Category Archives: Atlántico

Las tierras del sol de medianoche, las regiones terrestres donde el sol brilla durante la noche

En el planeta Tierra existen lugares fascinantes que, debido principalmente a su ubicación geográfica, presentan características climáticas sorprendentes e imposibles en otras regiones. En Anfrix ya habíamos hablado del lugar de la tierra en el que no llueve desde hace más de 2 millones de años, los siguientes son igual de llamativos: las tierras del sol de medianoche.

Estos puntos terrestres se denominan de dicha manera debido a que durante el atardecer el sol en vez de desaparecer en el horizonte permanece sobre el mismo durante toda la noche, y se da solamente en los círculos polares durante sus respectivos veranos cuando la inclinación del eje de giro de la Tierra con respecto a la posición orbital exponen a uno de los polos a recibir luz solar constante. La duración del fenómeno disminuye en su duración a medida nos alejamos del polo en cuestión.

El siguiente vídeo demuestra de manera acelerada varios días y noches con un sol que nunca está en ocaso en el circulo polar ártico.

Si bien el fenómeno ocurre tanto el circulo polar ártico como en el circulo polar antártico, es en el primero, debido a los asentamientos humanos que lo experimentan desde tiempos inmemoriales, donde el Sol de Medianoche posee un valor cultural de gran importancia. Las distintas culturas nativas en el norte de Alaska, Islandia, Noruega, Suecia, Canadá y Finlandia poseen distintos festivales en torno a este evento. De todos estos lugares es en la remota isla noruega de Svalbard, ubicada a unos 700 kilómeros al norte de dicho país y con una población de aproximadamente 2600 habitantes, donde el fenómeno es parte de la vida cotidiana de sus habitantes ya que el mismo empieza el 19 de Abril y termina el 23 de Agosto. Durante estos meses el sol permanecerá constantemente en el cielo, elevándose durante el día y acercándose al horizonte durante la noche pero nunca desapareciendo en el mismo, sino que durante la noche recorrerá el horizonte como si caminase sobre el mismo para luego elevarse al día siguiene.

Si bien es en la ya mencionada Svalbard, misma isla donde también se encuentra la Bóveda Global de Semillas, el lugar poblado donde el fenómeno se prolonga durante la mayor extensión de tiempo, en otras regiones pobladas más al sur donde el Sol de Medianoche dura una menor cantidad de meses o sólo unas pocas semanas también se recibe al mismo con una variada y rica gama de festivales y tradiciones que se fueron generando a lo largo de los siglos. Un ejemplo es el festival de Harstad, donde se recibe la llegada del Sol de Medianoche con eventos musicales, comida, bailes y festejos. En Alaska los esquimales asocian a este fenómeno con varias creencias y mitos así como un período de abundancia y bienestar.

El capitán que sin saberlo fotografío al iceberg que hundió al Titanic

La fría noche del 14 de abril de 1912 pasó a la historia cuando aproximadamente a pocos minutos de la medianoche el barco más grande del mundo, un lujoso palacio flotante obra de los afamados ingenieros Thomas Andrews y Alexander Carlisle impactó en su lado de estribor contra un enorme iceberg y pocas horas más tarde se hundió en las gélidas aguas del Atlántico Norte causando una de las mayores catástrofes marítimas en la historia.

La historia del hundimiento del Titanic se ha contado cientos de veces, e infinidad de teorías intentando determinar el por qué este, en teoría, “barco imposible de hundir” se terminó hundiendo han sido postuladas. No obstante, hay otras historias relacionadas al hundimiento que no tienen que ver con el Titanic en si mismo, sino que relatan el esfuerzo de los navíos cercanos por rescatar a los sobrevivientes, recuperar cuerpos en el agua e incluso investigar y determinar qué fue lo que ocurrió.

Una de estas historias es la del buque de pasajeros SS Prinz Adalbert, el cual durante el mediodía del 15 de abril, aproximadamente unas 11 o 12 horas después del hundimiento del Titanic, detectó un iceberg particular que llamó la atención de los marineros ubicados en los puestos de vigía. Debido a la capacidad limitada de los equipos de telecomunicaciones de la época, la tripulación del Prinz Adalbert desconocía lo ocurrido ya que al momento del hundimiento se encontraban a más de 140 kilómetros del lugar y es por esta razón que los hombres en cubierta se sorprendieron al ver un enorme iceberg que presentaba restos de pintura roja en uno de sus lados. Es también importante notar que transcurrió un tiempo considerable desde que la colisión tuvo lugar hasta que el Titanic, que se encontraba viajando a una velocidad de 22 nudos, logró detenerse por completo, por lo que se calcula que el hundimiento tuvo lugar a una distancia de 5 kilómetros del iceberg.

Sospechando que una colisión había tenido lugar el capitán ordenó abandonar su curso planificado, emitir un mensaje de alerta a las embarcaciones cercanas y navegar en un patrón de búsqueda con el fin de quizás rescatar a algún naufrago. Uno de los barcos que recibió esa alerta fue la Minia, un barco comercial que se encontraba tendiendo cables telefónicos sumergidos en el océano. Debido a que se debía llevar un registro visual de ciertas de sus tareas, el capitán contaba con una cámara, la cual utilizó para capturar las que se cree son muy posiblemente las únicas imágenes cercanas que existen del iceberg que hundió al Titanic, específicamente dos fotografías: una de la cara sur y otra de la cara este.

Cabe destacar que existe una fotografía tomada por una de las pasajeras del RMS Carpathia en la cual puede verse un iceberg muy a lo lejos, y el cual varios investigadores han mencionado como posiblemente otro documento visual del objeto con el que colisionó el Titanic. La misma puede verse a continuación:

Crinoideos – los asombrosos animales “planta”

El solo hecho de pensar en un ser que tiene las características físicas de una planta pero al mismo tiempo está dotado de sangre y de un corazón llegando a ser un predador puede resultarnos ajeno a este planeta. Este pensamiento no sería muy errado ya que los crinoideos son una “ramificación evolutiva” ejemplar, es decir, su evolución fue un tanto “diferente” a la de la gran mayoría de los seres del planeta ya que esta especie sufrió varios “cambios bruscos” a lo largo de su existencia.

Crinoideos

Estos animales acuáticos equinodermos son de los considerados “altamente especializados” es decir que desde su metabolismo hasta su forma física están adaptados a cierto tipo particular de presas y ambientes. Si bien los primeros naturistas los confundieron en un principio con ubicarse en “la línea divisoria entre el reino vegetal y el animal” esto no es así. Los crinoideos son en realidad animales que “tomaron” la forma de ciertas plantas, como por ejemplo los helechos, para poder mezclarse mejor con su ambiente. Datan del Ordovícico -hace unos 500 millones de años- y su transición de habitar en la superficie a hacerlo en las profundidades fue relativamente brusca comparada con la experimentada por otras especies, lo que explica su rareza.

Crinoideos

Generalmente habitan en las profundidades del mar pero a veces suelen salir a la superficie causando el asombro de quien los aviste desprevenido ya que prácticamente dan la impresión de ser un “helecho caminante”.

Crinoideos

El bosque carnívoro
Uno de los hallazgos más asombrosos fue encontrar “bosques carnívoros” zonas donde la gran cantidad de fósiles de crinoideos indican que, en un pasado, estos animales solían formar “bosques” atrayendo a peces y otros seres con sus vivos colores, con el fin de devorarlos rápidamente cuando estos se acercaban demasiado.

La travesía de los patitos de goma

De patitos a aviones
Uno de los oceanógrafos más interesados y, de hecho, uno de los pocos especializados en el campo de “analizar objetos a la deriva” es Curtis Ebbesmeyer quien analizó más de 50 diferentes grupos de objetos a la deriva. Entre ellos el más interesante son las ruedas del primer vuelo solitario en cruzar el Pácifico. Vuelo en el cual, al llegar al Japón, el piloto expulsó las ruedas utilizadas para poder aminorar el peso y reducir el consumo de combustible. Durante años estas ruedas de goma permanecieron viajando por el oceano e, increíblemente, reaparecieron en Washington a unos pocos kilómetros de donde el avión original había partido.

Cada año aproximadamente 10 mil contenedores caen al océano desde barcos de carga. Si bien la mayoría de sus contenidos se hunden en las profundidades muchos otros permanecen flotando y viajando durante años. Esta es la historia de un cargamento de 29 mil patitos de goma cuya odisea duró más de 12 años y trajo nuevas luces al entendimiento de las corrientes trans-oceánicas.

La travesía de los patitos de goma

La travesía comenzó un 10 de Enero del año 1992 cuando una tormenta derribó varios containers de un mega carguero internacional. Inmediatamente el container se quebró y más de 29 mil patitos y algunas ranas y pájaros de goma destinados a ocupar las bañeras de nenes por todo Estados Unidos terminaron a la deriva en el océano. Así permanecerían durante más de 12 años viajando por el capricho de las corrientes y separándose en distintas “flotillas” que tomarían cursos considerablemente distintos unas de otras.

Sorprendentemente estos patitos han sido de vital interés para los oceanógrafos ya que permitieron estudiar el flujo de las corrientes de una manera muy innovadora. Varios de estos juguetes terminaron en el ártico, otros en Europa y una flotilla inmensa llegó a bañar las costas de Massachusetts, apareciendo durante semanas en la prensa. Vista la utilidad que brindaron, un nuevo campo de estudio oceanográfico existe hoy en día llamado “rubber duck tracking” en honor a los patitos. La única diferencia es que estos pequeños objetos arrojados están provistos de un arsenal tecnológico que va desde avanzados sensores GPS hasta medidores termales.

– Por cierto, me hizo recordar al sitio del “pato viajero” que ya ha recorrido docenas de países.

El piercing en la antigüedad

Egipto
En Egipto se utilizaban aros y pendientes desde la más temprana época. Sin embargo, algunos lugares del cuerpo estaban restringidos a cierto status social. Por ejemplo el ombligo solo podía ser perforado si se era un faraón, y quien se atreviese a perforarlo sin serlo era inmediatamente ejecutado.

Roma

Los centuriones
Los Centuriones solían perforarse las tetillas y colocarse pequeños aros. Esto era considerado un símbolo de virilidad y hombría. Varios personajes importantes de la historia romana, como por ejemplo Julio César, parecen haber poseido estas decoraciones.

Los gladiadores
Los gladiadores solían perforar la cabeza de su pene y colocar un pequeño aro en dicha perforación. Esto permitía que el pene fuera sujetado fuertemente y no se sufrieran accidentes en las luchas gladiatoriales.

Los marineros y piratas
Hoy en día está popularizada la imagen del marinero antiguo o del pirata llevando un gran aro de oro, generalmente, en su oreja derecha. Esto no tenía nada que ver con la “moda” de la época ni nada por el estilo sino que hacía motivo a una antigua costumbre. La tradición indicaba que todo el que encontrara el cadáver de un hombre de mar podría quedarse con el aro de oro sólo si le daba sepultura Cristiana al cuerpo hallado. De lo contrario, si la persona se quedaba con el aro sin haber enterrado el cuerpo, el espíritu del infortunado navegante lo atormentaría por el resto de su vida.