Tag Archives: Europa del Norte

Mary Toft y sus hijos conejo

A principios del siglo XVIII Inglaterra era un lugar bastante llamativo: su rey se negaba a aprender a hablar en inglés y cientos de charlatanes y encantadores recorrían sus caminos vendiendo infinidad de panaceas y leyendas extravagantes. Algo que nos ayuda a comprender por qué Mary Toft tuvo tanto éxito en su charada y nadie la cuestionó.

Mary era una chica como cualquier otra, la diferencia, en septiembre de 1726 tuvo su primer hijo: un conejo. Ante tan surrealista visión su familia espantada corrió hacia el médico local, John Howard, un joven cirujano que prontamente se dirigió a la casa de los Tofts y una vez allí y de manera increíble ayudó a hacer parir un total de nueve conejos. Peor aun, como si ya parir conejos no fuese poco, todos nacieron muertos y mutilados. El suceso ganó tanta popularidad que el mismo rey envió a su consejero médico, Nathanael Saint André, a revisar el caso. Al reunirse éste con Mary ella confesó haberse antojado inmensamente con carne de conejo durante su embarazo, por lo que pasó varios días dedicándose a perseguir conejos sin éxito alguno. Asombrados, y tras presenciar en carne propia una nueva camada de conejos mutilados saliendo de las entrañas de Mary los enviados reales decidieron llevarla a Londres para poder estudiarla en detalle. Todo el mundo creería la historia de Mary, y tal sería el furor popular que miles de personas se reunieron en torno a la casa donde se hospedaba la joven. Sir Richard Manningham, uno de los estudiosos encargados de supervisar el caso y quien sospechaba de un engaño, con el fin de asustarla para ver su reacción sugirió delante de la chica que los médicos londinenses debían de “abrirla en dos y analizar su útero”. Al escuchar esto partió en lágrimas y confesó que ella misma había introducido las partes de conejo con el fin de ganar fama y recibir una pensión del real. Si bien Mary volvió a su casa y continuó con una vida normal, Howars y Saint André quedaron tan humillados por haber creído completamente la historia que sus carreras quedaron arruinadas.

Si bien la historia era falsa, en el creer popular la leyenda de “Mary, la madre de los conejos” quedó como algo verdadero e insólito.

Artículos relacionados
Viktor Lustig, el hombre que vendió la Torre Eiffel.
El embaucador de Los Angeles.
El morboso vendedor de inmortalidad.
La Sirena de Fiji.
Wilhelm Voigt un estafador con estatua propia.

La espeluznante historia del clan caníbal Beane

Los Beane eran una familia del siglo XVI muy particular, tan particular que un destacamento entero del ejército fue enviado a Edimburgo con el fin de eliminarlos. Y no era para menos, ya que Sawney Beane, su esposa, 8 hijos, 6 hijas y 32 nietos, todos producto de la cruza intrafamiliar, eran una familia de caníbales que en sus cacerías humanas llegaron a devorar a más de mil personas.

Los Beane en uno de los tantos retratos que los representaban. En las oscuras páginas del Newgate Calendar, un catálogo de criminales mantenido por la prisión londinense de Newgate, se cuenta la historia de un hombre que tras no poder seguir con el negocio de su padre se unió románticamente a una mujer con serios problemas mentales y juntos escaparon hacia una cueva en lo profundo de Ayrshire, un área costera de difícil acceso. Una vez allí comenzaron a asaltar a todo tipo de viajeros desprevenidos por las noches y, según cuenta la historia, llevaban los cuerpos a su cueva para utilizarlos como alimento. Si bien en un principio los asesinatos pasaban desapercibidos entre los tantos crímenes que acontecían en los oscuros caminos de las afueras del pueblo, con el pasar de los años los Beane fueron concibiendo gran cantidad de hijos, tantos que en 25 años superaron los 50 integrantes. Por supuesto que semejante cantidad de bocas Caverna de los Beanerequería gran cantidad de víctimas y prontamente el río comenzó a llenarse de restos humanos desmembrados. El furor en el pueblo fue tal que el linchamiento de inocentes no tardó en llegar, razón por la cual las autoridades locales elevaron la situación al Rey quien personalmente guió un conjunto de 400 hombres de la milicia y un grupo de perros cazadores en su búsqueda. Unos días bastaron para localizar la cueva, y tras una cruenta batalla se logró capturar a los caníbales en plena acción. Todos encadenados fueron llevados a la prisión de Glasgow donde tras torturarlos se les dio muerte en la hoguera.

Clan caníbal Beane

Aclaración: Sus orígenes hoy rozan con la leyenda al punto que muchos historiadores ponen incluso en duda que el clan Beane siquiera haya existido. Sin embargo, el hecho de que los Beane sean mencionados en varios periódicos y anotaciones de la época deja claro que este clan sí existió. No obstante, podemos estar seguros que su cantidad de víctimas e incluso su número de integrantes fue realmente mucho menor a los que la leyenda hoy indica.

El más viejo de todos los juegos gráficos de computador

En 1952 A.S. Douglas se encontraba preparando su tesis doctoral en la Universidad de Cambridge sobre interacción hombre-máquina, por lo que tenía acceso a una rudimentaria, pero relativamente potente, máquina de cálculos electrónicos EDSAC -tan primitiva a nuestros estándares que los números eran ingresados utilizando un discador numeral telefónico-. Ya que dicha máquina poseía una pequeña pantalla de 35×16 pixels en la cual se desplegaban los resultados Douglas no tardaría en pensar la manera de utilizarla para hacer su tiempo en el laboratorio más ameno. Tras jugar realizando cuentas al azar, sólo por diversión, se dio cuenta de que podía programar un pequeño juego. Así empezó el desarrollo del que sería el primer videojuego de la historia: Un simulador del tres en línea o Tic Tac Toe. Tras varios días de programación batallando contra un rudimentario y primitivo lenguaje Douglas logró que la máquina jugara y respondiera efectivamente a las movidas de su adversario. El tablero estaba dividió en 9 campos y a cada campo se le asignaba un número por lo que utilizando el dial podíamos indicarle a la computadora donde poner nuestra cruz o círculo.

Nota: la imagen es una representación del juego, tengan en cuenta que la pantalla original era incluso más pequeña.

Enlaces relacionados
– Existe un simulador de EDSAC en el que pueden jugar el juego de Douglas.

Te pusieron los cuernos

En los páises nórdicos
Estoy leyendo un artículo de Nicolas Truong sobre la sexualidad en la Edad Media. En una de las secciones de este se refiere al Wotanismo (El culto a Odiín de las religiones paganas Nordicas) y habla sobre el curioso origen de la tan infame frase “Le pusieron los cuernos”.

No está absolutamente seguro pero dice que muy probablemente el origen provenga de una antigua tradición nórdica. En estos países, con una fuerte tradición sectaria y organización de clanes, el jefe del pueblo era visto como un ser superior a todos. Esto le daba el privilegio, entre otros, de poder tener relaciones sexuales con cualquier mujer que deseara, y aparentemente solían aprovecharlo muy bien. Cuando el jefe se encontraba cortejando a la mujer de algún ciudadano, su escolta, para indicar la presencia en la casa del gobernante, solía poner el símbolo de mando en la puerta de la casa, que curiosamente era un par de cuernos de alce ornados. El marido de la mujer, lo crean o no, no se enfurecía de la rabia, sino que sentía un profundo orgullo: claro, su mujer era lo suficientemente atractiva como para atraer al gobernante. Por lo que felizmente portaba los cuernos de alce mientras era admirado por sus vecinos -quienes lo crean o no sentían envidia por el nuevo “status social” de su cornudo vecino-.

Con el tiempo la historia hizo que el significado del acto fuese variando y la frase “le pusieron los cuernos” se extienda a casi todas las culturas para referirse a una persona infiel, hombre o mujer, de forma despectiva y maliciosa.

Nota: Sin embargo esto me trajó muchas dudas, ya que tenía entendido que la frase se extendía hasta los tiempos de los Romanos. Seguiré investigando y les digo lo que encuentre.

Durante la Inquisición
Esto, proveniente de un documento Medieval, también podría hacer referencia, (párrafo extraído de Castellano actual.)

Hablemos ahora del cabrón. Se habrá visto cómo soy de la opinión de que es utilísimo conocer el origen de estas expresiones, muchas previas al siglo de oro o bien directas de él. Y, de nuevo, no me resisto. “Licenciado don Sebastián de Covarrubias Orozco, capellán de su Majestad, Maestrescuela y canónigo de la Santa Iglesia de Cuenca y consultor del Santo oficio de la Inquisición”, Tesoro de la lengua castellana o española, página ciento quince, entrada “cabrón”: “…llamar a uno cabrón en todo tiempo, y entre todas naciones, es afrentarle. Vale lo mesmo que cornudo, a quien su muger no lo guarda lealtad, como no la guarda la cabra, que de todos los cabrones se deja tomar. Qué más queremos de una enciclopedia que sea divulgativa y amena a la vez. Etimológicamente diremos que como palabra (al margen de su significado) “cabrón” es ya documentada en castellano en el siglo XIII….

En el cantar
En el Vocabulario de Refranes de Correas. Aquí se hace responsable de la frase al pájaro Cuco, o Cuclillo, y un antiguo cantar bárdico:

Soy de la opinión del cuco,
pájaro que nunca anida;
pone el huevo en nido ajeno
y otro pájaro lo cría.

El iridio y los asesinos

El iridio, de color blanco-amarillento, posee una de las mayores densidades de todos los elementos conocidos y a diferencia del osmio, el más denso de todos los elementos, es relativamente fácil de obtener en el mercado. El mismo fue descubierto en 1803 por el químico Smithson Tennant y es un elemento tan denso que de hecho un pequeño cubo de unos 30 cm de lado llega a pesar unos 650 kilogramos. Entre otras ventajas presenta la de ser uno de los metales más resistentes a la corrosión, pero entre sus desventajas se encuentra la de ser quebradizo a causa de los fuertes enlaces que componen su estructura molecular. Además de lo mencionado anteriormente su dureza complica su maleabilidad, por lo que es a la vez uno de los metales menos utilizados en la industria.

si bien no encontró gran uso en la industria, si lo hizo entre los asesinos profesionales del siglo XIX, quienes utilizaban pequeños y pesados bastones de iridio para matar a sus victimas de un certero golpe en la sien. Estos bastones se convertían en una muy eficiente herramienta ya que permitían matar silenciosamente de un fuerte golpe en la nuca y a su vez su relativamente pequeño tamaño los hacía fáciles de ocultar y transportar. Por supuesto que no eran matones cualquiera sino asesinos de alto rango que se dedicaban al aseinato de jueces, empresarios y políticos. Hoy en día una de las pocas barras de iridio utilizadas por asesinos que aun se conservan está siendo expuesta en el museo de Ripley.

El arte matemático de Escher

Maurits Escher es el único, o al menos uno de los muy pocos, que logró a principios del siglo XIX crear arte de la matemática. Cuando digo arte matemático me refiero a verdadero arte matemático, donde la matemática es utilizada como un medio mismo y no como una causalidad. Si vamos al caso, a lo largo de la historia, la matemática fue utilizada cientos de veces en el arte: el cubismo, las decoraciones clásicas de figuras armoniosas, la arquitectura, los arcos triunfales, etc son claros ejemplos. Sin embargo, en este tipo de arte, el uso de la matemática es simplemente una consecuencia y no un fin. Escher es, en mi humilde opinión, el primero en utilizar la matemática como un fin.

Nacido en 1898 estudió Arquitectura y Diseño Ornamental en la Universidad de Haarlem en su natal Holanda. Tras sus estudios vivió en varias ciudades europeas, principalmente italianas, retirándose finalmente en la ciudad de Braans junto a su esposa. Aquí es donde comienza a crear algunas de sus más importantes obras. Estas se basan en gran medida en la explotación de poliedros regulares e irregulares, técnica que le permitió crear algunas de las teselaciones de plano más asombrosas, las cuales, innegablemente, no tienen nada que envidiarle a las vistas en las estructuras cristalinas de la naturaleza. Pero dejemos de hablar y veamos algunas de sus obras:

Ascendiendo y descendiendo
Quien mejor que el mismo Escher para explicarla: “Ambas direcciones, aunque no sin un significado, son igualmente inútiles. Dos individuos refractarios se niegan a participar en este “ejercicio espiritual”. Piensan que son más listos que sus compañeros, pero tarde o temprano admitirán que su inconformismo en un error”.
Basada en una ilusión óptica de Penrose, Ascendiendo y descendiendo, muestra como los monjes suben y bajan en un ciclo interminable, y como aclaró Escher, su necedad no les permite ver que van hacía ningún lado.

Reptiles

Reptiles es una de sus obras más graciosas, el pequeño lagarto nace de un plano bidimensional evolucionando a uno tridimensional, en su vida recorre un mundo foráneo de tres dimensiones para terminar su ciclo de vital arriba de un dodecaedro, inevitablemente volviendo a iniciar todo desde la bidimensionalidad.

Mano con globo refractante

Según el mismo Escher está obra trata de expresar lo dicho por el filósofo Ralph Barton Perri y su Predicamento egocéntrico. Explotando al máximo las propiedades de los espejos esféricos Escher intenta demostrar que el conocimiento del mundo deriva de lo que ingresa al cerebro por medio de los órganos sensoriales, y, en cierto sentido, la persona no experimenta nada más allá de lo que está dentro de sus propias ideas y sensaciones. Interesantemente la persona del reflejo es el mismo Escher. Si observamos detenidamente la dinámica de la imagen veremos que mueva para donde mueva la esfera, su cabeza siempre quedará en el centro de esta, por lo que Escher comenta: “El ego permanece siendo el centro inamovible de su mundo”.

Cielo e Infierno

Una de sus más famosas obras es Cielo e Infierno, su fama es justa ya que logra adaptar, en una teselación, el modelo euclidiano que ideó Poincaré del plano hiperbólico no euclidiano. Fíjense como los ángeles y demonios encajan perfectamente unos con otros y disminuyen en tamaño a medida que se alejan del centro desapareciendo en infinitas figuras. Eso era lo fantástico de Escher, enseñaba matemáticas sin necesidad de saber matemática.

Día y Noche

A simple vista resultan ser imágenes especulares, sin embargo, y tras una breve inspección, observamos que la izquierda es el exacto negativo de la derecha y viceversa. Esto forma uno de los efectos más interesantes en su obra. Si comenzamos a ver de abajo hacia arriba veremos como las parcelas de tierra se convierten en aves, y, observando agudamente, veremos que las aves blancas vuelan hacia la noche y la negras hacia el día. Podemos ver, al fin de cuentas, que de algo absolutamente opuesto se crea una frontera abstracta e indistinguible.

Enlaces relacionados
Halucii, animación basada en la obra de Escher. (recomendado)
Galería virtual con varios trabajos de Escher en gran calidad.

El gran inventor que nunca inventó nada

Durante las décadas del 60 y del 70 en el Reino Unido existió una persona que dedicaría todo su tiempo a pensar en ideas e inventos para mejorar la vida cotidiana. Estando absolutamente convencido de que sus aportes cambiarían al mundo, Arthur Paul Pedrick, se vio frustrado una y otra vez cuando absolutamente ninguno de sus 162 inventos resultara ser seleccionado para fabricación, utilizado en la industria o aplicado de alguna manera. Quedando así como uno de los inventores más prolíficos de la historia, que sin embargo, no inventó nada ya que ninguna de sus ideas y patentes fue concretada físicamente.

Preocupado por las leyes de la física y sus aplicaciones en el mundo moderno, Arthur, se metería en todo tipo de invenciones. Desde diversos tipos de transporte como un automóvil “empujado por caballos” hasta un sistema de intrincados acueductos desde la Antártida para irrigar los desiertos del mundo. Si bien no era un experto en nada, opinaba de todo: Desde mecánica cuántica hasta física nuclear, siempre sorprendiendo a los técnicos del registro de patentes con sus explicaciones “alternativas”.

Algunos de los inventos de Paul:

El automóvil con “caballos de fuerza reales”:
Curiosamente no fue el único con esta idea. Básicamente un intento de revivir la tracción a sangre utilizando automóviles como carros.

Cómo terminar la Guerra Fría:
Ubicar tres satélites en órbita que en caso de detección del lanzamiento de un misil nuclear por alguna de las potencias automáticamente borren del mapa, con una lluvia de misiles nucleares, a Washington, Moscú y Peking… Por supuesto que en ése escenario el “remedio” sería peor que la enfermedad, ya que el mínimo error de cálculo o mal funcionamiento activaría el sistema destruyendo el mundo como lo conocemos.

Irrigar los desiertos de Australia:
Utilizando una lluvia de nieve importada de la Antártida. Utilizando éste método, según el inventor, se podrían crear nuevos campos de cultivo y cosecha en el territorio australiano, el cual es en su mayor parte desiertos. De ésta manera podría terminarse con el hambre mundial, o al menos eso creía Pendrick. En definitiva, los nuevos campos además impulsarían a repopular las áreas desérticas de Australia, incentivando así la economía global en su conjunto y generando una era de bonanza.

La Creación del Mundo y el Universo: Países Nórdicos

Los cantos de Vala

Prestad atención,
Todos ustedes de razas divinas,
!Mayores y pequeños
Hijos de Heimdal!
Voy a narrar
Las maravillosas hazañas de Valfodr,
Los más antiguos relatos de los hombres,
Los primeros que yo recuerde.

Alegorías

No sólo es textual sino alegórico el mito creacionista nórdico. Por ejemplo Ymer -Aurgelmer- (arcilla blanda), es padre de Bergelmer (arcilla sólida), quien a su vez es padre de Thrudgelmer (roca). Vemos, en el endurecimiento gradual de la materia con el pasar de las generaciones, una muestra de como la materia caótica, amorfa de la arcilla blanda (Ymer representado por el mal) va endureciéndose y mejorando con el pasar de las generaciones. Los gigantes son suplantados por la vaca (un animal más noble) que al final termina dando paso a Bure, ya un hombre que representa lo opuesto a la maldad de los gigantes. Entonces los gigantes son destruidos en pos de un mundo mejor. Sin embargo un pequeño grupo logra sobrevivir, éste grupo posteriormente representará la corrupción en el mundo.

Así empieza la Voluspa, el primer canto de la Primer Edda, de la boca de la Profetisa Delirante, la majestuosa Vala. Salvo en la religión Celta todas las religiones concuerdan en algo: antes de la creación todo estaba en la nada, nada existía de la manera en que lo conocemos y todo era puro caos. Pero enfoquémonos en qué se creía: En el principio, mucho antes de que existiese la Tierra, existian, separados por Ginugagap -un abismo oscuro profundo-, un mundo al Norte: Niflheim -el mundo niebla- y otro mundo al Sur llamado Muspelheim -el mundo fuego-. Ambos poseían características únicas. Niflheim contaba con un majestuoso manantial -Hvergelmer- del que surgían 12 maravillosos ríos y era el lugar en el que habita el temible dragón Nidhug; Muspelheim, el otro mundo, era custodiado por Surt, una entidad regente de sus territorios, que protegía armado de una imponente espada de fuego.

Un día, de los ríos que brotan del manantial Hvergelmer, el veneno que fluía por ellos comenzó a endurecerse misteriosamente y se transformó en hielo. Quizás por la casualidad o quizás por el poder de un ser misterioso que estaba aburrido del universo vacio, nadie lo sabe. Congelado pasaría este mortal río hasta que luego de un tiempo, del que no se tiene registro, del hielo, ya reposante, comenzaran a surgir unos vapores que terminaron extendiéndose más allá del mundo del Norte. Pero prontamente el vapor se convierte en escarcha y fluye libremente por el Ginugagap, volviéndose a congelar dentro del abismo. Como producto de esto la parte Norte del abismo queda congelada. No obstante, de su parte Sur, chispas y calor provenían amenazantes de los flameantes territorios de Muspelheim. El hielo del Norte y el fuego del Sur, entonces, comienzan a competir el uno con el otro. Helados vapores del Norte chocan contra las ardientes bocanadas calcinantes del Sur, convirtiéndose en gotas de agua que caían dentro del abismo al igual que los guerreros alcanzados por la espada enemiga caen en el campo de batalla. Por deseo del ser supremo, tomarían vida en la forma de un gigante: Ymer. Este gigante frío y malvado recorrería los abismos junto a su raza de gigantes sin la menor piedad. Un día, cansado, se tira a dormir un sueño profundo. Curiosamente algo maravillo e inesperadamente ocurre: de su axila izquierda nacen un hombre y una mujer (no humanos). Mientras que sus pies, uno con otro, engendran un hijo -Thrudgelmer- del que posteriormente descienden los gigantes del frío -Rhimthurs-. El canto de Vafthrudner dice:

Del seno de innumerables inviernos
Antes de que la Tierra fuese formada
Nació Bergelmer:
Thrudgelmer era su padre,
Su abuelo Aurgelmer -Ymer-

Del seno de Eligavar
Manaban gotas de verano
Que crecieron hasta que se convirtieron en un gigante;
Pero unas chispas escapaban
Del mundo meridional:
El hielo sustituyó al fuego.

Vimos crecer bajo la axila
de Rhimthurs -Ymer-, se dice,
Juntos una chica y un chico;
El sabio gigante
Pie con pié engendró
Un hijo de seis cabezas.

El nacimiento de los Dioses, la llegada de Odín

Odin y la cacería. Pintada por Arbo 1872.El gigante Ymer se alimentaba de la leche de la Vaca Audihumbla, la cual fue creada de las mismas gotas de las que él mismo fue creado. La vaca, hambrienta la mayor parte del tiempo, se saciaba lamiendo las rocas salinas de las profundidades del Ginungagap. El primer día que lamió estas rocas salió el cabello de un hombre, el segundo su cabeza y el tercero un hombre mismo. Fornido y enorme, de apuesto semblante, éste hombre se llamaba Bure. Bure engendraría un hijo llamado Bor y Bor al unirse con Bestla, la hija del gigante Bolthorn, tendría tres hijos que dominarían el cielo y la Tierra: Vile, Ve y Odín. (tengamos en cuenta que éstos son hombres inmortales, Dioses, todavía no son creados los humanos)

Los mundos
Los Dioses dieron a los humanos Midgard. Sin embargo, en el universo existían nueve mundos separados por niveles. Midgard se encontraba en el medio. Niflheim, el mundo de las tinieblas era el más bajo; otros mundos como Asaheim, el mundo de los Dioses, estaban muy elevados sobre Midgard.

No pasaría mucho tiempo hasta que Odín y su familia entraran en conflicto con el malvado gigante Ymer, conflicto que rápidamente terminaría cuando los Dioses logran asesinar al déspota y sabio gigante. Una oscura sorpresa atraparía a los tres hermanos cuando de las venas de Ymer, abiertas por las heridas del combate, comenzara a manar tanta sangre que prontamente el mundo comienza a inundarse en un océano caliente. Todos los gigantes, salvo Belgemer quien astutamente logra llegar a su barco con su esposa, mueren ahogados en la sangre de Ymer.

Muy decididos Odín, Vile y Ve aprovechan el cuerpo de Ymer para crear la Tierra: De su sangre los mares y océanos; de sus huesos las altas montañas; de sus cabellos los bosques frondosos; y con sus dientes y fragmentos rotos de huesos las piedras y primeras vasijas; de su cerebro las nubes. La Tierra, recientemente formada, flotaba entonces en medio de un océano impasable. Sin embargo, al ver que su trabajo no estaba completo, retiraron el cráneo de Ymer y con este, rodeando la Tierra, formaron la bóveda celeste. Para guiar el flamante mundo tomaron cuatro sabios enanos: Norte, Sur, Este y Oeste cuya misión sería mantener al mundo en su curso. Los gigantes sobrevivientes, rodeando la nueva Tierra, serían mantenidos a raya por una gran muralla, creada de las cejas de Ymer, denominada Midgard.

El surgimiento de los cuerpos celestes, el viento, el arco iris y el tiempo
Como hemos mencionado anteriormente los Dioses no crearon por ellos mismos los cuerpos celestes ni las estrellas, sino que solamente se limitaron a colocarlas en su lugar. Por ejemplo, las estrellas provenían de las chispas del fuego de Muspelheim mientras que las aguas de la sangre de Ymer. Algo que queda definitivamente aclarado en la Primer Edda:

El Sol no conocía
Su propia esfera;
Las estrellas no conocían
Su propio lugar:
La Luna no conocía
Donde estaba su posición.

Es decir: todo ya existía, simplemente que se encontraba perdido y extraviado en la inmensidad del universo. Gracias a los Dioses, quienes les dictaron su función y causa, éstos comenzaron a comportarse tal cual como los humanos los conocerían posteriormente al ser creados.

El Sol y la Luna
En los idiomas germánicos el Sol y la Luna tienen los géneros invertidos. El Sol es femenino y la Luna es masculino. Cuenta la historia que un ser llamado Mundilfare llegó a tener dos hijos muy hermosos: Un niño llamado Maane -Luna-; y una niña llamada Sol. Al ver que su hija era tan hermosa y perfecta, cometió la osadía de casarla con lo brillante. Los Dioses, al ver semejante falta de respeto, deciden entonces quitarle a sus bellos hijos. Sin embargo, al observar la hermosura de éstos dos, deciden que con su belleza deleiten al universo, por lo que los ubican en el cielo a la vista de todos. Sol conduciría dos caballos Aavark y Alsvinn y portaría un escudo denominado Svalin -frescura- que por si alguna razón caía al suelo todo ardería por siempre. Maane sería el encargado de controlar la Luna y las mareas.
Sin embargo, más allá de su tarea como regentes, una razón muy preocupante obliga al Sol y la Luna a correr constantemente sin parar uno detrás de otro. Dos lobos salvajes, Skoll y Hate hrodvitneson, respectivamente, fueron enviados por el malvado gigante cuya morada existe en Harnved -el bosque de hierro- para devorarlos. Este lugar, el bosque de Hierro, existe al Este de Midgard y es gobernado por una raza de malvadas hechiceras. Un día los lobos alcanzaran por fin a los hermanos, y ese mismo día será el fin del mundo.

La noche y el tiempo
Bitfrost, el puente a los Dioses.Nott -noche- era la hija de un oscuro gigante llamado Norve quien vivía en la lejana región de Jotunheim. Nott, quien tuvo una vida muy agitada en su juventud, contrae tres matrimonios con el pasar de los años. De estas uniones tendría un hijo de cada una: de su matrimonio con Naglfare nacería Aud; de su matrimonio con Annar nacería su hija Joerd -Tierra-; y de su matrimonio con Delling -amanecer- tendría un hijo brillante y claro llamado Dagr -Día-.

El fios supremo, siempre presente y atento, decidió dotar a Noche y Día con dos carros tan majestuosos como hermosos. Junto a estos carros también les daría la misión de llevar la oscuridad y la claridad al mundo ordenadamente. Después de todo, nada podría funcionar correctamente si no se tenía seguridad de cuando el mundo sería un lugar oscuro y cuando un lugar claro. Por lo que Noche y Día, ayudados por sus bellos corceles: Hrimfaxe y Skinfaxe, comenzarían a llevar el brillo, la oscuridad y la escarcha al mundo de forma periódica.

Sin embargo, los Dioses debieron crear estaciones y tiempos para que los hombres pudieran contar el paso de las épocas y de sus días. Por lo que se valieron de una majestuosa progenie de inmortales: Svasud -suave- es el padre del verano, un hombre muy amable y cálido siempre dispuesto a ayudar. Vindsval -frescura- es el padre del invierno y éste a su vez es el hijo de Vasud -el que trae la nieve-. Ambos pertenecientes a una raza oscura y fría, de aliento congelante.

El viento
Al Norte del cielo existe la morada del siniestro gigante Hraesvelger -el comedor de muertos-. Este gigante, tiene un poderoso traje repleto de plumas de águila. Cuando decide levantar vuelo, su tamaño y la gran cantidad de plumas, logran que debajo suyo se formen grandes corrientes de aíre. Corrientes tan poderosas que mueven océanos y derrumban casas a su paso. Es así que los vientos recorren el mismo camino destructivo de éste malvado gigante.

El Arco Iris
Los Dioses, atentos a que muchos mortales quizás podrían requerir su consulta, construyeron un puente hacia el cielo del que todos podrían ser testigos pero sólo los héroes con el coraje necesario podrían encontrar. Este puente se denomina Bifrost -camino que vibra- y es tan hermoso y digno de sus dueños celestiales que está compuesto por miles de colores.
Si bien es una de las estructuras más solidas y fuertes que existen, cuenta la leyenda que cuando los hijos de Muspel cabalguen en rumbo al gran combate del fin y lo atraviesen, Bifrost será derrumbado y los hombres perderan el contacto con los Dioses. Tal vez sólo un gran héroe inesperado pueda detenerlos.

Los seres
Infinidad de seres habitan la Mitología Nórdica: Desde gigantes de hielo hasta dragones, desde dioses a humanos pasando por enanos, trolls, hulders, hechiceras, necks, nisses, etc. Todos con sus respectivas e identificables características recorren los diferentes mundos y entran en contacto con los varios héroes.

Odín, muy atareado en sus esfuerzos por darle forma al mundo, decidió crear un grupo de ayudantes que le asistieran en su tarea de gobernar el destino de los hombres. No como Reyes sino como Jueces de sus acciones. Para llegar a un acuerdo se reúnen en Idavold, más específicamente en la sagrada estancia de Asgard. Aquí comenzarían a construir el más bello de todos los palacios: Gladsheim, lugar repleto de paredes de oro y finísimas terminaciones.

Para servir como ayudantes menores, de los gusanos de Ymer, los Dioses deciden crear a los enanos. Estos seres, estaban dotados de una fuerza muscular muy grande y de una elevada habilidad como herreros y constructores. Además de sostener el cielo, otra de sus misiones sería la de suministrar al mundo con herramientas y construcciones.
Sin embargo, un mundo ya formado necesitaba de habitantes. Por esta razón los Dioses decidieron crear a los humanos: De dos hermosos árboles crearon a un hombre y a una mujer llamados Ask y Embla. Sería un trabajo tan majestuoso que los Dioses darían lo mejor de si: Odín les daría la vida y el espíritu; Hoener la inteligencia y la gracia; y Loder la sangre y los sentidos. Como regalo, les permitirían vivir en las tierras de Midgard. De éstos dos seres humanos, descenderían todas las familias de humanos que habitarían el mundo posteriormente.

Artículos relacionados
La creación del Mundo y el Universo: Grecia y Roma

La primer película

Dura solo 2 segundos, pero son dos segundos de historia pura. Filmada un 14 de Octubre de 1888 en el jardín de la familia Whitley, Yorkshire, Reino Unido, por Aimé Augustin Le Prince.

Para realizar la filmación utilizaría su cámara experimental Le Prince de lente simple. En la película se pueden ver a su hijo, Adolphe Le Prince, junto a familiares y amigos como: Joseph Whitley, Harriet Hartley y Sarah Whitley, quienes se habían hecho presentes para ver el invento que éste había anunciado.

Artículos relacionados
La fotografía más antigua
El abate Moigno, el fonógrafo y la turba iracunda.
Voz del pasado, la lucha por recuperar la grabación más antigua de la voz humana.
La grabación musical más antigua que se conserva.
Elefantes condenados a muerte -donde Edison utilizó su influencia para probar que el estándar eléctrico de su enemigo, Nicolás Tesla, era “mortal”-
El Frankenstein de Edison.
Jones Live Map, el GPS de 1909.
La Internet del siglo XIX.
Un mensaje que cambiaría al mundo, el primer mensaje de telégrafo.

La Internet del siglo XIX

Internet cuenta con un largo y distinguido linaje de antepasados que se remonta incluso hacia mediados del siglo XIX. Su madre, Arpanet, fue solo un eslabón más de tantos enlaces y sistemas de comunicación global que el mundo ha visto. Hoy hablaremos del primer vínculo de conexión intercontinental de la historia.

En 1842 Samuel Morse demostraba exitosamente como se podían transmitir telegramas vía cables sumergidos en el Puerto de New York. Las personas visionarias inmediatamente imaginaron un sistema subacuático que permitiese transmitir datos al instante, dejando de lado las tediosas esperas de días y hasta semanas para obtener noticias de un país a otro, incluso, entre el Nuevo y el Viejo Mundo. Las primeras conexiones sumergidas tuvieron lugar entre entre Francia e Inglaterra, luego Inglaterra e Irlanda y así se fueron conectando unos con otros territorios separados por ríos y lagos en todo el mundo. Sólo quedaba un gran reto: unir dos continentes separados por un océano, algo que convertía a los canales y lagos de los intentos anteriores en simples gotas de lluvia.

Fue gracias a la voluntad y esmero del financista estadounidense Cyrus Field, quien manejara la emblematica Atlantic Telegraph Company, que se lograría esta hazaña de la ingeniería. Construido de cables de acero enlazado los cuales eran encapsulados en una gruesa capa de goma india, el Primer Cable Transatlántico se vería desplegado de costa a costa partiendo desde Gran Bretaña para llegar a Newfoundland, antigua América Británica -actual Canada-, y ramificarse por distintas subestaciones hasta llegar a la Costa Este de los Estados Unidos.

Si bien hoy en día estamos acostumbrados a conexiones intercontinentales de varios gigabytes simultáneos, en ese entonces la tecnología era muy poco permisiva. La increíble longitud del cable hacía que la resistencia eléctrica debiera ser superada utilizando un voltaje muy elevado -en esa época no tenían amplificadores, repetidores ni superconductores para empezar-. Como si esta limitación ya fuera poco, otro problema era el sistema utilizado para retardar la dispersión de los pulsos del telegrama, el cual era tan agresivo que el ancho de banda -o cantidad de información que pasaba por el cable- se veía extremadamente limitado a 1 palabra cada 20 minutos en promedio.

Plagado de problemas y limitaciones tecnológicas el proyecto solo operaría durante un mes. No obstante, el cable probaría que conectar dos continentes era posible e iniciaría una carrera tecnológica para mejorar la tecnología de conexión y hacer posible un sistema viable.

Artículos relacionados
Un mensaje que cambiaría al mundo, el primer mensaje de telégrafo.
La fotografía más antigua (que se conserva, ya que la primer fotografía de la historia fue tomada por el gran Athanasius Kircher en el siglo XVII)
La primer película de la historia (video completo)
La grabación musical más antigua que se conserva.
Voz del pasado, la lucha por recuperar la grabación más antigua de la voz humana.
Jones Live Map, el GPS de 1909.

El Jardin Inmortal

Marc Quinn es un artista y amante de las flores Británico cuya obra más original e interesante es “Garden” . Este genial proyecto consta nada más y nada menos que de mil flores mantenidas perpetuamente en flor, valga la redundancia. Para lograr esto se vale de 25 toneladas de silicona líquida a un temperatura de -80ºC. Dichas condiciones del medio logran que la flor se mantenga eternamente conservada, de alguna manera congeladas, pero sin estar solidificadas.

Podría yo mismo tratar de describir que es lo genial de esta obra, pero Quinn lo hace mejor qué nadie: “Quería hacer un ambiente hermoso, pero allí -refiriéndose al Jardín inmortal- existe algo siniestro acerca de una belleza que nunca decae. Como en El Retrato de Dorian Gray, implica que otro lado es el que decae, y ese lado es el espectador”. La intención del proyecto es que las flores de la exposición se mantengan perpetuamente aunque incluso no estén en exposición.

Die Nibelungs – (pelicula de una de las mejores Sagas medievales)

ue gran película, realmente tiene todos los elementos de la fantasía medieval, y no es de extrañar, ya que justamente está hecha a partir de una de las Sagas Medievales que fueron prácticamente las que inventaron o crearon el género basándose en las creencias populares de la época. Ya les hablé un par de veces sobre las diferentes fuentes que Tolkien utilizó como referencia e inspiración para escribir El Señor de Los Anillos, su obra máxima. En el artículo de hace unos días les comenta sobre las guerreras vikingas, las Skjoldmø,y como éstas fueron representadas a lo largo de los siglos en la literatura Nórdica en la figura de las Valkirias. De hecho, Tolkien tomó varios aspectos de éstas Valkirias para construir el personaje de Éowyn. El artículo terminaba, estando muy decepcionado por la mediocridad argumental de Hollywood, con el siguiente descargo:

Y como conclusión una queja. No dejó de preguntarme como es posible que Hollywood siga haciendo esas basuras inmirables de historias patéticas y predecibles cuando existen obras magistrales como éstas Sagas durmiendo sin que nadie las toque. Es increíble solo pensar que se hagan remakes de películas mediocres y a nadie se le ocurra hacer una película de las Eddas, o de cualquier otra de las Sagas.

Die Nibelungs

A todo esto Anne viene hace unos días con un par de DVDs, los cuales tira a un costado mío, haciéndose la mala, y me dice, pero en Inglés su idioma natal, la sabia frase: “Antes de lloriquear hay que investigar”. Cuando vi de que trataban los DVDs no lo pude creer, una película de: Nibelungenlied!!!, mejor aun: no hecha por Hollywood!!!, y todavía mejor: No solo es la historia de los Nibelungs, sino que también combina aspectos de la Volsunga Saga y de las Eddas. En ésta super producción anglo germana no encontrarán nada que se le pueda envidiar a Hollywood en lo que a efectos especiales y calidad de imagen se refiere. Pero si encontrarán algo que Hollywood le puede envidiar a ésta: Una gran y atrapante historia!. Van a poder ver todos los elementos clásicos de las épicas mediavales: Dragones, Dioses vengativos, espadas encantadas, tesoros maldecidos, Reyes desterrados, etc. Sin embargo si es que se están preguntando cúanto se habrá inspirado Tolkien de ésta saga en particular, bueno realmente mucho. No solo es que gran parte de la historia se basa en un anillo maldecido, sino que también verán elementos como el heroe luchando entre dos amores (Aragorn con Arwen y Éowyn); un gran peligro que se levanta sobre la Tierra luego de haber estado dormido durante siglos, etcetc.

De qué trata la historia, todo empieza con un castillo sitiado y un niño levantándose de su sueño en pleno combate. Rescatado por su madre, la Reina, ve morir a su padre, el Rey, en batalla. La suerte parece no acompañarlo cuando su madre, tras haberlo puesto a salvo, encuentra el mismo destino que instantes atrás había tocado a su marido. Sin embargo la fortuna hará que un solitario herrero lo encuentre al niño perdido y lo crie como si fuese su hijo propio. Luego de varios años, y habiendo aprendido el arte de la guerra y el trabajo de los metales con su padre adoptivo, la aventura de Erik, cuyo nombre real es Sigfried, comenzará cuando una roca metálica caiga del cielo enviada por los dioses, y Erik forje con ella una espada maravillosa y conozca, en el trayecto, a una joven y bella Reina.

De la inexistencia de la objetividad

En el siglo XVI Dinamarca invade Suecia bajo el mando del rey Christian II. Rápidamente vencidos por las fuerzas dinamarquesas la nobleza y episcopado sueco, fieles al gobierno independentista, son traicionados y asesinados por el mismo Christian II, quien deseaba convertir a Suecia en una provincia. El rey de Dinamarca logra esta victoria con una falsa promesa de amnistía, la cual fue utiliza como excusa solo para poder arrinconarlos en Estocolmo y luego ejecutarlos. Este incidente desencadenaría un odio inmenso entre ambas naciones. Odio que se expandiría por varios siglos y se traduciría en guerras sin mucho justificativo más que el de eliminar completamente de la existencia al otro. De hecho, la imagen en el cabezal representa otra de las tantas guerras entre Suecia y Dinamarca en el siglo XIX.

Hoy en día los suecos al referirse a Christian II lo hacen como “Christian el Tirano”, mientras que los dinamarqueses lo recuerdan como “Christian el Bueno”; las diferencias se extienden incluso a la manera en la cual el suceso fue denominado. Los suecos lo hacen como “El baño de sangre de Estocolmo” mientras que los Dinamarqueses, a veces, lo recuerdan como “Las campanadas de Estocolmo” (por los campanazos que dieron luego de las ejecuciones).

Por cierto, para los aficionados a la ciencia ficción: en Star Trek TNG hay un capítulo en el cual se habla de un conflicto entre los Klingons y los Romulanos, en el mismo se muestra como dependiendo de la facción un evento histórico tomaba un significado, mejor dicho un sentido, completamente diferente al interpretado por el otro grupo. Los Klingons recordaban los sucesos como “La Masacre de Kithomer”, mientras que los romulanos lo hacían como: “Las Campanas de Kithomer”. Una muy buena referencia histórica.