Tag Archives: Siglo XII

El sultán que intentó destruir las pirámides

Las pirámides son el mayor testamento de la ingeniería egipcia, una obra tan avanzada para su tiempo y tan espectacular que a veces para darnos una idea del contexto de las mismas es útil el recordar que cronológicamente Cleopatra se encuentra más cercana a nuestros días que a la construcción de las pirámides. En efecto, la Reina ptolemaica nació hace unos 2.085 años, más precisamente en enero del año 69 a. C. en Alejandría. La Gran Pirámide de Giza, no obstante, fue construida durante la 4ta Dinastía, hace aproximadamente unos 4.600 años, lo que distancia a la Gran Pirámide de Cleopatra en unos 2.515 años.

Si bien son una maravilla, no todo el mundo a lo largo de la Historia pensó lo mismo, en especial un extremista islámico del siglo XII quien se puso como tarea el destruir las pirámides por ser “instrumentos de idolatría”. Éste extremista no era cualquier persona, sino que se trataba de Al-Aziz Uthman sultán de egipto y el segundo hijo de Saladino, famoso por luchar contra Ricardo Corazón de León durante la Tercera Cruzada

Es así que Al-Aziz comenzó a destruir pirámides menores, siempre ordenando a sus hombres el remover las piedras base de las mismas. Posteriormente comenzó a ocuparse de las pirámides medianas, dañando la pirámide de Micerino, la cual por fortuna no colapsó pero sí quedó con una franja o brecha en una de sus caras producto de la remoción de piedras. Según recuentos de la época los trabajos duraron ocho meses, y el mayor problema con el que se encontraron los mineros contratados para ésta tarea fue que además del arduo trabajo de remover las piedras, al hacerlo las mismas caían enterrándose en la arena lo que llevaba a que el acceso hacia la cara fuese cada vez más difícil. En efecto, los mismos encargados de destruir la pirámide fueron los que le comunicaron al caprichoso líder que la destrucción de la misma sería tan costosa como su construcción.

Sin embargo, el sultán no se contentaba con atacar a las pirámides menores y su meta era el destruir la más grande de todas: la Gran Pirámide de Giza. Al-Aziz entonces comenzó a juntar fondos y a reclutar un verdadero ejército de trabajadores para concretar dicho fin. Durante varios meses los trabajadores intentaron todo tipo de técnicas para remover las grandes y pesadas piedras de la Gran Pirámide, sólo pudiendo llegar a remover fracciones de algunas piedras ubicadas en uno de los vértices. El talento de los ingenieros egipcios pudo más que el fanatismo del extremista, y durante esos meses Al-Aziz despilfarró tanto dinero para tan sólo provocar un daño minúsculo que terminó abandonando por completo su idea de destruir las pirámides.

Artículos relacionados
De como mover un frágil obelisco de 4 mil años.
Desenterrando el obelisco egipcio más grande alguna vez construido.
El hombre que pensó distinto a todos y logró traducir los jeroglíficos egipcios.
El sello que protegió la tumba de Tutankamón durante 3.245 años.

Cómo los kanes mongoles encontraron un agujero legal para seguir matándose unos a otros

La realidad siempre supera a la ficción, y las puñaladas por la espalda, las trampas y las confabulaciones que había entre los líderes mongoles eran tales que dejaban cualquier cosa vista en Game of Thrones como un jugo de niños. Esto llegó a tal punto que las distintas confederaciones mongoles comenzaron a desangrarse unas a otras. Claro, los kanes se tenían más odio entre ellos que a sus enemigos externos, y preferían enfrentarse en el campo de batalla o batirse a duelo constantemente antes que ir a hacer la guerra afuera.

Juan de PlanoEs así que en agosto de 1246 un gigantesco consejo con docenas de príncipes, duques, kanes y sultanes de todo el mundo y miles de invitados se reunieron para asistir a la elección de un nuevo gran líder de los mongoles, Guyuk Kan. Entre los presentes se encontraba un fraile católico llamado Juan de Plano quien documentó extensivamente los ritos y los acontecimientos del evento, incluyendo los fastuosos regalos enviados desde las más lejanas tierras al nuevo gran kan. El fraile también llevaba consigo un regalo, dos cartas escritas por el Papa Inocencio IV con mensajes para Guyuk. Ciertamente, desde occidente se miraba a los mongoles con extremo temor. Rusia y Ucrania habían sido subyugadas hacia no mucho (en la imagen cabezal vemos la tortura de los príncipes eslavos), y las hordas mongoles se encontraban avanzando fuertemente sobre Medio Oriente (12 años más tarde, en 1258, los mongoles capturarían Bagdad, una de las capitales del mundo, masacrando a más de 1 millón de personas y destruyendo la Casa de la Sabiduría, una biblioteca que era incluso más grande que la Biblioteca de Alejandría). Ciertamente el Vaticano veía la caída de Polonia, Austria y Hungría como algo inevitable, por lo que intentó calmar la situación enviando las cartas como símbolo de paz, una especia de tregua (aunque no creas que las cartas eran sumisas, Inocencio IV literalmente llamaba a Guyuk un hereje que iba por el camino equivocado, si Guyuk no hubiese muerto tan tempranamente cuando cabalgaba en pie de guerra hacia Europa de una enfermedad, lo que desató una interna brutal entre los mongoles, la cabeza de Inocencio IV hubiese sido expuesta en la punta de una lanza).

6685-2

No obstante, lo más curioso que Juan de Plano documentó, fue el inusual agujero legal que los kanes menores encontraron para continuar matándose unos a otros. Para evitar justamente esto, uno de los Gran Kanes anteriores junto a un consejo de nobles habían pasado décadas atrás una ley bajo pena de muerte que prohibía a los kanes “desparramar la sangre noble sobre el suelo”. Ciertamente, al no poder matarse unos a otros, pararían las luchas internas…

Pero la ambición lo puede todo, y prontamente los kanes encontraron un “agujero legal”. La ley no decía nada sobre no terminar con la vida del otro noble, simplemente “no desparramar su sangre”. Por lo que prontamente comenzarían a capturar a sus enemigos y asesinarlos de manera tal que no larguen sangre.

Caldero mongolPor ejemplo, en el 1206, Jamukha, líder de los mongoles Khamag fue capturado por sus rivales y asesinado mediante “quebradura de espalda”, ni una sola gota de sangre derramada, por lo cual su ejecución no fue ilegal. Lo más curioso es que el mismo Jamukha había ideado su propio método de matanza sin sangre con anterioridad, cuando en 1196 tras vencer en batalla a su joven hermano, Gengis, quien logró escapar por un pelo y que luego se convertiría en el más grande de todos los Kanes en la historia y uno de los cinco líderes militares más famosos en el mundo entero, asesinaría a todos los generales capturados sin derramar una gota de sangre: hirviéndolos vivos en aceite.

El paso del tifón Nangka resumido a cinco minutos


El siguiente es uno de los time-lapses más interesantes que he visto últimamente. Se trata del paso del tifón Nangka por Hong Kong, y en el mismo vemos las dos horas del paso del impiadoso tifón reducidas a un puñado de minutos.

A lo largo del río durante el Festival Qingming

Revisando la espectacular selección de imágenes destacadas de Wikipedia, y particularmente la sección de imágenes No-fotográficas, mi preferida ciertamente, pude encontrar una excelente reproducción de alta calidad de un panorama que siempre quise ver completo y nunca tuve la oportunidad, razón por la cual, tras la felicidad de haberlo encontrado, lo comparto con ustedes:

A lo largo del río durante el Festival QingmingA lo largo del río durante el Festival Qingming es una de las piezas gráficas más espectaculares alguna vez realizadas. De manera panorámica, y a lo largo de sus 24.8 cm de alto por 528.7 cm de ancho, la misma nos muestra los preparativos para el festival en la ciudad capital de la dinastía Song, Bianjing.

Creada según se estima por el artista Zhang Zeduan, quien vivió entre los años 1085 y 1145, la misma es realmente una magnífica obra artística. En dicho panorama pueden observarse magníficos detalles de la vida cotidiana de los habitantes de Bianjing, quienes se encuentran trazados con espectacular claridad, tanto en sus formas como expresiones. Desde los botes en el puerto y las damas del templo hasta la actividad en las casas de té y el andar de los peregrinos que llegan a la ciudad con motivo del festival.

Según los curadores de los distintos museos que la estudiaron, el panorama posee un total de: 814 personas, 170 árboles, 60 animales, 30 edificios, 28 botes, 20 vehículos y 9 sillas de transporte.


1522-1.jpg
(Este es sólo un pequenísimo fragmento, seguir el enlace a continuación para ver la obra completa)

Pueden ver el panorama entero siguiendo éste enlace. Eso sí, les aviso, ¡pesa casi 8 megas y tiene unas dimensiones de 30000 × 926 pixels! El enlace anterior es a una reproducción del siglo XVIII, ya que la versión orgininal, con sus casi mil años, se encuentra dañada por el paso del tiempo. Sin embargo, siguiendo éste enlace pueden ver la original.

No curiosamente la obra fue copiada y rehecha varias veces, siendo una sus más interesantes sucesoras una realizada en la Dinastía Quinj, con 4000 personas ilustradas y ocupando unos 11 metros de ancho. Principalmente destacada la lujosa vida del palacio. Así mismo, ayer y hoy los estudiosos se cuestionan varios detalles de la obra. Como si por ejemplo la ciudad realmente existió como se ha ilustrado o si la misma se basa a partir de una idealización del artista (aunque existe una fuerte teoría que ha ganado bastante fuerza en los últimos años que establece que en realidad se trata de la ciudad de Kaifeng en la provincia de Henan); o si ilustra verdaderamente al Festival de Qingming -ya que “Qingming” puede también significar paz y tranquilidad sin hacer referencia al festival en sí.-.

La turbulenta historia del texto perdido de Arquímedes

Examinación del palimpsesto de ArquimedesSi escuchásemos una historia la cual nos cuente acerca de la pérdida de varios tratados no conocidos de uno de los más grandes genios de la historia, los cuales, tras permanecer abandonados durante siglos en una polvorienta y antiquísima librería de monasterio, terminarían siendo confundidos por textos sin importancia y la tela sobre la cual descansaba su tinta lavada y reciclada, para transformarlo en un libro de oraciones durante otra inmensidad de siglos, sólo siendo redescubierto en el s. XX y vuelto a perder en la Primer Guerra Mundial para volver a ser reencontrado en Francia en los años 30, donde permanecería durante casi siete décadas nuevamente olvidado y se hiciera público sólo hasta que un millonario filántropo lo adquiriera para donarlo a la ciencia, y, cuyos contenidos, hoy en día han sido recuperados utilizando la más moderna técnica de inspección por rayos X y luz ultravioleta, pensaríamos que se trata sólo de una bonita historia de ficción. Sin embargo, en un juego descarado en el que logra demostrar su potencial, la realidad nuevamente pudo superar la más inquieta mente literaria y ha entramado una historia sin igual.

Este es el palimpsesto de Arquímedes, una serie de tratados matemáticos cuya historia de extravíos y encuentros es simplemente sorprendente. Arquímedes no sólo fue un personaje excéntrico, sino que además fue un genio matemático, un creativo ingenioso y un físico adelantado a su época, sino que además, y a pesar de su lejanía temporal, es uno de los nombres más reconocidos de la ciencia en la actualidad. A lo largo de su vida compiló varios tratados y escritos monumentales que abrieron las puertas a nuevos tipos de construcciones, metodologías industriales y nuevas maneras de entender la naturaleza. De estos tratados, siete, de los mismos dos totalmente desconocidos, serían olvidados víctimas de la turbulencia social y las guerras de su época.

Analisis del palimpsesto de ArquimedesPasarían 13 siglos (s. X dC), en los cuales su textura se carcomería casi al punto de lo ilegible. En este pésimo estado, por un capricho del destino, serían reencontrados por un monje escriba que, al reconocer la obra como un trabajo de importancia antigua, la copiaría exactamente palabra por palabra, no en papiro como en los tiempos de Arquímedes, sino a una nueva tecnología de la época, es decir, libros cuyas hojas eran hechas con parches de tela a partir de vientre animal. Desafortunadamente, la difusión de la obra reencontrada no se haría notoria, y la nueva copia parecería condenada a correr el mismo destino que el trabajo original, quedando dos siglos guardada en el olvido y acumulando polvo. No obstante, en el siglo XII monjes quienes, desafortunadamente en el apuro de buscar libros incompletos o con muchas copias, con el fin de reciclar el parche de escritura de los mismos para crear palimpsestos -libros confeccionados a partir del material reciclado de otros libros-, pasaron por alto la importancia del tomo que iban a borrar.

A diferencia de un guión de Hollywood, donde el ítem de importancia es salvado a último momento, los tratados perdidos de Arquímedes serían lavados borrando así su contenido sin interrupción alguna. Una vez lavados y doblados, los parches pasarían a formar un libro de oraciones, y la obra final de Arquímedes parecería haberse perdido para siempre.

El descubridor del Palimpsesto de ArquimedesDe dueño en dueño el libro iría pasando, hasta que en 1906 sería hallado por el filólogo danés Johan Heiberg -derecha-, quien, mientras estudiaba el libro en Constantinopla publicó las primeras fotografías del mismo. Pocos años después sería traducido por el gran historiador, matemático, aventurero y clasicista Sir Thomas Heath -a quien pronto le dedicaré algún artículo-. Esta traducción, aunque muy fragmentada al no contar con la información brindada por la tecnología actual, permitiría reeditar la obra del genio de Siracusa 23 siglos después de su muerte. Increíblemente el libro volvería a desaparecer con la Primer Guerra Mundial, para reaparecer en una colección privada de un coleccionista francés quien había conseguido el texto al rededor de la década del 30 de manos de un mercader en Estambul. Así continuaría guardado en esta colección durante la mayor parte del siglo XX, hasta ser comprado el 29 de Octubre de 1998 por un multimillonario filántropo quien, en vez de mantenerlo en su colección personal, lo daría al Walters Art Museum para que se realice un estudio a fondo y comprensivo del mismo.

Los contenidos
Aproximadamente 7 tratados desconocidos -totalmente o en parte- de Arquímedes fueron encontrados, incluso, un rompecabezas geométrico, junto a un discurso de Hipérides y copias de otros textos ya conocidos de varios autores. De éstos tratados El Método es el de mayor importancia, ya que es completo y único al palimpsesto además explicando varios de los resultados matemáticos que Arquímedes había demostrado pero nunca explicado. Incluso, algo que dejaría boquiabiertos a los investigadores, es el que Arquímedes lograra resolver problemas para los que hoy en día se requeriría utilizar cálculo integral -métodos desarrollados 2 mil años después de la muerte de Arquímedes por Newton y Leibniz-.

En lo que a geometría respecta, el palimpsesto ha demostrado que Arquímedes se encontraba un nivel 500 años avanzado a su época, de hecho, el mismo Heath planteó con dolor “qué hubiese sido del avance científico humano de no haberse perdido la obra”, ya que algunos de los tratados hallados y únicos a esta obra, como Cuerpos flotantes y Método de los teoremas de mecánica eran realmente joyas dignas de estudio comprensivo.

Enlaces relacionados
Cómo se realizan los estudios con rayos-X sobre el palimpsesto
Página del Walters Art Museum sobre el palimpsesto

Sekaiichi Yonshakudama: El fuego artificial más colosal la historia

Mega coheteSeñoras y señores, levántense para recibir a Yonshakudama el fuego artifical más grande de la historia. 450kgs, 120 centímetros de alto, 120 centímetros de ancho. El mismo fue lanzado en el festival de Katakai-Matsuri, y tras elevarse a unos 850 metros de altura realizó una explosión múltiple cuyo diámetro alcanzó los 800 metros de extensión.

El texto impreso sobre la bomba de colores y formaciones florales diche: Sekaiichi Yonshakudama -el fuego artificial más grande dle mundo-

Pueden ver una completa galería de imágenes siguiendo este enlace.

Otras particularidades pirotécnicas
1013-canon_chino.JPGLos fuegos artificiales tuvieron su origen en la religiosidad. Inventados en China, los mismos se utilizaban para ahuyentar los malos espíritus. Si bien la mención escrita más antigua de los mismos pertenecen a un escrito del siglo XII, Joseph Needham, experto en historia de la ciencia en China, y miembro de la Royal Society, asegura que su utilización muy probablemente se remonte incluso más allá del siglo IX. Prontamente encontrarían lecho en la industria de la guerra, y para el siglo XIV, eran utilizados como armas para amedrentar al enemigo. A la derecha podemos ver una captura del Huolongjing, uno de los primeros tratados militares en describir armas de pólvora.

Es justamente de China y del arte de realizar fuegos artificiales de donde proviene uno de mis ídolos personales. Wan Hú, quien en el s. XVI intentara volar mediante la utilización de una silla cohete. Desafortunadamente, según los reportes de la época, tras accionar su silla cohete y producir una gran humareda, desapareció por completo y nunca más se supo nada de él -quizás los restos de tripas encontrados en las cercanías sean un mal indicador de su destino-.

Y el espectáculo de fuegos artificiales más grande del mundo
En Portugal se toman el Año Nuevo muy en serio. Tanto, que le dan la bienvenida con el mayor espectáculo de juegos artificiales del mundo. Festejado en Madeira, el mismo emplea más de 17 toneladas de pólvora. El realizado durante el 2007, sin embargo, batió todos los récords habidos y por haber. Según se calcula ocurrieron 660.300 detonaciones -sólo contando las del espectaculo oficial, a estas hay que agregarle las realizadas por particulares-.

El siguiente video pertenece a los festejos del 2007. Pero esto no es nada, según los organizadores, en el 2008 intentarán duplicar la cantidad de explosiones.

El acero de Damasco, un misterio del pasado

Durante los siglos X al XVIII en la región de Damasco -Siria- se produjo una aleación para espadas y armas cuya calidad la convertiría en leyenda. No obstante, el hecho de que en el presente no se sepa a ciencia cierta cómo se forjaba, la ha convertido en uno de los mayores misterios de la historia de la ciencia, ya que estudios recientes han demostrado la presencia de nanotubos en su estructura.

HerrerosDuro y a la vez flexible, de una calidad tan soberbia que llegaba a rebanar las espadas europeas y mongoles portadas por los distintos ejércitos que invadían la región, el acero de Damasco resultó víctima del secreto y recelo con el que los herreros que lo producían guardaban su receta. No era para menos ya que además de ser una ventaja formidable en el campo de batalla, la aleación era una mina de oro para quienes la producían. Durante las Cruzadas e incluso la gigantesca invasión mongol a Medio Oriente en el siglo XIII, nobles y generales de ambos bandos pagaban fortunas por estas piezas. Montos que no solo se justificaban por la verdadera calidad excelsa de dicho acero, sino que además eran alimentados gracias a la gran cantidad de “mitos y leyendas” que existían a su alrededor. Se llegaba a decir desde que su filo era tan agudo que era capaz de rebanar una lámina de seda sólo dejándola caer sobre el mismo; y hasta que llegaba a cortar rocas sin perder su filo.

Daga Mughal

Si bien, como mencionamos, se cree responsable al gran secreto con el que se mantenía su fabricación, otras teorías sobre la pérdida de la técnica indican que posiblemente el principal factor haya sido la caída en desuso de la misma, tras que el agotamiento de los yacimientos ricos en tungsteno de la región impidiera su fabricación y así la posibilidad de pasar el conocimiento a nuevas generaciones -debemos tener en cuenta que en el pasado muchas veces las recetas no se escribían o anotaban con el fin de evitar su robo o copia, sólo siendo transmitidas por vías de la experiencia de mentor a alumno-.

La técnica
Nadie sabe a ciencia cierta la técnica exacta, pero un estudio realizado en la Universidad Técnica de Dresde, Alemania, en el cual se utilizaron rayos X y microscopía electrónica, ha dejado atónita a la comunidad científica al demostrar que efectivamente el acero de Damasco presenta nanotubos de carbono y otras nano-estructuras en su composición. Hoy día estas particularidades en aleaciones y compuestos modernos son producidas industrialmente mediante la utilización de complejas técnicas desprendidas de la industria aeroespacial. -nota: si desean leer sobre estos estudios es muy interesante el artículo publicado en Nature en Noviembre del año pasado, desafortunadamente está en inglés-.

Herreros siriosPero dejando los estudios modernos de lado y hablando de su posible origen, hoy se sabe que la técnica se originó entre el siglo III y el I antes de Cristo en la India. Dicha técnica fue la primera en refinar una aleación utilizando un catalizador para remover las impurezas. Consistía, tras obtener un acero rico en carbono, en refinarlo utilizando un vidrio especial el cual elevaba a la superficie de la masa en caliente las impurezas, dejando en el centro un acero mucho más puro. La técnica iría viajando con los mercaderes y las tribus que, a causa de las guerras, eran desplazadas hacia el oeste. Una vez en Medio Oriente, al rededor del siglo IX DC, la técnica sería refinada y mejorada gracias a los extensos conocimientos en metalurgia de la región, dando como resultado el mejor acero para espadas de la historia.
Esta teoría ha ganado mucha fuerza ya que también explicaría el surgimiento del acero de bulat fabricado en tiempos medievales en Rusia. El bulat no solo presenta características muy similares al de Damasco, sino que además, tras estudios arqueológicos, se pudo trazar su origen a Persia -pulat significa acero en persa- y de allí a la región de Samanalawewa, uno de los lugares en Asia donde se practicaba la técnica de la cual desciende el acero de Damasco.

Un caso de por cierto relativamente similar al Fuego Griego.

Beta Giyorgis, el edificio megalítico enterrado

Beta Gyorgis es una singularidad de la arquitectura ya que es uno de los pocos edificios del mundo cuya estructura ha sido prácticamente tallada a partir de una enorme roca, es decir, el edificio es una unidad sin ladrillos ni parantes de ningún tipo y pertenece a un escaso y selecto grupo de monumentos rupestres.

Su misterioso origen

Su origen es todo un misterio, en un principio se pensaba que había sido construida en el siglo XIII por expediciones de caballeros Templarios, teoría basada en que la estructura tenía forma de cruz. Sin embargo, su decoración, forma y estilo son muy similares a los hallados en los templos cristianos de los pueblos árabes por lo que hoy día, y tras grandes investigaciones, la teoría más fuerte indica que esta serie de estructuras pétreas en el norte de Etiopía fueron construidas tras varias expediciones de avanzada que salían desde Medio Oriente de las tantas que tuvieron lugar a la región en alguna parte del siglo XII. Esta teoría actualmente es la más apoyada ya que las civilizaciones árabes medievales contaban con un largo legado y conocimiento en la construcción de estructuras pétreas que se remontan al Imperio Persa, los Sasánidas y por supuesto la región de Palmira en Siria. De hecho cuando los romanos conquistaron parte de Medio Oriente llamaron a una de las regiones como Arabia Petraea -Arabia Rocosa- a causa de la gran cantidad de rocas y construcciones a partir estas halladas en la región. Por último, el gobierno de Etiopía trata de establecer al rey nativo de la región Gebre Mesqel Lalibela de la dinastía a Zagwe como responsable de la construcción de dichos edificios. No obstante, la falta de desarrollo tecnológico de los pueblos nativos al momento de las obras hubiera hecho que sea muy improbable la realización de dicha tarea.

Sea cual sea el origen hoy día todo son suposiciones y teorías y nadie puede afirmar a ciencia cierta quien ha construido este complejo de templos e iglesias.


¿Edificio o escultura?
La respuesta exacta seria ambas. Al igual que la iglesia de Ivanovo en Bulgaria o la famosísima y asombrosa Petra en Jordania estas estructuras son llamadas monumentos rupestres y son únicos en su tipo. En el caso de Beta Giyorgis sus dimensiones son 25x25x30 Mts.

Artículos relacionados
Los templos subterráneos más espectaculares del mundo.
Ellora, el complejo de templos hindúes y budistas tallados sobre la cara de una montaña durante 450 años.

Las cinco empresas más viejas del mundo

La taberna Hoshi Ryokan

La taberna Hoshi Ryokan abrió sus puertas en el invierno del años 718. Con 1289 años esta empresa familiar no solo es rica en años sino que además posee una historia asombrosa. Cuenta la leyenda que el Monte Hakusan, considerado como un dios para los japoneses, bajó a la pradera y allí le comunicó a un monje la existencia de una fuente natural de aguas termales. El monje, entonces, le pidió un único favor el cual consistía en permitirle a su discípulo, Garyo Saskiri, construir una casa de descanso en las aguas de la fuente para utilizarla como medio de sustento. Desde ese entonces la familia del discípulo del monje, conocida en el área como Hoshi, corre el hotel. Increíblemente aun mantienen el apellido y el actual patriarca de la familia se llama Zengoro Hoshi.

Actualización: en los últimos años se ha descubierto un hotel aun más viejo en Japón, el Onsen Keiunkan, fundado en el 705.

Click aquí para Visitar el sitio web de Hoshi Ryokan

La Pontificia Fonderia Marinelli

Esta fundición especializada en la creación de campanas abrió sus puertas los primeros meses del año 1000 en la provincia de Isernia, Italia, ofreciendo todo tipo de campanas para iglesias y conventos. Hoy en día con unos 21 empleados, de los cuales 5 son de la familia original, Pasquale Marinelli, un abogado de 70 años, se encarga de llevar la empresa familiar al día. Sus campanas son reconocidas mundialmente y el trabajo artístico es considerado como uno de los más impecables y detallados que se puede hallar. Tras un estudio realizado por el estado de Isernia se llegó a la conclusión de que hay campanas Marinelli en varias de las estructuras más emblematicas del mundo.

Click aquí para Visitar el sitio web de Campane Marinelli

La bodega del Château Goulaine

El Château de Goulaine, en Francia, es la tercer empresa familiar más vieja del mundo. Con 1007 años de antigüedad desde hace más de un milenio que viene ofreciendo servicios de hospedaje y herrería a los viajeros. Los tiempos modernos han llevado a que diversifiquen su negocio y la familia Goulaine, que aun mantiene el castillo, ha fundado un concurrido museo con una de las colecciones de mariposas más raras del mundo. Entre otras fuentes de ingresos producen vino -negocio que vienen practicando desde hace siglos- y partes del castillo pueden ser alquiladas para celebrar bodas. De esta manera, los dueños logran pagar los altísimos costos asociados con mantener y reparar el castillo, los jardines y los territoriso aledaños, los cuales requieren de cuidados extremos.

Click aquí para Visitar el sitio web del Château de Goulaine

Aceites Barone Ricasoli
Por el año 1141 abría en Siena, Italia, una vinatería y una pequeña fábrica de aceite de oliva, las cuales se surtían de los productos cosechados en las tierras de los Ricasoli. Esta línea de nobles cuyas posesiones se encontraban en Florencia, con la caída del sistema feudal, se dedicó completamente a la producción de vinos y aceites de calidad.

Click aquí para Visitar el sitio web de Barone Ricasoli.

Barovier e Toso
Barovier e Toso fue fundada por la familia Barovier en el año 1291 en Murano con la intención de ofrecer lámparas de calidad a la gente pudiente de la región del Norte de Italia. Sus cristales, famosos por su pureza y la calidad de los acabados, han adornado algunos de los edificios más famosos de Venecia y de toda Italia durante siglos. Según se cuenta mientras dominaba militarmente Venecia, el mismo Napoleón quedó encantado con la calidad de las lámparas por lo que personalmente realizó un encargo de varias piezas que hoy pueden ser encontradas en los palacios parisinos. En el presente la cristalería además de producir cristales de lujo por medios tradicionales también posee un museo dedicado a la cristalería con una de las colecciones más raras del mundo.

Click aquí para Visitar el sitio web de Barovier e Toso.

Nota al margen: Me llamó la atención y realmente me alegró que todas tengan páginas en Internet. Realmente un símbolo de la adaptación a los nuevos tiempos y de vitalidad en éstas empresas tan maravillosas y antiguas.