Category Archives: Siglos VI al X

Ellora, el complejo de templos hindúes y budistas tallados sobre la cara de una montaña durante 450 años

Las cavernas de Ellora son uno de los sitios culturales más impresionantes del mundo. Ubicadas en Maharastra, India su construcción comenzó en el siglo VII como una serie de pequeños templos dedicados al hinduismo sobre la cara de una montaña. Con el pasar de los siglos, no obstante, se fueron adicionando templos y altares dedicados al budismo y el janismo. Los distintos templos se organizan en lotes numerados denominados como cavernas por los arqueólogos. La más grande e importante de todas es la caverna 16, donde se encuentra el templo de Kailasa dedicado a la diosa Shiva. Todos los templos se caracterizan por la riqueza ornamental tanto interior como exterior, siendo de hecho difícil hallar una superficie que no posea algún tipo de relieve o tallado.

El trabajo realizado en el sitio fue simplemente monumental, llevando más de 450 años para cavar y tallar las más de 100 cavernas que contienen los distintos templos y altares. La mayoría de las cavernas más importantes fueron cavadas de forma vertical y luego, tras definir los bloques que conformaban las estructuras principales de cada templo, un ejército de escultores trabajaba durante décadas creando los detalles y los interiores de cada templo, altar y estatua que adornan cada caverna.

Lo interesante, además del hecho de que en la India existió desde siempre una armonía muy raramente vista en el resto del mundo entre las distintas religiones, es que el nivel de organización y planeamiento para un proyecto de semejante envergadura y el cual se concretó entre distintas dinastías fue raramente visto para una civilización tan antigua. Requiriendo de planos detallados, una división del trabajo estructurada y una tolerancia al error muy baja debido al carácter edilicio de las excavaciones.

La gran mayoría de las cavernas budistas poseen monasterios dedicados a la meditación los cuales a su vez tienen largos corredores con habitaciones que se utilizaban para hospedar durante su estadía a los peregrinos que llegaban desde toda la India. Los cuartos para los huéspedes no son simples habitaciones cuadradas, sino que poseen un trabajo artístico detallado y fino. Por ejemplo, la mayoría de las paredes de estas fueron talladas por los escultores para darle a la piedra la textura de la madera, algo que se creía calmaba y relajaba a quien descanse dentro de las mismas. La caverna más grande del conjunto budista es la denominada Vishvakarma, con un impresionante techo abovedado y una estatua de 5 metros de alto.

Las cavernas dedicadas al hinduismo son las más numerosas, y contienen al ya mencionado templo de Kailasa; el templo de Dashavatara, de interés ya que combina estilos budistas con hindúes y templo de Rameshwar considerado como el más ornado de todos los tempos hallados en Ellora.

Artículos relacionados
Beta Giyorgis, el edificio megalítico enterrado.
Los templos subterráneos más espectaculares del mundo.

Gongbi, el estilo de pintura más antiguo sin interrupciones

Considerada como la tradición y estilo de pintura más antiguo que se ha realizado continuamente, es decir, nunca quedó en desuso y desde hace más de dos mil años siempre hubo una transferencia directa de maestro a alumno, el estilo gongbi tiene sus orígenes hace unos 2000 años durante la dinastía Han y fue popular hasta el siglo XIX. Si bien durante el siglo XX estuvo a punto de desaparecer, gracias a distintos artesanos y artistas interesados por preservar ésta tradición milenaria prontamente varios alumnos comenzaron a aprender el método y las tradiciones de pintura llevando a un renacimiento, y hoy en día hay miles de maestros que la emplean regularmente. El estilo que se utiliza en el presente, no obstante, tuvo su origen en el siglo VIII, cuando se reemplazo el papel de fibra por la seda.

Gongbi, que significa “pincel meticuloso”, es una técnica en la cual se utilizan lienzos de fina seda y bloques de tinta china solubles en agua. La diferencia con otros estilos de pintura asiática es que los contornos se marcan de manera fuerte y definida.Quizás lo más interesante de ésta técnica es que la seda no es absorbente, por lo que la persona realizando la pintura no puede tocar el lienzo ya pintado en ningún momento. Tras ser terminada un proceso de secado hace que los pigmentos se adhieran a la seda. Si bien generalmente se representan paisajes, las obras gongbi más importantes son los “relatos”, es decir, fábulas, sucesos históricos y acontecimientos representados en un largo lienzo.

La burbuja inmobiliaria que destruyó a la empresa más antigua del mundo

Japón es reconocido por ser una tierra de tradiciones ancestrales, y esto se refleja en sus pequeñas empresas, algunas manejadas por la misma familia desde hace más de mil años. Kongo Gumi era una de éstas empresas familiares, y no cualquier otra, sino que se trataba de la más antigua de todas, no sólo de Japón sino del mundo entero.

La misma fue fundada en el 578 cuando la familia Kongo, renombrados constructores de templos en lo que es hoy día es Corea del Sur, fue invitada personalmente a Osaka por el hijo del emperador Yomei para construir el templo de Shitenno-ji, famoso por su pagoda de alas múltiples y que al día de hoy es el templo budista más antiguo de dicho país. La construcción del templo llevaría más de 10 años, y para ese entonces la familia, que ahora tenía varios empleados, se había asentado comodamente en la región. Así continuarían durante siglos, construyendo algunos de los templos y edificios más importes del Japón, entre ellos el imponente Castillo de Osaka en el siglo XVI, y sobrevivirían a guerras civiles, invasiones, períodos turbulentos y crisis sin problema alguno, de hecho, la empresa, que fue siempre controlada por un descendiente directo de la familia original, ostentaba en su casa central un milenario rollo manuscrito de 3 metros de largo detallando la interminable linea generacional de sucesiones en el liderazgo de la compañía en las cuales un hijo o hija, ya que hubo varios puntos en la historia en los que la compañía fue manejada por una mujer, en los que un nuevo líder se hacía cargo de la misma.

No obstante, y si bien lograron sobrevivir a todos los males anteriormente mencionados, la empresa no pudo sobrellevar las crisis económicas del siglo XXI. Para el año 2006 la empresa tenía varias de sus inversiones en el exterior, por lo que fue fuertemente golpeada por la histórica y nunca antes vista burbuja inmobiliaria que azotó a los Estados Unidos en dicho año, y que eventualmente se convirtió en el período de recesión que tuvo lugar entre el 2007 y el 2009 y afectó al planeta entero.

Plagados de deudas, juicios y pérdidas de bienes tanto en Japón como en el exterior, la empresa debió ser liquidada y vendida al Takamatsu Construction Group, que la compró sólo para poseer su reconocido nombre, es decir, su “marca”. Tras firmar los papeles de la venta Masakazu Kongo se convirtió entonces en el último presidente de una empresa que sus ancestros habían comenzado hacía más de 1400 años. Sólo él puede saber que pasó por su cabeza y sintió en su corazón cuando firmó los papeles de venta.

El enorme sismógrafo de piedra del siglo IX que además alertaba de la llegada de ejércitos invasores

Monasterio de Tatev

En la provincia armenia de Syunik’ existe una obra arquitectónica que ya de por si ofrece una de las vistas más hermosas del planeta. Se trata del monasterio de Tatev, construido entre finales del siglo noveno y principios del décimo en un área de vital importancia estratégica resguardada por el cauce de un pequeño río y una de las colinas cercanas al pueblo que comparte su nombre. El objetivo del mismo no era solamente el de servir como edificio religioso, sino que además hacía de fortaleza y, gracias a su privilegiada posición en las alturas, era un excelente puesto de vigía desde el cual se alertaba de la llegada de invasores a toda la región. Región que además suele ser cubierta por completo por una espesa niebla, por lo que una mente pródiga y desgraciadamente anónima al día de hoy, venció las vicisitudes de la niebla con una asombrosa pieza tecnológica adelantada a su época. De los orígenes del monasterio en sí se conoce muy poco, ya que debido a la turbulenta historia de la región, plagada de guerras e invasiones, el pasado es muchas veces difuso, por lo que hoy en día no se sabe a ciencia cierta quién comisionó y pagó por la construcción. No obstante, debido a una serie de retratos en la cara norte del monasterio se cree que éste, construido a partir de lo que antiguamente era un templo pagano, estuvo a cargo del principe Ashot y su esposa.
 Péndulo del monasterio de Tatev Monasterio de Tatev Monasterio de Tatev Columna del monasterio de Tatev

Péndulo del monasterio de TatevComo habíamos mencionado anteriormente, lo más interesante de la construcción no es la fortaleza, sino una singular y llamativa pieza de tecnología hallada en el patio exterior de la misma a manera de un péndulo oscilante cuya estructura piedra de ocho metros de alto y varias toneladas de peso forma un octaedro capaz de avisar con anticipación desde temblores de la tierra hasta grandes movimientos de tropas. El mismo, llamado Gazavan, es un pilar hecho a partir de la roca local y su mecanismo consiste en un intrincado sistema de pesos y contrapesos anexados a su parte inferior que, ante el menor disturbio, lo llevan a oscilar frenéticamente de lado a lado. Su construcción tardó entre cinco y seis años y tuvo lugar durante la última década del siglo IX, mientras que los detalles ornados se cree fueron agregados durante los primeros años del siglo X. Tan sensible llegó a ser en el pasado que incluso, según escritos de la época, era capaz de alertar a los monjes de la llegada de ejércitos invasores. Algo de vital importancia ya que las espesas nieblas que suelen cubrir la región son capaces de limitar la visión a unos pocos metros, dándole la oportunidad a una fuerza invasora de avanzar sigilosamente por el área y darse a conocer ya cuando no queda tiempo alguno de preparar las defensas. Si bien el mismo aun permanece prácticamente intacto, durante el terremoto de 1931, que causó gran daño en el monasterio, sufrió daños en su mecanismo de contrapesos, debiéndose ademas reforzar la columna en si misma con bandas metálicas; razón por la cual ya no es tan sensible como solía ser en el pasado. Por desgracia, se desconoce quién fue la persona que dio origen a tan ingeniosa maravilla de la ingeniería.

En el siguiente modelo tridimensional podemos ver un recorrido virtual al monasterio y un ejemplo del funcionamiento del péndulo. Mientras que en éste video, de baja calidad, podemos ver una filmación realizada por un turista del péndulo y el interior del monasterio.

Y la moneda más valiosa del mundo es…

Su valor
Creada en 1961 esta moneda posee tan alto valor debido a los fuertes ingresos petroleros que recibe Kuwait. Ingresos que son diversificados con vista a futuro en distintas industrias. Si bien es uno de los países geográficamente más pequeños del mundo, Kuwait es el tercer país árabe más rico.

¿La Libra? ¿El Euro? ¿El Dólar? no, sorprendentemente la moneda más valiosa del mundo no pertenece a ninguna potencia económica, ni siquiera pertenece a un país considerado de forma unánime como de Primer Mundo. Y más sorprendentemente aun, esta moneda cuya unidad iguala a los 3,6 dólares, es la moneda de un país que tan sólo hace 20 años sufrió dos guerras y una invasión a gran escala. Esta divisa tan particular es el Dinar de Kuwait. Y la misma posee el honor de ser la unidad monetaria de valor más alto -HVCU por sus siglas en inglés-. Es decir, la divisa nacional con cuya unidad se puede adquirir más de una unidad de cualquier divisa internacional.
Si bien, no obstante, al ser Kuwait un pequeño país en una zona considerada como de riesgo y no poseer una economía del calibre de las que apoyan al dólar o al euro, esto hace que el Dinar de Kuwait no sea optado como alternativa comercial viable en bolsas bursátiles.

Curiosidades monetarias
La primera moneda
León de LidiaSi bien pequeñas piezas de metales y piedras preciosas fueron utilizadas desde tiempos inmemoriales, como por ejemplo en Egipto, donde piezas metálicas con símbolos que representaban ciertos bienes se utilizaban desde el 2000 adC, se considera como la primer moneda de curso legal al León de Lidia -actual Turquía-. Esta moneda creada por el Rey Alyattes II entre el 610 y el 600 adC fue la primer moneda en tener un valor acumulativo y estándar y en ser patrocinada por el rey como medio legal de transacción. Posteriormente el hijo y sucesor de Alyattes II, Croesus, regularía las monedas creadas por su padre introduciendo la decoración de un león y un toro (símbolos de autoridad) y definiría a su vez la aleación a utilizar. El electrum, compuesto en un 54-5% oro un 44-5% plata y un 1% de impurezas.

Rápidamente la moneda se extendería a Persia y Grecia. En esta última, la efigie de Alejandro Magno se utilizaría como método de propaganda, y así se volvería norma imprimir el rostro de un monarca o general en la “cara” de la moneda.

El primer billete
Primer billete de circulación legalLos billetes fueron un producto de la impresión por bloques en China. Aparecidos durante la dinastía Tang, serían recién institucionalizados durante la dinastía Song. A diferencia de Europa y Medio Oriente, el gobierno Chino tenía una razón de peso para fomentar el uso de la utilización del billete: las enormes distancias que el dinero del estado debía recorrer. Sea el recolectado en impuestos, o el pago a mercaderes lejanos, siempre, a mayor distancia, mayor era el peligro de ataques y robos. Al utilizar papel impreso por el gobierno, el transporte se agilizaba astronómicamente. Posteriormente, cada ciudadano podía viajar a la capital y cambiar el dinero por metales preciosos.
Por supuesto, que su inserción no fue nada fácil, y las peleas entre mercaderes y agentes del gobierno que pretendían pagar con “papel” fueron épicas.

Relacionado: La moneda más devaluada de la historia -y no es el dólar post-Bush 😆 –

Las milenarias ciudades subterráneas de Turquía

Kaymakli

Ubicada aproximadamente a 20 kilómetros de Nevsehir existe un lugar sorprendente. Una ciudad subterránea construida hace más de mil cuatrocientos años sobre una serie de cien túneles que, a manera de laberinto vertical, conectan distintos niveles habitacionales, talleres y hasta corrales. Su nombre actual es Kaymakli, pero era llamada Enegup por sus primeros habitantes. La misma fue construida y ampliada durante varios años por cristianos que escapaban la persecución sufrida en estas tierras y, gracias a un complejo de túneles de ventilación bien disimulados, podía albergar a cientos de personas durante varias semanas. Hoy en día es un atractivo turístico, no obstante, y por más sorprendente que parezca, varios de sus túneles continúan siendo utilizados como depósitos.

En el pasado, esta serie de túneles componía literalmente una ciudad, ya que poseía toda una serie de instalaciones, que iban desde talleres, iglesias y hasta corrales de animales, capaces de cubrir las necesidades de sus habitantes. Curiosamente, estos lugares no estaban desparramados por los distintos niveles de la misma. Sino que se administraban y ubicaban en distintas áreas bien especificadas. Por ejemplo, los talleres donde se procesaba el aceite y el vino, así como los depósitos de comida y las cocinas, pueden hallarse en el tercer piso. Esta concentración de lugares de trabajo afines, se cree, era para evitar la cantidad de dificiles trayectos verticales que de otra manera deberían haber realizado sus habitantes.

Esta ciudad, que particularmente es la más grande de la serie de ciudades subterránea de la zona, fue abierta al publico y turistas en general en el año 1964. De todas maneras, solo una pequeña fracción de la misma puede visitarse ya que la mayor parte de las mismas no son seguras para los turistas al contener infinidad de aberturas en los pisos, pasillos estrechos, y lugares de riesgo.

Derinkuyu

Al igual que Kaymakli, Derinkuyu fue comenzada (posiblemente) por los hititas hace 3400 años y reconstruida y ampliada en tamaño hace unos 1200 o 1300 años por cristianos que escapaban de la persecución del Imperio Romano y posteriormente, del siglo 7 al 10, del islam. La misma se encuentra a unos 30 kilómetros de Nevsehir y sus niveles llegan a alcanzar la asombrosa profundidad de 85 metros divididos en 11 pisos y varios sub niveles (posiblemente más de 20). Al igual que la ciudad de la que anteriormente hablamos, posee todo tipo de talleres y habitaciones distribuidos organizadamente por sus niveles.

Uno de los detalles más interesantes es el que Derinkuyu fue sufiendo dramáticos cambios a lo largo de su historia. Sobretodo en la era Bizantina, en la cual se agregaron unas considerables puertas de piedra para cerrarla desde dentro e impedir el acceso exterior. Detalle que indica el conocimiento de la ciudad por parte de los persecutores y posibles intentos de invasión. Sorprendentemente, gracias a sus fuentes y depósitos internos de comida, la ciudad podía acomodar cómodamente a 3 mil personas; pero si una crisis se desataba en el exterior, se cree que podía llegar a ser ocupada por 50 mil. Si bien la ciudad aun no ha sido totalmente excavada, se sabe que contenía túneles que la comunicaban con otros. Hoy solo
una pequeña parte está abierta al público.

El turbulento y casual origen de la letra minúscula

La letra minúscula es un invento relativamente moderno. Durante la edad clásica, es decir Roma, todos los escritos eran realizados en lo que hoy conocemos como mayúsculas o letras capitales. Su diseñó, refiriéndonos a las capitales romanas, era perfectamente simétrico, y correspondía a una geometría euclidiana.

Franja de textoLetra capital romana. Su diseño estaba basado en la geometría euclidiana.

Así se mantendrían durante muchos siglos, hasta que Ealhwine, un estudioso y poeta de York, Inglaterra, fuese invitado por legendario Carlo Magno a formar parte de su Corte Real. Durante su estadía en dicha Corte, sería participe del período de bonanza e iluminación conocido como el Renacimiento Germánico o Renacimiento Carolingio. Allí gradualmente tendría acceso a material de manuscritos de mejor calidad e instrumentos de escritura más avanzado como lapiceras de carga frontal. Esto lo llevaría a desarrollar la “minúscula Carolingia”, un tipo de letra más pequeña y redondeada que permitía escribir de la manera que hoy denominamos cursiva minúscula. Si bien su uso se haría popular entre la gente culta, este se abandonaría en el siglo XI. La misma, a su vez, estaba basada en la cursiva The forme of Curyromana, o tipografía Uncial -un ejemplo de cursiva romana lo pueden ver en la inscripción de las Tablas de Vindolanda,- un tipo de cursiva desarrollado casi a finales del Imperio Romano Occidental con la llegada del papel vitela, el cual, al ser más suave, requeria ángulos más agudos en comparación al papiro. Ealhwine, en la Corte  Carolingia, contaria con el material de escritura más suave y perfecto de su tiempo, el papel vitela uterino, hecho con las pieles de animales recién nacidos.

Durante el siglo XV, renacentistas italianos pertenecientes a Venecia, buscando revivir la grandiosidad de la Edad Clásica y a su vez desarrollar una tipografía para su república, confundirían manuscritos Carolingios con trabajos romanos, y así difundirían la minúscula Carolingia, a la cual denominaron como lettera antica, por toda Europa pensando que ésta era la cursiva romana  A partir de este punto se comenzarían a utilizar a las mayúsculas para marcar el comienzo de un párrafo y las minúsculas para el texto en general. Si bien con el tiempo descubrirían el error, la minúscula, al ahorrar espacio de texto, algo considerable en esa época dado el costo de los materiales de escritura e impresión, y el hecho de permitir escribir más rápido a mano, haría que la lettera antica sobreviva y se popularice cada vez más. Eventualmente la imprenta llegaría a Italia, primero a Roma, pero luego se establecería en Venecia el mayor centro de impresión de libros del mundo. La cursiva Veneciana, descendiente de la lettera anticua,  gradualmente se iría adaptando a los patrones de las imprentas, y así, popularizando cada vez más la utilización de la minúscula ya que permitían un gran ahorro de tinta al sólo ocupar medio carril. Gracias al trabajo de Nicolas Jenson  y otros imprenteros famosos, entre ellos especialmente el del letrista del s. XVIII Giambattista Bodoni, ésta iría evolucionando hasta llegar a la tipografía Gracia (serifas), que es la que aun utilizamos hoy en día y la cual forma la base de las romanas modernas (Times, Garamond, et cetera).

Tipografái de Bodoni(Gracias al trabajo de Bodoni, llega la tipografía moderna.)

Por supuesto que las distintas sub culturas europeas no se podrían de acuerdo cuando utilizar minúsculas y cuándo no.Es así, que recién a principios del siglo XVIII, comenzaron a nacer las primeras “guías de estilo” en relación al uso de mayúsculas y minúsculas. No obstante, cada cultura las impuso de manera distinta, por lo que en las lenguas romance las mayúsculas se utilizan al principio de nombres, palabras después de un punto y comienzo de párrafos; mientras que, en el otro extremo, los alemanes utilizan las mayúsculas además para marcar el comienzo de todos los sustantivo.

El acero de Damasco, un misterio del pasado

Durante los siglos X al XVIII en la región de Damasco -Siria- se produjo una aleación para espadas y armas cuya calidad la convertiría en leyenda. No obstante, el hecho de que en el presente no se sepa a ciencia cierta cómo se forjaba, la ha convertido en uno de los mayores misterios de la historia de la ciencia, ya que estudios recientes han demostrado la presencia de nanotubos en su estructura.

HerrerosDuro y a la vez flexible, de una calidad tan soberbia que llegaba a rebanar las espadas europeas y mongoles portadas por los distintos ejércitos que invadían la región, el acero de Damasco resultó víctima del secreto y recelo con el que los herreros que lo producían guardaban su receta. No era para menos ya que además de ser una ventaja formidable en el campo de batalla, la aleación era una mina de oro para quienes la producían. Durante las Cruzadas e incluso la gigantesca invasión mongol a Medio Oriente en el siglo XIII, nobles y generales de ambos bandos pagaban fortunas por estas piezas. Montos que no solo se justificaban por la verdadera calidad excelsa de dicho acero, sino que además eran alimentados gracias a la gran cantidad de “mitos y leyendas” que existían a su alrededor. Se llegaba a decir desde que su filo era tan agudo que era capaz de rebanar una lámina de seda sólo dejándola caer sobre el mismo; y hasta que llegaba a cortar rocas sin perder su filo.

Daga Mughal

Si bien, como mencionamos, se cree responsable al gran secreto con el que se mantenía su fabricación, otras teorías sobre la pérdida de la técnica indican que posiblemente el principal factor haya sido la caída en desuso de la misma, tras que el agotamiento de los yacimientos ricos en tungsteno de la región impidiera su fabricación y así la posibilidad de pasar el conocimiento a nuevas generaciones -debemos tener en cuenta que en el pasado muchas veces las recetas no se escribían o anotaban con el fin de evitar su robo o copia, sólo siendo transmitidas por vías de la experiencia de mentor a alumno-.

La técnica
Nadie sabe a ciencia cierta la técnica exacta, pero un estudio realizado en la Universidad Técnica de Dresde, Alemania, en el cual se utilizaron rayos X y microscopía electrónica, ha dejado atónita a la comunidad científica al demostrar que efectivamente el acero de Damasco presenta nanotubos de carbono y otras nano-estructuras en su composición. Hoy día estas particularidades en aleaciones y compuestos modernos son producidas industrialmente mediante la utilización de complejas técnicas desprendidas de la industria aeroespacial. -nota: si desean leer sobre estos estudios es muy interesante el artículo publicado en Nature en Noviembre del año pasado, desafortunadamente está en inglés-.

Herreros siriosPero dejando los estudios modernos de lado y hablando de su posible origen, hoy se sabe que la técnica se originó entre el siglo III y el I antes de Cristo en la India. Dicha técnica fue la primera en refinar una aleación utilizando un catalizador para remover las impurezas. Consistía, tras obtener un acero rico en carbono, en refinarlo utilizando un vidrio especial el cual elevaba a la superficie de la masa en caliente las impurezas, dejando en el centro un acero mucho más puro. La técnica iría viajando con los mercaderes y las tribus que, a causa de las guerras, eran desplazadas hacia el oeste. Una vez en Medio Oriente, al rededor del siglo IX DC, la técnica sería refinada y mejorada gracias a los extensos conocimientos en metalurgia de la región, dando como resultado el mejor acero para espadas de la historia.
Esta teoría ha ganado mucha fuerza ya que también explicaría el surgimiento del acero de bulat fabricado en tiempos medievales en Rusia. El bulat no solo presenta características muy similares al de Damasco, sino que además, tras estudios arqueológicos, se pudo trazar su origen a Persia -pulat significa acero en persa- y de allí a la región de Samanalawewa, uno de los lugares en Asia donde se practicaba la técnica de la cual desciende el acero de Damasco.

Un caso de por cierto relativamente similar al Fuego Griego.

Las cinco empresas más viejas del mundo

La taberna Hoshi Ryokan

La taberna Hoshi Ryokan abrió sus puertas en el invierno del años 718. Con 1289 años esta empresa familiar no solo es rica en años sino que además posee una historia asombrosa. Cuenta la leyenda que el Monte Hakusan, considerado como un dios para los japoneses, bajó a la pradera y allí le comunicó a un monje la existencia de una fuente natural de aguas termales. El monje, entonces, le pidió un único favor el cual consistía en permitirle a su discípulo, Garyo Saskiri, construir una casa de descanso en las aguas de la fuente para utilizarla como medio de sustento. Desde ese entonces la familia del discípulo del monje, conocida en el área como Hoshi, corre el hotel. Increíblemente aun mantienen el apellido y el actual patriarca de la familia se llama Zengoro Hoshi.

Actualización: en los últimos años se ha descubierto un hotel aun más viejo en Japón, el Onsen Keiunkan, fundado en el 705.

Click aquí para Visitar el sitio web de Hoshi Ryokan

La Pontificia Fonderia Marinelli

Esta fundición especializada en la creación de campanas abrió sus puertas los primeros meses del año 1000 en la provincia de Isernia, Italia, ofreciendo todo tipo de campanas para iglesias y conventos. Hoy en día con unos 21 empleados, de los cuales 5 son de la familia original, Pasquale Marinelli, un abogado de 70 años, se encarga de llevar la empresa familiar al día. Sus campanas son reconocidas mundialmente y el trabajo artístico es considerado como uno de los más impecables y detallados que se puede hallar. Tras un estudio realizado por el estado de Isernia se llegó a la conclusión de que hay campanas Marinelli en varias de las estructuras más emblematicas del mundo.

Click aquí para Visitar el sitio web de Campane Marinelli

La bodega del Château Goulaine

El Château de Goulaine, en Francia, es la tercer empresa familiar más vieja del mundo. Con 1007 años de antigüedad desde hace más de un milenio que viene ofreciendo servicios de hospedaje y herrería a los viajeros. Los tiempos modernos han llevado a que diversifiquen su negocio y la familia Goulaine, que aun mantiene el castillo, ha fundado un concurrido museo con una de las colecciones de mariposas más raras del mundo. Entre otras fuentes de ingresos producen vino -negocio que vienen practicando desde hace siglos- y partes del castillo pueden ser alquiladas para celebrar bodas. De esta manera, los dueños logran pagar los altísimos costos asociados con mantener y reparar el castillo, los jardines y los territoriso aledaños, los cuales requieren de cuidados extremos.

Click aquí para Visitar el sitio web del Château de Goulaine

Aceites Barone Ricasoli
Por el año 1141 abría en Siena, Italia, una vinatería y una pequeña fábrica de aceite de oliva, las cuales se surtían de los productos cosechados en las tierras de los Ricasoli. Esta línea de nobles cuyas posesiones se encontraban en Florencia, con la caída del sistema feudal, se dedicó completamente a la producción de vinos y aceites de calidad.

Click aquí para Visitar el sitio web de Barone Ricasoli.

Barovier e Toso
Barovier e Toso fue fundada por la familia Barovier en el año 1291 en Murano con la intención de ofrecer lámparas de calidad a la gente pudiente de la región del Norte de Italia. Sus cristales, famosos por su pureza y la calidad de los acabados, han adornado algunos de los edificios más famosos de Venecia y de toda Italia durante siglos. Según se cuenta mientras dominaba militarmente Venecia, el mismo Napoleón quedó encantado con la calidad de las lámparas por lo que personalmente realizó un encargo de varias piezas que hoy pueden ser encontradas en los palacios parisinos. En el presente la cristalería además de producir cristales de lujo por medios tradicionales también posee un museo dedicado a la cristalería con una de las colecciones más raras del mundo.

Click aquí para Visitar el sitio web de Barovier e Toso.

Nota al margen: Me llamó la atención y realmente me alegró que todas tengan páginas en Internet. Realmente un símbolo de la adaptación a los nuevos tiempos y de vitalidad en éstas empresas tan maravillosas y antiguas.

El monte de San Miguel

Originariamente hace más de 2500 años estaba dedicada al dios galo Sol Bélénos, por lo que éste pequeño islote fue de importancia estratégica desde tiempos inmemorables. No obstante, como ocurrió con tantas otras cosas tanto culturales como arquitectónicas, el cristianismo lo tomó por la fuerza, destripó de su sentido original y convirtió en una abadía durante el siglo VIII bajo el mando del obispo Aubert.

Su posterior fortificación militar, la cual la convierte en un fuerte impenetrable, se da en el siglo X a manos del legendario arquitecto-ingeniero-científico italiano Guillaume de Volpiano, cuando William “Long Sword”, Archi-Duque de Normandía, la utiliza como punto estratégico para conquistar Britania. Convirtiéndose desde entonces en un punto constantemente reclamado en las incontables guerras disputadas entre ingleses y franceses. De hecho sería uno de los territorios protagonistas en la Guerra de los Cien Años, y sus impenetrables paredes y redes de cañones harían imposible su toma trayéndoles inmensos dolores de cabeza a los ingleses. Durante la Revolución Francesa fue declarada como prisión para enemigos políticos, y sólo dejaría de serlo gracias a una fuerte campaña por figuras tales como Victor Hugo. En 1979 la UNESCO la declaró como Patrimonio de la Humanidad.

Enlaces relacionados
– Click aquí para acceder a una imagen satelital del monte desde Google Maps

Las máscaras antiplaga medievales

Hoy en día estamos acostumbrados a pensar que las máscaras de gas fueron inventadas durante la Primer Guerra Mundial, después de todo son las únicas imágenes que vemos de personas utilizando máscaras para protegerse de gases nocivos. Sin embargo, estas datan de mucho antes, nada más y nada menos que de la Edad Media, y se extendieron en el tiempo durante varios siglos. De hecho, hay registros de las mismas siendo utilizadas durante los siglos XVI y XVII por médicos que visitaban pacientes con enfermedades contagiosas o zonas en cuarentena.

Su origen y creación es incierto pero sí sabemos que varios doctores, desconcertados por los causantes de la Peste, comenzaron a buscar maneras de tratar a sus pacientes y a la vez protegerse de algún modo. Estos profesionales teorizaban que la peste era transportada por un “aire maligno” que se apoderaba del sistema respiratorio de la victima y posteriormente de todo su cuerpo. Con esto en mente no nos sorprendemos al saber que no pasó mucho tiempo hasta que algún aprovechado comenzó a vender “repelentes anti Peste”… que en realidad no eran nada más que perfumes de olor muy fuerte. Es así que llenando un pomander con “repelente”, que se introducía en el pico de una mascara fabricada de roble y forrada en metal, muchos médicos creían estar a salvo de la Peste al poseer una máscara que filtraba el aire contaminado del aire limpio…. por supuesto que luego morían como ratas ya que esa confianza extra que les otorgaba llevar puesta la máscara hacía que no tomaran todas las precauciones que tomaban cuando no la utilizaban.

Nota: Un pomander es una decoración originada en Francia que consiste de un pequeño frasco metálico con orificios en el cual se depositan perfumes y aceites aromáticos.

Artículos relacionados
Medicina Medieval.
Athanasius y los microbios.
Cirugía Plástica Medieval.
Chichonología, lectura de chichones.
Los ensalmadores.

Técnicas antirrobo medievales: las maldiciones en los manuscritos y códices

En el medioevo debido al carácter manual de la producción de libros, donde todo era manuscrito e ilustrado casi siempre por un monje, era muy difícil obtener copias de códices y libros. No es entonces para extrañarse que el precio de cada copia fuese prohibitivo y muy elevado, por lo que las bibliotecas y librerías debían cuidar sus obras con recelo ya que muchas veces perder una de estas significaba que tampoco iban a poder remplazarla.

Es por lo anterior que, valiéndose de las creencias y supersticiones de la época, en los libros medievales existen algunas de las mas creativas y singulares maldiciones cuyo fin era el de disuadir a los lectores sobre el robo de libros.

Las siguientes maldiciones, y muchas más, fueron recopiladas por los historiadores Marc Drogin en su libro “Anathema!: Medieval Scribes and the History of Book Curses.” y Nicholas Basbanes en su libro “A Gentle Madness: Bibliophiles, Bibliomanes, and the Eternal Passion for Books”.

Maldición en un libro parisino:
Que la espada de anatema mate
A cualquiera que éste libro saque

Cualquiera que robe este libro
Será colgado en una horca en Paris,
Y si él no es colgado será ahogado.
Y si él no se ahoga, será quemado,
Y si él no es quemado, un fin peor le caerá.

Maldición del siglo XII:
Si alguien toma éste libro, déjenlo sufrir la muerte; déjenlo ser frito en una sartén; déjenlo enfermar y que la fiebre lo elimine; déjenlo ser quebrado en la rueda y colgado.

Maldición al ladrón:
Cualquiera que tome éstas páginas
una piedra rondará sus testículos
y cuando la podredumbre lo acose
agusanada será su agonía

Si eres mi poseedor, disfrútame con tenor;
más si eres un vil ladrón
una peste más negra que la noche terminará con tus días.

Un breve paseo por la Medicina Medieval

Los médicos
Si nos enfermásemos en la Edad Media tendríamos tres posibles destinos, que variarían dependiendo del tipo de especialista que nos toque: los doctores, los monjes o los herborístas. Irónicamente caer en las manos de un doctor medieval era lo peor que podía ocurrirnos ya que éstos se basaban en amuletos y oscuras teorías relacionadas a “sobrantes de cuerpo” que llevaban a amputaciones o drenados de sangre groseros e innecesarios que, consecuentemente, terminaban en la muerte del paciente. Ser tratados por un monje era más bien esperar a que nuestras auto-defensas corporales nos salvaran de morir. Aunque un plus radicaba en que los monjes ofrecían comida y reposo al paciente, lo que en gran parte de las enfermedades “mortales” de la época (gripe, resfríos, etc) era lo suficiente como para curarnos. Por último se encontraban los herborístas, éstos, llamativamente, eran lo mejor que podría tocarnos. Basados en los conocimientos empíricos dejados por los Griegos y Romanos de las plantas y los animales, se dedicaban a realizar “pócimas” que, algunas veces, lograban recuperarnos.

Tratado médico medieval

Qué se creía
Existían dos tipos de teorías acerca de las enfermedades:

La creencia religiosa: se pensaba que la enfermedad era un castigo de Dios (algo heredado de los Romanos, quienes atribuían las enfermedades a enojos de los distintos Dioses Olímpicos).

Tratado médico medievalLa escuela Hipocrática, o de “los 4 humores”: Los humores, originalmente, no eran emociones sino que eran los fluidos del cuerpo. Como se creía que cada humor era responsable de otorgarle alguna de las emociónes a la persona se entendía, entonces, que el correcto balance de estos “humores” era la llave a la buena salud. Lamentablemente esta teoría llevaba a que los “médicos” pensaran que en una persona existían “excesos de humor” ocasionando prácticas de drenado del o de los líquidos en cuestión. Esta teoría tenía una aceptación muy grande entre los “científicos” ya que se basaba en las cosmogonías generadoras del Universo, o los elementos: Sol (Fuego), Tierra, Agua Aire. Veamos una lista de cada humor y que emoción contenía:

De esta manera, si una persona tenía fiebre y sudaba mucho (calor y humedad) instantáneamente se pensaba que tenia un exceso de sangre, por lo que se procedía a drenarle parte de este tejido líquido. O también, por ejemplo, si una persona tenía problemas mentales y era agresiva, se creía que ésta padecia de un exceso de bilis amarilla (y ya se pueden imaginar lo mal que la iba a pasar). Como podemos ver era mucho mejor que nos tocara un monje o un herborísta que un doctor.

Artículos relacionados
Athanasius y los microbios.
Cirugía Plástica Medieval.
Chichonología, lectura de chichones.
Los ensalmadores.
Las máscaras antiplaga medievales.