Tag Archives: Monumentos

El día en que un grupo de veteranos de Vietnam protestando contra la guerra capturó la Estatua de la Libertad y cubrió su rostro

Todo ocurrió el 26 de diciembre de 1971, un grupo de 14 veteranos de guerra pertenecientes al VVAW (siglas en inglés del Veteranos de Vietnam Contra la Guerra) decidieron realizar una acción de protesta contra la guerra la cual no iba a ser ignorada por los medios. Debemos recordar que los veteranos protestando contra la guerra era uno de los mensajes anti-guerra que tenía más impacto y peso en el público estadounidense, por lo que el gobierno y los medios de comunicación intetaban constantemente disminuir su alcance.

La toma se denominó “Operación paz en la tierra” y fue planeada en Filadelfia a partir de la frustración causada por la falta de cobertura de prensa durante una de las protestas más grandes realizadas por la VVAW en Maryland. La operación ocurrió de manera fluida. Al ser el día después de navidad (en los Estados Unidos se festeja el 25), la estatua estaba relativamente vacía de turistas. Ayudados por su entrenamiento militar, en primer lugar cuatro hombres se dividieron en grupos de dos e ingresaron a la misma con la intención de forzar de manera sigilosa las rejas que daban acceso al brazo erigido y cortar sus candados; un grupo distraía a los guardias mientras el otro actuaba. Una vez cumplido lo anterior se esconderían para esperar al resto: 10 veteranos más y un reportero que decidió unirse a la causa.

El resto de los protestantes llegó a la isla en la última enbarcación, en el interior de la estatua se encontraba un guardia al cual rápidamente le comunicaron que se retire ya que su intención era “traer a nuestros hermanos de vuelta a casa”. Una de las primeras acciones fue bloquear los accesos inferiores y dirigirse hacia la corona de la estatua para plantar una bandera estadounidense invertida en la misma. Una bandera invertida tiene un significado muy antiguo en la cultura estadounidense que se remonta a los tiempos de la guerra revolucionara, y la misma se utilizaba en fortificaciones para indicar que estaban en problemas. Es considerada una señal de angustia.

La policía de Nueva York y Nueva Jersey, ambas con jurisdicción en la Liberty Island rápidamente llegaron al lugar y enviaron dos helicópteros a sobrevolar el área. Es así que una odisea de negociaciones que duraría dos días comenzó a tener lugar, todo mientras los hombres aprovechaban para diseminar su mensaje a la infinidad de medios de prensa que se hicieron presentes en el lugar. Sus pedidos iban desde terminar la guerra, la injusticia que los civiles de Vietnam estaban sufriendo y el pedido de incrementar la ayuda social y médica para los miles de veteranos que vivían en las calles.

Tras terminar la protesta, la cual era justa, y sobretodo el hecho de que se trataba de veteranos de guerra, el gobierno federal decidió no presentar cargos y los veteranos recibieron penas simbólicas.

Continue reading El día en que un grupo de veteranos de Vietnam protestando contra la guerra capturó la Estatua de la Libertad y cubrió su rostro

El último insulto a Lavoisier

En el pasado habíamos hablado lo injusta y despiadada que fue la ejecución de Lavoisier, uno de los más grandes científicos en la Historia. Traicionado, acusado injustamente y decapitado sin reparo alguno, aunque posiblemente el desprecio que sufrió durante y tras su ejecución fue aun peor que cualquier daño físico.

Éste hombre fue el científico que descubrió y nombró el oxígeno, nombró el hidrógeno (descubierto anteriormente por Cavendish pero explicado y nombrado por Lavoisier), creó los primeros modelos químicos de los procesos de combustión, estudió los procesos de oxidación, dio por obsoleta la teoría pseudo-científica del flogisto, impuso el método científico en el estudio de los elementos y avanzó notablemente el uso de procesos químicos en la agricultura entre otros logros, fue ejecutado en la guillotina debido su origen noble y su rol como tesorero del fisco en el pasado, labor a la que nunca le dio importancia ya que su mente estaba completamente ocupada con sus estudios científicos. Durante su juicio rogó no por su vida, sino porque se le permitiese continuar con sus estudios, pero el juez le replicaría que:

“La República no necesita ni científicos ni químicos, el curso de la justicia no puede ser detenido”

El último insulto
Pero quizás el último insulto vino casi un siglo después de su ejecución de manos de una tierra que nunca lo apreció ni respetó como se debía. La única estatua que se erigió en su honor en más de un siglo fue hecha a regañadientes, por un escultor poco interesado y mal pago que utilizó como modelo la cabeza de otra persona, el Marqués de Condorcet, por “no tener tiempo y aprovechar que ya tenía la otra”, y peor aun, durante la Segunda Guerra Mundial la misma fue cortada por su base, rebanada en partes, y fundida por su metal. La estatua nunca fue remplazada.

Artículos relacionados
El Sr. Richebourg, un espia particular.

Desenterrando el obelisco egipcio más grande alguna vez construido

El obelisco inacabado de AsuánEl obelisco inacabado de Asuán, como lo denominan los arqueólogos, es una de las reliquias más interesantes y espectaculares del antiguo Egipto. Construido en las canteras de piedra de la ciudad del mismo nombre, este obelisco estaba destinado a convertirse no solamente en el obelisco más grande de todos, sino que, de haber sido construído, hubiese sido la pieza megalítica más grande del mundo.

Desafortunadamente durante su tallado los expertos canteros egipcios comenzaron a ver serias fallas en la piedra en si misma, las cuales se incrementaban en tamaño a medida que se continuaban con los trabajos de tallado; razón por la cual decidieron abandonar el proyecto y enterrarlo ya que determinaron que nunca serían capaces de levantarlo sin que el mismo se quebrara en varios fragmentos

El obelisco inacabado de AsuánEl coloso dormiría durante miles de años, siendo testigo mudo de la historia. Incluso las tropas de Napoleón marcharían sobre el mismo sin saberlo, si bien una parte del mismo fue desenterrada a principios del siglo XX, no fue hasta el 2005 que su base y la mayor parte de su estructura fueron completamente desenterradas.

Tras desenterrar gran parte de este los arqueólogos decidieron que la mejor manera de conservarlo intacto era dejarlo en su lugar y convertirlo en un enorme museo abierto.

El obelisco inacabado de Asuán El obelisco inacabado de Asuán

Artículos relacionados
De como mover un frágil obelisco de 4 mil años.
El hombre que pensó distinto a todos y logró traducir los jeroglíficos egipcios.
El sultán que intentó destruir las pirámides.
El sello que protegió la tumba de Tutankamón durante 3.245 años.

Mindon Min y su gigantesco libro de mármol

Placa de piedra en KuthodawMindon Min, penúltimo Rey de Burma, fue ciertamente un gran amante de la lectura, y ésta pasión, así como su interés por el budismo de la rama Theravāda, lo impulsaron a crear el libro de mayor tamaño en el mundo.

Tras realizar varios viajes a Occidente y traer consigo nuevas tecnologías y métodos que modernizaron a Burma considerablemente, mejorando a su vez de manera notable la calidad de vida de la población, Mindon Min quizo además engalanar la pagoda dorada de Kuthodaw hallada en la colina de Mandalay con una gran y monumental obra en honor al budismo Theravāda. Con lo anterior en mente y tras una serie de reuniones con distintos especialistas, Min comanda a sus escribas a escribir el tipitaka, es decir el cuerpo de doctrinas del canon Pali y fundación del budismo Theravāda, en una serie de placas de roca.

Cada placa, de dimensiones que iban entre metro y medio de largo por poco más de un metro de ancho, reflejaría dos de las más de mil cuatrocientas páginas del canon, y a su vez vez los textos estarían grabados en oro. La tarea requirió de algunos años para ser finalizada ya que el mármol para las placas no sólo debía ser traído en bote desde una cantera ubicada a 32 kilómetros, sino que además cada escriba encargado con copiar los textos en la roca tardaba unos tres días por placa y luego cada artesano encargado con picar el mármol y pintarlo trabajaba a una velocidad de 16 líneas diarias.

Una vez copiado todo el texto en las placas cada una de las mismas fue puesta bajo el resguardo de una estupa, estructura muy común en el budismo utilizada para almacenar reliquias, junto a una gema. Éstas 729 estupas a su vez se encontraban distribuidas de manera uniforme alrededor de la pagoda ya mencionada. Siendo su organización no aleatoria, sino que las mismas se distribuyeron en grupos circulares que deben ser recorridos comenzando desde las filas más cercanas al interior y en sentido de las agujas del reloj.

Vista aérea de Kuthodaw

El monumento fue abierto en el año 1868, y, si todo sale acorde a los deseos de Mindon Min, el mismo deberá existir por cinco mil años para así haber cumplido con su tarea. Es decir, el mantener vivo al cuerpo fundacional del Theravāda.

Placa del canon budista en Kuthodaw Pasillo de estupas en Kuthodaw Pagoda dorada de Kuthodaw Mindon Min

La tumba sin rostro del cementerio de Brugge

Tumba sin rostro
El cementerio belga de Brugge posee algunas de las tumbas más bellas y a la vez escalofriantes que se puedan ver. Muchas, como la aquí mostrada, superan los varios siglos. Realmente es sorprendente su belleza, una figura anónima a la cual el tiempo mismo le ha borrado el rostro. Que representación más apropiada de la figura de la muerte.

Espectacular galería fotográfica con imágenes del cementerio de Brugge.

Me gustaría saber qué representa la tumba sin rostro. Da la impresión a primera vista de ser una deidad helénica, por lo que bien podría ser el dios Euro (Vulturno para los romanos). Dios del viento del este y al cual normalmente se lo representaba sosteniendo una vasija.

Mimizuka, la colina de las cuarenta mil narices

100 aspectos de la LunaJapón posee un pasado, si bien muy romántico con su extremadamente rica cultura, honorables guerreros samurai, impresionantes jardines de ensueño y templos de madera que alcanzaban el cielo, bastante expansiona y agresivo contra sus vecinos. Es por esta razón que en el este asiático muchos países ven a Japón como un estado históricamente agresor. Esto no se remonta solamente a los crímenes de guerra cometidos contra la población civil china durante la Segunda Guerra Mundial en Manchuria, sino que se cementa tras una prácticamente incontable lista de agresiones a lo largo de los siglos.

De este pasado violento son quizás las “tumbas de narices” o “tumbas de orejas” los más tristes recordatorios. Las mismas son tumbas para los enemigos del Japón en suelo japonés cuya función era la de servir como trofeos de guerra. Y su nombre, muy descriptivo por cierto, viene del hecho de que en las mismas se depositaban las orejas y narices mutiladas de los soldados, y en muchas oportunidades civiles, enemigos.

De todas estas, la más increíble es la hallada en Kyoto, Mimizuka, referida informalmente como la colina de las cuarenta mil narices, y en la cual se depositaron entre 38000 a 40000 orejas y narices de soldados coreanos y chinos traídas como trofeo tras las cruentas invasiones japonesas a suelo coreano en el siglo XVI. Invasiones que tuvieron lugar cuando un Japón unificado y bajo el mando de un regente ambicioso por poder, Toyotomi Hideyoshi, arrasara gran parte de Corea con la intención de hacerse con territorios de Corea, China e incluso la India. La contienda duró siete años, y éstos fueron suficientes para que solamente entre los bandos defensores, principalmente coreanos y chinos, murieran más de un millón de soldados y civiles. Japón ‘sólo’ perdió unos ciento-cuarenta mil hombres tras lo que decidió abandonar la causa.

Mimizuka

Increíblemente se calcula que éstas 38000 piezas humanas depositadas como trofeo en Mimizuka eran sólo una pequeñísima fracción del total de partes humanas traídas tras la invasión, ya que la gran mayoría de los ‘trofeos’ debieron de ser descartados durante el viaje a causa de la putrefacción de los mismos, sobreviviendo solamente los que pudieron ser almacenados en barriles de salmuera.

Cuando la roca cobra vida

Siguiendo con nuestra serie sobre monumentos épicos y dignos de competir con los que podrían existir en un mundo soñado por Tolkien, ya hablamos la semana pasada sobre Sver i Fjell, hoy es el turno de dos esculturas en la roca que enmudecen con su belleza.

El león herido de la montaña

León de la montaña
(Click para ampliar y ver la imagen en su contexto)

El mismo se encuentra en la Lucerna, una ciudad del centro de Suiza. Diseñado por Bertel Thorvaldsen, el león conmemora y honra la memoria de los guardias suizos del palacio de Tuileries que en 1792 fueron ejecutados de forma salvaje por revolucionarios franceses. Una vez capturados y ya indefensos, algunos de los guardias que no perecieron durante el combate fueron arrodillados para luego ser degollados y mutilados con cuchillas. Siendo sus cabezas clavadas en lanzas y distintas partes de su cuerpo arrojadas por todo Paris. Otros 200 guardias sobrevivientes serían guillotinados. Hubo tanta saña a la hora de su ejecución debido a que los guardias, a pesar de ser fuertemente sobrepasados en número, pelearon con extremo valor y lograron retener a los atacantes durante un período considerable de tiempo. El texto principal dice “Helvetiorum Fidei ac Virtuti” -A la lealtad y al valor de los suizos-

El monumento sería comisionado por Karl Pfyffer, un guardia que durante el ataque se encontraba en su día libre en las afueras de Paris. Pfyffer pasaría años juntando el dinero necesario para honrar a sus camaradas.

– Honestamente una sola imagen no le hace justicia. Les recomiendo ésta galería con varias imágenes del león herido.

El anciano y los tigres

El anciano y los tigres
(Click para ampliar y ver la imagen en su contexto)

Esta espectacular escultura se encuentra en la fuente de agua natural de Hupao -tigre corriendo,- en Hangzhou, China. Si bien no estoy seguro si la escultura misma es moderna o antigua, la fuente natural de Hupao en si misma ha sido considerada por generaciones como una fuente de agua increíblemente pura -de hecho esto no es errado, ya que es la tercer fuente natural en pureza de toda China.- La leyenda dice que un monje anciano se encontraba sufriendo y enfermo debido a la sequía de la región. Una noche, mientras se hallaba durmiendo, una criatura mitológica se le apareció en sus sueños, diciéndole que no debía preocupar ya que dos magníficos tigres aparecerían al día siguiente y, con sus poderosas garras, cavarían sobre la tierra trayendo a la región el regalo de una fuente de agua única y mágica. Si desean una versión de la imagen en muy alta resolución, click aquí.

Sverd i fjell

De todos los monumentos que pude ver, Sverd i fjell, es lejos uno de los más espectaculares e imponentes, tres gigantescas espadas vikingas de 10 metros de altura se clavan en la dura roca de la región noruega de Møllebukta, Stavanger, en honor a la batalla que en 872 unió a toda Noruega bajo el mando de Harald Hårfagre. Comenzando así una de las edades doradas del país escandinavo.

Sverd i fjell

La espada más larga representa la espada del Rey vikingo Harald, y su simbolismo es la paz, ya que las mismas, al estar clavadas en la roca, no volveran a ser utilizadas. Esto representa la paz que esta edad dorada trajo a una Noruega que permaneció en constante estado de guerra interna durante la mayor parte del siglo IX.
Sverd i fjellSverd i fjellSverd i fjell

Las excéntricas fuentes de Núremberg

Núremberg es, tal vez, la ciudad más bella de Bavaria -sudeste alemán- y si bien posee construcciones imponentes que datan de hace siglos -desafortunadamente viéndose muchas destruidas durante los bombardeos de la Segunda Guerra- son sus fuentes llamativas una de las características más pintorescas de la ciudad. Representando escenas de la mitología grecorromana y el cristianismo hasta eventos de la historia de Europa central. De hecho, son tantas, que ésta entrada tendrá una continuación.

Fuente de la Virtud
Fuente de la VirtudLa Fuente de la Virtud presenta un estilo muy típico en la era clásica y raramente visto en el mundo moderno que, levemente, fue rescatado, como es el caso de la Fuente de la Virtud, durante el Renacimiento. En las noches de verano de Grecia, carentes de smog y contaminación lumínica, era muy fácil levantar la vista y ver un cielo poblado por infinidad de estrellas. Tan así, que incluso podía llegarse a ver bien definido uno de los brazos galácticos (algo que resulta muy difícil de imaginar para quien viva en una ciudad.) Los griegos, cuya imaginación llegó a crear una de las más hermosas mitologías habidas y por haber, asociaron este camino de estrellas formado por el brazo galáctico con un rastro de leche materna dejado por Hera, la diosa de la familia y la fertilidad, nombrando así a nuestra galaxia como la Vía Láctea*. Debido a esto, era normal ver en Grecia y Roma fuentes festejando la fertilidad representada en la leche materna.

Ah si, hablemos de la fuente 🙂 , fue creada entre 1584 y 1589 y su nombre viene de representar a las Siete Virtudes (opositoras a los Siete Pecados): Humildad, Generosidad, Castidad, Paciencia, Templanza, Caridad y Diligencia.

* Vía Láctea es en realidad la traducción latina. En griego antiguo a la Vía Láctea se la llamaba Galaxias, de galaktos, lactar, leche materna.

Fuente de la Virtud Fuente de la Virtud Fuente de la Virtud

Schöner Brunnen
Schöner BrunnenConstruida a finales del 1300 por el escultor de piedra Heinrich Beheim, cuya principal tarea no era la escultura artística en sí sino la creación de bloques de piedra para castillos, la Schöner Brunnen -bella fuente- es una de las ‘fuentes’ -que sea de paso, técnicamente no es una fuente- más impactantes y hermosas que se puedan vislumbrar. Tan bella y espectacular que durante la segunda guerra los soldados soviéticos, famosos por destruir monumentos emblemáticos de la herencia cultural alemana, ya hablamos del castillo Königsberg en el pasado, no se animaron a tocarla.

Curiosamente, la fuente en sí era la pieza central, por la que no corre agua, de una desaparecida piscina. Las figuras decorativas representan filósofos clásicos y medievales así como figuras emblemáticas de la religión cristiana. Hoy en día en el sitio se encuentra una réplica mientras que las piezas originales se resguardan en un museo.

Schöner Brunnen Schöner Brunnen Schöner Brunnen

Ehekarussell
Y por último el Ehekarussell o Carrusel del Matrimonio, que si bien en lo personal no me agrada mucho que digamos, no podía dejar de incluir en una entrada sobre fuentes excéntricas en Núremberg. Comisionada en 1977 y terminada en 1981 al escultor Jürgen Weber con el fin de encubrir luna gran boca de ventilación, la misma, como su nombre lo indica, representa los altibajos del matrimonio.

Ehekarussell Ehekarussell Ehekarussell

Continuará en otra entrada…

El día en que la Estatua de la Libertad se convirtió en un busto

Cabeza de la LibertadEsta es quizás una de las fotografías más raras y espectaculares que he visto, sobretodo por lo imponente en que su diadema solar se ve tan cerca del suelo y la gente. Su presentación tuvo lugar en 1878, durante la Exposisión Universal de Paris, con motivo, atrasado por cierto, de los 100 años de independencia de los Estados Unidos. Para la ocasión también se compondría un himno, el “La Liberte Eclairant le Monde.” Aunque, ciertamente, quizás el motivo principal para presentar la cabeza de la dama fuese el de recaudar fondos para su conclusión, ya que la construcción del monumento, originalmente con un costo de 100000 dólares de finales del siglo XIX, terminaría costando unos 250000 dólares de dicha época, más de cinco millones de dólares actuales, según mi calculadora inflacionaria -y si agregamos la base el costo se duplica.- Razón por la cual durante la exposición se venderían estatuillas firmadas por Frédéric Bartholdi, el escultor que le daría la forma, y varios planos y conceptos así como la creación de una lotería que resultaría ser todo un éxito al vender 300000 boletos.

Esta entrada quizás les haga recordar la entrada en que veíamos a la estatua por dentro.

Actualización: Alejandra, una visitante del sitio, me ha enviado un correo con un enlace a una galería de flicker que contiene gran cantidad de imágenes sobre la construcción de la estatua.

De como mover un frágil obelisco de 4 mil años

Della Trasportatione dell’Obelisco VaticanoSemanas atrás pude conseguir una reproducción moderna de una genial obra creada en el año 1590 en Roma por Fontana Domenico, un magnífico arquitecto e ingeniero cuyos trabajos van desde la Cappella del Presepio hasta el Palazzo Montalto, entre tantos otros, y en la cual relata la monumental hazaña de ingeniería transcurrida entre los años 1586 y 1587 por mover un obelisco egipcio del siglo XIX a.C. de 327 toneladas traído a Roma por el Emperador Romano Caligula como trofeo de guerra en el siglo I y cuya mudanza de metros 237 metros hasta la parte central de la plaza de la basílica de San Pedro, fuese ordenada como parte del plan de renovación y modernización de Roma del Papa Sixto V.

A pesar de haber competido contra 500 ingenieros que propusieron distintas maneras para mudar al obelisco, el plan de Fontana resultaría ser el elegido por su elegancia y simpleza. Así, gracias a la participación de 900 hombres y 75 caballos, el obelisco, sería encofrado en una estructura de madera y transportado mediante la utilización de una cama de troncos. Siendo erigido en su nuevo lugar gracias a la utilización de complejas poleas. La hazaña duraría un año, y se convertiría en todo un espectáculo para los romanos. Por supuesto que esta tarea le traería gran fama y sería requerido para gran cantidad de trabajos. No obstante, y por alguna razón, Domenico no quedaría inmortalizado en la historia de la misma manera que su contemporáneo y conocido Miguel Ángel.

En el libro, Fontana relataría no solo la hazaña, sino que además explicaría los cálculos matemáticos, estadísticos y logísticos que debió realizar para concluir su asignación con éxito.
Della Trasportatione dell’Obelisco Vaticano Della Trasportatione dell’Obelisco Vaticano Della Trasportatione dell’Obelisco Vaticano

Siguiendo este enlace podrán descargar el libro entero escaneado en gran resolución (4600x3500px cada página).

Nota: ¡Imaginen el trabajo y esfuerzo que le debió costar a los romanos transportarlo desde Egipto hasta Roma 1500 años antes de lo relatado por Fontana! (De todas maneras ¿quién se animaba a decirle que algo no era posible a Caligula?)

Artículos relacionados
Desenterrando el obelisco egipcio más grande alguna vez construido.
El hombre que pensó distinto a todos y logró traducir los jeroglíficos egipcios.
El sultán que intentó destruir las pirámides.
El sello que protegió la tumba de Tutankamón durante 3.245 años.

El hombre que salvó a la Torre de Pisa de ser bombardeada

PisaSon historias como esta las que me dan esperanza en la humanidad. Historias que, a pesar del sombrío contexto en el que ocurren, demuestran que hay personas que pueden abstraerse de la destrucción y la guerra logrando así ver que el valor cultural e histórico supera al estratégico. Lamentablemente, estas personas son la minoría, y es por esta razón que hoy un gran número de las grandes obras de arte e ingeniería del pasado solo sobreviven en el recuerdo de las páginas de los libros de historia.

Durante la toma de Pisa, fuerzas alemanas y americanas luchaban por el control de la región. Encarnizadas batallas se libraban en las callejuelas medievales, finamente decoradas con motivos góticos, frescos renacentistas y arquitectura romanesca que, a lo largo de los siglos, fueron presentándose en la ciudad. Por desgracia, la artillería era la “mejor” opción que ambos bandos tenían, ya que el terreno era tal que caer en una emboscada era relativamente muy simple.

Prontamente la inteligencia del bando americano sospecharía que los alemanes se encontraban dirigiendo su artillería desde la Torre de Pisa, a la cual habían apodado como el “tiltin’ Hilton” -el Hilton inclinado.- Teniendo desde la misma, debido a la estratégica ubicación, un excelente campo visual y de referencia para ordenar así devastadores ataques propinados mediante la utilización del Nebelwerfer -una impresionante innovación tecnológica alemana capaz de lanzar 20 cohetes en rápida sucesión de manera precisa-

Campanario de Pisa¿Pero quién podía animarse a dar la orden de destruirla? orden que sin duda alguna dejaría a dicha persona ante la historia como un Atila moderno. Tras un acalorado intercambio de palabras con sus oficiales, el coronel Woods decidiría corroborar la presencia de guías alemanes en la torre enviando un equipo de reconocimiento perteneciente a la 91st Infantry Division con el fin de verificar visualmente la situación del edificio. Equipo en el que iba un joven sargento de 22 años llamado Leon Weckstein, famoso por su habilidad para distinguir enemigos ocultos en la distancia, y Charles King, un radio-operador de 20 años.

Leon y su camarada llegarían a las cercanías de la torre tras lo que resultaría una eternidad, ya que deberían viajar cuerpo a tierra esquivando balas y fuego de artillería así como docenas de cadáveres. La dirección en la que se dirigían era ciertamente la zona más caliente del campo de batalla, ya que era el último punto establecido de retirada que habían escogido los alemanes.

Tras pertrecharse en una posición cercana, Leon comenzaría a avistar la torre, esperanzado con que el rumor fuese falso. Pero al verla de cerca, la torre de 700 años le resultaría extremadamente bella, y comenzaría a observar su figura y formas, distraído de la misión. Una sombra en el campanario le haría sospechar que la misma no estaba vacía, pero tras haber vislumbrado la belleza arquitectónica de la torre, de la cual de hecho ni siquiera sabía su nombre o su importancia histórica, no pudo obligarse a si mismo a dar la señal de fuego, razón por la cual ordenaría a su camarada a volver al campamento aludiendo que se encontraban bajo ataque. Salvando de esta manera al antiguo edificio de su segura destrucción.

Décadas más tarde Leon escribiría sus memorias en un libro titulado, “A través de mis ojos”

La venganza del castillo Königsberg

Castillo de Königsberg La historia del castillo se remonta al siglo I, cuando la tribu germánica de los godos erigiera un fuerte cerca del río Pregel para controlar eficazmente una zona de gran importancia estratégica en lo que luego pasaría a ser la región báltica de Prusia del este. Así, durante más de un milenio, el castillo serviría como base de operaciones a las fuerzas nativas de la región. Hasta que en el siglo XIII los caballeros de la Orden Teutónica conquistaran el área y reforman el fuerte transformándolo en un Ordensburg -un tipo característico de castillo/fortaleza germánico- para 1257. Pasando a ser así en el cuartel general del Gran Maestre del la orden.

Los sucesivos conflictos contra las fuerzas de Polonia, llevarían a reforzar las defensas del castillo gradualmente durante los siglos. Y si bien los polacos ganarían gran cantidad de guerras contra los caballeros de la orden -que eran prácticamente un estado en si mismo- y contra los ejércitos de las naciones germánicas, el castillo se encontraba tan bien fortificado que los polacos nunca intentaron tomarlo, incluso tras haber prácticamente devastado a la orden de los teutones en la histórica Batalla de Grünwald -ocurrida en el 1410 y considerada como la batalla Medieval más épica en la historia.- Por supuesto que esto no terminaría la rivalidad entre polacos y teutónicos, y a solo un siglo de Grünwald, volverían a enfrentarse.

Pasarían los siglos, Alemania se unificaría y llegarían las guerras mundiales. En la Segunda Guerra Mundial, por desgracia, el viejo castillo debería enfrentarse a un tipo de armamento mucho más poderoso que el impulsado por catapultas y trebuchets para el que fue construido. No obstante, e increíblemente, las gruesas murallas y bastiones exteriores del mismo, exitosamente defenderían a la estructura principal de gran parte de los bombardeos británicos de 1944 y del fuego de artillería soviético. Y si bien varias alas del castillo se habrían quemado o derrumbado para el fin de la guerra, la estructura principal del mismo, aunque muy dañada, había sido protegida de su destrucción total gracias a las murallas.

Castillo Königsberg Tras terminar la guerra Königsberg sería tomada por los soviéticos y renombrada como Kaliningrado. Por desgracia, en un acto de astronómica ignorancia, desprecio por la cultura y la historia, pero, y por sobretodo, de soberbia digno de un representante perfecto de la estupidez crónica, Leonid Brezhnev, el Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética, decidiría a finales de los 50s convertir a Kaliningrado en un “pueblo modelo soviético” y comandaría a “borrar todo símbolo prusiano” de la ciudad. Esto significaría la demolición de edificios, monumentos, estatuas y castillos centenarios, muchos de ellos, como la estructura principal del castillo Königsberg, muy dañada y en pleno abandono pero aun en pie, milenarios. Si bien la excusa consistía en limpiar los vestigios militaristas de Prusia, la medida sería excesiva, ya que también afectaría edificaciones de valor cultural.

Edificio de los SoviéticosA pesar de la protesta internacional y de los pobladores de la región, la grotesca transformación se haría igual, y el antiguo castillo de torres góticas, piedras talladas, escaleras de olmo, arcos de medio punto de mármol y bóvedas de crucería finamente pintadas, sería reemplazado por la Casa de los Soviéticos, un rectangular adefesio de concreto al mejor estilo de los monótonos bloques-comunales la Rusia comunista.

Pero… el castillo había dejado tras de sí una poética venganza, una extensa red de túneles que, a lo largo de sus casi dos milenios de existencia, habían sido excavados con el fin de almacenar provisiones para resistir asedios, depositar los restos óseos de caballeros caídos en batalla y almacenar tesoros y armas. Razón por la cual, gradualmente, el suelo sobre el que estaba construida la Casa de los Soviéticos fue cediendo hasta volverse inestable, inutilizando de esta manera la costosa construcción en los 80s.

Esto volvería al proyecto entero de transformación en el hazmerreír de Europa del este, y en una vergüenza internacional símbolo durante décadas de la tambaleante planificación y administración soviética. Ya que para salvar cara, el proyecto terminaría siendo finalizado en el 2005, irónicamente, casi medio siglo después de su inicio, con la URSS existiendo ya solo como parte de la Historia y a un coste varias magnitudes superior a los planeamientos originales. Esto hoy se denomina popularmente como “La venganza de los prusianos”