Tag Archives: Mensajes

Las estatuas parlantes de Roma, un medio para descargar el descontento popular con origen en el siglo XVI

En Roma existen seis estatuas las cuales se han vuelto un símbolo y emblema de la protesta y el enojo popular. Estas se denominan como las statue parlanti di Roma, o estatuas parlantes de Roma, y permitieron a lo largo de los siglos, incluso durante las épocas de mayor represión ideológica y política de la ciudad, que los habitantes de la misma peguen o cuelguen carteles ya sea con epigramas o poemas comentando y enumerando sus descontentos y criticas hacia las autoridades o la situación social del país siempre con un tono cínico o ácido y a la vez con mucho humor.

La tradición no es nada nueva, y se remonta hacia varios siglos en el pasado llegando a haber desatado la ira de las figuras de poder más importantes de Roma a causa de los mordaces y ácidos mensajes dejados por los protestantes de manera anónima. De hecho, una las más famosas estatuas parlantes, Il Pasquino, irritó a tal punto al Papa Adriano VI en el siglo XVI que este quiso arrojarla al río. No obstante, como la misma es una estatua que se remonta a la época final del Imperio Romano y las autoridades católicas de la época no estaban seguras si se trataba de un hombre cualquiera o uno de los primeros santos ya que la estatua había sido desenterrada de pura casualidad mientras se renovaba un camino de la ciudad; el irascible Papa no pudo salirse con la suya, debiendo de conformarse con ordenar la presencia de una guardia militar permanente junto a la misma para evitar así que los sagaces críticos siguiesen dejando mensajes con críticas a la iglesia y burlas contra su persona. Hoy en día se sabe que la obra en realidad representa al rey espartano Menelao, uno de los protagonistas de La Iliada. Il Pasquino fue la primera de todas las estatuas parlantes, y con ella se inició una tradición centenaria, la cual, irónicamente, quizás nunca se hubiese popularizado si Adriano VI hubiese sabido soportar de manera más adulta las críticas.

Cada una de estas estatuas tiene generalmente un tópico en el cual se especializan. Por ejemplo, otra de las estatuas parlantes, la estatua de Madama Lucrezia, la amante del rey de Nápoles, generalmente suele sostener carteles mencionando las varias infidelidades y desfachatadas aventuras de algunos políticos italianos. Con Berlusconi Lucrezia ciertamente se hacía un festín. Así mismo, se encuentra también la estatua del Abate Luigi, también de la época final del Imperio Romano y caracterizada por sus constantes mudanzas, ya que la misma fue cambiada de lugar una docena de veces. Durante una de estas mudanzas uno de los trabajadores perdió el equilibrio y la estatua cayó al piso de cabeza, pulverizando la misma en el proceso. Desconcertados, las autoridades de la ciudad ordenaron a uno de los museos a remplazar la cabeza original de la estatua por alguna otra en su colección que no tuviese cuerpo. Por dicha razón se considera que la estatua “perdió la cabeza” y generalmente se deja en ella mensajes relacionados a la locura y problemas de juicio.

Si bien se las denomina conjuntamente a las seis como estatuas, algunas son fuentes. En total estas son: Pasquino, en la Plaza de Pasquino; Madama Lucrezia, en la Plaza San Marco; Marforio en los Museos Capitolinos; la Fontana del Babuino, en la vía del Babuino; la Fontana del Facchino, en la vía Lata y la estatua del Abate Luigi, en la Plaza Vidoni.

De los caballos drogados y la Internet Victoriana al correo a misil

Jinete mongolEnviar una carta, mensaje o paquete desde un punto a otro apartado geográficamente de manera significante se convirtió en la obsesión de muchos a lo largo de la historia. Durante el tiempo de los mongoles el flujo de los mensajes entre generales y tenientes que se encontraban separados por quizás cientos de kilómetros de planicies y llanuras luchado muchas veces en múltiples frentes y contra varios enemigos en simultáneo, era tan importante que incontables postas fueron establecidas a lo largo de Asia y Medio Oriente para permitirles de esta manera a los mensajeros cabalgar sin parar cambiando en cada posta de corcel, e incluso, cuando el mensaje era de suma importancia, se vendaban las rodillas de los caballos con paños empapados en opio para lograr que estos ignorasen el dolor y el cansancio y llevarlos así a galopar a toda velocidad de posta a posta prácticamente hasta el límite entre la vida y la muerte.

En Inglaterra la implementación del telégrafo fue de tanta importancia para su economía y poderío militar que, según datos recopilados por el experto en telecomunicaciones Tom Standage, para 1872, sólo en Inglaterra, es decir sin contar a Escocia, Gales o Irlanda, se enviaban unos 15 millones y medio de mensajes por año que recorrían a través de los cientos de miles de kilómetros de cable entre algunas de las más de cuatro mil estaciones y subestaciones de mensajería. Red que ciertamente no se diferenciaba mucho de nuestra Internet actual, ya que había subredes de cables privados mantenidas por empresas e incluso hasta spam, siendo Richard Sears en 1886, todo un innovador por cierto, el primer “hombre de negocios” en “ofrecer sin Ejemplo de un pantelégrafoconsulta previa” a cientos de personas por día la oportunidad de conocer y comprar uno de sus “magníficos y refinados relojes de bolsillo”. Incluso, hasta existía un sistema básico de “comercio electrónico,” ya que varias de las estaciones tenían convenios con los comerciantes locales y esto le permitía a las personas realizar compras a distancia, aunque generalmente el servicio era principalmente utilizado por hombres para enviarle flores a sus esposas o novias mientras éstos estaban de viaje. De manera sorprendente, lo mensajes no se limitaban solamente a simples mensajes de texto, sino que las oficinas de telégrafo también manejaban una extensa red de cientos de kilómetros de tubos neumáticos para enviar pequeños paquetes y en 1870 varias oficinas en el centro de Londres permitían enviar pequeñas imágenes en los mensajes gracias a la implementación del pantelégrafo, máquina de facsímiles pionera inventada por el físico italiano Giovanni Caselli (un ejemplo puede verse a la izquierda).

Red de tubos neumáticos

Si bien Londres era la reina del telégrafo, Paris, con una red más de 400 kilómetros y numerosas patentes que incluso contemplaban hasta el transporte de personas, era la reina de los tubos neumáticos ―algo de lo que hablaremos más adelante.

SSM-N-8 RegulusNo obstante, quizás el más interesante intento por enviar correo rápidamente fue el realizado por el Servicio Postal de los Estados Unidos, quienes en 1959, intentaron crear una nueva oficina dedicada a enviar correos por misil desde submarinos hacia la costa. Tarea para la cual emplearon un submarino, el USS Barbero y un misil de tipo crucero SSM-N-8 Regulus modificado. Si bien el misil sólo atravesó una distancia de 300 metros el mismo cumplió con su cometido y envió desde el submarino a la costa unas tres mil postales conmemorativas. A pesar de que la idea parece un sin sentido, la intención de la misma era crear un mecanismo por el cual, durante tiempos de guerra, un submarino pudiese emerger cerca de las costas de un territorio con actividad enemiga y dejar rápidamente una carga con provisiones y/o mensajes de manera controlada en tierra lo más cercano posible de fuerzas aliadas para luego sumergirse antes de ser alcanzado por la artillería naval enemiga.

La advertencia dejada en los basureros nucleares en caso de que una guerra nuclear destruya la civilización y se pierdan las lenguas actuales

Cada basurero tiene su advertencia diseñada en base a su ubicación geográfica. Este en particular es el que se encuentra en la Yucca Mountain nuclear waste repository.En los inicios de Anfrix habíamos hablado sobre cómo el gobierno de los Estados Unidos durante la Guerra Fría había contratado a un grupo de lingüistas y especialistas en semiótica -el estudio de los signos- para diseñar una advertencia gráfica a colocar en sus basureros nucleares la cual pudiese transmitir a cualquier persona ajena a todo lenguaje actual sobre la peligrosidad del lugar. La idea tras éste proyecto era muy noble: incluso si ocurriese una guerra nuclear total y quede destruido en el proceso todo rastro de civilización en el mundo, lo más lógico es que a pesar de todo queden bolsillos aislados de seres humanos que sobrevivan tanto a las bombas como a la radiación residual. Con el pasar del tiempo éstos sobrevivientes, al carecer de infraestructura e instituciones, muy posiblemente reviertan su cultura y forma de vida a un estado tribal o prácticamente neolítico, y muy posiblemente los lenguajes actuales se pierdan o cambien por completo. Por lo tanto, dado el caso, debía dejarse en los basureros nucleares de todos los Estados Unidos una advertencia (hacia la derecha vemos la instalada en la Yucca Mountain nuclear waste repository) que trascienda las barreras del lenguaje y la simbologías e iconografías actuales la cual pueda ser incluso interpretada por seres primitivos.

Uno de los problemas en aquella entrada es que en los comentarios nadie entendía el mensaje que la advertencia intentaba transmitir. No fue hasta que un comentarista de apodo sce dio su interpretación sobre la misma que pude darme cuenta de la genialidad y efectividad de la advertencia diseñada por éstos especialistas. Y es que por supuesto, todos nosotros, o al menos la mayoría 😛 , somos seres que nos criamos y desarrollamos en la civilización moderna, por lo tanto no estamos acostumbrados a guiarnos por el cielo o reconocer instantáneamente grupos de estrellas en nuestras vidas. Por eso, en aquella entrada, nadie podía encontrarle sentido a la misma. Lógicamente, la advertencia no está diseñada para ser reconocida por la gran mayoría de personas actuales, sino por personas que dependan del cielo para guiarse en sus viajes o para manejar los tiempos de sus cosechas y cría de animales, como tantos seres humanos lo han hecho a lo largo de la historia. Por lo tanto, combinar rostros que indiquen estados de animo con constelaciones y sus traslaciones por el cielo para así indicar la orientación de cierto peligro a seres que dependan de las estrellas en su vida cotidiana, es sin lugar a dudas algo realmente genial.

La interpretación de sce:

creo entender eldibujo; hay varias constelaciones: la del borde inferior, con forma de cucharon, es la Osa Mayor; inmediatamente arriba de esta, la Osa Menor, cuya estrella más brillante- Polaris- coincide con el comienzo de la curva dibujada, y es donde hoy se sitúa el Polo Norte Celeste. A la izquierda de la Osa Menor están dibujadas las estrellas de la constelación de Draco. Creo que el grafico indica una línea temporal, ya que la curva dibuajda une los puntos del cielo por donde se desplazará el Polo Norte celeste a lo largo de los siglos, por efecto del movimiento de precesión terrestre. Cuanto más a la izquierda sobre la curva esté el polo norte celeste en un momento dado, menos contaminación habrá, lo cual es indicado con los cuadraditos negros en orden decreciente, así como por la expresión del rostro del personaje: hoy, sitio muy contaminado = rostro enojado, y en el futuro lejano – extremo izquierdo de la curva- casi sin contaminación = rostro alegre. Para completar, el símbolo parecido a un asterisco de la izquierda indica la estrella Vega. De todos modos, tengo grandes dudas de que alguna otra civilización lo llegue a comprender.

Símbolo de peligro radiactivoLo curioso del asunto, es que fuimos presa de nuestras barreras comunicacionales delimitadas por nuestro entorno social. Creo que me han dado ganas de releer Contact, de Carl Sagan y por qué no Solaris, de Stanisław Lem. Otra gran obra sobre barreras comunicacionales entre distintas civilizaciones.

PD: En mi humilde opinión el símbolo rojo es mucho más efectivo: Sal de aquí corriendo o la araña calavera te devora. Que es, por cierto, la advertencia puesta por las Naciones Unidas en varios sitios con deshechos radiactivos.

El mensaje de Arecibo y su singular “respuesta”

1192-3.jpgEl 16 de Noviembre de 1974, el gigantesco radiotelescopio de Arecibo sería enfocado en el cluster estelar M13, aproximadamente a unos 25 mil años luz de la Tierra, y famoso por ser uno de los vecindarios de estrellas más densos de nuestra galaxia. Por lo tanto,

Este no sería un evento cualquiera, sino que se realizaría durante la ceremonia que festejaba la remodelación del famoso radiotelescopio. El mensaje en sí, escrito nada más y nada menos que por Carl Sagan y Frank Drake, es una sucesión de números binarios de solo 210 bytes, y fue transmitido a una frecuencia de 2380 MHz con un poder de 1000 KW, estando a su vez organizado de manera rectangular en 23 columnas y 73 hileras. Su información, obviamente, al estar destinada a una posible especie extraterrestre, es iconográfica, es decir, intenta comunicar el mensaje a través de simples gráficos -si bien el mensaje original es binario, fácilmente puede adaptarse a una forma gráfica como la vista hacia la derecha-.

Si bien el mensaje es relativamente simple, contiene bastante información. Desde la química de nuestro ADN, el número atómico de varios elementos comunes a la vida en la Tierra, los planetas del sistema solar -con la Tierra destacada-, el tamaño relativo de un ser humano, los números del 1 al 10 e incluso una representación del radio telescopio mismo. Si desean una explicación completa del mensaje pueden acceder a este enlace.

Y la respuesta
La respuesta llegaría más de dos décadas después, no precisamente proveniente de una avanzada civilización extraterrestre, sino de un bromista. Si bien el autor permanece anónimo, aun muchos cazadores de conspiraciones dicen que el mensaje no es en efecto una broma sino una verdadera respuesta extraterrestre. Algo prácticamente tan improbable como ridículo si tenemos en cuenta que una respuesta verdadera hubiese llegado a manera de radio señal con dirección en M13.

1192-2.jpgEl 19 de agosto del 2001, gran conmoción, y en algunos muchas risas, se generarían al conocer que en un campo de trigo cercano al radiotelescopio de Chilbolton, ubicado cerca de Hampshire, Inglaterra, se había “formado” un mensaje similar al enviado por Arecibo, tan similar que respetaba la matriz rectangular de 73 cuadros verticales por 23 cuadros horizontales. La diferencia, es que el ser humano del mensaje original había sido reemplazado por un ser de gigantesca cabeza -macrocéfalo, muy similar a los extraterrestres tan recurridos por Hollywood, los “grises”-, una “triple hélice” de ADN y varios cambios al sistema solar, en este último caso, destacando el cuarto y quinto planeta. Mejor aún, en los elementos atómico, y para el deleite de todo biólogo, a los elementos que formaban la vida en la Tierra del mensaje original, se le había agregado el silicio.

Como bien se aclara, no por nada el mensaje aparece a metros de un poderoso radiotelescopio, lo que hace a los autores más que evidentes: personal del radiotelescopio mismo que deseaban jugarle una broma al mundo.

Enlaces relacionados
Un análisis del mensaje de Chilbolton por Brian Crissey

Los mensajes del Apolo

A unos pocos centímetros del lugar del alunizaje del módulo lunar de la Misión Apolo 11 existe una particular bolsa blanca de tela. En la misma se encuentra uno de los menos conocidos y más emotivos recuerdos dejados por los astronautas tras el histórico día. Selectos regalos para las generaciones futuras de exploradores. Los mismos consisten en distintas medallas conmemorativas, una rama de olivo de oro y, en lo que aquí nos percata, un diminuto disco de silicio del tamaño de una moneda. Que a pesar de su pequeño tamaño, posee un enorme significado.

1106-1.jpgEn el mismo, pequeñas letras, solo legibles con la ayuda de una lente óptica, tallan 73 emotivos mensajes de varios líderes de estado mundiales para las generaciones futuras. Si bien la NASA declararía a la prensa la existencia de este disco, nunca haría pública la totalidad de los mensajes, y seria tras varias decadas del suceso que Tahir Rahman, un médico de Kansas e historiador, descubriese el resto de los mensajes por pura casualidad.

Era Junio del 69, y a sólo un mes del lanzamiento, la NASA decidiría encargar a la Sprague Electric Company, responsable de 50 mil partes electrónicas halladas en el Apolo, con la monumental tarea de guardar la información de manera tal que, no sólo perdurara en la Luna, sino que además ocuparara el menor espacio posible. Sprague, tras una intensa serie de diseños, crearía un sistema de impresión totalmente electrónica, que no solo les permitiría plasmar texto, sino que además era capaz de grabar ilustraciones, como la enviada por el Papa Pablo VI.

Curiosamente, Aldrin, el astronauta encargado con el deposito de la pequeña bolsa en la superficie lunar, olvidó la tarea, y fue el mismo Neil Armstrong, quien recordara a Aldrin la tarea mientras se encontraba subiendo al módulo para iniciar los preparativos para volver a la Tierra.

Fuente, el genial Robert Pearlman para SPACE.com

Enlaces relacionados
– En la Wikipedia Inglesa podrán encontrar una lista con todos los mensajes dejados y sus autores así como la procedencia de los mismos. Teniendo en cuenta la fecha, son más que interesantes los mensajes dejados por países como Vietnam y los integrantes del bloque soviético. Como por ejemplo Polonia, que deja bien claro en su inicio “Aunque no estamos sugiriendo ningún mensaje de la Cabeza de Estado de Polaca […]”

Toda una tradición
1106-2.jpgEsta grata costumbre afortunadamente ha encontrado otros nichos en la misión Voyager, las sondas Viking y, más recientemente, en la Mars Phoenix Lander. Quienes hayan seguido las noticias de la misión, habrán notado un diminuto disco sobre la carcasa del Phoenix. Este es un mini-DVD, compilado por la Planetary Society, el cual contiene una considerable colección de imágenes y literatura sobre Marte. Desde La Guerra de los Mundos de Wells hasta Las Crónicas Marcianas de Bradbury. No obstante, lo más interesante de la compilación es una serie de mensajes dejados para futuros colonizadores del Planeta Roja.

El disco, teniendo en cuenta las duras condiciones marcianas, es protegido por una resistente capa que permitirá resistir intacto durante varios siglos en su paciente espera.

Un mensaje que cambiaría al mundo, el primer mensaje de telégrafo

En tiempos donde la cantidad de llamadas, IMs, o SMS supera los miles de millones -solo en el Reino Unido se envían 80 millones de SMS por día- resulta imposible imaginar un mundo sin mensajes instantáneos. Sin embargo, hubo un tiempo en el que esto fue así. El silencio se rompió con una simple pero innovadora invención: el telégrafo, y esta imagen que ven a continuación es la primer telecomunicación comercial realizada en la historia (algo así como la madre de todas las llamadas):

El mensaje enviado fue “What hath God wrought” -Lo que ha hecho Dios- y el texto a pulso sobre el papel cuenta la historia:

Esta línea fue escrita desde Washington por mi en la Terminal de Baltimore a las 8:45 A.M. el Viernes 24 de Mayo de 1844, siendo el primer mensaje transmitido desde Washington hasta Baltimore por Telégrafo y fue recibido por mi muy querida amiga Annie G. Ellsworth.

Artículos relacionados
La fotografía más antigua (que se conserva, ya que la primer fotografía de la historia fue tomada por el gran Athanasius Kircher en el siglo XVII)
La primer película de la historia (video completo)
La grabación musical más antigua que se conserva.
Voz del pasado, la lucha por recuperar la grabación más antigua de la voz humana.
La Internet del siglo XIX.
Jones Live Map, el GPS de 1909.

El mensaje en una botella de Chunosuke Matsuyama

En el año 1784 una gran tormenta del Pacífico sorprendió a un barco de buscadores de tesoros japoneses. Tras luchar durante gran parte de la noche contra la furia de la naturaleza la embarcación terminó yéndose a pique y llevando consigo a varios tripulantes. No obstante, en un golpe de suerte, o quizás falta de esta, 44 marineros lograron nadar hasta un islote de coral. Allí durante algunos días soportarían al impiadoso sol sobre sus espaldas esperando inútilmente hasta morir deshidratados. Muchos, enloquecidos por haber bebido agua salada a causa de la desesperación, se arrojarían a nadar solo para morir en el medio del océano, otros, como es el caso de Chunosuke, quien además era el capitán, permanecerían en el coral con el resto de su tripulación. Ya desesperanzadado y con sus últimas fuerzas Chunosuke grabaría la travesía y el sufrimiento de su tripulación en un fragmento de madera, el cual, tras introducirlo en una botella, arrojó a las aguas con la esperanza de que esta algún día fuese llevada a su familia. Desafortunadamente la botella nunca llegó a manos de su familia y esta permaneció durante generaciones flotando en el océano. Un día de 1935, unos 150 años más tarde de que Chunosuke la arrojara a las aguas, increíblemente la botella llegaría a las cosas del mismo poblado donde éste había nacido.

Enlaces relacionados
― Una gran recopilación, en inglés, de mensajes en botellas perdidas aquí y aquí.

Lincos la lengua cósmica

De todos los lenguajes artificiales diseñados en los últimos años Lincos es probablemente el más interesante. Diseñado por el Doctor en Matemáticas Hans Freudenthal con la intención de crear un lenguaje universal capaz de hacer posible la comunicación con especies extraterrestres totalmente diferentes, Lincos utiliza la matemática y la lógica serial como patrón universal de partida.

Characteristica universalis
Esta estructura progresiva y gradual de Lincos logra sobreponerse a uno de los mayores problemas de la comunicación entre especies extremadamente distintas. Por ejemplo una de las mayores críticas realizadas a las placas informativas sobre la humanidad contenidas en la sonda Pioneer radicó en que para descifrarlas era necesario comprender de ante mano el significado de una flecha, objeto familiar en la humanidad a causa de su pasado como cazadores-recolectores y la utilización de las extremidades para señalar objetos y personas. Sin embargo, una especie muy distinta fisiológica y psicológicamente, podría llegar a ser totalmente ajena al concepto de flecha, evitando de esta manera la correcta decodificación.

La parte más llamativa del lenguaje radica en que su estructura se forma “al vuelo”, es decir, no hay una estructura preestablecida sino que es la misma “charla” la que forma la estructura semántica del lenguaje. Con el fin de crear una comunicación gradual Lincos está dividido en “diccionarios”. El primero establece, mediante pulsos, estructuras matemáticas básicas basadas en números naturales y operaciones aritméticas en base 2. La segunda parte del diccionario establece el concepto de tiempo y la manera de medirlo, con el fin de poder establecer pasado, presente y futuro en la estructura de los mensajes. Progresivamente con cada nuevo nivel de diccionarios se van creando estructuras comunicacionales mucho más complejas hasta llegar al nivel de personajes, objetos e intermediarios.

La idea principal es que al partir de conceptos matemáticos básicos basados en pulsos, algo simple de entender por cualquier especie que haya dominado la radio-comunicación, se puede progresivamente crear un sistema de comunicación cada vez más complejo no basado en las intenciones de una de las partes sino adaptado y re-interpretado por cada parte con el fin de hacerlo comprensible a su naturaleza.

Click aquí para ver un ensayo bastante explicativo del lenguaje (en inglés)

El Sr. Richebourg, un espía particular

Hoy en día cuando hablamos de espias inmediatamente nos viene a la mente la imagen del galán empedernido similar a James Bond o la femme fatale que al igual que Mata Hari atonta a los hombres con su belleza logrando sacarles todo lo que deseaba. Sin embargo, lo crean o no uno de los espías más prolíficos del mundo fue un hombre de solo 58 centímetros de estatura apellidado Richebourg.

Nacido en 1768 pasó sus primeros años trabajando como sirviente para una familia de Orleans, sin embargo a la edad de 21 prontamente sería reclutado por una de las facciones de la revolución francesa con el fin de convertirlo en un pasante de información al exterior. El método utilizado era para nada ortodoxo, Richebourg memorizaba el mensaje y acto seguido era rasurado y vestido como un niño pequeño, siendo cuidadosamente tapado con una manta. Una vez disfrazado una anciana lo hacía pasar por la frontera bajo la inocente imagen de una criada paseando al hijo de sus empleadores. Con el tiempo la táctica empleada para obtener información fue variado y Richebourg a veces era dejado con su carrito al lado de oficiales militares, agentes del gobierno o guardias quienes accedían de manera cortés al pedido realizado por una apresurada y amable señora mayor quien les rogaba cuidar a su nieto mientras ella iba a atender unos asuntos en un lugar cercano. durante ese lapso de tempo el diminuto espía trataría de captar algo de información de interés entre las charlas de los oficiales, quizás fechas en las cuales allanarían cierto edifico o la ubicación de prisioneros del rey o tal vez la existencia de depósitos de armas y pólvora. Richebourg murió en Paris en 1858 a los 90 años de edad, tras haber completado infinidad de misiones.

Artículos relacionados
Alfred Redl, el peor traidor en la Historia.
Reloj cámara para espías victorianos.
El último insulto a Lavoisier.
La paloma cámara, un drone versión 1903.

El epitafio de Newton

En la abadía de Westminster descansa un hombre que es considerado unánimente como el científico más grande de todos los tiempos y junto a Da Vinci la mayor mente de la humanidad: Sir Isaac Newton. El epitafio de su tumba, que se presenta originalmente en Latín, es tan interesante como su vida, ya que durante dos siglos mantuvo el récord de ser el epitafio más largo de todos:


Aquí descansa
Sir ISAAC NEWTON, Caballero
que con fuerza mental casi divina
demostró el primero,
con su resplandeciente matemática,
los movimientos y figuras de los planetas,
los senderos de los cometas y el flujo y reflujo del Océano.
Investigó cuidadosamente
las diferentes refrangibilidades de los rayos de luz
y las propiedades de los colores originados por aquellos.
Intérprete, laborioso, sagaz y fiel
de la Naturaleza, Antigüedad, y de la Santa Escritura
defendió en su Filosofía la Majestad del Todopoderoso
y manifestó en su conducta la sencillez del Evangelio.
Dad las gracias, mortales,
al que ha existido así, y tan grandemente como adorno de la raza humana.
Nació el 25 de diciembre de 1642; falleció el 20 de marzo de 1727.

Qué es lo curioso, te preguntarás: bueno, su epitafio, las palabras que lo acompañaran por la eternidad, en realidad no reflejen en lo más mínimo lo que Newton pensaba de él mismo:

“No sé lo que el mundo pensará de mí, pero a mí me parece que tan solo soy un chico que juega en la playa y que se divierte al encontrar un canto rodado o una concha más hermosa que de ordinario, mientras el gran océano de la verdad yace ante mis ojos sin descubrir”.

Más allá de la extinción, las advertencias de lso basureros nucleares

El miedo a la extinción propia del hombre no es solo territorio de las películas de ciencia ficción. Preocupados por esto muchos científicos comenzaron a investigar como evitarlo, otros, y aquí viene lo interesante, comenzaron a pensar qué soluciones, o mejor dicho qué hacer, en caso de que inevitablemente la extinción de la humanidad producto del fuego nuclear golpeara la puerta. Es así que un grupo de especialistas en semiótica (ciencia que dedica a estudiar los signos,sus relaciones y su significado) comenzó a desarrollar un lenguaje iconográfico para advertir a seres inteligentes el significado de un peligro inminente (como residuos nucleares, o algo dañino). El mayor problema se planteó desde la perspectiva que la simbología actual, natural y familiar a la humanidad, así como la utilización del lenguaje sería inútil.

Después de todo éstos seres podían ser o bien sobrevivientes humanos reducidos a un estado neolítico, que perdieran todo contacto con los lenguajes actuales; o una nueva especie inteligente que evolucionara en la Tierra tras la extinción de la humanidad. Luego de una intensa investigación se desarrollo un gráfico cuya función es la de comunicar el peligro de la radiación a un ser inteligente. Estos símbolos se encuentran distribuidos por todos los basureros nucleares de Estados Unidos.