Tag Archives: Neurología

La fábrica de emociones de Duchenne de Boulogne

Experimento sobre las emociones humanas de DuchenneUno de los experimentos científicos más llamativos, por su carácter visual, sea posiblemente el experimento sobre electro-estimulación en músculos faciales realizado por Guillaume-Benjamin-Amand Duchenne de Boulogne. Neurólogo francés del siglo XVIII que, interesado en las experimentaciones de Luigi Galvani con electro-estímulos musculares en animales, e influenciado por el, en ése entonces, popular interés científico en la fisiognomía -ver apartado,- invirtiera enorme cantidad de recursos en “mapear” los músculos faciales y las expresiones resultantes a partir de la estimulación eléctrica.

Asistido por el monumental trabajo en musculatura del anatomista escocés Charles Bell, Duchenne publicaría una monumental obra titulada Mecanisme de la physionomie Humaine, la cual, por sus increíbles imágenes, cautivaría el interés de algunas de las mentes más brillantes de su época a pesar del poco rigor científico de la obra -incluido el mismo Darwin, quien utilizaría imágenes realizadas por Duchenne en su tratado de 1872 La expresión de las emociones en el hombre y en los animales. De hecho Duchenne estaba interesado en hallar un “enlace” entre las expresiones y el alma.

Para su obra utilizaría seis modelos, pacientes suyos con discapacidades mentales, a los cuales cuidaba de no causar dolor alguno, por lo que siempre traía anestesistas profesionales a las sesiones -aunque hoy parezca brutal, para la época, en la cual se trataba a los enfermos mentales sin familia como basura, la actitud de Duchenne de intentar no causar dolor alguno a sus pacientes era, relativamente hablando claro, muy humana.- Su modelo principal era un hombre al que denominaba “viejo desdentado, de cara flaca, cuyas facciones, sin ser absolutamente feas, resultan triviales y ordinarias.”.

Experimento sobre las emociones humanas de Duchenne Experimento sobre las emociones humanas de Duchenne Experimento sobre las emociones humanas de Duchenne

No obstante, si bien errado en su teoría principal, Duchenne ayudaría a impulsar el naciente campo de la neurología. Entre sus descubrimientos más importantes se encuentra el de la Distrofia muscular de Duchenne. Miopatía de origen genético y la más común de las distrofias. La cual que afecta a decenas de miles en todo el mundo.

La fisiognomía
FisignomíaLa fisiognomía fue, y en algunas culturas aun sigue siéndolo, una herramienta válida para juzgar el carácter o personalidad de una persona a partir de su rostro ya hablamos de cómo la forma de su nariz casi le impide a Darwin abordar el viaje en el Beagle que lo llevaría a las Galápagos.- Si bien hoy esto es descartado en la ciencia de occidente como algo válido, a lo largo de la historia personajes del calibre de Aristóteles y Leonardo Da Vinci llegaron, en distintos puntos de su vida, a sugerir relaciones entre apariencia y carácter.

Hoy en día, si bien es considerada como una pseudociencia, la fisiognomía ha dejado un interesantísimo legado de imágenes y libros antiguos. EN una entrada futura trataremos varios ejemplos e imágenes extraídas de libros de fisiognomía.

La perspectiva de Jastrow, cuando dos tamaños iguales parecen distintos

En un artículo anterior, La grilla de Hermann, hablábamos sobre ciertos tipos de procesos neurológicos que, mediante estímulos específicos de por medio, podían inducirnos a ver cosas que no eran. En el artículo hablábamos sobre el proceso de Inhibición Lateral, mecanismo mediante el cual nuestras determinan con una mayor precisión la procedencia de un estímulo visual, al inhibir otros estímulos visuales circundantes que “interfieran” con nuestro punto foco. Si bien clásicamente esto es demostrado utilizando la Efecto de la Grilla de Hermann, el video a continuación es realmente maravilloso, ya que “explota” este fenómeno para crear asombrosas animaciones.

Semanas atrás mientras leía un artículo de LiveScience sobre la llave a todas las ilusiones ópticas, pude conocer una de las más sorprendentes e increíbles ilusiones de perspectiva. La misma, denominada como la perspectiva de Jastrow, fue descubierta por el psicólogo polaco Joseph Jastrow a finales del siglo XIX, y es una ilusión de carácter geométrico en la cual dos figuras, de exactamente el mismo tamaño, se posicionan a partir de sus partes oblicuas de manera tal que el objeto más próximo sea dispuesto con una perspectiva favorable. Esto se logra al explotar una aleatoriedad en la manera en la cual el cerebro humano estima las profundidades.


(Click en la imagen para ver la animación.)

Artículos relacionados
– Efecto Falsa Maqueta, en el cual se utilizaba un truco fotográfico para hacer que edificos reales parezcan maquetas miniatura.
El arte matemático de Escher
Erhard Schön, el ilusionista pionero

El Panteón de cerebros de genios

Quizás algunos ya se han enterado de esta historia ya que ha sido escogida por Mind Hacks, el blog del excelente libro del mismo nombre escrito por Tom Stafford y Matt Webb que ya les recomendé varias veces en Anfrix. No obstante, la historia es tan apasionante y llamativa que he decidido realizar mi propia investigación.

1084-3.jpgEl panteón de cerebros
Los neurocientíficos rusos de mediados y principios del siglo XX estuvieron convencidos de la existencia de “patrones de genialidad” en el cerebro humano. Creían, que ciertos aspectos estructurales del mismo eran los responsables de diferenciar a un estúpido -según términos médicos de la época- de un físico o un matemático. Con esto en mente, el neurocientífico Vladimir Bekhterev, utilizaría su influencia durante el Congreso de Neurólogos y Psiquiatras de 1927 para proponer la creación de una colección denominada “El Panteón de cerebros”. Colección singular por demás, ya se encargaría de colectar los cerebros de grandes genios, con el fin de habilitar su estudio e investigación por generaciones futuras.

Irónicamente Bekhterev moriría pocos días después de la fundación del centro bajo “causas misteriosas” siendo registrada su muerte como un problema gastrointestinal y enterrado sin autopsia alguna -la causa real: se atrevió a diagnosticarle paranoia a Stalin-. Su pesado cerebro, de 1720 gramos, mientras tanto, se convertiría en la primer pieza de la colección.

La empresa sería retomada en 1928 por Vogt y varios otros investigadores, reorganizándose en el Instituto de Investigación Cerebral de Moscú. Prontamente una ardua cosecha de cerebros tendría lugar. Catalogados junto a una lista de logros y su respectiva biografía, los cerebros de políticos destacados, músicos y poetas, pero principalmente científicos -con una predilección hacia los matemáticos- irían siendo recolectados y tomarían morada en el lugar.

1084-1.jpgDistintos tipos de estudios serían realizados y compilados en una base de datos interna del instituto. Desde fraccionamiento en películas de porciones cerebrales, hasta estudios sobre fisiología e histología cerebral y estructurales. Siendo, desafortunadamente, perdidos varios de éstos documentos y una considerable cantidad de cerebros dañados a causa del mal cuidado con el paso del tiempo, especialmente durante la caída de la Unión Soviética.

No obstante, si algo puede acreditársele al Instituto, como remarca el mundialmente famoso Oliver Sacks, es que fue uno de los primeros centros de investigación neurológica en tener una perspectiva completamente biológica de la razón y la inteligencia humana, dejando de lado el sin fin de explicaciones metafísicas y espirituales que gobernaban la neurología occidental de los años 20s y 30s.

El último cerebro en engrosar la colección sería agregado en 1989, y pertenecería al famoso físico nuclear Sakharov, ganador de un premio Nobel en 1975. Según los registros del centro, podía leerse “Sakharov (1440g)”.

Nota curiosa: Una anécdota que quizás merece su tema propio, es el estudio realizado al cerebro de Lenin, tarea encargada al mismísimo Vogt unos años antes de la creación formal del instituto, y para la cual éste debería emplear más de un año con el fin de cortar el cerebro del susodicho en más de 34 mil finas películas y a su vez encontrar algo singular o genial en el mismo para dejar “contento al partido”.

Enlaces relacionados
– Investigando sobre el tema encontré a Kurioso, un blog que ha comenzado apenas hace unos días y que vale la pena tener en los marcadores (de este mismo blog, y aunque no esté relacionado, aprovecho para recomendarles el artículo ¿Cuánto medía Ernst Neufert?)

El largo viaje del cerebro de Einstein
Quizás al leer esto muchos recuerden la famosa historia del cerebro de Einstein. El cual, después de la muerte del despistado físico, se convertiría en si mismo en un objeto de investigación. Si no conocen la historia les recomiendo este artículo de Fogonazos.

Pinturas de la Memoria

Hace un tiempo atrás leyendo la biografía de Mozart me sorprendió y hasta resultó increíble un recuento que relataba como Mozart, tras escuchar intrincadas piezas musicales en el teatro, iba corriendo a su hogar y escribía en notación musical las largas obras sin error alguno. Es así que leyendo un artículo de Willard Smith sobre este tipo de personas, las cuales logran extraer de su memoria detalles tan minúsculos que sorprenderían al más detallista, me topé con la historia de Franco Magnani. Franco es un pintor italiano que a pesar de haber abandonado Potito, su pueblo, natal en 1958 aun puede pintarlo en lujo de detaalle solo basándose en sus recuerdos. Sus pinturas son tan similares a los edificios reales que varias exposiciones, donde se ubica la pintura y a la par una fotografía, han sido realizadas por todo los Estados Unidos.

Lo más curioso de su obra es notar el paso del tiempo, ya que si bien las fotografías reflejan al Potito actual, el cual se ha convertido en un pueblo fantasma, las pinturas de Magnani retratan el colorido y cuidado pueblo de su infancia.

Enlaces relacionados
― En su sitio oficial tiene varios ejemplos de “Pinturas de la Memoria”.

La ilusión óptica de Adelson

Un buen pintor renacentista dijo: “No se debe ignorar, que de la paleta, es el contraste el color más importante”. De hecho estaba en lo cierto, el contraste y sus propiedades son tan importantes que son capaces de crear varios colores de un mismo color sin modificarlo. Esto, que a simple vista parece un trabalenguas, se entiende más facilmente con la ilusión óptica de Adelson propuesta en 1995. El cuadrado A y B poseen exactamente el mismo color, la única diferencia entre ambos son las zonas con las que contrastan, haciéndolos, perceptivamente, verse diferente.

La razón de este fenómeno radica en la manera por la que nuestro sistema visual estima los vectores luminicos y utiliza esta información para predecir las propiedades del material. El fenómeno, efectivamente, es una arbitrariedad perceptual producida por nuestro cerebro.

La ilusión óptica de la grilla de Hermann

Quizás muchas veces, incluso hasta en varias oportunidades en un mismo día, se toparon con el Efecto de la Grilla de Hermann. Para saber de que hablamos veamos una imagen, seguro lo reconocerás al instante:

Notarás que las líneas blancas, si bien en toda su longitud poseen exactamente el mismo color, presentan una “mancha” más oscura en sus intersecciones. Sólo La intersección donde tenemos nuestros ojos enfocados no tiene presentes estas manchas. Sin embargo, a medida que movemos los ojos enfocándonos en otra intersección esta pierde instantáneamente la mancha.

Tal efecto ocurre con infinidad de cosas: programas de televisión, cuadros, dibujos de hecho tantas cosas que sería imposible de listar. Esta ilusión óptica lleva el nombre de su descubridor, Hermann, quien la describió por primera vez en el siglo XIX al descubrir el efecto mientras leía un libro sobre el sonido. Si bien el por qué de esto fue un misterio durante décadas, hoy en día, y gracias a la neurología moderna, podemos comprenderlo.

Explicación científica
Más allá de lo fuerte que intentemos concentrarnos en no ver las manchas no podremos lograrlo. Esto es a causa de un proceso neurológico conocido como Inhibición Lateral -un mecanismo con el que las neuronas determinan con mayor precisión el origen de un estímulo, inhibiendo otros estímulos circundantes que “interfieran” con nuestro foco-.

El campo de recepción que recibe el estímulo -en este caso el estímulo es el lugar donde concentramos nuesta vista- está compuesto por un conjunto de receptores, que trabajando en conjunto, deciden la intensidad de dicho estimulo. Como la grilla está formada por intersecciones de alto contraste, que interfieren con nuestro punto de foco, dicho mecanismo neurológico inhibe la intensidad en las intersecciones de alto contraste para permitirnos enfocar mejor en el punto en el que nos estamos concentrando. Por esta razón las intersecciones de alto contraste son “oscurecidas” con las manchas. Algo que parece a primera vista un error es en realidad un mecanismo muy eficiente de enfoque.

Artículos relacionados
Animación por ilusiones ópticas

Erhard Schön el ilustrador pionero

Ésta imagen fue creada por Erhard Schön en 1535 como un encargo litográfico. A simple vista parece un paisaje costero con granjas y animales de trabajo. Sin embargo, si la rotamos a 90º en sentido de las agujas del reloj veremos que tiene escondidos entre sus trazos a Ferdinando I, el papa Paulo III, Carlos V y Francis I.

De todas maneras, lo curioso llega unos años después. En 1538, perfeccionada su técnica, Erhand, crea su trabajo Was siehst du. En este podemos ver, a simple vista una pareja dándose un tímido beso. Sin embargo, si prestamos mucha atención y la miramos desde la derecha -buscando un angulo un tanto excéntrico- veremos una pareja teniendo relaciones sexuales. Algo que en su siglo era muy atrevido, al punto de poder haberle costado su libertad, por lo que toma mucho color y romanticismo.

Artículos relacionados
La perspectiva de Jastrow, cuando dos tamaños iguales parecen distintos
El arte matemático de Escher
– Efecto Falsa Maqueta, en el cual se utilizaba un truco fotográfico para hacer que edificos reales parezcan maquetas miniatura.

El hombre que confundió a su esposa con un sombrero

El hombre que confundió a su esposa con un sombrero es un libro escrito por el Dr. Oliver Sachs, autor y profesor de neurología en la Universidad de New York el cual recopila y analiza con la mirada experta del doctor una serie de anécdotas, ensayos y vivencias de casos de pacientes con severos desórdenes neurológicos. De hecho el mismo título del libro es el recuento del caso de un hombre que, efectivamente, estaba seguro que su esposa era un sombrero.

Este gran libro deja de ser un texto compuesto por palabras para convertirse en una ventana llena de imágenes. Imágenes que nos permiten observar el intrincado mundo de la locura de forma vívida. Ciertamente. este tipo de trastornos mentales. son algo que podría llegar a entristecer al lector, como es lógico ante historias realmente trágicas. Sin embargo, gracias al relato humano y compasivo del Dr. Sachs, donde más que un texto científico logra crear una obra filosófica y alegórica a la humanidad misma, nos encontramos con una historia apasionante y extremadamente interesante que nos invita a viajar por las maravillas de la mente humana de forma amena y clara.

Enlaces relacionados
Página de Oliver Sachs.
Entrevista a Oliver Sachs, donde habla del libro y sobre la mente humana.