Tag Archives: Sensores

La cautivadora belleza de las solarigrafias

La solarigrafia es una técnica de fotografía de larga exposición en la cual se imprime en papel fotográfico las distintas trayectorias del sol a través del cielo durante las estaciones del año. Para la misma generalmente se suelen utilizar cámaras de tipo estenopeicas, es decir sin lente y un cuerpo el cual consta de una caja de estanco con un orificio o estenopo por el cual ingresa la luz quedando plasmada en un material fotosensible. En efecto un principio y mecanismo muy similar al utilizado en las cámaras oscuras, las primeras cámaras en la historia.

Tras seis meses o un año la luz que ingresa a través del orificio irá marcando en el papel fotográfico la trayectoria del sol entre sus puntos máximo y mínimo y todos los puntos intermedios entre estos. Un detalle interesante a notar es que el color de cada trayectoria es el color del cielo durante el período de tiempo de esa trayectoria en cuestión, por lo que las solarigrafias no sólo indican el trayecto del sol sino que además son una buena indicación del color del cielo durante cada período de tiempo.

Como puede observarse en la imagen hacia la derecha, las cámaras utilizadas son simples y fáciles de construir y generalmente se construyen utilizando latas. El único desafío técnico presentado por las mismas consta en calcular el diámetro óptimo del orificio o estenopo y la altura a la cual debe ubicarse la cámara para capturar los puntos máximos y mínimos de la trayectoria.

Es una técnica tanto artística como didáctica ya que permite visualizar de manera clara y sencilla la trayectoria de sol en el cielo sin necesitar de una mayor explicación.

Fotografías del solsticio
Un tipo de fotografía similar en temática pero muy distinta en su técnica son las fotografías del solsticio de verano. La técnica en si es mucho más simple y no se necesita construir una cámara especial, simplemente se toma una fotografía por hora desde las 6 AM hasta las 6 PM y luego se realiza una composición de todas las imágenes.

En esta imagen realizada en Noruega vemos al sol transitar directamente sobre el Trópico de cáncer.

Artículos relacionados
Fotografías pioneras, la primer fotografía en la Historia.

Cuando la naturaleza supera al Photoshop

Arco de Parry

Arco de ParryLa fotografía anterior es simplemente sorprendente. En la misma tienen lugar varios fenómenos atmosféricos de los que ya hemos hablado, desde un parhelio hasta un arco-iris medio. No obstante, el más impresionante es el llamado halo del hielo o arco de Parry. Ilusión óptica que suele ocurrir en lugares en los cuales la superficie se encuentra completamente congelada. La misma fue avistada por vez primera en el siglo XIX por Sir William Edward Parry, durante una de sus expedición al ártico. Y puede observarse cuando los rayos de la luz solar atraviesan formaciones cristalinas formadas a partir del hielo de la superficie y cuya configuración las convierte en prismas hexagonales. Los rayos, si se dan las condiciones necesarias, atravesaran las dos caras adyacentes de los prismas, cuyos ejes y dos de sus caras se encuentran orientadas horizontalmente. De esta manera, tendrá lugar un brillante arco de luz de 22º. Como observan en las fotografías, si una persona se posiciona exactamente entre la cámara y el arco, el resultado logrado es simplemente indescriptible con palabras.

Parry realizó gran cantidad de ilustraciones muy precisas de lo visto en su viaje. Las mismas las incluiré en una entrada futura que estoy preparando sobre como se ilustraban los fenómenos atmosféricos en el pasado.

Cámaras de ultra-velocidad

Últimamente estuve leyendo bastante sobre cámaras y sensores digitales y, de toda la información que encontré, es la cámara de alta-velocidad SprintCam v3 HD la que más me sorprendió. La misma con sus 1000 cuadros por segundo no es precisamente la cámara de alta velocidad más rápida que existe, hay algunas (film) que superan los 5000 cuadros por segundo, pero el poder transmitir directamente las imágenes a un medio digital es realmente interesante, ya que se logran escenas con la siguiente calidad:


I-Movix SprintCam v3 NAB 2009 showreel from David Coiffier on Vimeo.

Por supuesto, al lado de una cámara de 4000 FPS, que permite de hecho poder ver magnificas escenas como la del siguiente video , la SCv3 queda muy ensombrecida:

Aunque, creo que pocas cosas podrán superar el video en cámara ultra-lenta de un automóvil siendo “vaporizado” realizado por los Mythbusters.

Los colosales espías electrónicos de la Guerra Fría

La Operación Discoverer

La Misión Discoverer es uno de los episodios más interesantes de la Guerra Fría. Presentada al mundo como un enorme experimento científico en ciencia planetaria, en realidad, fue la primera misión de espionaje satelital de la historia. Empleando satélites Corona, famosos por haber sido los primeros satélites-espía funcionales del mundo, La misión le daría a Estados Unidos un invaluable reconocimiento aéreo de instalaciones y territorios Soviéticos. Sin embargo, lo más interesante, radicó en que para justificar y mantener oculto el verdadero motivo de las investigaciones, cientos de documentos, estudios y análisis científicos debieron ser falsificados y presentados como los resultados obtenidos de la misión.

La primitiva tecnología de la época no permitía la transmisión inalámbrica de imágenes como los satélites modernos, al contrario, los satélites debían eyectar una cápsula con los films fotográficos a. Esto conllevaba un gran problema ya que muchas veces si no fallaba la eyección de la cápsula, la misma era extraviada al averiarse su antena en el descenso. Varias de las misiones, como la CZ, lanzada el 28 de Febrero de 1959, terminarían en fracaso. De hecho, las cápsulas con los films de las misiones 5,6,8 y 11, críticas por su contenido de territorios clave de la URSS, fueron extraviadas en Tierra. De hecho resultados favorables recién fueron logrados con el Discoverer 13.

Una vez solucionados los problemas y gracias a la experiencia de los primeros lanzamientos, 32 misiones fueron llevadas a cabo con éxito, y decenas de miles de fotografías de la URSS fueron tomadas y archivadas. No obstante, los soviéticos comenzaron a sospechar, y un plan para verificar que tan científicas eran las misiones se puso en marcha. Es así que el 25 de mayo de 1972 un submarino soviético fue ubicado estratégicamente debajo de la zona de aterrizaje de la cápsula de la mision Discoverer 38. Si bien el intento de los soviéticos falló, la CIA asumió que el riesgo era muy alto, por lo que la misión fue cancelada. No sin antes haberle dado a los Estados Unidos un primitivo “Google Earth” de las bases soviéticas.

El monstruo del bosque

En el mundo de los radio aficionados durante la Guerra Fría el “pájaro carpintero soviético” era el nombre que se le daba a una misteriosa señal que provenía desde Rusia. Apodada por el parecido que su ruido poseía con el picar de los pájaros carpinteros, era odiada por todo el mundo ya que interfería con decenas de comunicaciones al día. La señal era en realidad un sub producto de una de las antenas más monstruosas y colosales alguna vez construidas, cuya función, era la de servir como un sistema de emergencia previa que detectara el acercamiento de misiles occidentales a la unión Soviética.

Duga-3, como se conocía técnicamente, se ubicaba en las afueras de Chernobyl y era un secreto de estado. Con unos 900 metros de extensión y una altura que la hace visible a más de 100 kilómetros de distancia, este radar era capaz de detectar miles de misiles balísticos en simultaneo. Así mismo, su poder de transmisión, unos 10 MW, eran tan asombrosos como su tamaño.

La señal, que supo ser la pesadilla de todo radio aficionado en el hemisferio norte, fue desapareciendo a medida que la economía de la Unión Soviética colapsaba en sus errores y los mega proyectos no podían seguir siendo mantenidos.

La cámara del café, la primer webcam de la historia

En 1991 una rebelión se levantaba en el departamento de computación de la Universidad de Cambridge, el problema: solo estaba permitido hacer café en una habitación muy apartada y muchos se servían sin volver a llenar la cafetera; la solución: configurar una cámara que transmitiera en vivo a través de la red universitaria mostrando dicha máquina; el resultado: la primer webcam de la historia.

Sería difícil pensar que un instrumento que hoy en día ha revolucionado la comunicación a través de Internet y la seguridad a distancia haya nacido por un simple pleito en un departamento de computación universitario. Pero en un ejemplo magnífico de como la necesidad puede llevar el ingenio y la creatividad a niveles muy altos, Quentin Stafford-Fraser y Paul Jardetzky crearon la primer webcam de la historia para evitar los pleitos en el edificio en el cual trabajaban. No era para menos, ya que la cafetera -y todos sabemos que el café es el combustible de los programadores- se encontraba en un departamento muy alejado. Esto llevaba a que muchos de los programadores fueran a la habitación para encontrarse con que un despreocupado colega se había servido sin rellenar con agua la máquina que hacía el café. La solución fue simple pero a la vez ingeniosa, Quentin y Paul programaron un cliente y un servidor llamado XCoffee que transmitía en vivo una imagen de 128×128 px de la cafetera a través de la red universitaria. De esta manera, al saber que eran vistos, todos la rellenaban y además se podía ver con anterioridad si había café preparado antes de ir a buscarlo. Un año más tarde, utilizando el código de XCoffee renombrado a XCam, salía a la venta la primer webcam comercial.

La cámara fue apagada el 22 de Agosto del año 2001, sin embargo en el sitio de Cambridge podrás encontrar información técnica y la última imagen registrada por dicha cámara.

El misterio de Bloop – ¿Monstruo de las profundidades?

Corría la Guerra Fría y los sistemas masivos de detección previa de flotas, tanto de aviones como de barcos y submarinos, eran una prioridad a desarrollar entre las dos súper-potencias. Uno de éstos sistemas, desarrollado por Estados Unidos, demostró ser ampliamente efectivo. Su función era la de detectar flotas de submarinos y trazar sus trayectorias. Con este fin, en el fondo de los océanos se instalaron complejos micrófonos acústicos los cuales, gracias al trabajo en red, lograban detectar y seguir sonidos que de otra forma serían imposibles de rastrear.

El Bloop

Terminada la Guerra Fría el sistema, a causa de su utilidad, continuó funcionando y escaneando los océanos de todo el globo. Si bien fue diseñado para detectar submarinos en el verano de 1997 detectaría un potentísimo sonido que se expendería por miles de kilómetros siendo capturado por micrófonos con 5 mil kilómetros de separación. Asombrados e intrigados por esta singularidad varios científicos analizaron la señal sin poder reconocerla, ni siquiera analizándola digitalmente y comparándola en inmensas bases de datos. Ante el desconcierto decidieron darle un nombre onomatopéyico: Bloop. La triangulación estableció que su centro tuvo lugar al Oeste de Chile, más exactamente en las coordenadas 50°S 100°W (ver imagen satelital)

Análisis posteriores establecieron que el sonido es ciertamente de origen animal ya que no presenta los patrones de sonidos cuyo origen es mecánico. El problema es que algo que pueda producir un sonido tan potente, en teoría, debería ser inmensamente más grande que una ballena azul (35 mts); e incluso, si llegará a ser una especie desconocida de ballena, no se conoce en los cefalópodos un mecanismo que pueda producir un sonido de estas características. Más importante aun, al ser las ballenas mamíferos, debería salir a respirar a la superficie y un ser de semejante tamaño ciertamente hubiera sido avistado en alguna ocasión

Si bien las conspiraciones sobran y van desde dinosaurios hasta extraterrestres, las más centradas y coherentes establecen que posiblemente sea producto de una especie de calamar o pulpo gigante desconocido. ¿Qué tan grande? unos 100 a 150 metros. Quién sabe, quizás el Kraken al que tanto temían los antiguos marinos nórdicos (primera imagen) no era una idea tan descabellada.

PD: Se que los fans de H.P. Lovecraft y su cuento La Llamada de Cthulhu se estarán regocijando 😆

Enlaces relacionados
NOAA, el organismo gubernamental que mantiene el Acoustic Monitoring Array, suministra en su sitio web un análisis espectral de Bloop, así como un archivo WAV con el sonido.
– Y como no podia faltar alguien combinó el sonido del Bloop con Cthulhu.

Fotografías pioneras, la primer fotografía en la Historia

El primer revelado

Athanasius Kircher fue un monje Jesuita del siglo XVII con una de las mentes más brillantes y curiosas de la humanidad. No en vano fue apodado justamente como “El maestro de las cien artes” ya que lograba perfeccionar todo lo que practicaba sea pintura, música o ciencia. No solo pensó en realizar una computadora antes que todos, sino que además fue la primer persona en hacer un mapa de los cráteres de la Luna y en sugerir que una infección “puede ser causada por organismos muy minúsculos que se incorporan al cuerpo desde el exterior”. No obstante, Athanasius continuó investigando en cientos de temas diferentes tratando de relacionar el arte con la ciencia, y gracias a una de estas búsquedas, tratando de lograr “cuadros exactos”, se convirtió en la primer persona de la historia en crear y revelar una fotografía.

En su gran obra Ars magna lucis et umbrae -si mi Latín no me traiciona significa: “Gran Ciencia de Iluminación y Oscuridad”- Kircher nos regala la primer ilustración de una “Camara Obscura”, en otras palabras el primer prototipo de una cámara fotográfica -si bien la Camara obscura fue utilizada desde el siglo XI y mencionada incluso por gente como Da Vinci Kircher la mejoró ampliamente-. Muy a diferencia de nuestras cámaras actuales estas cámaras del siglo XVII solo podían captar algunos grados de sombras del gris y tenía el tamaño de una habitación. No obstante, en el presente las cámaras oscuras se han miniaturizado y son generalmente utilizadas para capturar solarigrafías.

La primer fotografía -que se conserva-

Desgraciadamente las imágenes producidas por las cámaras de Kircher solo duraban unos cuantos meses, por lo que ninguna se conserva. La que es hoy considerada como la “primer” fotografía, o al menos la más vieja que se conserva, fue tomada en 1826 por Joseph Nicéphore Niépce desde uno de los ventanales del castillo Le Gras. Hoy en día es custodiada con mucho recelo ya que su imagen, si no es tratada bajo condiciones especificas, se puede llegar a desvanecer. Según cuenta la leyenda Niépce comenzó a investigar en el campo de la fotografía al ver su carrera de dibujante frustrada por su falta de talento. La imagen original es casi indistinguible,

La primer fotografía, de una persona
Unos pocos años después, en 1838, Louis Daguerre tomaba en el Boulevard du Temple la primer fotografía en la que aparece una persona. A pesar de que la calle era muy transitada llamativamente en la imagen se ve solo a un hombre. De manera curiosa en ese mismo instante por ésta avenida circulaban varias personas y carruajes. Sin embargo el hombre que sale reflejado fue el único capturado en la imagen a causa de quedarse quieto durante un tiempo mientras lustraban sus botas. En efecto, éste hombre permaneció quieto el tiempo suficiente como para ser capturado en la placa fotográfica a pesar de los 10 minutos de exposición que Louis había configurado -de hecho se lo puede ver levantando una pierna mientras le lustran las botas-.

La primer fotografía, a color

Si bien la primer fotografía que logró capturar colores fue tomada por el físico James Clerk Maxwell en 1861, fue le trabajo de Sergei Mikhailovich Prokudin-Gorskii entre 1909 a 1915 lo que popularizó a la fotografía en color. Su trabajo comenzó al servicio del Tsar, y consistió en un viaje fotográfico por Rusia utilizando su flamante técnica fotográfica para capturar imágenes a color. No se sabe exactamente cual de todas las fotografías tomadas por éste fue la primera. Sin embargo, muchos aseguran que la primera de calidad presentable, es decir sin contar las experimentales, consiste en el siguiente autorretrato de si mismo.

Artículos relacionados
Athanasius, el microscopio y el descubrimiento de los microbios.
La cautivadora belleza de las solarigrafias.
La fotografía más antigua (que se conserva, ya que la primer fotografía de la historia fue tomada por el gran Athanasius Kircher en el siglo XVII)
La primer película de la historia (video completo)
La grabación musical más antigua que se conserva.
Voz del pasado, la lucha por recuperar la grabación más antigua de la voz humana.
Jones Live Map, el GPS de 1909.
La Internet del siglo XIX.
Un mensaje que cambiaría al mundo, el primer mensaje de telégrafo.

Locación auditiva, el “radar” primitivo que funcionaba a oído

El trombón de guerra

“El trombón de guerra”, apodado de esta manera por los servicios de inteligencia Aliados que al ver las imágenes solo podían rascarse la cabeza tratando de deducir que era. Este singular aparato consistía de un conjunto de “conos auditivos” montados en un carro dotado de cuatro ruedas para su fácil transporte. Los conos se ubicaban convenientemente por pares en un plano horizontal y un plano vertical para garantizar una mejor recepción.

El hecho de que en la fotografía los “trombones de guerra” aparezcan al lado de artillería antiaérea, indicaría que eran principalmente utilizados para detectar aviones.

El Topófono

Uno de los primeros sistemas de “locación auditiva” tenía un sentido un tanto más pacifico. El Topofono, supuestamente, era utilizado para ayudar a los navíos a poder transitar en la niebla. Diseñado por un tal “Profesor Mayer” en 1880 sería un fracaso rotundo, sin embargo este tropiezo para los “antepasados” primitivos del sonar no significaría una caída y a lo largo de la historia se construirían infinidad de aparatos diseñados para escuchar al enemigo.