Candido o el optimismo de Voltaire

Tapa de CandidoHace mucho que no doy mi crítica sobre un libro, mis temas se divergieron hacia otras ramas y dejé la literatura muy de lado en mi blog. Pero prometo volver rampante a comentarles sobre esos libros que me resultaron singularmente magníficos. Hoy es el turno de Cándido, escrito por el grandioso Voltaire.
Esta sátira de la sociedad, donde nadie se salva del humor inteligente e inigualable, aplicado en la dosis justa que Voltaire sabía ofrecernos con un gotero en forma de una exquisita prosa. Es sin duda alguna una de las obras máximas de autor. Representadas en singulares personajes habitan las instituciones, principalmente la iglesia y el ejército; los diferentes valores de su época -tengamos en cuenta que para realmente comprender esta pieza debemos compenetrarnos en la sociedad de Voltaire y abandonar los valores contemporáneos del siglo 21- e incluso las ideologías. Estos personajes irán interactuando con Cándido y lo nutrirán de sabiduría donde incluso los eventos más sádicos y desastrosos serán interpretados con un humor tan pintoresco que nos representarán una colorida escena de la situación. A lo largo de las páginas de esta obra veremos como Cándido, de ser una persona de buen corazón pero un tanto singular, y sobre todo muy ingenua, irá comprendiendo los acontecimientos que vive para resultar de esto como el más entendido.
Es un libro corto, de rápida lectura y que vale la pena leer en su idioma original. Pero igualmente hay muy buenas traducciones al Español rondando. Como verán en mi comentario obvié mencionar sobre la crítica social al respecto -que es una crítica social hacia lo patética de la situación de su época- y solo me limité a los detalles literarios. Bueno, eso tiene una razón. Dejo en ustedes la crítica a la crítica, valga la redundancia.

“101 Curiosidades sobre la Tierra”

TierraLes dejo fragmentos del texto “101 Curiosidades sobre la Tierra” escrito por Robert Roy Britt, redactor científico Senior de www.space.com .Es un texto de difusión apto a todo público, es decir no hace falta ser un científico o un geólogo para comprender, cargado de curiosidades y datos sorprendentes de nuestra querida y maltratada pelota azul. Los invito a leer la nota completa en AstroSeti. Igualmente aquí les dejo algunos de los puntos más interesantes que encontré.


15. ¿ Cuál fue el terremoto más mortífero que se conoce?
El terremoto más devastador jamás registrado ocurrió en 1557 en la China central. Golpeó una región dónde la mayoría de los lugareños vivían en cuevas escavadas en roca blanda. Estas moradas colapsaron matando, según estimaciones, a 830.000 personas. En 1976 otro terrible temblor golpeó Tangshan, China. Murieron más de 250.000 personas.

21. ¿Cuál es el punto más bajo de la Tierra?
La orilla jordana del Mar Muerto, en Oriente Medio está aproximadamente a 1.300 pies (400 metros) bajo el nivel del mar. Ni siquiera en segundo lugar, a gran distancia, se encuentra Bad Water, en el Valle de la Muerte, California, apenas a 282 pies (86 metros) bajo el nivel del mar.

63. ¿Cuál es el lago más profundo de la Tierra?
El lago Baikal, al sur de la parte central de Siberia, mide 5.712 pies (1,7 Kms.) de profundidad. Tiene una edad de 20 millones de años y contiene el 20% del agua dulce líquida de la Tierra.

65. ¿Cuántos minerales se conocen?
Se conocen, más o menos 4.000 minerales, aunque solamente unos 200 son de importancia capital. Se describen aproximadamente de 50 a 100 nuevos minerales cada año.

56. Qué porcentaje de la superficie sólida de la Tierra es desierto?
Aproximadamente un tercio.

57. ¿Cuál es el lugar más profundo del océano?
La mayor profundidad conocida es de 36.198 pies (6,9 millas u 11 Kms.) en la Fosa de las Marianas, en la depresión del océano Pacífico situada al sur de Japón, cerca de las islas Marianas.

60. ¿Qué edad tiene la Tierra?
Nuestro planeta tiene más de 4.500 millones de años, apenas un poco más joven que el Sol. Pruebas recientes demuestran que en realidad, la Tierra se formó mucho antes de lo que se creía; apenas 10 millones de años después que el Sol, nuestra común estrella, que empezó a formarse hace 4.600 millones de años.

RPGs que merecen ser clasicos

Por supuesto que cuando uno habla de juegos de rol por computadora vienen a la mente joyas artísticas como los Fallout, los Diablo, los Ultima y tantas otras maravillas, que como pinturas salidas del trazo de un gran-maestre, dibujaron un paisaje en nuestro recuerdo e imaginación levándonos tentadoramente a sumergirnos en mundos mágicos y maravillosos. Pero hay otros juegos que lograron esto, y quizá no son reconocidos ni una fracción de lo que son los que nombre anteriormente. Hoy voy a citar dos de estos juegos maravillosos.

Soulbringer
Soulbringer es un juego como pocos. Historia apasionante, cientos de escenarios, situaciones y contenidos junto a un ambiente mágico e intrigante son algunas de sus características base. Nos encontramos con que somos un joven que luego de la muerte de su padre se dirige a visitar a su tío en Madrigal, ciudad que aparentemente estaba condenada por una maldición que la hacía vivir una noche eterna -en si el mundo estaba sufriendo el levantamiento de antiguo ser malvado de poder desmedido-. Prontamente comenzaremos a descubrir que nuestros poderes mágicos son impresionantes y a viajar por todo el enorme mundo del juego, campos, castillos abandonados, calabozos, cementerios, planos dimensionales, etc serán los lugares donde nuestras quests tomarán lugar. Estas quests que nos harán luchar contra piratas, vampiros, seres demoníacos y almas atormentadas entre otras docenas y docenas de eventos que irán ramificando la historia principal a niveles inimaginables. Si hay algo que me impresiona de este juego es su calidad y variedad.
Lo llamativo de este juego es que contiene más de 60 hechizos y la posibilidad de combinarlos en combos; un mundo totalmente 3d (para su época era una hazaña) con un sistema de movimiento point-and-click al mejor estilo Diablo y, como vale la pena repetir, ese mundo fantástico en el que habita la historia. Lo convierten, al menos para mi, en un clásico irreprochable.

Vampire The Masquerade Redemption.
La situación es la siguiente. Somos un Cruzado, aparentemente un templario por el atuendo, que llega herido a un pueblo. Tras una breve recuperación nos despertamos en un convento donde un amor a primera vista se genera por una novicia. Para probar nuestra valentía decidimos eliminar a un demonio vampirico que atormentaba la ciudad, pero todo sale mal y prontamente nos encontramos que fuimos convertidos en vampiros. Aquí nacerá una historia por la Europa medieval, donde tras entrar en contacto con otros vampiros, iremos recorriendo el riquísimo mundo de White Wolf (componía de Rol que cedió los derechos de sus historias para construir el mundo del juego). Pero no solo sera por la Europa Medieval sino que la historia transcurrirá a lo largo del tiempo, amparada en la inmortalidad de un ser de la noche.
Los gráficos fueron impresionantes para su época, de hecho es uno de los fuertes del juego aunque ahora parezcan “viejos”. Los escenarios son variados y van desde catedrales góticas, calabozos demoniacos hasta el moderno Londres. Sin duda alguna es un juego que vale la pena probar, si es que aún no lo han hecho.

Oscar Wilde

Como estoy con muchas tareas en este momento y no quiero dejar de publicar algo el día de hoy, pero como tampoco me gusta publicar por publicar ya que no tiene sentido, decidí regalarles con dos bellísimos poemas en prosa de Oscar Wilde. El primero que elegí es uno relacionado a Narciso -recordarán que les comenté sobre este episodio de la mitología Griega, donde Narciso ve reflejada en el río su imagen y se enamora a tal punto de olvidarse de su propia vida-. Wilde continúa la historia, luego de la muerte de Narciso, con una maestría poética inigualable.

El discípulo

           Cuando Narciso murió, el río de sus delicias se transformó de una 
      copa de agua dulce en una copa de lágrimas saladas, y las Oréades vinieron 
      llorando por los bosques a cantar junto al río y a consolarle.
           Y cuando vieron que el río habíase convertido de copa de agua dulce 
      en copa de lágrimas saladas deshicieron los bucles verdes en sus 
      cabelleras. Y gritaban al río y le decían:
           -No nos extraña que le llores así. ¿Cómo no ibas a amar a Narciso con 
      lo bello que era?
           -¿Pero Narciso era bello?
           -¿Quién mejor que tú puede saberlo? -respondieron las Oréades- Nos 
      despreciaba a nosotras, pero te cortejaba a ti, e inclinado sobre tus 
      orillas, dejaba reposar sus ojos sobre ti, y contemplaba su belleza en el 
      espejo de tus aguas.
           Y el río contestó:
           -Si amaba yo a Narciso, era porque, cuando inclinado en mis orillas, 
      dejaba reposar sus ojos sobre mí, y en el espejo de sus ojos veía 
      reflejada yo mi propia belleza.

El artista

           Un día nació en su alma el deseo de modelar la estatua del «Placer 
      que dura un instante». Y marchó por el mundo para buscar el bronce, pues 
      sólo podía ver sus obras en bronce.
           Pero el bronce del mundo entero había desaparecido y en ninguna parte 
      de la tierra podía encontrarse, como no fuese el bronce de la estatua del 
      «Dolor que se sufre toda la vida».
           Y era él mismo con sus propias manos quien había modelado esa 
      estatua, colocándola sobre la tumba del único ser que amó en su vida. 
      Sobre la tumba del ser amado colocó aquella estatua que era su creación, 
      para que fuese muestra del amor del hombre que no muere nunca y como 
      símbolo del dolor del hombre, que se sufre toda la vida.
           Y en el mundo entero no había más bronce que el de aquella estatua.
           Entonces cogió la estatua que había creado, la colocó en un gran 
      horno y la entregó al fuego.
           Y con el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida» 
      modeló la estatua del «Placer que dura un instante».

Los ensalmadores

Estudio Medicina, me gusta la historia. Que mejor entonces que comentarles un poco sobre Medicina histórica. Si ustedes se hacían la idea de que en la antigüedad, incluso hace unos pocos siglos atrás, el curar una fractura significaba un dolor pandemonico imposible de soportar al punto de preferir el suicidio antes que el tratamiento.. Adivinen qué!! estaban totalmente en lo cierto!!.
Casi todas las civilizaciones cuando alguien se rompía un hueso utilizaban, aunque con diferentes nombres, a los ensalmadores. Estos hombres, rudos y fortachones eran También, no muy reconfortantemente para el paciente, los herreros del pueblo. Sus herramientas de trabajo generalmente eran las manos, y manipulaban la rotura hasta sentir que “encastraba” -olvídense si era una fractura múltiple-. En la Edad Media se llevó a otro nivel, incluso más doloroso lo crean o no, cuando el deseo del hombre medieval por aplicar la utilización de poleas a todo tipo de tareas llevo a la invención de siniestras máquinas acomodadoras de huesos.
Si eso les dio impresión, no crean que es cosa del pasado. En Africa los curanderos Moganga siguen ensalmando huesos a diestra y siniestra.

Medico medieval

El color hexadecimal

Mucha gente con la que suelo hablar parece horrorizarse ante la sola mención de valores hexadecimales. De la misma manera en que un caballero medieval se horrorizaría ante la mención de un dragón o un demonio, varios de mis amigos y amigas -como mi Galesita Anne, (jajaja el otro día me preguntabas que significa “escrachar”, bueno eso que acabo de hacerte 😀 :D) cuack 😛 – suelen plantearse la situación de entender como funcionan exactamente los números hexadecimales de una manera muy pesimista. En si su comprensión es tan fácil que no tendría sentido hacer un artículo solo para explicar eso, así que de paso explicaremos como se asignan los colores hexadecimales. Los números hexadecimales nacen ante la necesidad de “empaquetar” más información en menor cantidad de caracteres, es por esto que se ideó un sistema de letras y números donde en menos entre más, literalmente 😛 . Para esto se aplica la siguiente regla, que se repite a lo largo de todo el sistema:
00
01
02
03
04
05
06
07
08
09

En los números decimales normales al llegar a 09 instantáneamente seguiríamos con 10, pero no es así con los hexa. Como hemos dicho su sentido es empaquetar más información en menor cantidad de caracteres. Es por esto que al llegar a 9 se continúa con caracteres: A B C D E y F, (es decir 6 digitos más, un número en base 16) teniendo esto en cuenta seguimos con nuestro conteo:
0A
0B
0C
0D
0E
0F
10
11
12
13…

Y así, y así. Como ven es muy simple. Una vez que el número que indica la decena llega a 9 es seguido por una A.¿Ahora cómo se aplica esto al color? Es muy simple, supongamos que tenemos el siguiente valor: Color: #890A4D. Ese valor pareciera humanamente imposible de comprender, salvo que no lo es, y de hecho es muy simple. Es el color dividido en tres valores representados cada uno por dos caracteres. En el ejemplo que dimos 89 representaría la cantidad de Rojo, 0A la cantidad de Verde y 4D la cantidad de Azul. Si queremos cambiar el color a, por ejemplo, algo con menos Rojo y un poco más de Azul, simplemente debemos utilizar el sistema hexadecimal que aprendimos más arriba bajando los dos primeros dígitos y aumentando los dos últimos dígitos. también sabiendo esto ahora podemos saber por qué Nlanco en hexa es #000000 (es decir ningún color),y Blanco #FFFFFF (es decir el máximo de los 3 colores aplicados simultáneamente saturando y formando el Blanco); si queremos un color totalmente rojo seria #FF0000, etc. Pero para facilitar aún más la tarea de asignar colores hexadecimales veamos cuanto representa a nivel porcentaje cada valor: 100% = FF , 80% = CC , 60% = 99 , 40% = 66 , 20% = 33, 0% = 00. Es decir que si formamos el color #CC3366 será un color con un 80% de rojo, un 20% de verde y un 40% de azul (sí, es más de 100% la suma pero recuerden que estamos hablando de cantidades relativas y no absolutas). Como les dije, realmente muy simple.

El Kilómetro 101

Muchos son los crímenes y sufrimientos que trajo el comunismo a este mundo, uno de ellos es el tristemente famoso Kilómetro 101. Este es un término histórico que nace de la mano de los prisioneros de los Gulags -campos de concentración soviéticos donde se calcula fueron masacradas entre 15 a 30 millones de personas-. Estos campos de concentración existían bajo la fachadas de “prisiones” donde se mandaban “criminales” -aunque la gran mayoría de prisioneros era gente inocente que era encarcelada solo por pensar u opinar diferente a lo que el comunismo establecía con mano de hierro-. Sin embargo, por una de esas curiosidades de la voluntad y resistencia humana, había veces donde los trabajos inhumanos, tanto en el trabajo mismo como en cantidad, no lograban matar al prisionero y el Gulag se llenaba tanto de nuevos “enemigos políticos” que los prisioneros más resistentes eran dejados en “libertad” para así abrir más lugar para nuevas masacres. Esta libertad era ficticia ya que el prisionero seguía atado a fuertes regulaciones, es que si no moría en el frío que atacaba como puñales voraces o el hambre incesante y atroz que sólo en el medio de la nieve, igualmente no podría acercarse a menos de 100 kilómetros de una ciudad. Es por esto que muchos sobrevivientes comenzaron a formar pequeños poblados de exiliados, donde en muchos casos vivían en condiciones infrahumanas. Al día de hoy en Europa del Este referirse a “Te voy a mandar al Kilómetro 101” es el equivalente nuestro a decir “Te voy a mandar al muere”. Triste si, pero es bueno recordar el pasado para no repetirlo en el presente.

Semana de Tolkien – Post V

Para los antiguos artículos de la Semana de Tolkien seguir los siguientes links:
Post I -Imágenes y Gráficos-
Post II -Las inspiración de Tolkien, textos milenarios de los que Tolkien se nutrió-
Post III -La inspiración de Gandalf, la pintura que alimentó la imaginación de Tolkien-
Post IV -Cartografía y mapas de la Tierra Media-

TolkienPara los que no estén muy interiorizados con los textos de Tolkien es bueno que aclaremos un poco antes a que nos referimos con épocas o edades. En los textos de Tolkien nos encontramos con 3 diferentes edades, siendo estas eventos clave en el mundo de la Tierra Media. Cada una de las edades termina con una gran guerra y la caída de un tirano, por ejemplo los eventos del Señor de los Anillos transcurren en la Tercera Edad, esta edad termina con la guerra del anillo y una nueva, la Cuarta Edad, comienza cuando los poseedores del anillo se embarcan desde Mithlond al exilio y se marca con el aniversario de la caída de Barad-dur. Por supuesto que hay más edades, y es muy interesante saber su por qué, pero eso lo dejaremos para el próximo post de la Semana de Tolkien ya que hoy hablaremos exclusivamente del texto perdido, o mejor dicho incompleto, de Tolkien. La Cuarta edad en la que transcurriría una secuela al Señor de los Anillos.

Antes de morir en sus cartas Tolkien escribió que luego de Aragorn su tiempo perdería su encanto. Aragorn moriría de acuerdo a la tradición de sus antepasados y Arwen iría a morir solitariamente a su antigua tierra. Los descendientes de Aragorn se convertirían en reyes burócratas y algunos serían peores incluso que Denethor. En su trabajo Tolkien comenzaría una continuación al señor de los anillos, The New Shadow -La nueva sombra- seria su nombre y transcurriría en la Cuarta Edad, pero tal vez el cansancio o la falta de ideas lo llevaron a asumir que luego de la muerte de Sauron y Melkor ya no quedaría nada épico y fantástico por contar.

La historia aparentemente comienza 100 años después de la Guerra del Añillo con un tal Borlas como protagonista quien vivía en Gondor, hijo de Berengond y capitán de la Componía Blanca. Diferentes rumores de que los jóvenes de Gondor comenzaban a jugar a ser orcos, atacando árboles sin razón y haciendo cosas de orcos llegaban al consternado Borlas; pero más aún que esto su preocupación se centraba en un culto secreto -al que Tolkien se refería como una especie de culto Satánico- y la llegada de un nuevo líder, Herumor -que en elfico significa señor oscuro-. Luego de esta introducción a los hechos comienza a desarrollarse la primer trama donde Borlas es invitado por Saelon, un antiguo conocido, a participar de una reunión secreta -posiblemente de Herumor-, Borlas presentiría un antiguo mal muy cerca. Hasta aquí es todo lo que sabemos. Luego de estas páginas Tolkien decidiría que la historia no podría alcanzar la magia de la primer trilogía y la abandonaría.

Por cierto, no creían que me olvidaría de pasarles un link con estas páginas. Acá tienen una excelente página con escaneos de textos “perdidos” de Tolkien, entre ellos The New Shadow, Riddles in the Dark (el capitulo orginal del Hobbit, que fuera modificado luego para que concuerde con lo visto en LotR); y por último The Quest for Erebor, que es un apéndice removido de LotR original. Están en Inglés. Pero no se preocupen hispanoparlantes exclusivos que junto a este post también les anexo una traducción al Español de The New Shadow.

Descargar: La nueva sombra (en Español)

Los modales en la mesa medieval

Mesa MedievalHace unos cuantos días les hablé de como supuestamente DaVinci se interesaba por la cocina y la comida. En éstos artículos les comenté sobre el presunto texto de su autoría conocido como Codex Romanoff en el que DaVinci, entre otras cosas, redacta un manual de buenos modales a ser llevados en la mesa. La particularidad de éste libro es que las referencias hechas hacia los posibles actos de los comensales son tan increíbles y bizarros que incluso nos hacen dudar de la veracidad del texto -que de hecho es falso-. Es por esto, y mi gusto hacia el tema, que les voy a comentar un poco en profundidad sobre los modales en la mesa del Medioevo.
No es de sorprender que DaVinci “comentara” semejantes atrocidades al buen gusto si tenemos en cuenta que los modales son algo que llega en dosis pequeñas a nuestro mundo, incluso no es necesario viajar siglos al pasado para observar este tipo de comportamiento, sobretodo si vamos a un restaurante popular de hoy en día, como puede ser un local de comidas rápidas. Allí, si tenemos suerte, podremos ver muchos de los actos sugeridos en el Codex Romanoff ocurriendo ante nuestros asombrados ojos.
De todas maneras siguen estas preguntas que formulamos al principio: ¿era realmente así la mesa Medieval?, ¿tenían tan poco sentido de la estética y de la conducta éstas mismas personas que daban a luz aquellas hermosas construcciones y obras artísticas? La respuesta afortunadamente es un rotundo no!, y, de hecho, era muy importante la buena conducta. Gracias a fuentes como el Menanger de Paris, publicada en el siglo XIV, obtenemos un listado con todo tipo de consejos útiles que un marido de la nobleza le recomienda a su flamante esposa plebeya para mantener el decoro en la mesa -entre estos consejos se encuentran los de: Mantener la boca cerrada mientras se mastica y no hablar con la boca llena; limpiarse la boca antes de beber de la copa; no agarrar la ración más grande de la fuente; usar prolijamente la servilleta; y así varias recomendaciones que incluso lograrían asustar a cualquier persona contemporánea por lo rigurosas y meticulosas que estas eran-.
Como es lógico sí es cierto asumir que las costumbres variaban considerablemente dependiendo de las diferentes cortes, así como también lo es el pensar que varios aspectos se mantenían invariables del lugar. Pero dividamos las aguas: Por un lado es verdad que se utilizaban las manos para comer. Lo que no es cierto es que esto se hiciera por brutalidad. El tenedor, a pesar de ser conocido desde el siglo XI, no ganaría popularidad hasta el siglo XVI o XVIII -dependiendo de nuestra interpretación-. Si bien es llamativo y podría llevarnos a pensar cómo es que en un principio no se les ocurrió utilizarlo, la respuesta es muy simple. La utilización de algo nace con la necesidad de éste algo, en la Edad media, la utilización de las manos era tan normal que simplemente no lo necesitaban. La comida era cortada por sirvientes o nobles menores en caso de reyes y príncipes, de tal manera que las porciones eran ideales para ser agarradas con la mano sin problema alguno. Junto al plato se disponía de un tazón de agua donde los comensales podían lavar constantemente sus manos. En el caso de las clases más bajas el cuchillo era más que suficiente para cortar la comida, al ser que la carne generalmente se embutía para evitar su descomposición.
En el caso de las reuniones también se seguían varios códigos de comportamiento. Por ejemplo cuando se realizaba una cena con invitados el cuchillo que utilizaba cada uno siempre era la daga de la misma persona, nunca se prestaba una por parte del huesped, no por una cuestión de avaricia sino de costumbre. La distribución de las copas también era diferente a la empleada en la actualidad, se estilaba, por lo general, a poner una copa cada dos invitados quienes la compartirían -de acá que fuera una regla de buena conducta limpiarse la boca antes de beber- pero no se asusten ya que generalmente no se compartía con extraños sino que se hacía entre esposos o familiares cercanos. Por mucho tiempo generalmente en España y Portugal para los caldos y sopas se utilizó un pan llamado Mense, que oficiaba de plato para el caldo y luego de comida sólida una vez terminada la sopa. Justamente de éste pan nace la palabra mesa. Los modales también dirigían los pasos a seguir en el momento de utilizar los condimentos. Para esto el comensal debía mantener su dedo meñique limpio y seco para así poder utilizarlo a modo de cucharilla y transferir condimentos a su plato sin dejar residuos de comida o líquido en el tarro.
Como podemos ver finalmente no era tan extremo el comportamiento en la mesa del Medioevo, diferente si, pero en lo más mínimo bizarro. Quizás si en algunas cortes los modales fueran menos elaborados que en otras, y sobretodo en tiempos caóticos de guerra o conflicto. Pero de eso ya no podemos culpar a la época.