Tag Archives: Mares

El impresionante mundo submarino de David Doubilet

Naufragio

Pez de naufragioDavid Doubilet es sin lugar a dudas el mejor fotógrafo submarino del mundo, y eso es indiscutible. Sus fotografías reflejan el mundo submarino de una manera única. En la cual tanto la ciencia como el arte y la aventura son combinadas para capturar escenas que reflejan tanto lo insólito de las profundidades como lo excepcional y realmente maravilloso de las mismas. Mundos que, a pesar de existir en nuestro planeta, son totalmente alienígenas al nuestro.

RayasHabiendo publicado varios libros fotográficos, los cuales, como buen admirador, tengo todos (recomiendo infinitamente Water Light Time, obra dedicada especialmente a la interacción entre la luz y el agua en lo profundo), Doubilet es famoso por su técnica fotográfica de lentes separadas, la cual “inventó” por error cuando en sus inicios configuró mal una de sus cámaras. Interesado con el resultado obtenido una vez reveladas las fotografías continuó experimentando con ésta configuración hasta lograr las Bosque sumergidoespectaculares imágenes actuales donde combina a la perfección lo que ocurre en la superficie con lo que ocurre debajo del agua.

En Anfrix ya hemos hablado sobre fotografía y arte subacuática en un par de oportunidades -ya con la nueva versión del sitio tendremos un índice temático de entradas-. Algunas de estas entradas fueron: El mundo sumergido de Jason de Caires Taylor, Un bosque sumergido en el Pacífico, El cementerio sumergido de estatuas soviéticas (pronto saldrá un nuevo artículo sobre otros cementerios de estatuas)

Cardumen Focas Barco y submarino Buzo Mantaraya y un barco Buzo y medusas

La obra de ingeniería que cortó a un país en dos

Nota: Esto iba a formar parte de la entrada sobre el nuevo Argo, pero por cuestiones de claridad he decidido cortarlas en dos

El canal de Corinto es quizás una de las obras de ingeniería más espectaculares en el mundo, no sólo por su belleza y tamaño sino además por su impresionante y milenaria historia. El mismo es un canal excavado sobre la roca del istmo de Corinto a finales del siglo XIX, y cuenta con una altura de más de 40 metros y una extensión de 6,3 kilómetros de largo debido a lo cual logra cortar efectivamente a un país en dos al separar a la región griega del Peloponeso de la Hélade -la Grecia continental-. Al momento de ser finalizado, en 1983, trajo un gran beneficio económico a la región, ya que creaba una vía marítima entre las aguas del golfo de Corinto con las del mar Egeo salvando así a las naves mercantes de tener que hacer un viaje de más de 400 kilómetros para cubrir estas dos áreas.

El canal de Corintio

Una rica historia
Lo más interesante de ésta obra es que desde hace casi tres mil años emperadores y generales han soñado con lograrla sólo para ver sus intentos demolidos por la enorme extensión de la tarea. El primer gobernante que intentó hacerlo fue Periandro el tirano alrededor del año 630 a. C. Abandonando el proyecto a los pocos años y conformándose con construir una serie de rampas marítimas en los alrededores. El segundo en intentarlo fue Demetrio I de Macedonia, quien en el tercer siglo después de Cristo intentara crear una línea de comunicación entre ambos puntos geográficos; abandonando el proyecto tras que un error de cálculos por parte de sus ingenieros lo llevara a creer que tal obra inundaría toda la región. Incluso, según el historiador clásico Suetonio, el mismo Julio César pensó en crear tal canal. No obstante, su repentino asesinato le impidió, entre tantas otras cosas, llevarlo a cabo. El próximo sería el emperador Nerón, quien fiel a su estilo despampanante, viajó hacia la región y, como ha sido fuertemente documentado, con un pico comenzó a cavar hasta llenar una canasta de trabajo entera con suelo del istmo -tan sólo intenten imaginar la escena, un emperador romano escoltado por su guardia pretoriana y vestido con toga púrpura y corona de laureles de oro hundido hasta los tobillos en el barro picando el suelo para alentar a su ejército de esclavos recientemente capturados en su guerra contra los judíos a cavar la tierra con esmero para partir un país al medio-. Si bien muy posiblemente lo podría haber llegado a logar dada la cantidad de recursos que puso en la tarea, Nerón muere al poco tiempo y el proyecto es abandonado por su sucesor. Curiosamente algunas de las tareas realizadas por los ingenieros de Nerón, como los ejes para estimar la calidad del suelo y el trazado del canal mismo, sirvieron a los trabajadores que a finales del siglo XIX concretaron definitivamente la tarea. De hecho, el canal original sigue el curso del canal trazado por Nerón.

El nuevo Argo El canal de Corintio El canal de Corintio

Si bien el canal hoy ha quedado pequeño para los superbarcos mercantes, el mismo continua siendo una concurrida atracción turística, especialmente para los amantes de la navegación a vela. En el mismo se han realizado todo tipo de eventos y acrobacias, que van desde vuelos en planeador hasta saltos en motocicleta, como podemos ver en el siguiente video donde se muestra al famoso motociclista extremo Robbie Maddison saltar sobre el canal desde una rampa.

Las medusas gigantes que invaden Japón todos los años

Existe una especie gigantesca de escifozoos que una vez por año, y por motivos todavía no comprendidos a ciencia cierta, invaden las costas de Japón en números cuasi astronómicos. Éste fenómeno natural no otorga uno de los paisajes más surrealistas del mundo, razón por la cual se ha convertido en un boom turístico.

Las Echizen kurage o “amebas Nomura”, como las llaman en Japón, son Escifozoos del Filo de los Cnidarios. Llegando a medir de 2 a 2,1 metros y pesar de 200 a 300 kilogramos -con tentáculos que alcanzan las decenas de metros,- éstos cnidarios, están entre los más grandes de los que se tiene registro hasta el momento. No obstante, son relativamente seguros para los humanos, ya que, si bien su picadura es aguda, no poseen veneno como su pariente lejano, la cubosa chironex australiana, la cual es el ser más venenoso de la Tierra.

Todas las primaveras salen del Mar Amarillo, y si bien son la delicia de los buzos, a su vez son la pesadilla de los pescadores. Su peso, tamaño y cantidad lleva a que cientos de éstos relativamente pesados seres queden atrapados en las redes, rompiéndolas y hasta llegando a voltear pequeños barcos pesqueros.

Como un monstruo de una película barata de ciencia ficción

Curiosamente, estudios recientes han demostrado que, muy posiblemente a causa del amplio desarrollo costero chino, el cual otorga un mejor hábitat a sus larvas, la población ha venido aumentando al punto de que, en el presente, prácticamente invaden las costas de Japón. El mayor problema es que tampoco las pueden matar rápidamente, ya que las mismas son, literamente, bolsas de esperma o de óvulos, y al matar a una la misma libera miles de millones de gametos (células reproductivas), las cuales, rápidamente se conectan y se adhieren a cualquier superficie porosa esperando a que las condiciones sean óptimas para desarrollarse. Actualmente el gobierno japonés ha formado una serie de comités buscando soluciones a este problema que con el paso del tiempo se está volviendo cada vez peor.

Un pariente cercano

Sin embargo, los Cnidarios “Melena de León” habitantes del artico y aguas frías del Norte, suelen superar a las Nomura levenmente en tamaño, aunque no en cantidad, la cual es mucho menor. Siendo un espécimen encontrado muerto en la bahía de Massachusetts el más grande registrado, con un diámetro de 2,3 metros y unos asombrosos tentáculos de 33 metros.
Si bien no pudo ser registrado oficialmente, por lo que no se considera válido para catálogos zoologicos, según se comenta popularmente en el siglo 19 una Melena de León de 3,2 metros fue hallada en las costas de Islandia.

Artículos relacionados
Los animales más coloridos de la naturaleza.
Récords de la naturaleza.
Hiperión: El árbol más alto del mundo.
Los fósiles vivientes más extraños del mundo.

La ola más alta de la historia y la ola más larga

Ocurrió en la playa de Fauces -Jaws- en la isla de Maui, playa que obtiene su nombre de las monstruosas olas que parecen devorar a los surfistas. Si bien el mar no estaba para nada tranquilo, nadie esperaba que se formara una ola tan monstruosa de manera tan repentina. El resultado no solo es asombroso y la ola de aproximadamente 21 metros es digna de aparecer en la película “El Día Después de Mañana.” Sino que además el surfista salió vivo, “sólo” con una quebradura de pierna. Algo leve si tenemos en cuenta que el mínimo error pudo haberle significado ser aplastado al instante por toneladas de agua.

La ola más grande alguna vez registrada

El 9 de Julio de 1958 se registraría la mayor ola de la historia. Ocurrida a causa de la conjunción entre un enorme alud de tierra y un temblor en el “Anillo de Fuego” en Hawaii, la “mega ola de Lituya” es la ola más alta alguna vez registrada con unos 524 metros. El daño a la bahía fue tal que llegó a arrancar árboles en la costa opuesta con la cual impactó en un primer momento.

Largas, muy largas olas

Estas olas ocurridas dos veces al año en el Amazonas son llamadas Pororoca por los pobladores autóctonos de la región, nombre que hace mención al gran ruido que generan. Como mencionamos solo se dan dos veces al año, en Febrero y Marzo, cuando las aguas del Atlántico cruzan el caudal del río. Dada la rareza del evento, las olas permanecen formadas por más de media horas llegando a recorrer varios kilómetros, hoy en día posee fama internacional entre los surfistas.

Agujeros azules

Una de las formaciones geologicas más sorprendentes son los agujeros azules. Su formación fue única, ya que son cavernas que se crearon en la superficie durante la edad de hielo, cuando el nivel del mar era 100 metros inferior al actual. Al derretirse las capas de hielo, estas cuevas y cavernas quedaron tapadas, formando un inmenso agujero azul. Su mayor característica es el contraste con el resto de la zona. La relativa profundidad que poseen con respecto a su alrededor y el poco recambio de agua que experimentan, debido a las debiles corrientes en las que se forman, los llevan a ser una verdadera “placa de petri gigantesca” ya que el nivel de bacterias por mililitro en el fondo del agujero azul es varias docenas de veces superior al agua de la superficie.

El más impresionante de los agujeros azules, tanto for su tamaño como por su casi perfecta circunferencia, se encuentra en Belice. Si bien imponente, su exterior es recién la punta del iceberg, ya que la garganta azul posee una profundidad de 125 metros y sus prehistóricas cavernas presentan algunas de las formaciones de estalactitas más impresionantes que se puedan observar.

Árticulos relacionados
La tumba de Sinaí, el punto de buceo más mortífero del mundo.
La excavación artificial más profunda
Glory holes
La cueva de los cristales
La mina más profunda
La mina de diamantes de Diavik