Category Archives: Personas fuera de lo legal

Alfred Redl, el peor traidor en la Historia

A principio del siglo XX el Imperio austrohúngaro comenzó a preocuparse por las nuevas tecnologías utilizadas en el espionaje, las cuales iban desde cámaras hasta micrófonos ocultos. Decididos a actuar contra éste flagelo se modifica la que antiguamente era la oficina de contraespionaje, la cual estaba pensada para contrarrestar la acción de espías convencionales, convirtiéndola en una oficina de contrainteligencia en la cual también se intentaba actuar contra medios de espionaje no tradicionales.

Es en 1907 que Alfred Redl, un singular personajes famoso por su carácter innovador, es elegido como el jefe de la oficina de contrainteligencia. El trabajo de Redl era intachable, no sólo logró capturar a varios espías enemigos utilizando agentes dobles, sino que además fue pionero en la utilización de micrófonos ocultos y otros tipos de medios tecnológicos. Fue además todo un pionero en el empleo de la información misma como medio de inteligencia militar, creando una de las primeras bases de datos relacionales utilizadas para rastrear personas sospechadas de ser agentes enemigos.

Redl era el oficial modelo, tanto que por sus logros fue ascendido a coronel y condecorado por sus méritos. Pero había algo nefasto detrás de ese ejemplo de oficial, Redl era en realidad un doble agente ruso incluso desde hacía ya varios años antes de hacerse cargo de la oficina de contrainteligencia, y serían sus propias innovaciones tecnológicas las que llevarían a su captura. Según el historiador Robert Asprey, quien estudió varios documentos militares de la época y la correspondencia entre el oficial y sus pares, el jefe de los espías rusos Nikolai Batyushin utilizó a varios agentes para acercarse a Redl de manera indirecta. Una vez hecho el contacto fue incriminado con un amante, y ésto obligó a Redl a comenzar a pasar inteligencia militar a Rusia, de lo contrario su vida personal y carrera se verían destruidas.

El daño causado
La inteligencia pasada a los rusos fue devastadora para los austrohúngaros, incluso tras la muerte de Redl seguiría causando daños severos. Entre los documentos más importantes se encuentran:

Una copia completa de los planes del general von Gieslingen para ir a la guerra con Rusia.

Una copia completa del Plan III, los planes e información estratégica para invadir Serbia. Los rusos pasaron ésta información a los serbios entre 1911 y 1912 y cuando el Imperio austrohúngaro finalmente invadió Serbia en el 1914 utilizaron una estrategia muy similar, sufriendo una colosal derrota y perdiendo alrededor de 270 mil hombres.

Las identidades de los espías en territorio ruso.

Los planos e información de destacamentos de algunos de los fuertes clave en territorio austriaco, permitiendo su pronta captura por parte de los rusos.

La captura de algunos espías rusos con información falsa en su poder, lo que llevó a los jefes militares a invertir gran cantidad de recursos y reforzar aéreas que no eran importantes a la estrategia rusa.

En total se estima que fue responsable directo por la muerte de más de medio millón de soldados y agentes austrohúngaros.

La captura
Quizás lo más curioso de ésta historia es que fue a causa de su propio éxito y eficiencia que Redl terminó siendo expuesto. En 1912 el general von Gieslingen lo promueve a un cargo de mayor importancia, llevando a que tenga que entregar el liderazgo de la oficina de contrainteligencia a manos de Maximilian Ronge. Ronge, discípulo de Redl, expandió la búsqueda de anomalías a la ofician de correos, buscando cartas que contuviesen dinero o información militar sospechosa. Meses más tarde los agentes comenzaron a encontrar cartas con dinero e información codificada, siendo además sobres designados para ser retirados en persona por la oficina de correos. Según la historia oficial dada por las autoridades, con el fin de capturar al destinatario de dichos sobres, dos integrantes del servicio de espías plantaron guardia en el correo durante varios días. Finalmente en mayo de 1913 una persona pasó a retirar los sobres sospechosos, pero durante el seguimiento le perdieron el rastro cuando éste se subió a un taxi. Utilizando el número de serie del taxi pudieron hallar al conductor y hacer que éste los lleve hacia la ubicación en la cual el conductor dejó previamente al sospechoso, el hotel Klomser. Durante el viaje también encontraron un abrecartas en el asiento del taxi, por lo que esperaron en la recepción y cuando una persona bajo a preguntar por un abrecartas lo aprehendieron, llevándose la gran sorpresa de estar aprendiendo a su antiguo jefe.

Ahora, la anterior es una historia digna de una película, por lo que algunos historiadores no le dan mucho crédito, asumiendo que lo que en realidad ocurrió es que otro agente doble delató a Redl y luego el gobierno austrohúngaro confeccionó la historia de su captura para salvarse de la humillación. Redl se suicidaría ese mismo día con un arma cargada con una sola bala dejada por Conrad von Hötzendorf para que éste “muestre algo de honor”.

Artículos relacionados
La paloma cámara, un drone versión 1903.
Reloj cámara para espías victorianos.
El Sr. Richebourg, un espia particular.

Jackie, la perra que ofendía a Hitler

Jackie, la perra que ofendía a Hitler1941 fue un año difícil para Finlandia. Al sur una guerra sin cuartel de dimensiones nunca antes vistas, y al este la amenaza de la Unión Soviética. Ésta amenaza se convertiría en un hecho cuando a mediados de ese mismo año Rusia volviese a invadir Finlandia iniciando la Guerra de Continuación, guerra que sucedería a la Guerra del Invierno, en la cual Finlandia a pesar de perder el territorio de Carelia, logró imponerse y repeler la invasión comunista de manera heroica.

Pero esta vez era distinto, la Unión Soviética estaba fortalecida, era decenas de veces más poderosa, ya que tras años de pelear en la Segunda Guerra su ejercito estaba básicamente compuesto por la mayor parte de la población masculina de Rusia y varios otros estados satélite. Decenas de miles de tanques, tecnología modernizada, aviones, y piezas de artillería de largo alcance eran parte de la maquinaria de guerra roja. Finlandia no tuvo otra opción que seguir el viejo adagio de que “los enemigos de mis enemigos son mis amigos“ y aliarse a la Alemania Nazi contra Rusia. No obstante, muchos finlandeses no estuvieron de acuerdo con esa alianza.

Uno de estos finlandeses que protestaron fue el empresario Tor Borg quien, junto con su esposa, idearon quizás la protesta más graciosa de todas: entrenar a su perra Jackie para que levantara su pata y ladrara como si estuviese dando un discurso al escuchar el nombre de Hitler, llevándola a todas las reuniones de la alta sociedad a las que asistían. Si bien esto parecía inocente, el status social de Borg hizo que los alemanes no lo tomen como algo gracioso, y en efecto catalogaran a la perra como “una ofensa contra el Führer“
Continue reading Jackie, la perra que ofendía a Hitler

Claude, la falsa Juana de Arco

Historias de impostores hay muchas, pero tan fascinantes como la de Claude des Armoises hay pocas; y esto no es poco decir ya que personificar a un personaje histórico y además obtener la ayuda de los familiares de la persona original e incluso, eventualmente, llegar a convertirse en la persona que intentó personificar es algo nunca antes visto.

Pira de Juana de ArcoNacida en el siglo XV, Claude des Armoises fue una de las tantas mujeres que pretenderían ser la mismísima Juana de Arco, quienes, con algún que otro detalle pintoresco o poético sobre como escaparon a la muerte enamorando a un caballero o asistidas por Martin Ladvenu, siempre terminaban contando una coartada similar para justificar su presencia a pesar de que toda Francia sabía que la controversial Juana había sido quemada en la hoguera erigida a finales de mayo de 1431 en la Vieux-Marché (el mercado) de Ruan ante la presencia de cientos de morbosos espectadores, los cuales, no sólo no contentándose con la ejecución, además reclamaron a coro que uno de los soldados ingleses presentes revolviese la hoguera con su lanza hasta exponer y exhibir los restos de hueso y carne carbonizados de la occisa.

Si bien en la mayoría de los casos dichas impostoras eran ignoradas o rápidamente juzgadas y apresadas por embusteras, así como solía ser la regla con los tantos otros de miles de impostores oportunistas deambulando por el mundo en una época donde la información viajaba muy lentamente y a los personajes de importancia se los conocía principalmente por descripciones orales, Claude tenía una gran diferencia: era físicamente idéntica a Juana, a tal punto que en la misma Orléans, ciudad en la que se la conocía físicamente a la Doncella de Orléans, la presencia de Claude en 1434, unos tres años tras la ejecución, causaría una conmoción sin igual que envolvió a toda la ciudad. Presentándose en la plaza ante los rumores que comenzaron a correr, los hermanos de Juana, Jean and Pierre, se sorprendieron al ver una joven la cual era el calco viviente de su hermana, y durando poco su emoción ese mismo día idearon un singular plan para salir de su mala situación económica: reclutar a Claude como Juana, acompañarla por toda Francia, y así dar una validez irrefutable a los rumores. Quien negaría que no se trataba de la misma Juana cuando ésta no sólo era físicamente idéntica, sino que además iba acompañada por sus hermanos.

Preparando la pira de Juana de Arco

Así, viajaron de festival en festival, de recepción en recepción, recibiendo costosos regalos, premios y atendiendo elegantes banquetes en su honor. Claude, a quien todo el mundo ahora conocía como Jeanne, incluso se casa con un adinerado noble llamado Robert des Armoises, del cual tomaría su nombre familiar y títulos, permitiendo a los tres gozar de una vida rodeada de regalos y amistades con abundantes fortunas. Eventualmente, sería el mismo Carlos VII de Francia, a quien la verdadera Juana había asistido a llegar al trono, quien cuestionaría a Claude durante una reunión. No obstante, éste, quizás porque la vio inofensiva o quizás por el peso en su consciencia de haber dejado a Juana morir, la perdona y deja ir sin consecuencia alguna.

Claude, o ahora Jeanne, retornaría al castillo de Jaulny, donde vivió por el resto de sus años como la esposa de Robert des Armoises y además gozando legalmente de todos los títulos anteriormente pertenecientes a Juana de Arco. En efecto, la otrora impostora, terminó convirtiéndose a fuerza de convicción y credulidad popular en la persona que pretendió ser.

Oradour-sur-Glane, el pueblo que quedó congelado en el tiempo tras la Segunda Guerra

Oradour-sur-GlaneLa Europa moderna, y sobretodo la Francia moderna vieron un proceso de reconstrucción de tal magnitud durante las tres décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial que hoy en día, solo viajando por algunos de los escenarios de las batallas más importantes, cuesta creer los relatos sobre la magnitud de dichas contiendas. Más allá de algún gran edificio antiguo con “heridas de guerra” todo, por lo general, se encuentra en perfecto estado de conservación. Es por esto que la importancia histórica de Oradour-sur-Glane es única, ya que éste pueblo es legado vivo e inmutable del nivel de destrucción, miseria y horror que desató tan trágico episodio en la historia del siglo XX.

Oradour-sur-Glane

La destrucción de éste pequeño pueblito perteneciente a la región de Lemosín tuvo lugar en Junio de 1944, cuatro días después del Día-D tras que las tropas alemanas en la región fueron informadas falsamente por dos ciudadanos franceses del secuestro y posterior traslado al pueblo de Oradour-sur-Vayres de Helmut Kämpfe, comandante de la 2da Division Panzer de las SS por parte de los Maquis -la resistencia-.
Oradour-sur-Glane

Oradour-sur-GlaneLos canales de comunicación alemanes eran un cáos total. Múltiples reportes de enfrentamientos terrestres, ataques de artillería, bombardeos, órdenes de movimiento de tropas, heridos, muertos y un avance Aliado que parecía firme e imparable causaban estragos en la logística y servicios de inteligencia de campo del Eje. Incapaz de confirmar a ciencia cierta la veracidad del secuestro, el general Heinz Lammerding ordena al mayor especial Adolf Diekmann, oficial al mando del 4to regimiento de granaderos y motorizados de las SS, tomar Oradour-sur-Vayres. Pueblo que se salva gracias a un macabro giro del destino, ya que el caos en las comunicaciones llevó a que el oficial tome por error el pueblo de Oradour-sur-Glane, cuyos habitantes y toda persona en los alrededores recibieron la orden terminante de reuniese en la plaza del pueblo con la falsa excusa de sujetarlos a una revisión de papeles y documentos de identidad. Excusa que, prontamente y con gran horror, los habitantes descubren que se trataba de una vil trampa. Más de 640 civiles serían brutalmente asesinados por Diekmann y sus hombres, incluidas mujeres y niños. Tras la macabra danza de balas y bombas incendiaras el pueblo es saqueado y abandonado.
Oradour-sur-Glane

Oradour-sur-GlaneTerminada la guerra el nuevo Oradour-sur-Glane es fundado a uno pocos kilómetros al norte del pueblo original, y Oradour-sur-Glane viejo, bajo ordenes del mismo Charles de Gaulle, es dejado bajo el estatus de monumento nacional y legado de la tragedia así como recordatorio de hasta donde puede descender el ser humano en tiempos de oscuridad. Años más tarde, en enero de 1953, un tribunal especial es establecido en Burdeos para juzgar a los sesenta y cinco soldados del 4to regimiento participantes de la masacre que sobrevivieron a la guerra. De los sesenta y cinco solamente veintiuno serian juzgados en presencia, ya que la gran mayoría de los restantes se encontraba en Alemania Oriental, y el gobierno de dicho estado se negó rotundamente a realizar pactos de extradición con Occidente. Negativa no solo exclusiva a Alemania Oriental, de hecho, Lammerding se encontraba viviendo en la zona bajo control británico de Alemania Occidental, y fue el mismo gobierno británico quien se negó a extraditarlo.
Oradour-sur-Glane

Tristemente durante el juicio se hizo publico que la mayoría de los enjuiciados no eran precisamente alemanes, sino franceses de la región separatista de Alsacia. Al conocerse éste detalle las autoridades y población de dicha región se pusieron prácticamente en pie de guerra, no en repudio sino en apoyo de los soldados, aduciendo que todo se trataba de un circo armado por parte del gobierno francés para ensuciar a su región. En acción conciliatoria el tribunal fue por lo tanto dividido en dos, ahora incluyendo miembros de Alsacia entre los jueces. Si bien para el final del juicio veinte soldados fueron hallados culpables, protestas y amenazas de índole separatistas por parte de las autoridades alsacianas terminaron llevando a que el parlamento francés declare prontamente una amnistía general dejando libres a todos los alsacianos. Cinco años más tarde Lammerding, en ausencia, y todos los soldados apresados de origen alemán también fueron liberados aduciendo que en realidad al creer estar combatiendo a la resistencia se encontraban amparados en ley de guerra. Las victimas nunca obtuvieron justicia alguna, salvo en la memoria de los cientos de personas que año a año visitan Oradour-sur-Glane.

El mesías eléctrico

John Murray SpearDe todos los cultos estrafalarios habidos y por haber el culto al mesías eléctrico de John Murray Spear es por lejos mi favorito, ya que es el único culto que conozco que en en vez de esperar al mesías prefirieron ir a construirlo ellos mismos. Murray Spear comenzó a interesarse por la cultura y la teología desde una temprana edad, razón por la cual junto a su hermano Charles se preparó durante años para ser ministro de la iglesia universal, hoy parte de la unitaria, y en 1830 fue asignado como ministro a la congregación de Barnstable. Allí pasa poco más de veinte años, en los cuales se interesa en gran medida por los derechos de la mujer y los derechos civiles hasta que, repentinamente, comienza a recibir “visitas espirituales” de la Asociación de Electrizadores. Siendo éstos ‘electrizadores’ espíritus de personalidades de la talla de Thomas Jefferson y Benjamin Franklin. Decidido a cumplir con su rol en la historia, nuestro flamante predicador de lo eléctrico abandona la iglesia para dedicarse tiempo completo al espiritualismo y a la vez lanzarse en una peregrinación espiritual a pie por todo el noreste de los Estados Unidos, intentando de ésta manera descifrar qué era lo que los electrizadores deseaban. Poco a poco un constantemente creciente culto de fascinados seguidores comenzó a seguir al atormentado Murray Spear, quien se desesperaba cada día más con poder descifrar las visiones; todos ellos tan fascinados con los relatos sobre la electricidad y los seres mecánicos del futuro que en cada sermón su líder traía a la vida en elocuentes y carismáticos relatos, que muchos de ellos llegaban al punto de abandonar sus familias para lanzarse en una “peregrinación profética” en búsqueda del ser eléctrico. Día tras día el ex-cura comenzaba a comprender más sobre su misión, hasta que al llegar a Lynn, estado de Massachusetts, tuvo la revelación: construir un mesías eléctrico a manera de motor llamado el New Motor, capaz de salvar a la humanidad de su destrucción iniciando así la era de paz del New Mesías eléctricoMotive Power -Nuevo poder motivo-. Decidido a traer al mesías eléctrico a éste mundo se retira a una choza de madera en la cima de la colina High Rock, para así poder dedicarse tiempo completo a recibir instrucciones y construir cuidadosamente al mesías durante día y noche. Mientras tanto, sus seguidores lo esperaban pacientemente en la base de la colina, intrigados a más no poder y esperanzados por ver al prometido mesías eléctrico salir triunfante de la choza. Al cabo de un tiempo, y tras emplear gran cantidad de partes de motor, metales e imanes que conseguían, muchas veces no de manera muy legal, sus seguidores de las comunas locales, y de desarmar una mesa de comedor para utilizar las partes de madera como base, Murray Spear llama a una de sus seguidoras, una mujer a la cual renombra como Nueva María, cuya misión sería la de realizar un parto ritual para así dar nacimiento al mesías eléctrico.

Comienza la peregrinación
Tras la construcción y el parto ritual el culto comienza una gigantesca peregrinación por los Estados Unidos, dando sermones sobre el fin del mundo y mostrando en cada pueblo que tocaban al mesías eléctrico con su serie de engranajes, ruedas y pistones que se movían constantemente en un frenético baile mecánico mientras producían todo tipo de estridentes sonidos metálicos. Esto último no de forma curiosa llevando a causar gran revuelo e indignación entre las poblaciones locales, quienes en primer lugar eran atraídas a los sermones por la apariencia de ministro cristiano de Murray Spear para luego ser sorprendidas con las “revelaciones” proféticas. Ciertamente este revuelo e indignación supo explotar en Randolph, New York, cuando la población, harta de los discursos apocalípticos de Murray Spear y de la extraña máquina que presentaba como el nuevo mesías, durante la noche se armara de antorchas y palos y linchara a Murray Spear y sus seguidores destruyendo con saña al mesías eléctrico.

El psicólogo que se especializaba en traumatizar a sus pacientes

El pequeño AlbertEn varias oportunidades hemos hablado sobre experimentos realizados durante los inicios y mediados del siglo XX que, a pesar de ser considerados como poco éticos en el presente, eran en ese entonces aceptados en pro del avance del conocimiento y, por lo tanto, practicados por algunos de los profesionales más respetados en el mundo académico. Recordarán el experimento de Kellogg, en el cual Winthrop N. Kellogg expuso a su hijo recién nacido a criarse junto a un chimpancé para así estudiar las diferencias en la capacidad de aprendizaje entre ambas especies, la fábrica de emociones de Duchenne de Boulogne, los experimentos con LSD del ejército británico, la obsesión del profesor Voronoff o las hijas de la ciencia entre otros. No obstante, la diferencia entre los experimentos anteriores y del que hablaremos hoy, el experimento sobre la adquisición de fobias del doctor John B. Watson, radica en que si bien extremos, éstos no buscaban causar un daño sobre los pacientes. No así con el experimento de Watson, que efectivamente tuvo como meta final el ver si mediante estímulos externos se podrían llegar a causar desordenes de comportamiento en seres humanos.

Adquiriendo fobias
El pequeño AlbertEl experimento ocurrió en la prestigiosa institución universitaria Johns Hopkins durante la segunda década del siglo XX. En el mismo, el ya por ese entonces afamado psicólogo John B. Watson, pionero en la escuela del estudio del comportamiento observable, se dispuso a realizar una serie de pruebas en un niño de nueve meses llamado Albert, supuesto hijo de una de las amas de crianza del hospital universitario -practica ya totalmente en desuso en Occidente, aunque aun practicada en otros lugares del mundo, en la cual se empleaba a una reciente madre de bajos recursos para que utilice parte de su leche materna para amamantar a otros niños- a la cual no se le comunicó precisamente al alcance y la extensión de lo que se buscaba con los experimentos. Watson tenía como teoría que el miedo irracional y las fobias hacia ciertos objetos, ya sean animados o inanimados, eran comportamientos adquiridos. Teorizaba en su trabajo que los humanos nacían sin ningún tipo de temor, y que estos miedos eran más bien el resultado de experiencias chocantes durante los primeros meses de vida. Experiencias que podían ser activadas mediante estímulos asociados a las mismas, por lo que, incluso sin que esté presente el objeto causante de dicho temor, Watson creía poder activar el comportamiento buscado solamente con traer cerca del paciente el estímulo asociado con el mismo. Obviamente el académico había sido fuertemente influenciado por los estudios de Ivan Pavlov en el comportamiento reflejo de los perros, estudios muy famosos y mencionados incluso al día de hoy.

El pequeño AlbertDe manera sorprendente una de las tareas más simples del experimento fue el conseguir el paciente sobre el cual experimentar. Algo ciertamente impensado en el presente donde incluso las investigaciones más costosas tienen que sortear gran cantidad de papeleo y tiempo de espera para acceder a seres humanos. Debiendo además atenerse rigurosamente a estrictos códigos de conducta y regulaciones, incluso cuando se trata de pacientes terminales que aceptan tratamientos experimentales como último recurso. Algo muy bueno ciertamente y señal de que, a pesar de hacer más dificultoso el trabajo de los investigadores, se ha ganado un mayor respeto por la vida humana.

Los miedos de Albert
Watson se propuso junto a Rosalie Rayner, su asistente, documentar sus hallazgos siguiendo un meticuloso método de experimentación en el cual se expondría a Albert a distintas pruebas emocionales a partir de las cuales, al cabo de un tiempo, podrían llegar a observarse cambios inducidos en el comportamiento en el infante. Para ésto, obviamente, primero debió de establecer si Albert ya sufría previamente de algún miedo, por lo que en primera medida se expuso al pequeño a objetos que luego iban a ser utilizados en la inducción de temores. Un conejo, una pequeña rata blanca, un perro, máscaras e incluso un mono eran algunos de estos objetos de prueba, a todos, el niño reaccionó sin temor. Mostrando incluso curiosidad y alegría por algunos.

El pequeño AlbertUna vez definido que no existía temor hacia los objetos que se iban a utilizar en las pruebas, Watson comenzó con su serie de experimentos. Como ya hemos mencionado, el mismo intentaba crear dos tipos de comportamiento: el primero y más simple era el de causar temor en el niño al presentarlo ante uno de los objetos seleccionados para éste fin; el segundo objetivo era el de crear un estímulo capaz de causar temor por si mismo aunque ninguno de los objetos temidos esté presentes. Incluso, Watson creyó poder llegar a remover dichos temores al traer los objetos causantes de los mismos y suministrar un estímulo placentero en las zonas erógenas del pequeño, una especie de anti-estímulo al estímulo original. Básicamente, el experimento se basó en una progresión que iría de un estímulo pasivo, el sonido estridente causante de una respuesta de temor pasiva, a un estímulo neutral, la introducción del objeto seguido del sonido estridente -asociando condicionalmente la respuesta de temor con el objeto-, a un estímulo condicional seguido por las respuestas de temor condicionadas causadas ya por mera introducción de los objetos.
Continue reading El psicólogo que se especializaba en traumatizar a sus pacientes

Si se es Al capone, se vive bien hasta estando presos

Este es el primero de una serie de artículos dada a llamar “Prisioneros de lujo.” En estas semanas, cuando saque la nueva versión de Anfrix, habrá un índice con las distintas series de artículos.

Que el dinero siempre trajo beneficios y comodidades no es noticia, ni siquiera, cuando esos beneficios y comodidades no eran legales. Ante esto se despertaría el público de los Estados Unidos de finales de los años 20. Cuando un valiente aunque anónimo reportero del Philadelphia Public Ledger se atrevió a reportar las condiciones de vida del poderoso y legendario gangster Al Capone, quien se encontraba sirviendo tiempo en la penitenciaria estatal Eastern State Penitentiary.

Celda de Al Capone
(Hoy día la celda se mantiene como pieza de museo en el mismo sitio de la prisión -de hecho la prisión se ha convertido en un atractivo turístico-)

“Toda la habitación estaba teñida con el resplandor de una lámpara que se apoyaba en un pulido escritorio […] Por una vez las paredes de la sombría cámara penal se hallaba colgado un cuadro de gran gusto, y las melodías de un vals eran emitidas por una gran radio de gabinete, la misma de diseño elegante y fino acabado.”

Y no era para menos, la habitación, nombrada como la “Park Avenue” de la prisión, esta decorada con finas pinturas, bustos y alfombras orientales así como también muebles de fina madera que superaban los varios miles de dólares la pieza. Al Capone, por supuesto, no comía el mismo potaje a base de arroz y maíz triturado que el resto de la prisión debía ingerir. Sino que tenía su propio chef el cual, a su pedido, le envía el plato deseado a prisión.

En el siguiente video pueden ver un recorrido por la prisión, y en especial la diferencia que existe entre la celda de Capone y las del resto de la población carcelaría.

Las elecciones más corruptas de la historia

En 1949 la Unión Soviética decidió demostrarle al mundo la “libertad” y “libre opinión” de las que gozaba su pueblo realizando elecciones generales. Elecciones que de “elegir” no tenían nada, ya que los ciudadanos/prisioneros del régimen solo debían ir, recoger una boleta e introducirla en una urna. A simple vista esto parece lo normal en una elección, sin embargo, lo tragicómico, es que solo había una boleta para “elegir”.

Si bien a lo largo de la historia se realizaron elecciones corruptas en las que el ganador ya se conocía de antemano, la elección soviética de 1949 además poseyó un condimento muy sádico y hasta increíble en su desarrollo: De por si, arregladas o no, hubiese sido imposible para el gobierno soviético perder las “elecciones” ya que solo se permitía la partición de candidatos comunistas. No obstante, y no contentos con esto, decidieron además diseñar un intrincado sistema para vigilar a todos y cada uno de los votantes antes, durante y después de los comicios.

Ivan Burylov

A Ivan Burylov, un apicultor local de las cercanías de Moscú, esto le resultó no más que un circo y una gran patraña, por lo que bastante molesto decidió quejarse expresando su molestia amparado en el supuesto anonimato del voto. Con este fin, escribiría sobre la boleta la palabra “Comedia” haciendo mención a lo ridículo de la gesta.

Desafortunadamente, las boletas estaban numeradas, por lo que tras un breve cruzamiento de datos se identifico a Burylov como autor del “crimen”. Las autoridades capturarían al hombre y como castigo se lo condenaría a 8 años de trabajos forzados. Algo literal a una sentencia de muerte si tenemos en cuenta la edad y condición física del mismo.

Estados efímeros en América

William Walker, un abogado de los Estados Unidos que a mediados del siglo pasado estableció republicas efímeras en California, en Nicaragua y Honduras, hasta que finalmente fue fusilado en 1860.

Otro caso digno de mención es el de Orélie Antonie d’Tounens, notario-escribano francés, que organizo un ficticio “Reino de la Argentina y Patagonia” en la provincia argentina de Neuquén y vecindades chilenas. Algunos descendientes realizaron actos encaminados a mantener viva la idea.

La presencia y acción de estos aventureros expresa la orfandad política en que se debatieron varios sectores de América hasta fines de siglo pasado. También existieron Estados efímeros que encontraron con consenso de sus propios habitantes. Como ejemplo podemos mencionar la “Republica de farrapos”, que existió en el sur del actual Brasil; las “Republicas del Tucumán” y la “República del Entre Ríos” que existieron en la Argentina durante la guerra civil, la “República de Texas” desprendida de México.

El mas Curioso de estos Estados efímeros quizá sea el denominado “Estados Unidos de Buenos Aires y Chile”, que existió en tres pequeñas islas del Caribe durante buena parte de 1817. Fue desbaratado por orden del presidente James Monroe. Una de esas islas es la actual San Andrés, de Colombia, que constituye un paraíso para el turismo internacional.

William Walker:

Acotemos que una prueba de la orfandad política en que se debatía toda América Central Ístmica a medidos del siglo XIX son las andazas de un aventurero estadounidense –William Walker- que había estudiado leyes en su país natal. Sus primeras andanzas fueron en california, donde estableció una efímera republica que lo tuvo por presidente. Después marcho a la actual Nicaragua donde estableció otra republica que también lo tuvo por presidente y que incluso recibió el reconocimiento inicial de los EE.UU. Vencido por las fuerzas locales, escapo a New Orleáns pero regreso después a Nicaragua para reclamar su presidencia; en esta segunda oportunidad debió rendirse a fuerzas navales estadounidenses.

Posteriormente decidió volver por tercera vez a América Central y armo un pequeño ejército para ocupar honduras, pero un naufragio lo hizo desistir de sus planes. Permaneció de todas maneras en ese sector de América procurando liderar una revolución en Honduras, pero fue apresado por fuerzas inglesas y fusilado en 1860.

La República de La Boca
En 1882 a raíz de un conflicto laboral que culminó con una huelga, un grupo de inmigrantes genoveses decidieron independizar a La Boca de la Argentina. Firmaron un acta en la que informaron al Rey de Italia que habían constituido la “República Independiente de La Boca” y levantaron su bandera. El General Julio Argentino Roca, por entonces Presidente de la Nación, acudió en persona al lugar con el Ejército, quitando la bandera genovesa izada en un mástil y solucionó el conflicto.

Cómo era el Partenón antes de ser destruido

Un breve repaso por la tragedia

Desgraciadamente uno de los templos más hermosos y antiguos del mundo fue víctima de saqueos e inconsciencias que lo llevaron a la ruina patente que padece hoy día. El Partenón es un templo ubicado en la Acrópolis de Atenas dedicado a una de las deidades más amadas por los griegos, la diosa Atenea Parthenos -adjetivo sobrenombre de Atenea- honrándola en agradecimiento por proteger la ciudad que lleva su nombre. De inconfundible estilo dórico y construido bajo orden de Pericles, uno de los más sabios hombres de estado que la historia haya visto, entre el 447 y el 432 AC gracias al talento de los arquitectos Ictino y Calícrates quienes siguieron las instrucciones del gran escultor Fidias.

La fogosa historia de la humanidad quiso que el templo se encuentre en una zona candente y estratégica, no ajena a guerras y masacres, pasando de mano en mano con cada nueva conquista. Si bien los cambios fueron muchos hubo tres episodios que causaron deterioros irreversibles. El primero de estos llegó con la desaparición de la estatua de Atenea, de unos 1,200 kilogramos de oro macizo y marfil, la cual se encontraba en su interior; el segundo llegó con la casi destrucción durante la guerra Turco-veneciana en 1687, cuando al ser este utilizado como deposito de pólvora por los turcos una de las balas de cañón del almirante Morosini impacto contra la estructura dando como resultado una explosión enorme que dejó al Partenón con ese aspecto corroído que conocemos hoy en día y la cual literalmente hizo volar el techo. De todas maneras el tercer y más doloroso de los episodios llegaría a manos de los ingleses, cuando el embajador británico en Constantinopla a principios del siglo XIX, Lord Thomas Elgin, decidiera “adueñarse” de las esculturas que aun adornaban la fachada de la construcción sobornando a un contingente de soldados turcos para que estos las arrancasen con barretas y palancas, destruyendo en el proceso gran cantidad de figuras y fragmentando otras tantas en decenas de pedazos.

En la actualidad estas placas permanecen en el Museo Británico, museo cuya deplorable ética lo ha hecho reconocido a la hora de contratar mercenarios para saquear sitios arqueológicos e incluso fomentar el robo de piezas comprando reliquias en el mercado negro. Dicho museo posee la mayor cantidad de “reliquias saqueadas” en el mundo y aun hoy en día hace oídos sordos al reclamo de Grecia y de otras tantas naciones a las cuales saqueó descaradamente.

¿Y como era en su época de gloria?

Si bien existen cientos de reconstrucciones gráficas del templo todos podemos asegurar sin lugar a dudas en que ver un dibujo o imagen es incomparable a estar parado frente a este y sentir su enormidad a plena vista. Bueno, salvo que viajemos hasta Nashville donde existe una réplica exacta a escala real del Partenón. Construida en 1897 para festejar el aniversario del centenario de Tennessee como parte de la Unión por los arquitectos William B. Dinsmoor y Russell E. Hart esta es la única réplica exacta, no solo en tamaño y forma sino que además todas las decoraciones son exactas, incluida la inmensa estatua de unos 13 metros de Atenea en el centro -salvo que, como es lógico asumir, no es ni de oro ni de marfil como la original-

Sobre Atenea: Esta Diosa de la Sabiduría y el Poder era además una guerrera protectora. En la estatua puede vérsela sosteniendo a a Nike -diosa querubina de la victoria- así como su poderoso arsenal: el Aegis, escudo impenetrable dado por Zeus, su padre; la lanza del poder (que representa el poder de la sabiduría); la serpiente que representa a Erictonio -primer Rey de Atenas y criado por la Diosa misma- y su casco especial, capaz de conferirle el poder del vuelo-.

P. T. Barnum el rey de los mentirosos

Si hay una persona que ha dejado en la historia un caudal de leyendas urbanas y mentiras dignas del asombro y la reverencia de los políticos del mundo entero, ese fue Phineas Taylor Barnum. Una contradicción viviente, un ser despreciable y a la vez querible cuyo circo ambulante vendió desde histeria masiva hasta todo tipo de engaños y mentiras.

Circo de Barnum“Por cada segundo nace un idiota nuevo” P.T. Barnum dixit

Phineas Taylor BarnumNacido en una familia de comerciantes de principios del siglo XIX Barnum descubrió de muy joven que el trabajo honesto no era lo suyo, por lo que tras una estafa con cupones de lotería y un periódico llamado “The Herald of Freedom” en el cual la veracidad de las noticias era sólo comparable a las promesas de una campaña presidencial, terminó de muy joven en la cárcel. No desanimado allí aprendió todo tipo de estafas y tretas por lo que al salir decidió iniciarse como “showman”.

Su primera adquisición fue una mujer afroamericana ciega, a la cual apodó como “Joice la bicentenaria” y llegó a presentar como a la auténtica niñera del mismísimo George Washington. Gracias a su carisma y talento a la hora de mentir, pero mejor aun su memoria al sostener esas mentiras, pronto se logró hacerse dueño de un predio y una compañía de espectáculos destartalada.

Circo de Barnum

Su show ambulante continuaría por todo Estados Unidos hasta fundar un museo en 1941 llamado “Barnum’s American Museum”, un museo que prometía unos “500 mil asombros y maravillas” de los cuales absolutamente ninguno era verdadero o correcto. En su museo no solo expondría a una sirena -con la que causaría histeria entre la población- o una “máquina para hacer desaparecer dinero” -simplemente se ponía dinero dentro de esta y la máquina cumplía su cometido-, sino que además “apadrinaría” a un niño enano de 5 años al que presentaría como El General Tom Pulgar, “El general más bajo del mundo”. Personaje que generalmente servía como broche de oro de la función tras salir a escena vestido de Napoleón y ser ovacionado por el público al cometer todo tipo de torpezas -aunque también tenía mucho éxito la escena en la que salía vestido de Cupido en el acto en el cual el hombre cornudo debía caer enamorado de la mujer barbuda-. No obstante, sus andanzas por New York estaban dejando un pantanoso trecho por lo que habiendo estafado a medio estado y con varias recompensas por su cabeza -sobretodo gracias a sus pócimas rejuvenecedoras y tónicos sexuales- Barnum zarpa hacia el Viejo Mundo. Aquí sería prontamente acogido como un héroe llegando a niveles de fama dignos de una celebridad. Invitado personalmente por la misma Reina Victoria, Barnum desplegaría su acto de “asombros y maravillas” en el Palacio de Buckingham, acto que quedaría grabado en la memoria de todos los concurrentes cuando el diminuto Napoleón es atacado por uno de los poodles de la Reina -y que más placentero para la aristocracia inglesa que ver a Napoleón ser vapuleado por un diminuto perro-. Agradecidos por el espectáculo Barnum y su compania viajarían por toda Europa a expensas de la corona, llegando a viajar en carruajes de dignatarios.

Circo de Barnum

Pasarían los años y con cada nueva temporada una flamante estafa nacería, y los engaños se acumularían como las hojas en el invierno. En 1871 gracias a esa montaña de mentiras y shows bizarros nace el “P. T. Barnum’s Grand Traveling Museum, Menagerie, Caravan & Hippodrome”. De este circo y los subsiguientes se originaron leyendas que perduraron hasta el día de hoy como Jumbo “El elefante más grande del mundo” el cual hasta posee una estatua; o la gigante Anna Swan, sin embargo sería su representación de un hipódromo romano lo que más dinero, prensa y controversia traería.

El 7 de Agosto de 1891, con cuatro mansiones y una fortuna gigantesca Barnum muere quedando en su rostro una sonrisa que sorprendería a los concurrentes de su funeral. Unos años más tarde una estatua de bronce puro sería levantada en su honor en el Seaside Park.

El Sr. Richebourg, un espía particular

Hoy en día cuando hablamos de espias inmediatamente nos viene a la mente la imagen del galán empedernido similar a James Bond o la femme fatale que al igual que Mata Hari atonta a los hombres con su belleza logrando sacarles todo lo que deseaba. Sin embargo, lo crean o no uno de los espías más prolíficos del mundo fue un hombre de solo 58 centímetros de estatura apellidado Richebourg.

Nacido en 1768 pasó sus primeros años trabajando como sirviente para una familia de Orleans, sin embargo a la edad de 21 prontamente sería reclutado por una de las facciones de la revolución francesa con el fin de convertirlo en un pasante de información al exterior. El método utilizado era para nada ortodoxo, Richebourg memorizaba el mensaje y acto seguido era rasurado y vestido como un niño pequeño, siendo cuidadosamente tapado con una manta. Una vez disfrazado una anciana lo hacía pasar por la frontera bajo la inocente imagen de una criada paseando al hijo de sus empleadores. Con el tiempo la táctica empleada para obtener información fue variado y Richebourg a veces era dejado con su carrito al lado de oficiales militares, agentes del gobierno o guardias quienes accedían de manera cortés al pedido realizado por una apresurada y amable señora mayor quien les rogaba cuidar a su nieto mientras ella iba a atender unos asuntos en un lugar cercano. durante ese lapso de tempo el diminuto espía trataría de captar algo de información de interés entre las charlas de los oficiales, quizás fechas en las cuales allanarían cierto edifico o la ubicación de prisioneros del rey o tal vez la existencia de depósitos de armas y pólvora. Richebourg murió en Paris en 1858 a los 90 años de edad, tras haber completado infinidad de misiones.

Artículos relacionados
Alfred Redl, el peor traidor en la Historia.
Reloj cámara para espías victorianos.
El último insulto a Lavoisier.
La paloma cámara, un drone versión 1903.

Rocas famosas

La roca más grande del mundo
A simple vista podríamos confundirla con una montaña o, como su nombre refleja la confusión de los primeros exploradores de Australia, con un monte. El Monte Augustus, si bien puede ser perfectamente catalogado como un monte, es en realidad una roca homogénea y cohesiva. Es decir que no está conformado por un montículo de rocas apiladas ni por un conjunto de distintos tipos de piedras, barro y material rocoso como es la norma en la naturaleza. Al contrario Augustus es una sola roca “una gran piedra digna de los Dioses Olímpicos” como la definieron sus primeros exploradores haciendo homenaje a las grandes rocas que los Dioses greco-romanos le arrojaban a los cíclopes en la Gigantomaquia. Extendiéndose por 4800 hectáreas y con una altura de 717 metros es la roca más grande en la superficie de nuestro planeta -tengamos en cuenta que en el espacio hay asteroides rocosos de decenas de kilómetros. De hecho muchos historiadores dicen que las rocas de la Gigantomaquía era la manera de explicar los asteroides y meteoritos que tenían los griegos.-

Monte Augustus

La roca más costosa del mundo
La Estrella del Milenio, considerado el diamante más perfecto y costoso del mundo actualmente se encuentra expuesto en el Domo del Milenio en Londres. Hallado en el Congo en 1990 por un grupo de exploradores pan-europeo y con unos 777 carat fue rápidamente adquirido por unos pocos millones de dólares por la reconocida De Beers, la cual conjuntamente a los expertos de la Steinmetz Diamond Group pasó años planificando y estudiando su corte. Gracias a la ayuda de complejos modelos computarizados lograron cortar el diamante perfectamente obteniendo como resultado un diamante de 203.04 carat y a su vez el más grande dentro de los “top-color (D)”. Si bien el diamante no tiene un precio establecido los expertos calculan que vale mucho más de 100 millones de Libras Esterlinas.

Estrella del Milenio

La roca de Long Island
Hay cientos de rocas en equilibrio a lo largo y ancho del mundo, pero una roca balanceante vertical hay una sola. Ubicada en la bahía de St. Mary esta singular roca de basalto que data del período Triásico es adjudicada a infinidad de leyendas y lamentablemente ha sido víctima de varios intentos por derribarla -lo que llevó a que hoy día deba ser custodiada por la policía-. En uno de estos intentos un bote repleto de pescadores intentó empujarla hacia las aguas pero en una vuelta del destino el bote volcó provocando la muerte de varios de los pescadores.

Roca de Long Island

La Roca Tarpeia
Tarpeia era una Virgen Vestal (aunque otras versiones dicen que la misma era una Sabina) que traicionó a Roma abriéndole las puertas de la ciudad a los Sabinos, los cuales invadieron al instante irónicamente asesinando a Tarpeia en el proceso. El golpe al orgullo romano fue inimaginable ya que Tarpeia no solo era una traidora sino que para colmo de males era una Vestal. Las Vestales cuidaban la Llama de Roma y por esto eran adoradas por la sociedad, de hecho si una Vestal pasaba caminando por delante de un condenado a muerte, a éste se le perdonaba inmediatamente la vida e incluso en los teatros y juegos tenían mejores asientos que los mismos Senadores. Era tal la indignación por la traición que los restos de Tarpeia fueron llevados a la roca más alta del Capitolino y arrojados al vacio. De aquí en más esta roca, la cual se nombró como la Vestal, sería utilizada para asesinar a los traidores y cobardes.