Tag Archives: Cienpies

Vietnam y el ciempies gigante

Leyendo un libro de anécdotas de la guerra de Vietnam, recuerdo como había logrado llamarme la atención un comentario sobre “los demonios rojos” -y no, no se refería a Charly-. Estos eran, ni más ni menos, que unos gusanos gigantes que desparramaban terror entre las tropas americanas. La anécdota contaba sobre como un Coronel se mofaba de una “leyenda urbana” que recorría la base estadounidense la cual contaba como era normal que uno de estos gusanos fuera capaz de comerse vivo a un bebe. La risa y soberbia lógica del Coronel terminó cuando acostado en una misión descubrió, de la forma más aterradora posible, que esto no era una leyenda en lo más mínimo. La revelación llegó tras que un breve cosquilleo en su entrepierna viera como un gusano ciempiés de dimensiones abismales trepara velozmente sobre él.
No hay que ser muy escépticos para no creerlo. Vamos: un gusano gigante.. que devore bebes.. y asuste a un Coronel.. tiene todos los ingredientes necesarios para ser una leyenda urbana del calibre de la araña camello. Pero no es así, y desafortunadamente es algo bien real. Al igual que el Coronel estadounidense me sorprendí de igual manera al ver que era cierto -sólo que para mi felicidad fue gracias a un video y no al inimaginablemente y horrible encuentro cara a cara con uno 😀 –. La especie se denomina con el, y nada tentador, nombre de escolopendra gigantea robusta, y en su infancia suele alimentarse de ratones y otros roedores, como pueden ver en este video (advertencía, es muy gráfico) -sí, eso es una cría!! imaginen lo que es un adulto-. Investigando un poco en profundidad me encontré con un lugar donde los venden en UK. Desafortunadamente el marketing no es bueno y nos encontramos con el no muy tentador mensaje: “No mucho es sabido del Ciempíes cabeza roja Tanzanico, pero todos los ciempíes son agresivos”. Sólo me resta decir: Que acabo de encontrar el regalo para el próximo cumpleaños de Anne :D…

ATENCION: (el video anterior o este otro video pueden llegar a herir sensibilidades a personas con estómagos débiles)