Tag Archives: Universidades

Lingotto, la fábrica de Fiat que tenía un circuito de carreras en la azotea

Lingotto fue sin lugar a dudas uno de los edificios más interesantes del mundo. Construido entre 1916 y 1923 en Turín, la planta de estilo futurista se dividía en un sector central donde se ubicaban las materias primas del día y las prensas para fabricar las carrocerías y luego una linea de producción continua en forma de espiral que seguía la silueta ovalada del edificio principal. Inspirada en los innovadores métodos de producción en masa desarrollados por Henry Ford en 1913, la linea de Lingotto funcionaba como una linea de ensamblaje tradicional. Es decir, los vehículos ingresaban a la linea y a medida que avanzaban a través de esta iban siendo completados de manera serial. La diferencia entre el edificio de la Fiat y todas las otras lineas de producción es que esta linea también tenía un componente vertical: la misma era un espiral de 5 pisos. Al llegar al último nivel se accedía a una enorme compuerta desde la cual se salia a la azotea.

Cuando el vehículo llegaba a la azotea el mismo estaba terminado, por lo que sólo quedaba probarlo. Por supuesto que todo estuvo en los planes de Matté Trucco, el arquitecto que construyó la fábrica, y la azotea era un enorme circuito de pruebas continuo en el cual se realizaban todos los controles necesarios. Los extremos del ovalo estaban oportunamente inclinados y además eran curvados, lo que facilitaba doblar a altas velocidades. Durante los tiempos libres los obreros y empleados de la Fiat podían correr carreras utilizando los coches deportivos que estuviesen disponibles al momento.

La fábrica funcionó durante 71 años y en ella se construyeron 81 modelos distintos, cerrando su producción por completo en 1981 debido a que la organización de la fábrica y la distribución del espacio no eran compatibles con las técnicas de producción modernas. Como ocurre con tantos otros bellos edificios de antaño, gran parte de Lingotto fue reconvertida en un centro comercial, otra parte se convirtió en un pequeño hotel y el que era el sector administrativo fue donado a la Universidad de Turín.

Otras pistas de azotea
Lingotto fue la primera pero no la única pista de carreras en una azotea en el mundo. Otros dos ejemplos fueron la fábrica de Imperia en Bélgica, la cual tenía una pista de 1 km de largo que pasaba parcialmente por su azotea y el edificio Edificio Chrysler en la Argentina, el cual tiene una pista de carreras redonda e inclinada en su azotea.

Continue reading Lingotto, la fábrica de Fiat que tenía un circuito de carreras en la azotea

Biosphere 2, un ecosistema cerrado tan perfecto e idílico que terminó en fracaso

La adversidad muchas veces es algo necesario, algo que si es aprovechado nos servirá para aprender y formar nuestro caracter. Quizás el mejor ejemplo de ésto es lo que ocurrió en Biosphere 2, un hábitat completamente cerrado creado por la Universidad de Arizona en 1987 con el fin de servir como ecosistema de investigación y vivarium de varias especies de plantas y árboles exóticos.

Si bien en el presente se utiliza para los fines anteriormente mencionados, a principios de los años 90 la instalación sirvió para un propósito de investigación científica pura: crear el primer ecosistema completamente cerrado. Desde los nutrientes hasta el oxigeno, la humedad y demás recursos serían creados y reciclados constantemente utilizando las costosas y complejas maquinarias y sistemas dentro de las instalaciones del complejo. La idea original era la de crear el hábitat perfecto, todos los parámetros medidos en tiempo real por avanzados sensores y regulados por complejos sistemas de control; dándole a los vegetales en el lugar la cantidad de nutrientes perfecta y asegurando la virtual inexistencia de plagas e insectos invasivos. De funcionar, se crearía un ecosistema aislado del mundo el cual podría servir como punto de partida para el desarrollo de ecosistemas en bases inter-planetarias o incluso la preservación de las especies vegetales en caso de una catástrofe ecológica a escala global.

Así fue, al menos durante los primeros años, las plantas y árboles que crecían dentro de B2 eran más voluptuosas, más grandes en incluso abundantes que sus pares en el resto de la tierra. Ciertamente ésta serie de ecosistemas cerrados que ocupaban 1,27 hectáreas eran un paraíso en la tierra, perfecto, sin adversidades ni problema alguno.

Pero algo comenzó a ocurrir, y en un principio ninguno de los científicos entendió el por qué. Los árboles se quebraban antes de madurar cayendo a tierra sin motivo alguno. Tras buscar varias respuestas la definitiva vino del análisis de la madera y las raíces de los mismos. Al haber crecido completamente guarecidos de los vientos, éstos árboles nunca desarrollaron raíces lo suficientemente arraigadas, y la madera de los troncos y ramas carecían de las denominadas maderas de compresión y tensión. Dichas maderas son los dos tipos de tejido especial desarrollados por las plantas leñosas en sus ramas principales y deformaciones de los troncos como respuesta a los efectos de la gravedad y del viento. Generalmente la madera de tensión es más común en los árboles de madera dura, es decir las angiospermas como pueden ser los robles; mientras que la madera de compresión hace lo mismo en los árboles de madera blanda es decir las gimnospermas como las coníferas. No obstante, no es exclusivo a unas y otras y distintos tipos de madera de reacción pueden ser observados en un mismo árbol. Ambas son un tipo de madera en la cual las células del tejido vegetal se alinean de manera no vertical, permitiendo al árbol contar con un soporte extra y una mayor capacidad de torsión así como soportar las fuerzas de tensión causadas por los vientos. De hecho, en la naturaleza las plantas leñosas utilizan en parte éste tipo de manera para por alinearse mejor ante el sol y recibir mayor cantidad de luz solar en sus hojas.

Tras una serie de investigaciones los científicos de la universidad descubrirían que la razón por la cual los árboles del hábitat crecían a un ritmo mucho mayor que el resto de los árboles en el exterior se debía al hecho que no generaban los distintos mecanismos de soporte y arraigo que permiten que los árboles no sólo vivan por cientos y miles de años, sino que además resistan fuertes vientos y tormentas.

Hoy en día B2 sigue en funcionamiento, aunque ya no como un sistema completamente cerrado, sino que se ha reorientado y convertido en una reserva de especies exóticas y amenazadas.

El terremoto que clavó a Louis Agassiz de cabeza en la tierra

Louis AgassizUna de mis fotografías históricas preferidas, y me atrevo a decir que de hecho es mi preferida, fue tomada en 1906 en la entrada del edificio de zoología de la Universidad de Stanford tras el severo terremoto sufrido en la ciudad en ese mismo año. La fotografía, tomada por Frank Davey muestra la singular y graciosa manera en que quedó literalmente clavada de cabeza en el piso la estatua del aristocrático paleontólogo y geólogo suizo Louis Agassiz. Famoso para la posteridad ya que sería el primer científico en proponer y describir cómo, anteriormente, hace unos ochenta mil años, la Tierra había sufrido una intensa era de glacial. Abriendo de esta manera el campo de estudio de las era glaciares y el cambio climático.

El presidente de Stanford, quien se rumorea había tenido varias peleas con Agassiz, escribiría: “Alguien, quizás el Dr. Angell, remarcó que Agassiz era bueno en lo abstracto pero no en lo concreto.”

Louis Agassiz

De todas maneras, si algo nos queda claro, es la excelente calidad de construcción que tenían las estatuas antiguamente.

El más viejo de todos los juegos gráficos de computador

En 1952 A.S. Douglas se encontraba preparando su tesis doctoral en la Universidad de Cambridge sobre interacción hombre-máquina, por lo que tenía acceso a una rudimentaria, pero relativamente potente, máquina de cálculos electrónicos EDSAC -tan primitiva a nuestros estándares que los números eran ingresados utilizando un discador numeral telefónico-. Ya que dicha máquina poseía una pequeña pantalla de 35×16 pixels en la cual se desplegaban los resultados Douglas no tardaría en pensar la manera de utilizarla para hacer su tiempo en el laboratorio más ameno. Tras jugar realizando cuentas al azar, sólo por diversión, se dio cuenta de que podía programar un pequeño juego. Así empezó el desarrollo del que sería el primer videojuego de la historia: Un simulador del tres en línea o Tic Tac Toe. Tras varios días de programación batallando contra un rudimentario y primitivo lenguaje Douglas logró que la máquina jugara y respondiera efectivamente a las movidas de su adversario. El tablero estaba dividió en 9 campos y a cada campo se le asignaba un número por lo que utilizando el dial podíamos indicarle a la computadora donde poner nuestra cruz o círculo.

Nota: la imagen es una representación del juego, tengan en cuenta que la pantalla original era incluso más pequeña.

Enlaces relacionados
– Existe un simulador de EDSAC en el que pueden jugar el juego de Douglas.

La promesa de Boltzmann

Mientras impartía una clase sobre gases ideales, Boltzmann realizaba mentalmente complicados cálculos que para él no suponían ningún problema. Sus estudiantes sin embargo no podían seguirle, por lo que uno de ellos le pidió que realizase los cálculos en la pizarra. Boltzmann pidió disculpas y prometió que la siguiente vez lo haría mejor.

En la siguiente lección , Boltzmann comenzó diciendo: “Caballeros, si combinamos la ley de Boyle con la ley de Charles obtendremos la ecuación p·V=p0·V0·(1+a·t). Ahora es claro que aSb = f(x)·dx·x(a) y también que VS·f(x, y, z)·dV=0. Esto es tan simple como que uno más uno son dos”.

En este momento Boltzmann recordó su promesa y fue escribiendo concienzudamente en la pizarra 1 + 1 = 2.

El Nüshu, La lengua secreta de las mujeres

Hace un tiempo no muy largo una noticia, que quizás pasó desapercibida para la mayor parte del mundo, no sólo anunciaba una muerte sino que también la muerte de una lengua. Yang Huanyi, de 98 años, y última persona en el mundo en hablar la lengua nüshu, moría. Si bien muchas personas han aprendido el nüshu a partir de libros, Yang fue la última en aprenderlo de una larga linea ancestral de madres a hijas. La perdida de lenguajes no es nada nuevo, pero se ha acelerado en las últimas décadas. Ya habíamos hablado sobre cómo Humboldt debió utilizar un viejo loro para rescatar algunas palabras del lenguaje de los atures.

Durante el siglo III Oriente vivía una situación de machismo incluso superior a la que se presenta hoy en día. Tan grande eran las limitaciones sufridas por las mujeres en la China antigua que no sólo se les estaba prohibida la educación, sino que además debían vivir encerradas en las casas de sus padres o maridos. Ante esta imposibilidad comenzaron muy gradualmente a crear un sistema de comunicación escrito considerado único ya que es, o mejor dicho fue, la única lengua escrita que no posee un paralelo oral; así nace el nüshu, o “escritura de las mujeres” en Chino. El lenguaje sería utilizado para enviarse correspondencia secreta entre las casas camuflado como dibujos “abstractos” en jarrones, abanicos y pinturas, resultando ser una herramienta invaluable para enviarse todo tipo de mensajes. Lo más llamativo son las “Cartas del tercer día”, textos escondidos de varias maneras por madres y tías a sus hijas y sobrinas que servirían a manera de consejos, recomendaciones y canciones. Denominadas como Cartas del tercer día ya que justamente estas eran enviadas a la novia tras el tercer día tras el casamiento.

Un gran problema en la conservación de este lenguaje es que no existen prácticamente documentos escritos. Debido a su carácter secreto era normal que los textos fuesen destruidos tras ser leídos. Siendo ademas otro duro golpe el que llegó con la dictadura comunista. Miles de manuscritos fueron interceptados y quemados por los “Guardianes Rojos” quienes buscaban destruir cualquier símbolo de cultura antigua en pos de su campaña de “reeducación cultural”. Estos tristes sucesos imposibilitan a los arqueólogos modernos de contar con una base firme sobre la que investigar. La universidad de Qinghua, una de las más importantes de China, afortunadamente contactó a Yang hace unos años y logró que ésta escribiese una serie de poemas y canciones en nüshu que actualmente están siendo investigados por lingüistas de todo el mundo. Tras tantos esfuerzos un libro en nüshu ya ha sido publicado y en las universidades Chinas y de otros países y ya existe una comprensión considerable y se cuenta con varios textos académicos sobre la lengua.

El nüshu posee definitivamente todos los elementos del romanticismo: Un lenguaje nacido de la opresión, una historia colorida y un ocaso repentino tras una vida de varios siglos. Esto cautivó la imaginación de miles de personas a lo largo del mundo que deseosas de visitar la zona comenzaron un flujo turístico a la región de Huan, donde se origina el nüshu. Es por esto que varias mujeres jóvenes del lugar comenzaron a retomar el idioma olvidado, solo que esta vez no por razones de comunicación sino que por motivos económicos. Es así que hoy en día gracias a los miles de turistas que buscan comprar poemas o encargar textos especiales a medida escritos en nüshu, las mujeres de Huan se volvieron económicamente más fuertes que los hombres. Quién sabe, justicia poética o casualidades del destino pero 1700 años después de haber nacido el nüshu sigue trayéndoles beneficios a sus creadoras.

Más información
Comparación gráfica entre el Nushu y el Mandarín
Descripción del alfabeto comparativa
Noticia de la creación del museo del Nushu gracias al aporte de la Fundación Ford
Largo artículo. en Inglés, que explica basicamente la estructura.