década del 40 el problema de la erosión del suelo a causa del cultivo incesante del algodón en los territorios del sur de los Estados Unidos se había vuelto un problema de estado. Lo que llevó al presidente Franklin D. Roosevelt a iniciar una campaña federal para tirar semillas de kudzu por todo el sur, esperando que su rápido crecimiento ayude a sostener el suelo. Si bien en efecto el kudzu es muy efectivo para combatir la erosión del suelo y también sirve como fuente de alimento para el ganado, el clima del sur de los Estados Unidos resultó ser mucho más favorable que el clima de Pensilvania, un estado del norte. Este clima soleado y los suelos ricos en minerales de la región hicieron que la planta comenzara a expandirse mucho más rápido que en Asia o Pensilvania. En el punto más crítico de la “epidemia del kudzu” este llegó a cubrir una extensión de 610 km2 por año. Cientos de millones de dólares fueron invertidos para detener la expansión violenta de esta especie invasiva, pero nada parecía funcionar ya que el uso de herbicidas estaba restringido debido a que la expansión se daba principalmente en territorios agrarios y poblaciones rurales y la planta parecía tener una resistencia natural contra los herbicidas de menor intensidad. De hecho, el Dr. James Miller, contratado por el Servicio Forestal de los Estados Unidos, descubrió que de los 6 herbicidas aprobados por el gobierno al momento del estudio, la planta era inmune a tres, poco afectada por dos y el último incluso la ayudaba a crecer más rápido. La solución llegó desde China y Japón: resulta que el kudzu tiene un enemigo natural: las cabras. Por lo que durante los años 70 y 80 comenzaron a soltarse decenas de miles de cabras de angora en las áreas más afectadas para así combatir el crecimiento sin control de esta especie.


(Fe de errata, en la imagen pueden verse ovejas devorando kudzu.)

De todas maneras, y si bien las cabras han ayudado en los Estados Unidos, todavía no hay una solución definitiva y en el 2009 se ha detectado la existencia de kudzu en Canada y Australia.

Continue reading Kudzu, la planta japonesa que devora el sur de los Estados Unidos

Basenjis los perros incapaces de ladrar

DCF 1.0Si el refrán “perro que ladra no muerde” es cierto, entonces hay que cuidarse de los basenjis, los únicos perros que no ladran. Originarios del centro de África, estos perros de caza son relativamente desconocidos en Occidente, últimamente se han “puesto de moda” ya que su particular manera de comunicación, aullidos prolongados y muy agudos, es particularmente llamativa.

Si bien en la naturaleza no producen ningún sonido similar al ladrido, los basenjis, apodados como “perros mudos” por algunos criadores, pueden imitar los ladridos de otros perros cuando son criados en cautiverio, aunque los mismos no sean estrictamente ladridos sino que se trata de sonidos guturales que imitan los producidos por los ladridos. Esto es debido a la estructura de sus cuerdas vocales, las cuales son similares a las halladas en los perros primitivos -Los lobos, y los dingos, por ejemplo, presentan estructuras relativamente similares-

Otra particularidad es que los mismos presentan un comportamiento más afín al de los felinos que al de los cánidos. Especialmente en lo que a limpieza respecta.

El perro cantor de Nueva Guinea
Los basenjis son buenos a la hora de aullar, sí, pero nadie ni nada puede quitarle el título a los mundialmente famosos Perros Cantores de Nueva Guinea. Aunque, los mismos esconden un secreto. Si bien su apariencia es similar a la de los perros, técnicamente son lobos grises con una garganta muy bien desarrollada.
No obstante, el científico Lehr Brisbin, experto en esta raza, asegura basado en un extenso estudio genético, que los perros cantores de Nueva Guinea no son ni perros ni lobos, sino que se trata de un estado intermedio entre ambos.

Enlaces relacionados
Este enlace (en inglés) nos lleva a un interesante artículo escrito por Sean Houghton en el cual se plantean las distintas teorías del por qué los basenjis no ladran.

Los híbridos más espectaculares de la naturaleza

No, no vamos a hablar de vehículos económicos sino de animales. Ocurre en la naturaleza un asombroso fenómeno denominado Procreación Intergenus o intragenus, en español: cuando dos integrantes de especies distintas, como un león y una tigresa tienen cría. Esto es posible, ya que los dos, a pesar de ser de especies distintas, pertenecen al mismo genus. El genus o género, hablando simple y claro, es el nivel que se encuentra inmediatamente antes que la especie. En el caso de los tigres y leones ambos son del Genus Panthera.

Ligers y Tigons -Ligres Tigrones-
TigonLos ligers y los tigones son híbridos de tigres y leones. Los dos nombres radican en que dependiendo si la madre es un tigre y el padre o león, o viceversa, el resultado es un animal muy diferentes. Los ligers son hijos de leones con tigresas -del inglés lion y tiger- y los tigones son hijos de un tigre y una leona. En el caso de los ligers, el resultado no es solo curioso, ya que vemos un animal con la forma de un león y las manchas de un tigre, sino que además sorprenden al ser los felinos más grandes del mundo, incluso llegando a superar al tigre siberiano. Distintos efectos se obtienen al mezclar otros animales del género Panthera entre si, como los pumas, los leopardos y, valga la redundancia, las panteras.

Tigon

Zebroides
ZebroideLos zorses -en español: cebrallos-, hebras o zebrulas son el producto de la mezcla entre un caballo y una cebra. Ambas especies también pueden procrear con los burros, los cuales también pertenecen al genus Equus -las mulas, justamente, son el producto de un burro y una yegua-. Desafortunadamente una diferencia en la configuración de los cromosomas de dichas especies lleva a que el animal resultante sea completamente estéril.

Belfines
Los wholphins -o belfines en español- son un tipo de híbrido rarísimo y de los cuales se han observado una cantidad muy reducida de casos. Su nombre proviene de combinar las palabras inglesas para ballena, whale, y delfín, dolphin. Para obtener un wholpin es necesario la cruza de un delfín común -nariz de botella- con una pseudo orca. Si bien pocos wholphin han sido estudiados a causa de su rareza, se sabe que pueden llegar a ser fértiles. Sin embargo, sus crías no logran sobrevivir durante mucho tiempo.

Wholpin

Perros lobos
Híbridos perro lobo.En Europa Central la mezcla de perras con lobos es ya toda una tradición. Generalmente, dependiendo la raza de perra que se utilice, se logra obtener un animal que combina la fortaleza del lobo con la obediencia y carácter del perro. Si bien existen cuatro “sub-especies” de perros lobos, la más buscada es la Saarlooswolfhond -que pueden ver en la imagen-. Esta se obtiene al utilizar una perra de la raza pastor alemán con un lobo gris. -como nota al margen mi abuela materna tenía uno-

Nota: En el caso de perros y lobos la capacidad de hibridación es muy amplia, ya que el perro –canus lupus familiaris– es una sub-especie directa del lobo –canus-lupus-.

Faisallinas
Y por último veremos la singular mezcla de un faisán y una gallina. La mezcla en las aves de corral es extremadamente rara en la naturaleza. Sin embargo, varios experimentos, como el de Annie Gray en 1958, han sido realizados con el fin de obtener animales con mejor carne y mejor nivel de producción de huevos. En la imagen, perteneciente al Rothschild Zoological Museum, pueden ver un híbrido muy singular de faisán con gallinas.

¿y en humanos?
A este punto se estarán preguntando, ¿y por que no existen híbridos entre simios y humanos? -si bien Stalin lo intentó sin éxito la respuesta es simple: El fenómeno, si es que se dan los factores necesarios para que ocurra, solo puede ocurrir en especies distintas pero del mismo genus. En el presente el ser genéticamente más cercano al humano es el orangután. No obstante, ambos pertenecemos a dos géneros diferentes -los humanos al género Homo y los orangutanes al Pongo-, recién nos nivelamos en el nivel de Familia, ambos pertenecemos a la Hominidae. No obstante, existe evidencia arqueológica de híbridos entre Homo sapiens y Homo neanderthalis (o neanderthalensis según la nomenclatura que más les guste) hace miles de años.

Enlace relacionado
Messy beast (enorme recurso sobre híbridos en inglés)