Tag Archives: Estrellas

Los dos gladiadores enemistados a muerte que hicieron las paces en la arena y el emperador les otorgó la libertad

Cuando un gladiador comenzaba a salir triunfante este a su vez comenzaba a ganar una gran cantidad de seguidores y admiradores, los cuales apoyaban a su gladiador favorito con una pasión inquebrantable. Muy similar a las estrellas del fútbol en el presente.

Un caso ejemplar es el de Flamma, un adolescente que llegó a Roma siendo no más que un simple esclavo capturado en Siria. Mal alimentado y exhausto tras haber sido expuesto a los elementos durante semanas, el joven fue enviado a la arena como carne de cañón para que fuese rápidamente despachado por los gladiadores más famosos. Pero para sorpresa de todos Flamma poseía experiencia y destreza en combate, y no sólo venció a los gladiadores que lo enfrentaron en su primer encuentro, sino que además gradualmente fue entrenando y luchando hasta convertirse en la mayor leyenda gladiadora en la historia romana. Cuando Flamma luchaba la ciudad entera se paraba y sólo se hablaba del encuentro; ganador de varios torneos, experto en varios tipos de combate y cuatro veces ganador del rudius, la ansiada espada de madera que le otorgaba a un gladiador su libertad tras un duelo memorable, la cual rechazó en cuatro oportunidades ya que disfrutaba de la admiración extrema que los romanos sentían por el.

No todos los combates eran a muerte. Si un gladiador demostraba valentía o talento y a la vez este creía que no podía ganar o continuar luchando debido a una herida, el guerrero entonces solicitaba munerarius, si la autoridad máxima en la arena aceptaba la solicitud (y esto era muy común) entonces se declaraba como missus y el gladiador derrotado podía volver de manera honorable a las barracas para luchar otro día, de lo contrario el gladiador victorioso debía matar al perdedor. Si se luchó con valentía realizar la solicitud no era considerado como vergonzoso, incluso el mismo Flamma solicitó munerarius en cuatro oportunidades distintas. Lo anterior es compresible incluso desde un punto de vista meramente comercial, una vez que dos gladiadores ganaban fama, seguidores y prestigio enviarlos indefectiblemente a morir en la arena no era bueno para los organizadores.

No obstante, cuando se inauguró el Coliseo a finales del siglo I durante la primer batalla ocurriría algo simplemente espectacular. Para la inauguración no se reparó en ningún tipo de gastos. Vespasiano, el emperador que construyó el coliseo, había muerto un año antes y su heredero e hijo Tito utilizó el evento como un festejo de varios días tanto en su honor como para cimentar su posición. La inauguración fue algo nunca antes visto en la tierra, miles de soldados desfilaron por las calles, más de 9000 animales exóticos fueron masacrados en distintos eventos, cientos de esclavos cayeron ante las espadas de los gladiadores y varios duelos entre gladiadores veteranos tuvieron lugar. Sin embargo, el público esperaba con ansias un duelo en particular. Un duelo entre dos gladiadores veteranos, con varias victorias sobre sus hombros. Estos no eran dos gladiadores cualquiera, sino que se trataba de Priscus y Verus, dos hombres que pertenecían a dos facciones de gladiadores distintas y se tenían un gran odio entre si. El público esperaba por supuesto una batalla violenta y brutal, alimentada no sólo por el instinto de supervivencia sino que además enardecida por el odio mutuo.

Así fue que ambos hombres se enfrentaron en la arena. Si bien poco se sabe de la vida de ambos, salvo que Priscus era un esclavo celta y Verus un gladiador veterano y famoso, su duelo ha sido uno de los mejores documentados existiendo menciones al mismo en poemas laudatorios e incluso inmortalizados por el poeta Marco Valerio Marcial. El combate duró un largo tiempo, ambos hombres mostraron extrema valentía y destreza. A medida que el enfrentamiento continuaba y se prolongaba en el tiempo, el público maravillado con el espectáculo de destreza comenzó a pedir la libertad para ambos. Pero Tito permanecía atento al combate ya que ninguno de ellos apuntaba un dedo al aire o arrojaba su arma al suelo (las dos maneras de pedir munerarius). Es aquí donde algo increíble ocurriría, ambos guerreros se miraron a los ojos y decidieron dejar de luchar. Priscus y Verus clavaron sus espadas en la tierra y miraron al emperador. El público presente explotó en clamores hacia el emperador pidiendo por la libertad de ambos y este así lo hizo. Ambos hombres fueron declarados como victoriosos y recibieron las palmas de la victoria y el rudius que les otorgaba la libertad.

Continue reading Los dos gladiadores enemistados a muerte que hicieron las paces en la arena y el emperador les otorgó la libertad

Cuán lejos está la estrella más caliente del universo de la mayor temperatura físicamente posible

La estrella considerada como la “más caliente del universo” ha cambiado veces en los últimos años, sobretodo a medida que nuevos radiotelescopios han sido puestos en funcionamiento. Actualmente Eta Carinae ubicada constelación de la Quilla es considerada como la estrella con la mayor temperatura de superficie del universo conocido, la misma posee un radio unas 180 veces mayor al radio de nuestro Sol y una temperatura en su superficie que va entre los 36.000 y 40.000 Kelvin (o unos 35.726,85°C a unos 39.726,85°C). Para darnos una noción de las cifras con las que estamos trabajando, la temperatura de superficie de nuestro sol es de unos 5.777K, es decir, 5.503,85°C. Si bien podemos llegar a creer que Eta Carinae es la estrella más grande conocida, esto no es así, ya que la más grande es VY Canis Majoris, con un radio unas 2000 veces mayor a la de nuestro Sol. Eta Carinae es una estrella de clasificación espectral O, sólo un 0.00003% de las estrellas en el universo corresponden con éste tipo.

Ahora queda preguntarnos, por qué entonces no es VY Canis Majoris la estrella con la mayor temperatura del universo, la respuesta tiene que ver con su conformación. VY Canis Majoris es una estrella roja hípergigante con una masa solar que se estima está entre los 17±8 M☉ (1 M☉ equivale a nuestro Sol), mientras que Eta Carinae es una hípergigante, hípermasiva azul con una masa que se estima está entre los 30M☉ a los 80M☉. Las estrellas azules son estrellas masivas y mucho más densas, por lo que queman su material mucho más rápido que las estrellas rojas y se consumen de manera mucho más rápida, generando niveles de temperatura muchísimo mayores pero, como consecuencia, muriendo muy rápido en comparación y de manera violenta al convertirse en súpernovas (aunque ciertos modelos actuales predicen que Eta Carinae muy posiblemente se convierta en un agujero negro). De hecho, el color visible de las estrellas es un fenómeno físico que viene dado precisamente por la temperatura de su superficie.

La mayor temperatura físicamente posible

Entonces nos queda preguntar, qué tan lejos está la temperatura en la superficie de Eta Carinae de la mayor temperatura posible. La respuesta es mucho, muchísimo. La mayor temperatura teórica que los modelos actuales soportan es la denominada como Temperatura de Planck. Ésta temperatura representa un límite fundamental ya que en éste punto la fuerza gravitacional se vuelve tan fuerte como las otras fuerzas fundamentales. En otras palabras, es la temperatura del universo durante los primeros picosengundos del Big Bang. Su valor: 1,417×1032 K (un poco menos si se tiene en cuenta la teoría de cuerdas).

Pero las estrellas quizás no sean la mejor opción de comparación, ya que hay objetos muchísimo más calientes que una estrella como la formación del núcleo de neutrones de una súpernova tipo II, que puede alcanzar 10×104 K. Sin embargo, la temperatura más alta alguna vez generada ocurrió en la tierra, en el LHC, Gran colisionador de hadrones, más precisamente en el detector ALICE diseñado para estudiar colisiones que producen plasma de quarks-gluones. El experimento en cuestión tuvo lugar en el 2010 cuando los científicos del acelerador de partículas colisionaron los núcleos de átomos de oro. La temperatura alcanzada fue de unos 5,5×1012 K

La estrella más pequeña del universo

Si bien hallar la estrella más grande del universo conocido es garantía de salir en todos los periódicos, y ésto es algo que ocurre seguido ya que constantemente se hallan estrellas cada vez más grandes, hallar la estrella más pequeña es algo quizás no tan glamuroso pero si mucho más interesante, justamente por el hecho de que la enormidad y el gran tamaño son características definitorias de las estrellas. Por lo tanto, que mejor que hallar lo menos dentro de lo más.

2MASS J0523-1403, una pequeña gigante
La misma es, por supuesto, una enana roja, es decir, una estrella de secuencia principal, relativamente de “poca” temperatura, no más de 4000 Kelvin, y una masa y diámetro inferiores a la mitad de nuestro propio sol.

2MASS J0523-1403

Si bien el universo está iluminado por millones de enanas rojas, de hecho son el tipo más común de estrellas en la Vía Lactea componiendo 3/4 de las estrellas halladas en la misma, una de de ellas, 2MASS J0523-1403, es la más pequeña que se conoce. Con un radio solar de 0,086 unidades (unos 59,8 mil km), no sólo es más pequeña que Júpiter y Saturno, y sólo un poco más grande que Neptuno, sino que es además considerada como el límite mínimo al cual puede llegar una estrella antes de dejar de serlo. La misma es muy poco visible, su temperatura es de uno 2074K y su luminosidad solar es de unas 0,000126 unidades. De hecho, es tan pequeña y “poco” caliente que los investigadores dudaron al principio si se trataba de una enana marrón joven (objetos a medio camino entre planetas y estrellas, es decir, muy masivos para ser planetas por lo que inician un proceso de fusión nuclear pero poco masivos para ser estrellas por lo que se terminan “apagando” muy rápidamente). Por lo cual se la considera como el patrón de la estrella más pequeña posible, debido a que si fuese más pequeña simplemente dejaría de ser una estrella.

OGLE-TR-122b
OGLE-TR-122bOGLE-TR-122b es otra estrella pequeña famosa, debido a su parecido en tamaño y forma con Júpiter. Con un radio solar de 0,12 unidades (unos 167 mil km), es una estrella tan diminuta que es apenas un 19% más grande que Jupiter y de hecho más pequeña que muchos planetas extra-solares. Como por ejemplo HD 106906b unas 11 veces más grande que Júpiter.

Cruithne y la segunda “luna terrestre”

3753 CruithneNo queriendo causar falsas ilusiones en algunos de mis lectores romperé la ‘noticia’ rápidamente. No. 3753 Cruithne, un asteroide de aproximadamente cinco kilómetros de diámetro, no es la segunda luna terrestre ya que el mismo órbita al Sol y no a la Tierra -aunque en ciertos períodos de cercanía la gravedad terrestre perturba la órbita de Cruithne.- No obstante, desde su descubrimiento en 1983 su particular órbita de 364 días y su relativa cercanía con la Tierra durante, especialmente todos los meses de noviembre, hizo que se apodase informalmente a este asteroide como la “segunda luna terrestre.” Esto más que nada por la confusión que causó durante los primeros años de conocida su existencia hasta que se pudo saber correctamente su órbita y a manera broma.

Por desgracia deberemos de conformarnos con nuestros satélites artificiales y la siempre creciente chatarra espacial. Que a este ritmo, seguro en algunos cuantos siglos seremos exitosos en crear una luna de basura -Futurama ha sido visionaria-

La segunda luna terrestre
Proyectil lunarHallarle una segunda luna a la Tierra fue prácticamente una obsesión para varios astrónomos de siglos pasados, sobretodo en los del siglo XIX. Esto llevó a que varios prestigiosos observadores del cosmos se apresuraran a sacar conclusiones sin antes verificarlas del todo. Como por ejemplo Frédéric Petit, director del observador de Tolouse, quien con bombos y platillos anunciara haber descubierto la segunda luna terrestre en 1846. Prontamente el descubrimiento de Petit fue declarado como erróneo y la reputación de este prestigioso hombre se vio afectada considerablemente. No obstante, de esto se enteraría el legendario escritor Julio Verne, quien cautivado por la idea, escribió sobre una pequeña y diminuta segunda luna terrestre. Casi sesenta años más tarde el astrónomo Georg Waltemath, tras estudiar perturbaciones gravitatorias en la órbita lunar, creyó estar seguro de haber encontrado una segunda luna de unos 700 kilómetros de diámetro a poco más de un millón de kilómetros de la Tierra, llegando a anunciar muy orgullosamente que durante algunas noches podía vérsela brillar durante una hora o poco más.

Curiosamente el descubrimiento de Waltemath, que era errado, sería “confirmado” no por un astrónomo sino por un astrólogo, Walter Gornold, quien incluso fue tan lejos como ponerle un nombre: Lilith.

55 Cancri, el primo cercano del Sistema Solar

55 CancriAl ser una estrella más vieja y por ende menos brillante que nuestro Sol, 55 Cancri permite órbitas más cercanas en su zona de habitabilidad.Si de buscar vida más allá de la Tierra se trata, no solo el planeta viable debe ser tenido en cuenta, sino el sistema planetario en en el que se encuentra. Afortunadamente, para la vida claro, la Tierra habita un vecindario VIP. La misma se encuentra a una distancia óptima de una estrella enana amarilla bastante estable, ideal para la existencia de agua líquida, y sus gigantescos vecinos gaseosos, en vez de amenazarla con devorarla con cada órbita, son lo suficientemente corteses como para atraer y desviar con sus masivas gravedades miles de asteroides de gran tamaño.

En los últimos años, la búsqueda de exoplanetas, es decir planetas que orbitan otros soles, ha sido una de las actividades más provechosas de la astronomía moderna. Búsqueda que está a punto de comenzar una edad dorada gracias al reciente lanzamiento del KEPLER, un telescopio espacial especialmente diseñado para este fin. Como no es de extrañar, la búsqueda se centra en estrellas similares a la nuestra (al rededor del 10% de las estrellas de la Vía Láctea son enanas amarillas, y de las cuales solo unas pocas son consideradas análogas solares) con la esperanza de poder hallar un sistema planetario, no casualmente, parecido al nuestro.

La buena noticia es que ya se a encontrado uno bastante parecido gracias al incesante trabajo del Carnegie Planet Search Team. Este sistema solar, a unos 41 años luz del nuestro (rumbo a la constelación de Cáncer) es el único sistema planetario, además del Sistema Solar claro, del que se sabe hay cinco o más planetas. No solo eso, sino que la configuración de los planetas, como podemos ver en las gráficas, se asemeja bastante a la nuestra. Contando con un gigante gaseoso, llamado 55 Cancri b, devorador de asteroides y una serie de planetas más cercanos a la estrella dentro de la denominada “zona de habitabilidad” -es decir zona del sistema planetario capaz de dar las condiciones para la vida tal y como la conocemos.- Uno de estos planetas, 55 Cancri f, con la mitad de la masa de Saturno, si bien se cree incapaz de albergar vida, puede llegar a poseer lunas capaces de mantener, como mínimo, vida microbiológica.

55 Cancri
Planetas del sistema 55 Cancri

La búsqueda continua ciertamente, y durante los próximos años se espera hallar sistemas planetarios aun más similares a nuestro propio Sistema Solar. Sobretodo, como ya hemos dicho, ahora que el KEPLER espiará durante 3 años y medio con su agudo ojo una porción definida del espacio plagada de estrellas. Estrellas cuya antigua historia y secretos viajan desde hace millones de años por el espacio a manera de fotones.

Nota curiosa: 55 posee 2 estrellas, la principal enana amarilla y una muy pequeña enana roja alejada del sistema principal a unas mil veces la distancia entre el Sol y la Tierra, que si mi cuenta rápida no falla, equivale aproximadamente a 0,0158 años luz…

55 Cancri, ocupa el puesto 63 en la lista de sistemas planetarios de interés.

El sistema solar como nunca antes visto

El sitio hermano de APOD, Image of the Day, de la NASA, ha liberado una espectacular imagen conceptual del sistema solar y sus fronteras basada a partir de la información suministrada por la Voyager 1 y 2, la primera de estas, siendo el objeto construido por humanos que más se ha alejado de la Tierra -en Wikipedia pueden ver un interesante mapa de los objetos más alejados de la Tierra-.

1154-1.jpg

Desde su partida en 1977 hasta el 2008 ha recorrido unos 0.0017 años luz, lo que no es poco, ya que equivalen a 1.60828983 × 1010 kilómetros. Toda una odisea. En la imagen podemos la heliosfera, una “burbuja” magnetica creada por la acción de los vientos solares; la heliopausa, la cual es, teóricamente, la frontera en la cual el viento solar ya no es lo suficientemente fuerte como para empujar al viento estelar. Razón por la cual se considera como el primer limite de Nuestro Sistema solar. La parte “naranja” es denominada como “Bow Shock”, y es la reacción producida por el Sol a medida que se desplaza por el medio estelar. Siguiendo éste enlace pueden ver una representación del “Bow Shock” producido por el desplazamiento de la estrella R Hydrae.

Si desean una descripción de cada una de las partes de la imagen, la NASA también ha suministrado una imagen similar detallando qué es cada una de las partes en el gráfico1154-3.jpg

Sinfonía de los Planetas
Así mismo, la Voyager, además del famoso disco de oro con información sobre la humanidad y la Tierra, la famosa sonda carga otro disco, denominado “Sonidos de la Tierra”, en el cual además de piezas musicales se encuentran grabados sonidos y voces provenientes de la Tierra. Esto, con la esperanza no solo de contactar una civilización extraterrestre, sino como el mismo Sagan lo puso, dejar un pequeño legado de la humanidad en el espacio en caso de una catástrofe en la Tierra. A principios de los 90s la NASA lo haría público bajo el nombre de “Sinfonía de los Planetas”. Pueden bajar el torrent con los sonidos de la Voyager desde aquí. Todo un regalo destinado a la posterioridad, conservado inmutable por el frío espacio.

El universo es un lugar hermoso.

APOD, o Astronomy Picture of the Day, es simplemente uno de los mejores sitios de la NASA. Con su estilo y diseño muy Internet de los 90s, en el mismo se presentan día a día distintas imágenes astronómicas explicadas por un astrónomo profesional. Si bien a lo largo de su historia ha publicado imágenes asombrosas, la del 28 de Mayo del 2008 ha sido realmente única. Esta es la nebulosa Carina, un conglomerado que se extiende por 300 años luz de gas molecular y polvo, del cual, dentro de millones de años, se formaran miles de planetas y cientos de estrellas.

1096-1.jpg

Ciertamente, la misma posee una belleza cuasi-fractal única. Haciendo click aquí (pesa 7.2 megas) podrán ir a una versión de altísima resolución publicada por la NASA.

De izquierda a derecha: La nebulosa Ojo de gato, La nebulosa Pelicano, la galaxia Sombrero, la nebulosa NGC 3576, Andrómeda. Y la última imagen es el conjunto de galaxias CL0024+17. Es escalofriante el sólo pensar que cada una de esas “bolitas” de la imagen final posea cientos de millones de estrellas y planetas que, quizás, varias de éstas hayan dado lugar a la evolución de seres que, al igual que nosotros, se maravillen ante la belleza de su universo.


1096-4.jpg1096-2.jpgsombrero_spitzer.jpg1096-3.jpg1096-6.jpgcl0024dark_hst.jpg

El fin del mundo… y toda la galaxia para el caso

Un dí­a como hoy, pero dentro de 3 mil millones de años, la atracción gravitatoria que acerca a las hermanas Andrómeda y Ví­a Láctea, será artí­fice de una colisión galáctica sin precedentes en esta región del universo.

La colisión entre estas dos formidables galaxias es algo, según datos actuales, muy probable, aunque esto último ha sido cuestionado, y muchos investigadores aclaran que se debe ser prudentes y esperar al 2011, cuando la misión Gaia de la ESA obtenga información más precisa sobre el desplazamiento de Andrómeda a partir de la posición de sus estrellas. Con la información que se cuenta actualmente, se cree que la atracción gravitatoria entre ambas es tal, que las mismas se acercan a una velocidad de 120 kilómetros por segundo.

Si desean ver una simulación más “precisa” (si es que la ciencia actual puede tener precisión en un evento tan complejo y vasto) pueden ver este video realizado por la Universidad de Toronto:

Pueden leer (en inglés) el estudio de la Universidad de Toronto siguiendo éste enlace.

Nota: Y porque alguien me lo va a reclamar. El título es un simple juego de palabras que se ríe de las teorías apocalípticas. No implica la destrucción implícita de la Tierra en el evento.

La estructura más grande del universo

Una estructura es un conjunto de partes relacionadas unas a otras de manera direca o indirecta. Puede ser artificial como por ejemplo un rascacielos donde cientos de materiales forman el edifico, o natural como el Sistema Solar donde sus componentes están relacionados gravitatoriamente unos a otros. Sin embargo: ¿cuál es la estructura más grande, al menos conocida, en el universo?.

La respuesta es sorprendente ya que esta fue descubierta de casualidad hace menos de un año. Esta estructura es un filamento muy antiguo, formado apenas unos 2 mil millones de años tras el Big Bang, el cual se extiende por unos 200 millones de años luz, o unos 18921056800000000000000000000 kilómetros (189210568 × 1021). En su mayor parte ésta estructura está compuesta por una “nube” de gas formador de galaxias y es unas 10 veces más masiva que la Vía Láctea. Descubierta gracias a la tecnología de punta del telescopio japonés Subaru es realmente un hallazgo científicamente valioso ya que está permitiendo comprender el universo de manera más detallada. Sobretodo ya que en ésta región existe mayor cantidad de masa de la considerada posible en dicho volumen de espacio. Si todo sale bien, aseguran Yoshiaki Taniguchi y Yasuhiro Shioya de la Universidad de Ehime, ésta estructura ayudará a probar la veracidad del modelo de súper-vientos galácticos.

Nota: Si bien la Gran Pared de Galaxias de Sloan se extiende por unos 1.37 mil millones de años luz o lo que serían unos 129609239000000000000000000000 kilómetros (1.29609239 × 1022) ésta no es considerada como una estructura per se, ya que los elementos que la conforman no están directamente relacionados unos con otros.


La estrella más grande conocida.

La estrella más grande del universo (conocido)

Nuestro Sol responsable de la vida y de la evolución misma -ya que su radiación fue uno de los principales promotores de mutación en los genes de los organismos primitivos con poca protección externa- es una estrella relativamente ordinaria y poco interesante.
Es importante además considerar que solo conocemos una fracción infinitesimal de las estrellas que existen en nuestra galaxia, mucho menos aun en el universo. De hecho, para ilustrar esto, podemos observar que las actuales “peso pesado” del cosmos han sido descubiertas hace solo 2 años y muy posiblemente en los confines del universo existan estrellas que dejen a las que actualmente consideramos como masivas en el rango de canicas.

La más grande
ACTUALIZACIÓN AL 2016: en los últimos tiempos se ha descubierto una estrella aun más grande, UY Scuti. Una estrella que a pesar de estar a 9500 años luz de distancia su impresionante radio solar de 1708 Ro hace que la misma pueda ser visible desde la tierra con sólo un telescopio pequeño

INFORMACIÓN DESACTUALIZADA (2007):
VY Canis MajorisDescubierta hace escasos años VY Canis Majoris (VY CMa) es tan enorme que ha puesto en pie de guerra a los astrónomos ya que nadie sabe bien como catalogarla. Algunos prefieren hacerlo con la definición más grande actual, la de “súper gigante”, mientras que otros dicen que es tan grande que merece una escala nueva para si misma de “hiper gigante”.
Entre en la categoría que entre de algo si podemos estar seguros: con su volumen colosal, de unas 1800 a 2100 veces superior al de nuestro Sol, VY Canis Majoris es tan grande que si reemplazáramos nuestra estrella por ésta otra su radio se extendería hasta Saturno (lo que no nos conviene porque nosotros nos evaporaríamos en un santiamén). Click aquí para ver una comparación entre esta coloso y nuestro humilde Sol.

La más densa y brillante
LBV 1806-20Durante años la estrella Pistola fue considerada como la más brillante conocida, mas de 6.8 millones de veces que el Sol. Sin embargo, hace pocos años salio a la luz (cuac) LBV 1806-20, una gigante azul que brilla unas 38 millones de veces con mayor intensidad que nuestro Sol y posee una masa de unas 130 a 150 veces. Ubicada a unos 50 mil años luz esta estrella con sus escasos 2 millones de años es un bebe (nuestro Sol, una estrella “joven-adulta”, tiene unos 5 mil millones de años).

Enlaces relacionados
Listado con las estrellas más brillantes
Una comparación singular