Tag Archives: India

Ellora, el complejo de templos hindúes y budistas tallados sobre la cara de una montaña durante 450 años

Las cavernas de Ellora son uno de los sitios culturales más impresionantes del mundo. Ubicadas en Maharastra, India su construcción comenzó en el siglo VII como una serie de pequeños templos dedicados al hinduismo sobre la cara de una montaña. Con el pasar de los siglos, no obstante, se fueron adicionando templos y altares dedicados al budismo y el janismo. Los distintos templos se organizan en lotes numerados denominados como cavernas por los arqueólogos. La más grande e importante de todas es la caverna 16, donde se encuentra el templo de Kailasa dedicado a la diosa Shiva. Todos los templos se caracterizan por la riqueza ornamental tanto interior como exterior, siendo de hecho difícil hallar una superficie que no posea algún tipo de relieve o tallado.

El trabajo realizado en el sitio fue simplemente monumental, llevando más de 450 años para cavar y tallar las más de 100 cavernas que contienen los distintos templos y altares. La mayoría de las cavernas más importantes fueron cavadas de forma vertical y luego, tras definir los bloques que conformaban las estructuras principales de cada templo, un ejército de escultores trabajaba durante décadas creando los detalles y los interiores de cada templo, altar y estatua que adornan cada caverna.

Lo interesante, además del hecho de que en la India existió desde siempre una armonía muy raramente vista en el resto del mundo entre las distintas religiones, es que el nivel de organización y planeamiento para un proyecto de semejante envergadura y el cual se concretó entre distintas dinastías fue raramente visto para una civilización tan antigua. Requiriendo de planos detallados, una división del trabajo estructurada y una tolerancia al error muy baja debido al carácter edilicio de las excavaciones.

La gran mayoría de las cavernas budistas poseen monasterios dedicados a la meditación los cuales a su vez tienen largos corredores con habitaciones que se utilizaban para hospedar durante su estadía a los peregrinos que llegaban desde toda la India. Los cuartos para los huéspedes no son simples habitaciones cuadradas, sino que poseen un trabajo artístico detallado y fino. Por ejemplo, la mayoría de las paredes de estas fueron talladas por los escultores para darle a la piedra la textura de la madera, algo que se creía calmaba y relajaba a quien descanse dentro de las mismas. La caverna más grande del conjunto budista es la denominada Vishvakarma, con un impresionante techo abovedado y una estatua de 5 metros de alto.

Las cavernas dedicadas al hinduismo son las más numerosas, y contienen al ya mencionado templo de Kailasa; el templo de Dashavatara, de interés ya que combina estilos budistas con hindúes y templo de Rameshwar considerado como el más ornado de todos los tempos hallados en Ellora.

Artículos relacionados
Beta Giyorgis, el edificio megalítico enterrado.
Los templos subterráneos más espectaculares del mundo.

Navegando por el río más contaminado del mundo

En China existe un río que cruza el distrito industrial de Linfen y que está trayendo más de un dolor de cabeza a los políticos locales. El mismo es utilizado por distintos organismos ambientales y críticos como un símbolo de la contaminación desmedida producto del crecimiento industrial frenético que ha experimentado el país asiático durante los últimos 30 años. No obstante, y aunque cueste creerlo, hay un río que se encuentra en peores condiciones.

Este es Citarum en Java Occidental, Indonesia y cuyo recorrido de 300 kilómetros se transforma en el basurero público de más de 15 millones de personas y un sin fin de pequeñas fábricas de producción local que arrojan todos sus desperdicios al agua. Sólo en deshechos hogareños el río recibe más de 2500 metros cúbicos de basura a diario, y a eso se le deben añadir los deshechos arrojados por los cientos de talleres textiles, principal motor económico de la región, que tiran todo tipo de tinturas y productos químicos al agua, incluidos productos tales como arsénico y mercurio, utilizados para el tratado de telas.

La contaminación del río es un fenómeno relativamente reciente, ocurriendo en su mayor parte y de manera frenética durante los últimos 25 años; lo que ha empujado a los otrora pescadores a volcarse a la recolección informal de residuos para sobrevivir (los cuales venden a distintos depósitos al terminar el día por una cantidad de dinero miserable). El agua contaminada, de un hedor putrefacto y color marrón es, al igual que el agua del Ganges en la India, utilizada por la mayoría de la población para bañarse, cocinar y además beber. Además de las zonas rurales de Java, el río también suministra el 80% del agua que se consume en Yakarta, capital de Indonesia. Sin embargo, como es de esperar, debido a la fuerte desigualdad social las áreas de mayor poder adquisitivo poseen sus propias plantas de purificación agua.

Cómo la última tribu sin influencia externa del océano índico logró sobrevivir al tsunami del 2004

Los sentineleses son una de las últimas tribus sin contactar en nuestro planeta, y la última del Océano Índico sin ningún tipo de contacto alguno, su idioma permanece sin clasificar y es completamente distinto al de sus vecinos más cercanos, los jarawa, su sociedad está basada en la caza, la pesca y la recolección de plantas y nada es sabido sobre sus mitos y leyendas. De hecho ni siquiera sabemos cómo se llaman a si mismos, ya que el gentilicio de sentineles proviene del nombre de la isla en la que habitan, bautizada como isla North Sentinel por los británicos. Isla perteneciente al grupo de islas ubicadas en la bahía de Bengala conocido como islas Andamán, donde en cada una habitan distintas tribus.

Junto con los ya mencionados jarawa, habitantes de la isla Adamán del sur y cuyo contacto con los extranjeros se limita a intercambiar objetos, los sentineleses son la tribu más aislada de la región. Si bien en un momento podríamos llegar a pensar que tal aislamiento es un cruel destino, sólo basta con ver lo que ocurrió con los onges, habitantes de la isla Rutland, quienes fueron asimilados hace ya más de un siglo y cuya sociedad ha colapsado por completo, necesitando de subsidios del gobierno de la India para sobrevivir y cuya población es casi siete veces menor en comparación a los tiempos anteriores a la asimilación.

Ésta falta de contacto es la razón por la cual en el 2004, año en el que tuvo lugar uno de los peores terremotos y tsunamis en la historia moderna, con más de 230 mil muertes y cientos de miles de heridos, el gobierno de la India pensó que lo peor había ocurrido con los sentineleses y los jarawa ya que sus islas se hallan relativamente cerca del epicentro y en el curso de la ola. Sin embargo, tres días después de ocurrida la tragedia, cuando la guardia costera envió helicópteros a investigar que había sido del destino de éstos pueblos, los guardacostas no tardaron en avistar a un sentineles, quien desafiaba al helicóptero apuntándole con su arco.

Aliviados y asombrados, inmediatamente se dirigieron hacia la isla de los jarawa, más abiertos al contacto. Allí descubrirían algo asombroso, ni un sólo jarawa había perecido durante el tsunami. Con un contacto reducido y poca confianza hacia los extranjeros, llevó cierto tiempo descubrir cómo fue que ambas tribus lograron salvarse de la ola. Ésta poca confianza por parte de los jarawa es comprensible, antiguamente una cultura pacífica fueron diezmados por los marinos británicos, quienes utilizaron su isla como base de aprovisionamiento disparando a cualquier jarawa que se acercase sin mediar palabra alguna. Los tiempos modernos no han sido mejores, en 1999 una epidemia de sarampión, llevado a la isla por un oficial del gobierno de la India, causó la muerte del 10% de la población jarawa.

Descifrar éste acertijo fue la tarea de Sophie Grig y los investigadores de Survival International, quienes establecieron contacto con varios jarawa hasta contactarse con Ashu, un jarawa capaz de comunicarse en hindú y acostumbrado al contacto con extranjeros. Éste les relataría la historia sobre cómo, cuando sintieron la tierra temblar, inmediatamente fueron a ver a los pescadores de su tribu, quienes le comunicaron a los jefes que el “mar había desaparecido” (un efecto común de los tsunamis es que antes de la ola receda el nivel de agua en la costa considerablemente). Sabiendo a partir de canciones que se pasaron de generación en generación que cuando la “tierra se enoja” y “el mar desaparece” la tribu debe esconderse de los espíritus de la tierra en el bosque de Balughat, el cual es el punto más alto de su isla, fue entonces que toda la tribu corrió hacia dicha aérea, quedando así completamente a salvo cuando la ola golpeó la isla.

Tras entrevistar a los onge descubrirían un mismo patrón, no en una canción, sino en un cuento muy importante en su cultura, el cual relata una historia en la cual la tierra tiembla y luego una pared de agua viene a llevarse a los pobladores. Razón por la cual intuitivamente 96 Onge se salvaron del tsunami al sentir el terremoto y correr hacia la parte más elevada de su isla.

En efecto, fue la tradición oral y las canciones de sus ancestros lo que salvó a éstas tribus despectivamente consideradas como primitivas por muchos.

Nota: reemplazada la palabra instintivamente por intuitivamente.

Cuando los animales demuestran mayor humanidad que los seres humanos

La palabra humanidad como sinónimo de compasión siempre me resultó contradictoria y ciertamente poseedora de un contenido altamente irónico y diría que hasta cínico, ya que si hay una forma de vida en este planeta que ha demostrado ser ilimitadamente cruel, desconsiderada y destructiva esa es la humanidad. Por lo que no es raro que muchas veces sean los animales los que den lecciones de humanidad.

MarwariDurante miles de años en la India, Fenicia y algunos otros lugares geográficamente cercanos a los anteriores se emplearon elefantes en la guerra. Animales extremadamente poderosos y capaces de romper cualquier linea de infantería o caballería en una sola estampida; siendo además capaces de transportar un lancero que atacaba a todo el que acercara por los flancos y uno o dos arqueros que atacaban a distancia además de su mahout o conductor. Si bien esto supuso un gran problema para los enemigos locales, supo ser todo un caos terrorífico para los extranjeros; es sabido como los elefantes hindúes diezmaron las fuerzas de Alejandro Magno y como los elefantes de Piro de Epiro y poco más tarde los de Aníbal le dieron a los romanos dos de los más grandes dolores de cabeza y agujeros en el orgullo de toda su historia.

Pero hecha la ley hecha la trampa, y eventualmente el pragmatismo bélico combinado con la sed de poder de de los clanes marciales rajput, quienes constantemente combinaban estrategias traídas desde Arabia, Europa y Mongolia para avasallar a quienes se interpusieran en su camino, fueron generando los instrumentos necesarios para contrarrestar a los elefantes de guerra sin resultar completamente diezmados en el intento. Uno de estos instrumentos fueron los marwari, poderosos sementales logrados a partir del caballo arábigo, de orejas curvas, resistentes al calor desértico y con una aparente falta natural de temor hacia las grandes bestias de guerra.

Marwari con trompaY es aquí donde el punto principal de nuestra historia toma lugar, ya que si bien el marwari superaba en fuerza a un caballo normal y arremetía sin temor contra los elefantes, sólo alcanzaba con que estos últimos tirasen una patada o diesen un cabezazo o trompazo para que el marwari salga despedido varios metros por el aire con jinete incluido. Pero eventualmente los rajput descubrirían que los elefantes poseían una característica que las personas parecían carecer: consciencia; y rápidamente empezaron a equipar a sus caballos con armazones forrados en tela que simulaban ser pequeñas trompas, dándole el aspecto a los marwari de elefantes pequeños. Si bien esto parece una idea sin sentido, la misma fue mortalmente eficaz, ya que los elefantes ‘enemigos’ se negaban a atacar a los caballos disfrazados de elefantes pequeños, incluso cuando sus conductores les clavaban estacas de metal detrás de las orejas para obligarlos pisotear a los rivales.

Batalla de Haldighati en el 1576

En la imagen vemos al maharana Rana Pratap de los rajput montando su caballo, el brioso Cetak, durante la Batalla de Haldighati en el 1576, Cetak tenía una trompa falsa, por lo que no fue repelido por el elefante el cual lo confundió con una cría, oportunidad que Pratap utilizó para abalanzar su caballo de un salto sobre la cabeza del elefante y arrojar su lanza contra el líder mughal, Man Singh. Pratap falló su tiro y mató al mahout -conductor del elefante- mientras que al mismo tiempo las heridas producidas al caballo por parte de los guerreros montando al elefante causaron la muerte de Cetak casi instantáneamente.

El tiempo, el destiempo y las eras

El alquimista

La medición del tiempo es ciertamente uno de los conceptos más interesantes generados por la humanidad. Incontables métodos y modalidades han sido implementadas para registrar las andanzas de Cronos, y si bien a lo largo de la historia se han creado métodos realmente creativos, sin embargo, en la actualidad, la precisión y la exactitud a la hora de registrar el paso del tiempo se han convertido en una especie de requerimiento de facto. No siempre fue así, y obviamente esto trajo infinidad de problemas. Los romanos y muchas otras civilizaciones antiguas, por ejemplo, tenían horas “variables” dependiendo de la época del año, algo que no nos es de extrañar si consideramos que utilizaban casi exclusivamente relojes de sol. Por ejemplo, en el caso de los romanos, en invierno, con días más cortos, la hora denominada como Sexta transcurría, en estándares actuales, de 11:15AM a 12:00PM, mientras que en verano lo hacía de 10:44AM a 12:00PM. Problemático si tenemos en cuenta que con estas horas se adjudicaban pagas, comisiones, tiempos que requería cierto trabajo y varios otros aspectos cotidianos (siendo lo más curioso el que sólo tenían 12 horas, y la falta de luz, es decir desde el atardecer al amanecer, se contaba todo como solo una no-hora). La misma problemática asechaba a los alquimistas del Renacimiento, cada región, incluso cada fabricante, poseía su propio estándar de volúmenes para las recámaras de sus relojes de arena, por lo que un alquimista veneciano, para quien 4 ciclos de su reloj de arena equivalían a 12 minutos, siguiendo la receta escrita por un alquimista florentino, para quien 4 ciclos de su reloj de arena equivalían a 8 minutos, podía, a pesar de seguir las instrucciones al pie de la letra, morir intoxicado al sobre-calentar un compuesto tóxico más de la cuenta.

En fin, ¡celebremos la exactitud alcanzada y alabemos los estándares actuales! (que en realidad no son nada nuevos, recordemos que el sistema en base 60 que utilizamos en la actualidad para medir el paso de los segundos, minutos y horas lo venimos arrastrando desde hace unos nueve mil años gracias a los sumerios, y del cual ya hemos hablado) citando algunos de los relojes más interesantes del mundo.

La casa de cuco


Debo confesar, tengo una fascinación con los relojes de cuco. Supongo que se debe a que de pequeño, en mi escuela, en la cual vivía durante el invierno, había infinidad de los mismos. Por alguna razón que desconozco en el presente los suizos han “robado” para si mismos el crédito sobre la invención de estas maravillas mecánicas, no obstante las mismas son un invento bien alemán, más precisamente de la región denominada como Schwarzwald, conocida en castellano como la Selva Negra. Teniendo lugar su creación cuando un noble llamado Philipp Hainhofer, deseoso de impresionar a un príncipe, inventara el primer reloj de cuco en el año 1630, si bien fue todo un logro, el aparato poseía varios defectos conceptuales en su mecanismo que lo llevaban a trabarse constantemente. Solo 20 años después en el 1650 el gran Athanasius Kircher (uno de mis héroes máximos) en su eterna búsqueda por maravillas y fascinaciones, describió en su monumental obra sobre la música y el sonido, la inmortal Musurgia Universalis, el primer reloj de cuco funcional de la historia. No solo detallando su funcionamiento, sino que además sugirió mejoras sobre el mecanismo que solucionaban definitivamente los problemas con las trabas. En fin, vayamos al grano, y, donde más que en el lugar donde nació esta maravilla vamos a encontrar uno de los relojes de cuco más raros del mundo. Tan grande como una casa y con docenas de figuras que componen una compleja escena totalmente accionada por un mecanismo único.

Midiendo el tiempo al estilo hindú
Siempre me maravillaron las unidades de medición “extrañas”. Y si bien debo decir que mi favorita es originaria de Finlandia (el poronkusema que es la distancia que un reno de carga macho puede caminar sin detenerse antes de empacarse y negarse a continuar a menos que se le permita orinar) debo decir que en la India existen algunas de las unidades de medición de tiempo más espectaculares del planeta. En la misma no se van con intermedios ni convencionalismos, quién necesita de minutos y horas cuando puede medir el tiempo en kaashtas que es un lapso equivalente 18 veces el tiempo de un parpadeo de ojos. Más importante, 10 kaashtas se transforman en un kshanam y 12 de estos en un muhoortam que a su vez 60 muhoortam serán un día. Simple, ¿no es cierto?

Pero por supuesto que medir los parpadeos para contar los días no es nada si lo comparamos con los ksanas. Un ksana es una unidad de tiempo cortísima, más precisamente el tiempo que tiene un pensamiento corto (0,0026 segundos según los budistas), por lo que 95 ksanas serán una reflexión profunda entonces. Si medimos un día en ksanas entonces llegaremos a la conclusión de que 1 día equivale a 32,8200,00 ksanas.

Y es así que llegamos a la madre de todas las unidades de medición del tiempo habidas y por haber en la India y del mundo, y juro que no exagero. Se trata del Asamkhya Kalpa o más precisamente el tiempo que le llevaría a una persona vaciar un pozo de aproximadamente 10×10 kilómetros lleno con semillas de mostaza (que como muchos sabrán, es una de las semillas más pequeñas del mundo). ¡Pero esperen! no es tan simple, existe una restricción: ¡solo se puede quitar una semilla cada 100 años!. Ronald B. Epstein, experto de renombre internacional en budismo, hizo el cálculo, y llegó a la conclusión de que un Asamkhya Kalpa tarda unos 1.28 trillones de años en completarse (unas 85 veces el tiempo transcurrido desde el Big Bang hasta el presente).

Más adelantes le dedicaremos un artículo a más unidades de medición halladas en la India.

El reloj más bello del mundo
Pražský orlojLa belleza es subjetiva a cada individuo, por lo que el siguiente juicio es personal. Dicho esto, absolutamente nada supera en belleza al reloj de Praga, Pražský orloj en checo, el cual, irónicamente, no mide el tiempo, sino que se trata de un reloj astrológico construido durante el medievo que, con su increíblemente complicado mecanismo, maneja una serie de discos que representan el movimiento del Sol y la Luna y la relación entre los distintos planetas en un anillo zodiacal, todo relacionado a un calendario mecánico y una serie de distintas figuras alegóricas representadas con estatuas. El tiempo, incluso, no se mide en horas modernas, sino en horas italianas -una progresión más intuitiva y dividida en 24 partes, de hecho esto aun se conserva en la actualidad, del modelo de 12 horas solares romanas-. La construcción del reloj, hecha en partes, sería comenzada en el 1410, y su conclusión llevaría más de un siglo. Desafortunadamente el caos de la segunda guerra mundial llevó a que los alemanes, en su invasión y ataque a Praga, lanzaran bombas incendiarias quemando parte de las estatuas como daño colateral; mientras que años más tarde soldados soviéticos saquearían partes del reloj tras la invasión de Praga por parte de la Unión Soviética. Al día de hoy, por fortuna, el reloj se encuentra reconstruido (aunque admito que la Paradoja de Teseo -a la cual le dedicaremos una entrada próximamente- tiene mucho peso en este caso)

Pražský orlojPražský orlojPražský orloj

Click aquí para ver un video del reloj en funcionamiento.

…Ésta entrada continuará en una segunda, tercera y cuarta parte

La bandera de los Estados Unidos está basada a partir de la utilizada por una de las compañías más inescrupulosas de la historia

Hace unas semanas habíamos hablado sobre como el diseño de la Casa Blanca no era original, sino que se basaba a partir de dos mansiones europeas. Aparentemente, la falta de originalidad era rampante en el naciente Estados Unidos. Tanto, que su bandera es una copia literal de la bandera de uno de los grupos mercantilistas y mercenarios más inescrupulosos y corruptos de la historia, la temida y odiada British East India Company.

Banderas de la BEIC y USANo hace falta introducir a la East India Company. Una compañía mercantil creada para comerciar bienes en las colonias británicas de la India y China que con el tiempo, a medida que fue amasando gigantescas cantidades de dinero y poder, se convirtió literalmente en un “país sin tierra” al mando de una de las armadas más poderosas del mundo. Tanto llegó a ser su poder que mucha gente creía que el mismo gobierno Inglés (y posteriormente Británico tras la unificación) era no más que títere de los intereses de la Compañía. Y de hecho, éstas personas no estaban tan erradas, ya que eran tales las influencias con las que la Compañía contaba que conseguir leyes a su favor y monopolios por doquier era algo realmente muy simple. Monopolios que si bien obtenía fácilmente luego cuidaba con recelo. Asesinando, corrompiendo y combatiendo contra cualquiera que se atreviese a desafiarlos.

En fin, la primer bandera de los Estados Unidos, aunque nunca fue declarada como oficial, fue la “Grand Union Flag,” la cual era un literal calco de la bandera de la British East India Company utilizada desde principios del siglo XVIII: trece líneas verticales blancas y rojas intercambiadas con el “Union Jack” (en su variante antigua denominada “Kings Colours”, la bandera original del Reino de Gran Bretaña y de la cual luego se basaría el diseño del “Union Jack” actual del Reino Unido) ocupando un recuadro en la esquina superior izquierda. Esta bandera duraría muy poco tiempo, menos de un año, ya que a los estadounidenses no les gustaría la inclusión del Union Jack en su símbolo nacional. Razón por la cual, la bandera del Reino Unido sería quitada y remplazada por las estrellas blancas en fondo azul tras el Segundo Congreso Continental de 1777. A esta nueva bandera se la llamaría “Stars and Stripes” -estrellas y barras.-

Boston Tea Party De todas maneras, hay quienes argumentan que el agregar líneas blancas a la “Red Duster” -bandera de la marina mercante británica- era normal en las colonias (de hecho la bandera de la Compañía nacía a partir de la anterior). No obstante, y como lo sugirió en 1937 el laureado historiador británico Sir Charles Fawcett, lo más probable es que Estados Unidos efectivamente basara su bandera en el diseño de la bandera de 1707 de la British East India Company, ya que el mismo era respetado por su poder y además, por ley, la Compañía no podía izar su bandera fuera del océano Indico. Y además, si bien Estados Unidos justificó que las trece barras blancas y rojas representaban a los trece estados originales de 1776, esto era una redundancia ya que los estados estaban representados en las estrellas.

Si de subir se trata

Sin duda alguna las escaleras fueron y son uno de los inventos más prácticos de la humanidad. Debo decir, aunque suene raro, que me fascinan las escaleras. Su diseño, su estilo y su arquitectura son, simplemente, maravillosos. Pero no todas las escaleras me fascinan, solo las raras. Así que esta entrada va dedicada a las escaleras más Escalera del Museo Vaticanoraras del mundo.


La escalera oval del Museo Vaticano

Ciertamente, no hay ni habrá escalera más hermosa que la hallada en el Museo Vaticano. La misma estructurada a manera de doble hélice y cuya construcción tuvo lugar en los años 20, fue comisionada por el Papa Pío XI como parte de la ampliación del Museo Vaticano. A cargo de la misma se pondría Ferdinando Marinelli, herrero y artista cuya fundición, Fonderia Artistica Ferdinando Marinelli, era reconocida mundialmente por su trabajo con grandes estructuras de bronce.

La fundición de Marinelli se hallaba en Florencia, por lo que el trabajo artístico en crear la escalera quedaría ensombrecido ante la monumental tarea logística de transportarla a Roma.

Escalera del Museo Vaticano

Chand Baori
En Rajastán, India, existe un templo cuya estructura principal es una gigantesca escalera 3500 escalones. Rodeado de leyendas que intentan explicar su construcción y sentido, Chand Baori, como se ha dado a llamar, es una estructura aledaña al templo de Harshat Mata cuya construcción comenzó en el siglo IX y, a pesar que la leyenda popular establece que la misma fue finalizada en pocas horas, su conclusión llevaría varias décadas de intenso y laborioso trabajo. De manera llamativa, la construcción del templo no se trata de un edificio, sino de un pozo en el cual las distintas escaleras y salas fueron talladas en la roca natural.

Chand Baori Chand Baori Chand Baori

La entrada a Odesa
Escalera PotemkinEn la ciudad ucraniana de Odesa existe una espectacular escalinata que, curiosamente, obtuvo su nombre a partir de una película: la escalera Potemkin. Nombrada de esta manera ya que una de las escenas más importantes de la película “Acorazado Potemkin” -película de importancia técnica ya que fue el primer filme en utilizar la edición como herramienta de producción, y si bien fue instrumental a la maquinaria propagandista de un régimen tiránico, hoy en día es apreciada por su valor artístico, al igual que la obra de Leni Riefenstahl-

No obstante, lo más interesante de esta escalera de 192 escalones y 142 metros de longitud, cuya construcción se dio entre 1837 y 1841, es que la misma fue construida con la intención de ofrecer al peatón una ilusión óptica muy particular dependiendo de dónde esté el mismo parado. Si se la mira desde abajo, solo se ven los escalones. Mientras que si se la mira desde arriba, solo se verán los descansillos.

Escalera PotemkinEscalera Potemkin
En las primeras dos imágenes se observa la ilusión óptica anteriormente mencionada. La primera vista desde abajo, viéndose solo los escalones; la segunda, vista desde arriba, donde se ven solo los descansillos.

Niesen funicular
Y por supuesto que no podíamos dejar de nombrar a la escalera que deja a Chand Baori como si fuese un chiste. La Niesenlauf en Suiza, la cual se eleva a 2336 metros de altura y posee unos 11674 Escalones. Esta escalera, fue construida al costado de un tranvía, que de hecho es Niesen funicular, como recurso de emergencia. Lo que no quita que muchos atletas la utilicen para entrenar.

El siguiente video muestra el trayecto del tranvía, donde puede verse al costado del mismo la espectacular escalera. En algunas partes el trayecto es tan horizontal que los escalones no suelen tener más de 10 centímetros de altura. Realmente, un paisaje extremadamente bello.

Durra, el mercado de armas ilegales más grande del mundo

Durra -también conocida como Durrah o en su versión de la lengua urdu, más popular en occidente, como Darra- es un lugar en el cual existen tantas armas que se podría armar a un ejército entero, y donde las municiones son ofrecidas por millares desde alfombras tendidas sobre las aceras, como si se tratasen de especias en un mercado convencional de oriente. Un lugar al que solo se puede entrar si se conoce a la gente adecuada, ya que, y con razón, es hoy en día considerado como uno de los lugares más peligrosos del mundo. Sorprendentemente, no solo se vende armamento y munición de alto poder, sino que el mismo es hasta incluso fabricado en el lugar. Armas que, irónicamente como si la guerra fuese un ciclo repetitivo, hasta hace unos años eran construías a partir del metal de los tanques soviéticos destruidos durante la invasión de la URSS a Afganistán en los años 80. Además de las armas artesanales, muchas replicadas a partir de las armas dejadas por los soviéticos, se pueden conseguir armas europeas tanto antiguas como modernas.

* Es irónicamente “poético” que un mercado de tales características se encuentre en el paso de Khyber, conocido como “la puerta de los invasores”. Ya que el mismo sería cruzado por infinidad de ejércitos a lo largo de la historia. Sería la puerta desde la cual Alejandro Magno comenzaría su invasión de la India, y desde donde los mongoles lanzarían su sangrienta invasión a Medio Oriente entre los siglos XIII y XIV. Vería a los ejércitos Islámicos cruzar con su meta de expansión del islam en la zona, y sería testigo del paso de las Fuerzas Imperiales Británicas en su lucha por el dominio de la India.

Enlaces relacionados
Aquí pueden ver una interesante galería fotográfica sobre Durra y su poco convencional mercado.
Documento fotográfico sobre la fabricación de munición en la ciudad

Kinkaku-ji, el templo chapado en oro

Era relativamente normal en Oriente encontrar templos laminados en oro o completamente cubiertos en gemas. Desafortunadamente, las distintas crisis y guerras llevaron a la desaparición de la gran mayoría, sin embargo, uno ha sobrevivido rampante a la prueba del tiempo: Kinkaku-ji, el Templo del Pabellón Dorado.

El Templo del Pabellón Dorado
Construido en estructura de madera y chapado en laminas de oro puro, durante el siglo XIV en las afueras de lo que hoy es la populosa Kyoto, el mismo tuvo primeramente la finalidad de servir como lugar de retiro al Shogun Ashikaga Yoshimitsu y posteriormente, tras la muerte del Shogun, como templo Zen de los Rinzai.


El Templo del Pabellón Dorado, como es conocido informalmente, al igual que otras grandes obras arquitectónicas a lo largo de la violenta historia por el poder en el Japón, se vio amenazado por varias guerras. Incluso, llegando a ser quemado dos veces durante la Gran Guerra de Ōnin, para luego ser reconstruido gradual y pacientemente. La desgracia recaería sobre el templo en 1950, cuando un monje que sufría de disturbios mentales lo prendiese fuego. Su madre, consternada, cometería el suicidio -algo que ha traído varias leyendas sobrenaturales a la ya rica mitología que rodea al templo, llegándose a decir que durante ciertas noches invernales es posible escuchar el llanto de la mujer-. La reconstrucción y restauración duraría varias décadas, siendo finalizada recién en 1987.

Kinkaku-ji Kinkaku-ji Kinkaku-ji

De tres pisos de altura y rodeado por varios islotes adornados con todo tipo de flores y esculturas budistas, la verdadera belleza del templo se puede observar al atardecer, cuando es completamente reflejado por el estanque verde sobre el que ha sido construido.

Aclaración: Si bien para chapar un adorno en oro se utiliza electromagnetismo, en el caso de Kinkaku-ji el proceso se realizó utilizando relativamente gruesas láminas oro puro y el trabajo de artesanos que adaptaron, utilizando martillos de madera y tacos, dichas láminas a las formas del edificio.

Sripuram
Si bien no es un templo ancestral sino más bien una construcción moderna, el parque espiritual de Sripuram en Thirumalaikodi, sur de la India, posee la estructura de oro más grande del mundo. El templo, además de estar chapado en láminas de oro, posee pequeñas estatuas y artefactos de oro macizo, incluidas enormes coronas de más de un kilogramo. El templo no es específico a una sola religión, y contiene figuras y pasajes tanto budistas como de las religiones cristiana y musulmana entre otras.

Sripuram Sripuram Sripuram

Viaje accidentado

Quedarnos sin combustible, o pinchar un neumático es ya todo un problema. Pero al menos, los vehículos mecánicos, no presentan algunos de los problemas de sus variantes naturales. Imaginemos estar apurados y que nuestro coche quiera detenerse a tener un poco de diversión.
 

Elefantes de guerra
A lo largo de la historia su tamaño y poder de intimidación convirtió a los elefantes en un instrumento de guerra muy utilizado en Oriente. Las imágenes a continuación pertenecen, justamente, a estos hechos. La primera fue tomada a principios del Siglo XX, cuando docenas de elefantes fueron entrenados para transportar cañones durante la Primer Guerra Mundial; mientras que las dos últimas hacen referencia a una de las más bizarras técnicas de ejecución habidas y por haber. “Desmembramiento por elefantes” y “Aplastamiento por elefantes”, ambas, utilizadas durante siglos por persas e hindúes a manera, no sólo de castigar al infractor, sino como mecanismo para amedrentar a posibles futuros infractores. Este último castigo, establecido por las Leyes de Manu, durante el año 200 dC, sería incluso practicado hasta bien entrado el siglo XIX, como atestiguaría un perturbado Louis Rousselet, autor del libro que contiene la tercer imagen describiendo la escena. .

1137-2.jpg1139-3.png1139-4.jpg

Y por una ironía humana, los elefantes no sólo suministraron la muerte en dicha condenas. Sino que a veces la recibieron. Recordarán nuestro artículo pasado sobre Topsy, la elefanta condenada a muerte.

Un edificio particular
1139-1.jpgY ya que hablamos de elefantes, es interesante mencionar a Lucy. Un edificio de madera de más de 120 años con una forma muy particular. Ubicado en el pequeño pueblo de Margaret, en Atlantic City, Estados Unidos, el mismo ha sobrevivido desde incendios hasta intentos de demolición. Hoy día se ha convertido en todo un atractivo turístico. Si bien el edificio aun existe y se encuentra en buen estado, en la imagen a la derecha puede verse una fotografía de 1920 ilustrándolo.

El Capitán Sir Richard Burton, el último gran aventurero

1091-1.jpgCapaz de hablar con fluidez más de veintinueve lenguajes y entender unos 40, Burton fue un explorador desde el momento de su nacimiento. El primer occidental en visitar la Meca, para lo cual debió aprender árabe a la perfección y camuflarse entre los locales, ya que de haberse descubierto que no era un musulmán la hubiera pasado muy mal. Hipnotista y espadachín maestro, sirvió como espía para la Corona en la India, escribió un diccionario para entender a los simios, fue extremadamente libertino, sería nombrado caballero por la Reina, siendo el primero en traducir las Mil y Una noches y el Kama Sutra a una lengua occidental, descubrió los lagos de África central, encontró un tesoro perdido y tras quedar completamente extraviado sin agua o equipo en el desierto terminaría rescatando a una doncella francesa secuestrada por un sultán local.

Nacido en Inglaterra durante la tempestuosa mañana del 19 de Marzo de 1821, Burton prontamente demostraría ser poseedor de un intelecto privilegiado. Antes de cumplir los 10 años ya hablaba tres idiomas, y se destacaría en la escuela por su talento en la escritura, la poesía y, sobretodo, los idiomas. Sin embargo, más allá de convertirse en un ratón de biblioteca, Burton se enrolaría tempranamente en el ejército, y su valentía haría que a los pocos años de haberse enlistado sea ascendido al puesto de Capitán de la East India Company. Sirviendo en la India, y habiendo peleado en la Guerra de Crimea, Burton decidiría que era tiempo de vivir una serie de aventuras al unirse a la Royal Geographical Society, para la cual exploraría las costas de África y descubriría para la historia el Lago Tanganica al dejar la primer mención escrita del mismo, siendo además el primer europeo en penetrar en el Reino de Harr. Tras explorar grandes territorios Burton se convertiría en Cónsul del Imperio Británico, oficiando como diplomático. Sus años finales serían dedicados a la academia, donde escribiría decenas de tratados sobre antropología, culturas y etnias orientales y sería autor del más importante libro de esgrima del siglo XIX.

Un espía europeo en la Meca
Para Europa la Meca era prácticamente un lugar de leyenda, ya que en efecto, ningún europeo había podido visitarla debido al fuerte recelo de la época. Burton, decidiría en ser el primero en lograr tal hazaña (quizás antecedido por Ludovico di Barthema, aunque es incierto si éste último lo logró), por lo que tras conseguir el apruebo de la Royal Geographical Society, estudiaría ampliamente las culturas y comportamientos musulmanes de la época. Sobretodo lo que respetaba a los hajj, peregrinos islámicos cuyos viajes los llevaban rumbo a la ciudad de Medina. Su convicción fue tal, que incluso hizo que se le practicase una circunsición, para así evitar ser descubierto al orinar. Tras prepararse inicialmente, invertiría varios meses junto a los musulmanes de la etnia sindh, mercaderes de los cuales estudiaría su comportamiento y costumbres.

1091-5.jpg
(La Meca al momento de la travesía de Burton)

Una vez listo, Burton adoptaría varios camuflajes, e incluso utilizaría distintos dialectos y acentos árabes. Primeramente se haría pasar por un pashtun, musulmanes del este de irán, cuyo contacto con el lenguaje persa hace que al hablar el árabe lo hagan con modismos muy particulares. De esta manera, Burton podría ocultar cualquier error lingüístico que cometiese al hablar aduciendo una diferencia cultural.
Continue reading El Capitán Sir Richard Burton, el último gran aventurero

Tribus perdidas

Afortunadamente el avance tecnológico ha traído maravillas tales como las telecomunicaciones y los aviones. Desafortunadamente, esas mismas maravillas han “achicado” el mundo de tal manera, que lo que antes era una prolongada travesía encomiable y peligrosa hoy se reduce a simplemente ir hacia un aeropuerto y comprar un pasaje de avión. Esto llevó a que miles de culturas nativas, antes intactas y ajenas del mundo externo, desaparecieran, se diluyeran en un maremoto de visitantes, investigadores y extranjeros curiosos. De hecho, de las 6 mil lenguas encontradas hoy en la Tierra, se calcula que la mitad desaparecerá en menos de 50 años. Transición o asimilación que en algunos casos resultó ser muy violenta, ya hablamos de la desaparición del Nu Shu y cientos de culturas locales en China con la llegada del comunismo, y ni mencionar la conquista de América.

De todas maneras, existe aun un puñado de tribus que, gracias a la protección natural que otorgan junglas de dificilísimo acceso o islas perdidas entre las mareas, han logrado permanecer relativamente intactas de la influencia externa.

La gente de los árboles
De las llamadas tribus de escaladores, es quizás la de los kolufos -o korowai- en Papua la más asombrosa, ya que sus casas están construidas enteramente a varios metros de altura.

1052-1-b.jpg

La misma es una de las pocas tribus en el planeta Tierra que aun, aunque de manera ritual, practica el canibalismo. De hecho, pude enterarme de la existencia de los mismos gracias a la revista del Smithsonian, la cual, si entienden la lengua inglesa, tiene un asombroso artículo en su página titulado “Sleeping with cannibals” en el cual un reportero relata su asombrosa experiencia tras convivir con los mismos durante varios días -aunque cabe aclarar que varios investigadores han puesto en duda la práctica y aseguran que su fama se debe más a publicidad local en busca de turistas que a canibalismo verdadero- .

1052-1.jpg1052-2.jpg1052-3.jpg

Sin embargo, no es su supuesto canibalismo lo que me ha llamado la atención, sino su arquitectura. Largas y complejas chozas construidas no sobre tierra, sino sobre largos y “flacos” árboles que, en su conjunto, elevan la caza de los peligros de tierra y de las invasiones rivales. Una ingeniería y trabajo de grupo ciertamente asombroso.

La tribu aislada de todo contacto durante 60 mil años
En la isla Sentinel de Norte existe la tribu denominada por la National Geographic como el pueblo más xenófobo del mundo. Completamente aislados del resto de la humanidad rechazan cualquier visita externa con flechas y lanzas, incluso, si el visitante viene con aparentes obsequios para la tribu. De hecho, son famosos por matar a cualquier pescador o navegante que inadvertidamente ancle en sus costas.

Este rechazo por lo externo ha llevado a que exista poco material de estudio sobre su cultura, incluso la cantidad de fotografías de los mismos es muy limitada.

Esto a su vez hizo que su cultura permanezca intacta y, a diferencia de las otras tribus de la región, cuyos idiomas se extinguieron al adoptar como lengua de facto el hindi, el lenguaje sentinelés aun sea utilizado exclusivamente por sus habitantes. Lenguaje del que poco se conoce dado su aislamiento.

La tribu sin tiempo
1052-4.jpgLa tribu pirahã, hallada en el norte de Brasil, es, entre otras cosas, famosa por haber dejado obsoleta la teoría de “gramática universal” del lingüista Noam Chomsky. Su lengua no posee definición del tiempo presente, nombres para los colores o números, y además, con respecto a la “gramática universal”, no cuenta con ningún tipo de recursión -la inserción de una frase dentro de otra del mismo tipo-. Así como tampoco parecen poseer términos cuantificadores (“poco”, “mucho”, etc), o practicar algún tipo de arte o dibujo.

Si el aspecto lingüístico de su cultura les es de interés pueden leer este maravilloso artículo del Newyorker (inglés desafortunadamente). El cual ha realizado una entrevista al lingüista Dan Everett, el mayor experto de esta tribu en Occidente.

La misma es también una tribu asilada, muchas veces violenta al extranjero y con la cual solo se puede dialogar tras haber efectuado un laborioso y complejo acercamiento mediante a obsequios y rituales.

La fruta más grande del mundo y el melón milenario

Fruta del árbol de YacaLa fruta del árbol de Yaca es, además de ser la fruta colgante más grande del mundo, uno de los ingredientes fundamentales para ciertos tipos de curry. De gusto familiar a la piña, pero más seca, esta fruta puede llegar a pesar más de 35 kilos y llegar a medir 90 cmtrs de alto por 50 de diámetro. Increíblemente el árbol que las produce posee una resistencia sin igual, e incluso un espécimen joven puede llegar a tener más de 10 frutos sin derribarse o doblarse.

Nota: Estamos hablando de frutas de árbol y en condiciones naturales. De lo contrario, las supercalabazas de criadas para concursos se llevan los honores -Sí, las calabazas, al igual que los tomates, son frutas-.

Y el increíble melón que se conservó durante 2100 años
Un melón que se conservó durante 2100 años ¿imposible? no según este artículo del Washington Post. Hallado en la ciudad de Moriyama, el mismo se conservó gracias a una especie de “vacio” formado por una singular configuración del suelo. Esta condición resultó ser más que propicia para su conservación ya que previno la colonización de microorganismos que de otra manera lo hubiesen degradado.

¿Un racimo de uvas a 100 dólares?
Por supuesto que si hablamos de frutas y de Japón, no podemos dejar de lado este enlace en el cual se mencionan ciertas “frutas de lujo”.