Tag Archives: Acrobacias

La persona sin miedo a las alturas

Hay vídeos y vídeos, y éste en particular me ha hecho sudar las palmas.

Oleg Cricket es un ruso que comenzó a practicar gimnasia acrobática a los 16 años, prontamente descubrió el parkour y el hecho de que no sufría de vértigo. Prontamente sus hazañas lo llevaron a ganar sponsors, especialmente bebidas energéticas, y hoy se dedica profesionalmente a realizar actos de parkour por todo el mundo.

Ciertamente sorprendente, y si bien es muy talentoso y está constantemente en control de la situación, el más pequeño error lo puede llevar a la muerte. Creo que hay un límite bien definido entre las hazañas físicas y la locura, y Oleg lo ha cruzado hace ya un tiempo

Esquí acuático en las plantaciones de Banaue, un lugar del mundo real digno del Minecraft

Las terrazas de arroz son unos de los pasajes más asombrosos del mundo. En el pasado ya habíamos hablado sobre como las terrazas de arroz en Yunnan, China, vistas desde el aire parecen una acuarela, especialmente durante el atardecer cuando el cielo se enrojece. No obstante, a opinión personal, creo que las terrazas de arroz son el paisaje terrestre que más se asemeja a los mundos de Minecraft, sólo basta con ver una imagen no aérea de las mismas para darse cuenta que la semejanza.

El acontecimiento en cuestión fue un encuentro entre los surfistas Brian Grubb y Dominik Preisner en las Filipinas, más precisamente las terrazas de arroz de Banaue. Una vez alí instalaron una serie de tablas conectando las distintas terrazas y filmaron un video maravilloso realizando actividades de wakeskating, cuya principal característica radica en que el deportista no tiene sus pies sujetados a la tabla, por lo que se pueden realizar trucos de salto y giros libremente.

Artículos relacionados
Acueductos navegables en el Reino Unido.
Arte con plantaciones de arroz.

Saltando desde las alas de un bombardero Tupolev TB-3

Poco antes de la segunda guerra la tecnología soviética estaba muy por detrás de los demás poderes, al punto que para entrenar a sus regimientos de paracaidistas, a faltas de aviones diseñados específicamente para éste tipo de tarea, los mismos debían utilizar bombarderos Tupolev TB-3, trepar hasta las alas y deslizarse como si fuese un tobogán. Con suerte, no impactarían contra el fuselaje o la alargada cola del avión.

Este entrenamiento probaría ser de extrema utilidad para infiltrar fuerzas especiales rusas en territorio alemán durante los primero años de la guerra, sobretodo porque al ver un bombardero desde tierra, pocos sospechaban que en realidad se trataba de una inserción de hombres.

Oda al vuelo jubiloso

Salvando las demoras, un viaje me tuvo medio ocupado, a partir de mañana vuelvo con las entradas largas 🙂 . Por hoy dejo uno de los videos más bellos que he visto últimamente, se trata de una compilación con escenas de la película Star Figthers (para la cual no se utilizaron efectos especiales, sino que Gérard Pirès consiguió tras mucho esfuerzo que algunos de los mejores pilotos de las fuerzas aéreas francesas realicen ellos mismos las acrobacias) y varias escenas del grupo de pilotos de acrobacias Les Chevaliers du Ciel (de quienes ya hemos hablado aquí) dada a llamar Ode to Joyous Flight.

Un ninja de carne y hueso

Hasta ayer pensaba que las habilidades asociadas a los ninjas eran el simple resultado de la exageración folclórica. Tras ver este video del gimnasta Damien Walters ahora no estoy tan seguro [vía Reddit].

Cuando la acrobacia aérea era extrema

Por alguna razón que apena terriblemente a mi corazón el genero de acrobacias utilizando aviones como plataformas ha prácticamente muerto en el presente, quizás por cuestiones de las que ya hablamos, o quizás porque los aviones ya no sean esa novedad tan llamativa que solía cautivar a tanta gente en el pasado, sea cual sea la razón, ya no vemos más intrépidos y hasta, podríamos decir suicidas, acrobatas surcando los cielos de salto en salto entre aviones.

Para comenzar este paseo por el pasado de la acrobacia aérea citaremos uno de los actos más comunes, el saltar de avión a avión en medio del aire. Este acto era realizado por los 13 Black Cats. Si bien su acto era famoso en toda la costa oeste de los Estados Unidos y solía atraer a decenas de curiosos y morbosos espectadores, los 13 Black Cats hicieron una pequeña fortuna trabajando como pioneros en el campo de dobles de riesgo en distintas películas del naciente Hollywood. Pueden leer más sobre los mismos y sus actos siguiendo este enlace (en inglés)

Demoliendo viviendas con aviones
Otro de los actos favoritos del público, quizás por lo habitual con lo que los aeroplanos primitivos salían desplomarse sobre casas acabando con familias enteras en el proceso, era el ver aviones piloteados colisionar contra cosas.

No sé si sea por la manera en la que éste audaz hombre suicida logra salir mareado y a los tumbos de entre los combinados restos demolidos del avión y la casa para recomponerse instantáneamente y sonreír a la cámara como si fuese un fénix que acaba de renacer de sus cenizas; o porque verdaderamente a pesar de hacer lo que hacía tenía una apariencia y una compostura que fácilmente podrían haberle hecho pasar por un profesor de Oxford. Pero sea por lo que sea, aquí mismo lo declaro como Héroe del mes de Anfrix.

 

Una bailarina de alto vuelo
Porque nada dice padres responsables como hacer bailar a su pequeña hija sobre las alas de un avión en pleno vuelo. Esta juvenil bailarina posee tanto talento para realizar sus pasos de baile sobre las alas de un aeroplano que realmente lo hace ver como si se tratase de un juego de niños, je.

Por supuesto que esto no era exclusivo al terreno de los aeroplanos, otro acto, aunque no tan popular ya que no se podía observar del todo bien desde tierra, era el de ubicar a un niño en el extremo superior de un globo aerostático para que allí baile o realice acrobacias.

Por ejemplo el acto a continuación nos muestra la peligrosidad que conllevaban este tipo de espectáculos. Desafortunadamente las grabaciones aéreas solo podían durar unos segundos debido a limitaciones tecnológicas. Las cámaras normales, en ese entonces, eran muy pesadas para ser cargadas por los livianos aviones, por lo que se utilizaba cámaras especialmente reducidas y simplificadas que, como problema asociado, solo podían filmar por pocos segundos debido al tamaño del rollo.

No obstante, y como podemos observar, eso no frenaba a las distintas compañías de acrobacia a la hora de capturar sus hazañas. Esta toma en particular posee una dificultad enorme, ya que la cámara estaba montada en un avión que debía volar circulando al globo y el camarógrafo, muchas veces montado sobre el fuselaje externo mismo del avión, debía de valerse de su experiencia para saber cuando accionar la cámara para filmar al menos esos pocos segundos.

 

Y si de globos hablamos
Con la llegada del paracaídas los actos comenzaron a hacerse cada vez más arriesgados y las acrobacias aun más excéntricas.

Un buen ejemplo es el video a continuación, en el cual vemos a un grupo de hermanos colgarse de un globo, realizar una serie de acrobacias y saltar al vacío. No obstante, notaran, con un poco de atención al detalle, que la cuerda que utilizan para sujetarse al globos es el paracaídas mismo, algo extremadamente peligroso ya que estaba sujetado al globo mediante un gancho en media U. De moverse mal o mucho durante el ascenso fácilmente los atletas podían llegar a propiciarse contra el suelo sin mucha altura como para que el paracaídas realizase su trabajo y así encontrar una indolora pero temprana muerte.

Continuara en una segunda parte.

Ases del manubrio de 1901

Vía Metafilter llega a mi conocimiento un genial video producido por la Edison Manufacturing Company en 1901 en la cual vemos distintos trucos realizados con bicicletas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. No estoy seguro si el hombre que realizó el último truco salió vivo.

Por alguna razón que escapa a mi conocimiento Edison siempre incluía escenas macabras en sus películas.

Cruzando la Flecha Perdida (2112m) por cuerda floja

El acto de Philippe Petit de Agosto de 1974 sería considerado como una de los actos de equilibrismo más espectaculares alguna vez registrados, y no es para menos, ya que luego de 6 años de planeamiento se infiltraría con sus colaboradores en las torres gemelas, tenderían un cable sobre las mismas, y Petit las cruzaría caminando sobre el cable -si les interesa la historia pueden ver el reciente documental publicado el año pasado sobre el suceso, Man on Wire.-

No obstante, la hazaña realizada por el mundialmente famoso escalador Dean Potter siempre me resultó mucho más impresionante. Tuvo lugar en el parque Yosemite, cuando tras escalar una formación de granito del Cretácico denominada Lost Arrow, tendiera una cuerda entre una de las agujas de piedra, y cruzara exitosamente, sin utilizar ningún tipo de línea de seguridad a la cuerda.

En el video, Potter realiza una disciplina dada a llamar Slacklining, cuya variación con respecto a la caminata por cuerda floja tradicional radica en que la cuerda no se encuentra demasiado tensada entre ambos puntos, ni se utiliza una vara de balanceo.

Ballet aéreo

Magnifico, bello y grande, este video se trata de una danza supersónica entre pilotos con reflejos de lince y máquinas aéreas moralmente veloces. Nada más y nada menos que una coreografía aérea realizada para la película Les Chevaliers du Ciel -Los Caballeros del Cielo-. En la misma, estrenada en el 2005, se ven las asombrosas maniobras de experimentados pilotos abordo de naves Alphajet y Mirage 2000 que, a manera de un ballet ejecutado a la perfección, juegan entre las nubes y las montañas.

Seriamente, los Ángeles Azules tienen una seria competencia frente a estos pilotos: