Category Archives: Ordenes, grupos secretos, ideologías

La sociedad secreta de los Duk-Duk

El pueblo de los Tolái posee una de las formas de gobierno y administración de castigos más interesantes y únicas en el mundo. La justicia, las decisiones importantes y decisiones que afectan a la comunidad son tratadas en una sociedad secreta donde las danzas y las discusiones se mezclan de manera indivisible. Durante siglos los rituales, trajes y costumbres de la sociedad Duk-Duk fueron mantenidos en el más absoluto secreto, incluso bajo la pena de muerte ante la menor indiscreción. Ésta celosía por mantener todo dentro de la sociedad llegó a su ápice cuando las fuerzas del Imperio Británico llegaron a Papúa Nueva Guinea y comenzaron a inmiscuirse en los asuntos de las culturas nativas de las islas.

Por supuesto, el hecho de que los adultos tolái se reuniesen en secreto y, según testigos, vistiesen trajes extraños con los cuales realizaban distintas danzas en lo profundo de las islas alertó a las autoridades coloniales quienes veían en éstas actividades una amenaza a su control sobre las islas. Por dicha razón tomaron a los tolái como una amenza seria y enviaron investigadores para determinar qué ocurría durante esas reuniones secretas.

Los investigadores finalmente lograron traer luz sobre la sociedad Duk-Duk, en ésta, miembros de la sociedad vestían dos tipos de trajes y máscaras distintas: los duk-duk utilizaban máscaras sin rostro, que según las creencias de los isleños atraían espíritus masculinos; y los tubuan utilizaban máscaras con grandes ojos y finas bocas alargadas, las cuales creían lograban atraer espíritus femeninos. Vestidos con dichos trajes, entonces, danzaban para así ser “poseídos por los espíritus de sus ancestros” mientras que los jefes de las tribus discutían la necesidad de impartir castigos a ciertas personas que habían roto la ley entre otras decisiones y medidas. Una vez terminada la danza, los chamanes daban el visto bueno confirmando la posesión y es aquí donde el aspecto cultural y sociológico más interesante de la sociedad tenía lugar. Tanto los duk-duk como los tubuan ahora actuaban bajo la influencia del espíritu que los poseía, por lo que no se podía culpar a la persona de carne y hueso por las acciones que cometía durante su estado de posesión. Es así que éstos recorrían las islas “administrando justicia” y las sentencias previamente establecidas por los jefes tribales durante el ritual. Muchas veces la sentencia podía llegar a ser la muerte. Sin embargo, como el verdugo no era dueño de sus acciones, según los chamanes al menos, éste no podía ser culpado por el asesinato o sentirse culpable por el mismo.

Más allá de los intentos coloniales por destruir la práctica y sobretodo las misiones cristianas que prácticamente borraron y reemplazaron las culturas nativas de Papúa Nueva Guinea, la sociedad Duk-Duk aun sobrevive al día de hoy, aunque a duras penas y más como una atracción turística que como ente de gobierno y justicia, ya que la mayoría de los tolái son cristianos y no aprueban los rituales de posesión.

Alfred Redl, el peor traidor en la Historia

A principio del siglo XX el Imperio austrohúngaro comenzó a preocuparse por las nuevas tecnologías utilizadas en el espionaje, las cuales iban desde cámaras hasta micrófonos ocultos. Decididos a actuar contra éste flagelo se modifica la que antiguamente era la oficina de contraespionaje, la cual estaba pensada para contrarrestar la acción de espías convencionales, convirtiéndola en una oficina de contrainteligencia en la cual también se intentaba actuar contra medios de espionaje no tradicionales.

Es en 1907 que Alfred Redl, un singular personajes famoso por su carácter innovador, es elegido como el jefe de la oficina de contrainteligencia. El trabajo de Redl era intachable, no sólo logró capturar a varios espías enemigos utilizando agentes dobles, sino que además fue pionero en la utilización de micrófonos ocultos y otros tipos de medios tecnológicos. Fue además todo un pionero en el empleo de la información misma como medio de inteligencia militar, creando una de las primeras bases de datos relacionales utilizadas para rastrear personas sospechadas de ser agentes enemigos.

Redl era el oficial modelo, tanto que por sus logros fue ascendido a coronel y condecorado por sus méritos. Pero había algo nefasto detrás de ese ejemplo de oficial, Redl era en realidad un doble agente ruso incluso desde hacía ya varios años antes de hacerse cargo de la oficina de contrainteligencia, y serían sus propias innovaciones tecnológicas las que llevarían a su captura. Según el historiador Robert Asprey, quien estudió varios documentos militares de la época y la correspondencia entre el oficial y sus pares, el jefe de los espías rusos Nikolai Batyushin utilizó a varios agentes para acercarse a Redl de manera indirecta. Una vez hecho el contacto fue incriminado con un amante, y ésto obligó a Redl a comenzar a pasar inteligencia militar a Rusia, de lo contrario su vida personal y carrera se verían destruidas.

El daño causado
La inteligencia pasada a los rusos fue devastadora para los austrohúngaros, incluso tras la muerte de Redl seguiría causando daños severos. Entre los documentos más importantes se encuentran:

Una copia completa de los planes del general von Gieslingen para ir a la guerra con Rusia.

Una copia completa del Plan III, los planes e información estratégica para invadir Serbia. Los rusos pasaron ésta información a los serbios entre 1911 y 1912 y cuando el Imperio austrohúngaro finalmente invadió Serbia en el 1914 utilizaron una estrategia muy similar, sufriendo una colosal derrota y perdiendo alrededor de 270 mil hombres.

Las identidades de los espías en territorio ruso.

Los planos e información de destacamentos de algunos de los fuertes clave en territorio austriaco, permitiendo su pronta captura por parte de los rusos.

La captura de algunos espías rusos con información falsa en su poder, lo que llevó a los jefes militares a invertir gran cantidad de recursos y reforzar aéreas que no eran importantes a la estrategia rusa.

En total se estima que fue responsable directo por la muerte de más de medio millón de soldados y agentes austrohúngaros.

La captura
Quizás lo más curioso de ésta historia es que fue a causa de su propio éxito y eficiencia que Redl terminó siendo expuesto. En 1912 el general von Gieslingen lo promueve a un cargo de mayor importancia, llevando a que tenga que entregar el liderazgo de la oficina de contrainteligencia a manos de Maximilian Ronge. Ronge, discípulo de Redl, expandió la búsqueda de anomalías a la ofician de correos, buscando cartas que contuviesen dinero o información militar sospechosa. Meses más tarde los agentes comenzaron a encontrar cartas con dinero e información codificada, siendo además sobres designados para ser retirados en persona por la oficina de correos. Según la historia oficial dada por las autoridades, con el fin de capturar al destinatario de dichos sobres, dos integrantes del servicio de espías plantaron guardia en el correo durante varios días. Finalmente en mayo de 1913 una persona pasó a retirar los sobres sospechosos, pero durante el seguimiento le perdieron el rastro cuando éste se subió a un taxi. Utilizando el número de serie del taxi pudieron hallar al conductor y hacer que éste los lleve hacia la ubicación en la cual el conductor dejó previamente al sospechoso, el hotel Klomser. Durante el viaje también encontraron un abrecartas en el asiento del taxi, por lo que esperaron en la recepción y cuando una persona bajo a preguntar por un abrecartas lo aprehendieron, llevándose la gran sorpresa de estar aprendiendo a su antiguo jefe.

Ahora, la anterior es una historia digna de una película, por lo que algunos historiadores no le dan mucho crédito, asumiendo que lo que en realidad ocurrió es que otro agente doble delató a Redl y luego el gobierno austrohúngaro confeccionó la historia de su captura para salvarse de la humillación. Redl se suicidaría ese mismo día con un arma cargada con una sola bala dejada por Conrad von Hötzendorf para que éste “muestre algo de honor”.

Artículos relacionados
La paloma cámara, un drone versión 1903.
Reloj cámara para espías victorianos.
El Sr. Richebourg, un espia particular.

Sustancia-N, el gas venenoso incendiario con el que los Nazis planeaban cambiar el curso de la guerra

Uno de los mayores obstáculos que debieron sortear los estrategas alemanes durante el planeamiento del avance occidental fue la Franja de Maginot, una serie de fortificaciones construidas por Francia tras la Primer Guerra con la intención de frenar a futuro cualquier intento de invasión alemana. Si bien la franja era imponente y una maravilla de la ingeniería, con sistemas de filtrado de aire, búnkers para tropas, garajes subterráneos, hileras de cañones anti-tanques y piezas de artillería protegidas por varios metros de concreto contando además con depósitos de municiones y pertrechos para durar combatiendo durante varios meses, los alemanes lograron vencerla simplemente evitándola, y cruzando a Francia a través de Bélgica sin contratiempo alguno. No obstante, antes de que esto ocurra, en los planes alemanes existieron varias “súper armas” ideadas con el fin de destruir o abrir un camino a través de la Franja de Maginot. Una de estas soluciones, por así llamarla, fue la creación de gigantescas piezas de artillería, tan grandes como un edificio. Uno de éstos monstruos, el Schwerer Gustav, pesaba 1,350 toneladas y poseía un cañon de 47,3 metros capaz de disparar un obús de 4,8 toneladas a 48 kilómetros de distancia, un arma que el mismo Gustav Krupp tildaría de “capaz de derribar montañas”.

Pero entre las súper armas alemanas se encontraba una mucho más siniestra que cualquier cañón, desarrollada en el instituto Kaiser Wilhelm el N-Stoff (Substancia-N) se trataba de un compuesto interhalógeno (molecula compuesta sólo por elementos del grupo de los halógenos) de fórmula molecular ClF3 y nombre químico Trifluoruro de cloro. Compuesto que a temperatura ambiente se existe en forma de gas corrosivo, incoloro, y de carácter extremadamente reactivo, el cual al condensarse se convierte en un liquido amarillento en extremo venenoso.

Rápidamente los científicos del instituto vieron las aplicaciones militares del mismo, y sin perder tiempo alguno el mando alemán movió todo el desarrollo y producción del gas al complejo industrial de Falkenhagen, una la fábrica de municiones y laboratorio militar subterráneo compuesto por varios búnkers y laboratorios donde el Tercer Reich desarrolló algunas de sus más escalofriantes armas secretas. El gas era ideal para ser utilizado como arma de último recurso en la Franja de Maginot, de hecho, los científicos construyeron modelos en miniatura de la misma con compresores y extractores de aire que simulaban los vientos de la región, y estudiaron en profundidad como utilizar el gas para diezmar a las tropas y operarios de artillería franceses dentro de los búnkers.

El problema, además de la peligrosidad del gas, radicaba en que su producción era extremadamente costosa, producir solamente un kilogramo de N-Stoff costaba unos 100 Reichsmark (a finales de la década del 30 encontramos que 2,5 ℛℳ se cambiaban por aproximadamente $1 dolar estadounidense (según el historiador William Breuer), si ajustamos los niveles inflacionarios, entonces: $1 dólar de 1939 equivalen a $16,89 dólares del 2016. Lo que quiere decir que producir 1 kilogramo de N-Stoff costaba unos $675,6 dólares actuales). Por dicha razón, y el hecho de que durante el principio de la guerra incluso el llegar a sugerir la utilización de armas químicas era algo tabú sobretodo después de las experiencias de la Primer Guerra, la investigación se dejó de lado.

Pero eso cambiaría en 1944, el alto mando alemán sabía que la guerra estaba perdida, por lo que varios planes desesperados comenzaron a implementarse, uno de estos fue el Vergeltungswaffe 3, un arma diseñada para convertir a Londres en escombros. Otra de estas “armas de venganza” sería el ahora resucitado N-Stoff. Altamente oxidante, altamente venenoso y reactivo con materia tanto orgánica como inorgánica, era capaz de iniciar un proceso de combustión incluso sin una fuente de ignición presente. El mismo quemaba a través de arena, asbestos e incluso concreto, y si se lo intentaba apagar con agua reaccionaba de manera aun más violenta. Peor aun, éste gas es de peligrosidad máxima, ya que es fácilmente absorbido por la piel y su residuo es también mortal, dejando prácticamente inutilizadas cualquier pieza de equipo o maquinaria con las que entre en contacto. Como si lo anterior ya no fuese poco, al ser más denso que el aire generalmente no asciende, y se mantiene al nivel de las tropas, metiéndose además por canales de ventilación o las compuertas de distintos vehículos de combate.

Afortunadamente la Sustancia-N nunca fue utiliza en el campo de batalla, ya que la problemática de su costosa producción se mantuvo como una constante, y una Alemania ya demolida por los bombardeos tanto Aliados y Soviéticos fue incapaz de producir el compuesto a gran escala. De hecho, cuando los Soviéticos capturaron Falkenhagen, encontraron que los alemanes habían sido capaces de producir unas pocas toneladas del mismo (los estrategas alemanes consideraban que para que el gas tenga un efecto en el curso de la guerra se necesitaban producir 90 toneladas mensuales)

Hoy en día el Trifluoruro de cloro se utiliza en varios procesos industriales, sobretodo en la producción de semiconductores y como componente oxidante en ciertos combustibles de cohete, aunque el difícil manejo y almacenamiento del mismo han hecho que se opte por otros soluciones de menor riesgo.

La obra musical que permaneció escondida a plena vista durante 550 años

Capilla de Rosslyn

Una de las maravillas arquitectónicas que más me fascinan es la capilla de Rosslyn. Construida a mediados del siglo XV en el poblado escocés de Roslin bajo ordenes del conde de Caithness, ésta capilla, cuyo arquitecto permanece en el anonimato hasta el día de hoy, ha sido el epicentro de incontables leyendas y teorías conspiratorias. Algo incluso hasta lógico si tenemos en cuenta no sólo a su particular arquitectura e intrincadas decoraciones, entre las que no faltan incontables seres grotescos y gárgolas, sino que además desde un principio se la asoció con grupos de masones y caballeros de la Orden del Temple quienes durante varios años la utilizaron como refugio.

Los pilares musicales
Si bien en la capilla encontramos todo tipo de curiosas decoraciones que van desde grabados, según se cree, relacionados con la mitología nórdica hasta infinidad de pequeños seres verdes de grotescas facciones que miran atentamente a los feligreses, lo más interesante es sin lugar a dudas el pilar musical.

Hombre verdeDurante más de medio milenio nadie supo a ciencia cierta cuál era el significado o el simbolismo iconográfico que intentaban comunicar los grabados hallados sobre éste singular pilar central y sus respectivos arcos, algo comprensible ya que los mismos no poseen ningún tipo de escritura o símbolo religioso conocido y ‘solamente’ constan de patrones irregulares formados a partir de 215 cubos ornados con peculiares figuras geométricas perfectamente definidas sobre su cara exterior y un conjunto de ángeles con instrumentos musicales que los rodean y parecen mirarlos con cuidadosa atención. Por fortuna para todos nosotros, el secreto fue finalmente develado en el año 2007 por el pianista escocés Thomas Mitchell y su hijo Stuart, siendo efectivamente más espectacular de lo que cualquiera hubiese podido imaginar, ya que se trataba de una compleja obra musical que permaneció escondida a plena vista durante más de medio milenio.

Pilar musicalTras estudiar los cubos durante años, llegaron a la conclusión de que los mismos forman 13 patrones distintos que encajan a la perfección con varios de los patrones descritos en el siglo XVIII por el músico y matemático alemán Ernst Chladni, quien empleó gran parte de su vida en el estudio de la codificación visible de ondas vibratorias y sonoras mediante la utilización de un medio mecánico, siendo, en efecto, el padre de lo que hoy en día se conoce como cimática -el estudio visible de las ondas sonoras-. Para realizar sus experimentos Chladni utilizaba placas metálicas a las cuales cubría con una fina capa perfectamente regular de sal extremadamente fina. Luego, utilizando distintos instrumentos mecánicos calibrados producía intensas frecuencias sonoras detrás de la placa, frecuencias que tras atravesar la placa perturbaban con sus vibraciones la capa de sal dejando como resultado patrones geométricos bien definidos los cuales catalogaba y anotaba pacientemente. La sorpresa sería gigantesca, no sólo los patrones geométricos formados por varios de los cubos correspondían perfectamente a varios de los patrones descritos por Chladni más de 300 años después de que la capilla fuera construida, sino que también uno de los ángeles que adornaban el pilar central en el cual se encontraban la mayoría de los ángeles con instrumentos musicales oficiaba como ‘director’ de lo obra, ya que con sus dedos señalaba tres notas que, efectivamente, eran las que indicaban el tono y el comienzo de la melodía.

Tras un laborioso trabajo padre e hijo fueron decodificando los cubos y traduciendo la obra a notación musical contemporánea. A los pocos meses y ya con las partituras completas llamaron a cuatro cantantes y a ocho músicos experimentados con los instrumentos musicales medievales tocados por los ángeles para representar la obra. Dando, nuevamente, vida a una pieza musical que permaneció alrededor de 550 años escondida a plena vista y a la cual denominarían como el Motete de Rosslyn.

En el video a continuación, subido por el mismo Stuart Mitchell a su canal de YouTube, escuchamos la representación de la obra y también podemos hallar una explicación técnica de la misma (en inglés) así como ejemplos de experimentos similares a los realizados por Chladni.

Las milenarias ciudades subterráneas de Turquía

Kaymakli

Ubicada aproximadamente a 20 kilómetros de Nevsehir existe un lugar sorprendente. Una ciudad subterránea construida hace más de mil cuatrocientos años sobre una serie de cien túneles que, a manera de laberinto vertical, conectan distintos niveles habitacionales, talleres y hasta corrales. Su nombre actual es Kaymakli, pero era llamada Enegup por sus primeros habitantes. La misma fue construida y ampliada durante varios años por cristianos que escapaban la persecución sufrida en estas tierras y, gracias a un complejo de túneles de ventilación bien disimulados, podía albergar a cientos de personas durante varias semanas. Hoy en día es un atractivo turístico, no obstante, y por más sorprendente que parezca, varios de sus túneles continúan siendo utilizados como depósitos.

En el pasado, esta serie de túneles componía literalmente una ciudad, ya que poseía toda una serie de instalaciones, que iban desde talleres, iglesias y hasta corrales de animales, capaces de cubrir las necesidades de sus habitantes. Curiosamente, estos lugares no estaban desparramados por los distintos niveles de la misma. Sino que se administraban y ubicaban en distintas áreas bien especificadas. Por ejemplo, los talleres donde se procesaba el aceite y el vino, así como los depósitos de comida y las cocinas, pueden hallarse en el tercer piso. Esta concentración de lugares de trabajo afines, se cree, era para evitar la cantidad de dificiles trayectos verticales que de otra manera deberían haber realizado sus habitantes.

Esta ciudad, que particularmente es la más grande de la serie de ciudades subterránea de la zona, fue abierta al publico y turistas en general en el año 1964. De todas maneras, solo una pequeña fracción de la misma puede visitarse ya que la mayor parte de las mismas no son seguras para los turistas al contener infinidad de aberturas en los pisos, pasillos estrechos, y lugares de riesgo.

Derinkuyu

Al igual que Kaymakli, Derinkuyu fue comenzada (posiblemente) por los hititas hace 3400 años y reconstruida y ampliada en tamaño hace unos 1200 o 1300 años por cristianos que escapaban de la persecución del Imperio Romano y posteriormente, del siglo 7 al 10, del islam. La misma se encuentra a unos 30 kilómetros de Nevsehir y sus niveles llegan a alcanzar la asombrosa profundidad de 85 metros divididos en 11 pisos y varios sub niveles (posiblemente más de 20). Al igual que la ciudad de la que anteriormente hablamos, posee todo tipo de talleres y habitaciones distribuidos organizadamente por sus niveles.

Uno de los detalles más interesantes es el que Derinkuyu fue sufiendo dramáticos cambios a lo largo de su historia. Sobretodo en la era Bizantina, en la cual se agregaron unas considerables puertas de piedra para cerrarla desde dentro e impedir el acceso exterior. Detalle que indica el conocimiento de la ciudad por parte de los persecutores y posibles intentos de invasión. Sorprendentemente, gracias a sus fuentes y depósitos internos de comida, la ciudad podía acomodar cómodamente a 3 mil personas; pero si una crisis se desataba en el exterior, se cree que podía llegar a ser ocupada por 50 mil. Si bien la ciudad aun no ha sido totalmente excavada, se sabe que contenía túneles que la comunicaban con otros. Hoy solo
una pequeña parte está abierta al público.

Las elecciones más corruptas de la historia

En 1949 la Unión Soviética decidió demostrarle al mundo la “libertad” y “libre opinión” de las que gozaba su pueblo realizando elecciones generales. Elecciones que de “elegir” no tenían nada, ya que los ciudadanos/prisioneros del régimen solo debían ir, recoger una boleta e introducirla en una urna. A simple vista esto parece lo normal en una elección, sin embargo, lo tragicómico, es que solo había una boleta para “elegir”.

Si bien a lo largo de la historia se realizaron elecciones corruptas en las que el ganador ya se conocía de antemano, la elección soviética de 1949 además poseyó un condimento muy sádico y hasta increíble en su desarrollo: De por si, arregladas o no, hubiese sido imposible para el gobierno soviético perder las “elecciones” ya que solo se permitía la partición de candidatos comunistas. No obstante, y no contentos con esto, decidieron además diseñar un intrincado sistema para vigilar a todos y cada uno de los votantes antes, durante y después de los comicios.

Ivan Burylov

A Ivan Burylov, un apicultor local de las cercanías de Moscú, esto le resultó no más que un circo y una gran patraña, por lo que bastante molesto decidió quejarse expresando su molestia amparado en el supuesto anonimato del voto. Con este fin, escribiría sobre la boleta la palabra “Comedia” haciendo mención a lo ridículo de la gesta.

Desafortunadamente, las boletas estaban numeradas, por lo que tras un breve cruzamiento de datos se identifico a Burylov como autor del “crimen”. Las autoridades capturarían al hombre y como castigo se lo condenaría a 8 años de trabajos forzados. Algo literal a una sentencia de muerte si tenemos en cuenta la edad y condición física del mismo.

Los colosales espías electrónicos de la Guerra Fría

La Operación Discoverer

La Misión Discoverer es uno de los episodios más interesantes de la Guerra Fría. Presentada al mundo como un enorme experimento científico en ciencia planetaria, en realidad, fue la primera misión de espionaje satelital de la historia. Empleando satélites Corona, famosos por haber sido los primeros satélites-espía funcionales del mundo, La misión le daría a Estados Unidos un invaluable reconocimiento aéreo de instalaciones y territorios Soviéticos. Sin embargo, lo más interesante, radicó en que para justificar y mantener oculto el verdadero motivo de las investigaciones, cientos de documentos, estudios y análisis científicos debieron ser falsificados y presentados como los resultados obtenidos de la misión.

La primitiva tecnología de la época no permitía la transmisión inalámbrica de imágenes como los satélites modernos, al contrario, los satélites debían eyectar una cápsula con los films fotográficos a. Esto conllevaba un gran problema ya que muchas veces si no fallaba la eyección de la cápsula, la misma era extraviada al averiarse su antena en el descenso. Varias de las misiones, como la CZ, lanzada el 28 de Febrero de 1959, terminarían en fracaso. De hecho, las cápsulas con los films de las misiones 5,6,8 y 11, críticas por su contenido de territorios clave de la URSS, fueron extraviadas en Tierra. De hecho resultados favorables recién fueron logrados con el Discoverer 13.

Una vez solucionados los problemas y gracias a la experiencia de los primeros lanzamientos, 32 misiones fueron llevadas a cabo con éxito, y decenas de miles de fotografías de la URSS fueron tomadas y archivadas. No obstante, los soviéticos comenzaron a sospechar, y un plan para verificar que tan científicas eran las misiones se puso en marcha. Es así que el 25 de mayo de 1972 un submarino soviético fue ubicado estratégicamente debajo de la zona de aterrizaje de la cápsula de la mision Discoverer 38. Si bien el intento de los soviéticos falló, la CIA asumió que el riesgo era muy alto, por lo que la misión fue cancelada. No sin antes haberle dado a los Estados Unidos un primitivo “Google Earth” de las bases soviéticas.

El monstruo del bosque

En el mundo de los radio aficionados durante la Guerra Fría el “pájaro carpintero soviético” era el nombre que se le daba a una misteriosa señal que provenía desde Rusia. Apodada por el parecido que su ruido poseía con el picar de los pájaros carpinteros, era odiada por todo el mundo ya que interfería con decenas de comunicaciones al día. La señal era en realidad un sub producto de una de las antenas más monstruosas y colosales alguna vez construidas, cuya función, era la de servir como un sistema de emergencia previa que detectara el acercamiento de misiles occidentales a la unión Soviética.

Duga-3, como se conocía técnicamente, se ubicaba en las afueras de Chernobyl y era un secreto de estado. Con unos 900 metros de extensión y una altura que la hace visible a más de 100 kilómetros de distancia, este radar era capaz de detectar miles de misiles balísticos en simultaneo. Así mismo, su poder de transmisión, unos 10 MW, eran tan asombrosos como su tamaño.

La señal, que supo ser la pesadilla de todo radio aficionado en el hemisferio norte, fue desapareciendo a medida que la economía de la Unión Soviética colapsaba en sus errores y los mega proyectos no podían seguir siendo mantenidos.

Operation Fortitude – El ejército inexistente que permitió la invasión a Normandía

La Operación Fotitude es quizás uno de los más interesantes eventos de la historia. No solo porque definiría el curso del mayor conflicto de la humanidad. Sino porque además fue el único ejército inexistente de la historia en causar tanto daño a su enemigo sin disparar una sola bala.

Las tropas aliadas debían entrar a Francia si querrían abrir exitosamente un frente occidental. Sin embargo, todas las posibles rutas de desembarco masivo, es decir las que poseían accesos a rutas que permitiesen la entrada de tanques, camiones y vehículos de apoyo, estaban fuertemente fortificadas por los alemanes.

El punto de entrada fue elegido tras mucho debate en el mando aliado. Este sería Normandía. Sus amplias playas permitían la entrada masiva de vehículos de combate y abastecimiento, y a la vez, la red de caminos cercanos daban la posibilidad de que las tropas se dispersasen rápidamente una vez tomadas las bocas de playa. De esta manera se evitaba el asedio de artillería de largo alcance y el bombardeo aéreo. Esta operación, ejecutada el famoso Día D, sería la histórica Operation Overlod. No obstante, existía un gran problema. Normandía era uno de los lugares mejor fortificados del mundo.

Operation Fortitude
Si se deseaba entrar exitosamente, había que distraer la atención de Alemania a tal punto que su alto mando evitara, con el fin de fortificar otras zonas supuestamente bajo amenaza, enviar refuerzos y tropas extras. De esta manera, no solo se aminoraba la cantidad de bajas en el desembarco, sino que además se eliminaba la posibilidad de un contra-ataque terrestre.

El plan estaba dividido en dos puntos concretos, hacer creer al eje que los aliados invadirían Noruega y que el intento de entrada a Europa continental sería por el Paso de Calais. Estas operaciones eran denominadas Fortitude North y Fortitude South. En caso de funcionar, Normandía quedaría prácticamente a merced de los aliados.

El primer problema consistió en cómo distraer a un ejército cuya tecnología era claramente superior. Esto se logró “engordando” el número de tropas aliadas al norte. No solo una sagaz red de contra-espías entraría en acción, difundiendo rumores en territorios del eje y en sus rangos de oficiales. Sino que además, se crearía el más grande de los “ejércitos invisibles” de la historia.

Faltaba poco tiempo para el Día D y estaba todo listo, la SHAEF organizaría la operación bajo la supervisión del general Dwight Eisenhower. El conjunto de la operación era monstruoso, enorme, y miles de piezas armaban el rompecabezas. Peor aun, si solo una de estas piezas fallaba la operación entera sería inútil. Claramente no una tarea fácil, ni mucho menos simple. Por lo que una operación multivectorial sería desarrollada:

a.- En primer lugar se utilizaría una red de radio-operadores que enviarían decenas de miles de señales y comunicados con el fin de simular coordinaciones de tropas y formaciones de batalla al norte de Normandía.

b.- Quizás el punto más interesante de la operación. Se construirían cientos de tanques y vehículos de madera, con el fin de engañar al reconocimiento aéreo alemán. Así mismo, se construirían falsas fachadas, simulando barracas y cuarteles,

c.- Una amplia red de contra-espías llevaría información falsa a Alemania.

d.- Se haría presente el legendario general George Patton para realizar el papel de comandante de la región. El prestigio de Patton y el hecho de ser uno de los más grandes estrategas de la historia, lograron que el eje ponga mucha atención en la zona y la considere un peligro latente. No era secreto que Alemania consideraba a Patton como el mejor general de los Estados Unidos.

e.- Se filtraría información diplomática a través de los países neutrales, ampliando la gama de rumores y la falsa data que llegaba a los cuarteles en Berlín.

El resultado
No solo el plan fue todo un éxito, limitando ampliamente la capacidad del eje para reforzar Normandía rápidamente tras el desembarco. Sino que además la operación significó un gravísimo golpe en la moral y confianza del comando central alemán. Limitando a su vez el ritmo con el que la inteligencia alemana catalogaba y difundía información estratégica del enemigo a sus generales.

De hecho, y por más curioso que parezca, la Operación Fortitude, creó el ejército inexistente que más daño hizo a su enemigo.

Nota curiosa: La invasión a Normandía fue el desembarco más grande de la historia. Rompió el récord anterior, el cual había sido impuesto hacía dos mil años por Julio César cuando este invadió Britannia -Reino Unido actual-. Curiosamente, Julio César hizo zarpar a sus navíos desde Normandia y desembarcó en un punto muy cercano del que dos mil años más tarde zarparía el contingente británico que invadiría Normandía.

Estados efímeros en América

William Walker, un abogado de los Estados Unidos que a mediados del siglo pasado estableció republicas efímeras en California, en Nicaragua y Honduras, hasta que finalmente fue fusilado en 1860.

Otro caso digno de mención es el de Orélie Antonie d’Tounens, notario-escribano francés, que organizo un ficticio “Reino de la Argentina y Patagonia” en la provincia argentina de Neuquén y vecindades chilenas. Algunos descendientes realizaron actos encaminados a mantener viva la idea.

La presencia y acción de estos aventureros expresa la orfandad política en que se debatieron varios sectores de América hasta fines de siglo pasado. También existieron Estados efímeros que encontraron con consenso de sus propios habitantes. Como ejemplo podemos mencionar la “Republica de farrapos”, que existió en el sur del actual Brasil; las “Republicas del Tucumán” y la “República del Entre Ríos” que existieron en la Argentina durante la guerra civil, la “República de Texas” desprendida de México.

El mas Curioso de estos Estados efímeros quizá sea el denominado “Estados Unidos de Buenos Aires y Chile”, que existió en tres pequeñas islas del Caribe durante buena parte de 1817. Fue desbaratado por orden del presidente James Monroe. Una de esas islas es la actual San Andrés, de Colombia, que constituye un paraíso para el turismo internacional.

William Walker:

Acotemos que una prueba de la orfandad política en que se debatía toda América Central Ístmica a medidos del siglo XIX son las andazas de un aventurero estadounidense –William Walker- que había estudiado leyes en su país natal. Sus primeras andanzas fueron en california, donde estableció una efímera republica que lo tuvo por presidente. Después marcho a la actual Nicaragua donde estableció otra republica que también lo tuvo por presidente y que incluso recibió el reconocimiento inicial de los EE.UU. Vencido por las fuerzas locales, escapo a New Orleáns pero regreso después a Nicaragua para reclamar su presidencia; en esta segunda oportunidad debió rendirse a fuerzas navales estadounidenses.

Posteriormente decidió volver por tercera vez a América Central y armo un pequeño ejército para ocupar honduras, pero un naufragio lo hizo desistir de sus planes. Permaneció de todas maneras en ese sector de América procurando liderar una revolución en Honduras, pero fue apresado por fuerzas inglesas y fusilado en 1860.

La República de La Boca
En 1882 a raíz de un conflicto laboral que culminó con una huelga, un grupo de inmigrantes genoveses decidieron independizar a La Boca de la Argentina. Firmaron un acta en la que informaron al Rey de Italia que habían constituido la “República Independiente de La Boca” y levantaron su bandera. El General Julio Argentino Roca, por entonces Presidente de la Nación, acudió en persona al lugar con el Ejército, quitando la bandera genovesa izada en un mástil y solucionó el conflicto.

Kowloon, la ciudad más densa del mundo

El aspecto fortificado y compacto de la ciudad amurallada de Kowloon no es casualidad, ya que ésta empezó en el siglo XIX sirviendo de fuerte y puesto de vigía contra los piratas de la región. Pasaría a ser una ciudad recién en 1842, cuando tras cederle Hong Kong a las autoridades británicas, a causa del tratado de Nanjing, el gobierno chino decidiera que a pesar de esto debía contar con una presencia en la región. Por lo que Kowloon se convertiría en un enclave chino en la isla.

En la Segunda Guerra Mundial fue conquistada por los japoneses, quienes demolieron gran parte de la misma incluida la muralla. No obstante, lo peor vendría al terminar la guerra, ya que la ciudad se convertiría en un paraíso criminal que daba refugio y guarida a algunas de las más violentas pandillas de la isla.

Administrada por sus propios residentes, el control urbano resultó no ser prioridad y con el debilitamiento de las Triadas -grupos mafiosos- la ciudad comenzó a crecer de manera desproporcionada a mediados de los 70s. Así, debido a que no se podía construir fuera del territorio original de esta, el cual se extendía por unos 0,025 km2, Kowloon iría expandiéndose hacia arriba y achicando sus calles cada vez más. Literalmente convirtiéndose en un laberinto de edificios, puentes y pasillos. Tan extrema resultó esta práctica que la ciudad pasó a convertirse en un gran edificio.

Con 50 mil habitantes y 0.025 Km2 de extensión, Kowloon registraba el récord de densidad de población: unos 1.9 millones por Km2.

Sí, y si esta ciudad te resulta familiar, es porque el anime Ghost in the Shell se inspiró en la misma.

El fin de Kowloon

Tras un acuerdo conjunto entre China y el Reino Unido en 1987 se decidió demoler la ciudad. El proceso llevaría años y muchas negociaciones con sus habitantes, muchos de los cuales no preferían mudarse. Tras la evacuación y posterior relocación la ciudad sería finalmente demolida entre 1991 y 1992.

Es imposible imaginar lo que pudo haber llegado a ser vivir allí. De todas maneras, les recomiendo leer la descripción y el magnífico relato de Robert Ludlum -el autor de Bourne Supremacy- el cual nos dará una idea de lo claustrofóbico y vertiginoso de la experiencia.

Enlaces relacionados
La ciudad de Lagos, aunque en mucho mayor tamaño, actualmente presenta un crecimiento orgánico.

Beta Giyorgis, el edificio megalítico enterrado

Beta Gyorgis es una singularidad de la arquitectura ya que es uno de los pocos edificios del mundo cuya estructura ha sido prácticamente tallada a partir de una enorme roca, es decir, el edificio es una unidad sin ladrillos ni parantes de ningún tipo y pertenece a un escaso y selecto grupo de monumentos rupestres.

Su misterioso origen

Su origen es todo un misterio, en un principio se pensaba que había sido construida en el siglo XIII por expediciones de caballeros Templarios, teoría basada en que la estructura tenía forma de cruz. Sin embargo, su decoración, forma y estilo son muy similares a los hallados en los templos cristianos de los pueblos árabes por lo que hoy día, y tras grandes investigaciones, la teoría más fuerte indica que esta serie de estructuras pétreas en el norte de Etiopía fueron construidas tras varias expediciones de avanzada que salían desde Medio Oriente de las tantas que tuvieron lugar a la región en alguna parte del siglo XII. Esta teoría actualmente es la más apoyada ya que las civilizaciones árabes medievales contaban con un largo legado y conocimiento en la construcción de estructuras pétreas que se remontan al Imperio Persa, los Sasánidas y por supuesto la región de Palmira en Siria. De hecho cuando los romanos conquistaron parte de Medio Oriente llamaron a una de las regiones como Arabia Petraea -Arabia Rocosa- a causa de la gran cantidad de rocas y construcciones a partir estas halladas en la región. Por último, el gobierno de Etiopía trata de establecer al rey nativo de la región Gebre Mesqel Lalibela de la dinastía a Zagwe como responsable de la construcción de dichos edificios. No obstante, la falta de desarrollo tecnológico de los pueblos nativos al momento de las obras hubiera hecho que sea muy improbable la realización de dicha tarea.

Sea cual sea el origen hoy día todo son suposiciones y teorías y nadie puede afirmar a ciencia cierta quien ha construido este complejo de templos e iglesias.


¿Edificio o escultura?
La respuesta exacta seria ambas. Al igual que la iglesia de Ivanovo en Bulgaria o la famosísima y asombrosa Petra en Jordania estas estructuras son llamadas monumentos rupestres y son únicos en su tipo. En el caso de Beta Giyorgis sus dimensiones son 25x25x30 Mts.

Artículos relacionados
Los templos subterráneos más espectaculares del mundo.
Ellora, el complejo de templos hindúes y budistas tallados sobre la cara de una montaña durante 450 años.

Experimentos con drogas y ácidos realizados por el ejército

A lo largo de los años varias agencias militares vieron en las drogas ácidas un candidato atractivo para diseñar armas que alocaran a los soldados enemigos previamente a un ataque, haciendo, de esta manera, que una invasión sea relativamente fácil.

Varios experimentos fueron realizados con este fin utilizando animales, entre ellos el más famoso es el del elefante Tusko el cual tras haber sido administrado con una masiva dosis de LSD enloqueció al punto de derribar varias paredes del complejo y sembrar el caos entre los científicos presentes. Otros, ya más avanzados, fueron realizados en seres humanos.

Experimentos de coordinación en equipo


Experimento del ejército estadounidense en el cual se hacía marchar a las tropas normalmente y luego se comparaba su marcha bajo los efectos del LSD.

Experimentos de racionalidad


Se le daba una misión a un grupo de soldados y veían como estos intentaban completarla bajo los efectos del LSD.

Artículos relacionados
Experimento realizado con un artista al cual se le suministró LSD y se le pidió que dibuje.

El Sr. Richebourg, un espía particular

Hoy en día cuando hablamos de espias inmediatamente nos viene a la mente la imagen del galán empedernido similar a James Bond o la femme fatale que al igual que Mata Hari atonta a los hombres con su belleza logrando sacarles todo lo que deseaba. Sin embargo, lo crean o no uno de los espías más prolíficos del mundo fue un hombre de solo 58 centímetros de estatura apellidado Richebourg.

Nacido en 1768 pasó sus primeros años trabajando como sirviente para una familia de Orleans, sin embargo a la edad de 21 prontamente sería reclutado por una de las facciones de la revolución francesa con el fin de convertirlo en un pasante de información al exterior. El método utilizado era para nada ortodoxo, Richebourg memorizaba el mensaje y acto seguido era rasurado y vestido como un niño pequeño, siendo cuidadosamente tapado con una manta. Una vez disfrazado una anciana lo hacía pasar por la frontera bajo la inocente imagen de una criada paseando al hijo de sus empleadores. Con el tiempo la táctica empleada para obtener información fue variado y Richebourg a veces era dejado con su carrito al lado de oficiales militares, agentes del gobierno o guardias quienes accedían de manera cortés al pedido realizado por una apresurada y amable señora mayor quien les rogaba cuidar a su nieto mientras ella iba a atender unos asuntos en un lugar cercano. durante ese lapso de tempo el diminuto espía trataría de captar algo de información de interés entre las charlas de los oficiales, quizás fechas en las cuales allanarían cierto edifico o la ubicación de prisioneros del rey o tal vez la existencia de depósitos de armas y pólvora. Richebourg murió en Paris en 1858 a los 90 años de edad, tras haber completado infinidad de misiones.

Artículos relacionados
Alfred Redl, el peor traidor en la Historia.
Reloj cámara para espías victorianos.
El último insulto a Lavoisier.
La paloma cámara, un drone versión 1903.