Category Archives: Química

Buceando en cavernas submarinas donde se mezclan capas de agua salada y agua dulce, el efecto de bucear en el aire

En las cavernas donde el agua se divide en capas de agua dulce y agua salada, fenómeno que generalmente ocurre en cavernas marinas que reciben agua de río y especialmente en los cenotes de México, ocurre un fenómeno óptico muy interesante. El agua dulce al ser menos densa se sitúa en la parte superior de la cavidad cavernosa, mientras que el agua salada se sitúa en los niveles inferiores. Generalmente estas columnas verticales de cambio de salinidad se dan de manera gradual. No obstante, bajo ciertas condiciones donde se combinan presiones bajas con temperaturas frías, el cambio entre el agua dulce superficial y el agua salada del fondo se da de manera brusca.

Cuando esto ocurre, se dará un fenómeno óptico más que llamativo. Los índices de refracción, es decir el factor que influye en el ángulo de refracción de un haz de luz refractándose a través de una superficie, del medio salino y el medio de agua dulce serán tales que cualquier persona o cámara ubicadas en el medio de agua dulce percibirán al buzo o cualquier objeto, incluso las burbujas del respirador, moviéndose a través este medio como si estos estuviesen buceando sobre el aire.

Sustancia-N, el gas venenoso incendiario con el que los Nazis planeaban cambiar el curso de la guerra

Uno de los mayores obstáculos que debieron sortear los estrategas alemanes durante el planeamiento del avance occidental fue la Franja de Maginot, una serie de fortificaciones construidas por Francia tras la Primer Guerra con la intención de frenar a futuro cualquier intento de invasión alemana. Si bien la franja era imponente y una maravilla de la ingeniería, con sistemas de filtrado de aire, búnkers para tropas, garajes subterráneos, hileras de cañones anti-tanques y piezas de artillería protegidas por varios metros de concreto contando además con depósitos de municiones y pertrechos para durar combatiendo durante varios meses, los alemanes lograron vencerla simplemente evitándola, y cruzando a Francia a través de Bélgica sin contratiempo alguno. No obstante, antes de que esto ocurra, en los planes alemanes existieron varias “súper armas” ideadas con el fin de destruir o abrir un camino a través de la Franja de Maginot. Una de estas soluciones, por así llamarla, fue la creación de gigantescas piezas de artillería, tan grandes como un edificio. Uno de éstos monstruos, el Schwerer Gustav, pesaba 1,350 toneladas y poseía un cañon de 47,3 metros capaz de disparar un obús de 4,8 toneladas a 48 kilómetros de distancia, un arma que el mismo Gustav Krupp tildaría de “capaz de derribar montañas”.

Pero entre las súper armas alemanas se encontraba una mucho más siniestra que cualquier cañón, desarrollada en el instituto Kaiser Wilhelm el N-Stoff (Substancia-N) se trataba de un compuesto interhalógeno (molecula compuesta sólo por elementos del grupo de los halógenos) de fórmula molecular ClF3 y nombre químico Trifluoruro de cloro. Compuesto que a temperatura ambiente se existe en forma de gas corrosivo, incoloro, y de carácter extremadamente reactivo, el cual al condensarse se convierte en un liquido amarillento en extremo venenoso.

Rápidamente los científicos del instituto vieron las aplicaciones militares del mismo, y sin perder tiempo alguno el mando alemán movió todo el desarrollo y producción del gas al complejo industrial de Falkenhagen, una la fábrica de municiones y laboratorio militar subterráneo compuesto por varios búnkers y laboratorios donde el Tercer Reich desarrolló algunas de sus más escalofriantes armas secretas. El gas era ideal para ser utilizado como arma de último recurso en la Franja de Maginot, de hecho, los científicos construyeron modelos en miniatura de la misma con compresores y extractores de aire que simulaban los vientos de la región, y estudiaron en profundidad como utilizar el gas para diezmar a las tropas y operarios de artillería franceses dentro de los búnkers.

El problema, además de la peligrosidad del gas, radicaba en que su producción era extremadamente costosa, producir solamente un kilogramo de N-Stoff costaba unos 100 Reichsmark (a finales de la década del 30 encontramos que 2,5 ℛℳ se cambiaban por aproximadamente $1 dolar estadounidense (según el historiador William Breuer), si ajustamos los niveles inflacionarios, entonces: $1 dólar de 1939 equivalen a $16,89 dólares del 2016. Lo que quiere decir que producir 1 kilogramo de N-Stoff costaba unos $675,6 dólares actuales). Por dicha razón, y el hecho de que durante el principio de la guerra incluso el llegar a sugerir la utilización de armas químicas era algo tabú sobretodo después de las experiencias de la Primer Guerra, la investigación se dejó de lado.

Pero eso cambiaría en 1944, el alto mando alemán sabía que la guerra estaba perdida, por lo que varios planes desesperados comenzaron a implementarse, uno de estos fue el Vergeltungswaffe 3, un arma diseñada para convertir a Londres en escombros. Otra de estas “armas de venganza” sería el ahora resucitado N-Stoff. Altamente oxidante, altamente venenoso y reactivo con materia tanto orgánica como inorgánica, era capaz de iniciar un proceso de combustión incluso sin una fuente de ignición presente. El mismo quemaba a través de arena, asbestos e incluso concreto, y si se lo intentaba apagar con agua reaccionaba de manera aun más violenta. Peor aun, éste gas es de peligrosidad máxima, ya que es fácilmente absorbido por la piel y su residuo es también mortal, dejando prácticamente inutilizadas cualquier pieza de equipo o maquinaria con las que entre en contacto. Como si lo anterior ya no fuese poco, al ser más denso que el aire generalmente no asciende, y se mantiene al nivel de las tropas, metiéndose además por canales de ventilación o las compuertas de distintos vehículos de combate.

Afortunadamente la Sustancia-N nunca fue utiliza en el campo de batalla, ya que la problemática de su costosa producción se mantuvo como una constante, y una Alemania ya demolida por los bombardeos tanto Aliados y Soviéticos fue incapaz de producir el compuesto a gran escala. De hecho, cuando los Soviéticos capturaron Falkenhagen, encontraron que los alemanes habían sido capaces de producir unas pocas toneladas del mismo (los estrategas alemanes consideraban que para que el gas tenga un efecto en el curso de la guerra se necesitaban producir 90 toneladas mensuales)

Hoy en día el Trifluoruro de cloro se utiliza en varios procesos industriales, sobretodo en la producción de semiconductores y como componente oxidante en ciertos combustibles de cohete, aunque el difícil manejo y almacenamiento del mismo han hecho que se opte por otros soluciones de menor riesgo.

El último insulto a Lavoisier

En el pasado habíamos hablado lo injusta y despiadada que fue la ejecución de Lavoisier, uno de los más grandes científicos en la Historia. Traicionado, acusado injustamente y decapitado sin reparo alguno, aunque posiblemente el desprecio que sufrió durante y tras su ejecución fue aun peor que cualquier daño físico.

Éste hombre fue el científico que descubrió y nombró el oxígeno, nombró el hidrógeno (descubierto anteriormente por Cavendish pero explicado y nombrado por Lavoisier), creó los primeros modelos químicos de los procesos de combustión, estudió los procesos de oxidación, dio por obsoleta la teoría pseudo-científica del flogisto, impuso el método científico en el estudio de los elementos y avanzó notablemente el uso de procesos químicos en la agricultura entre otros logros, fue ejecutado en la guillotina debido su origen noble y su rol como tesorero del fisco en el pasado, labor a la que nunca le dio importancia ya que su mente estaba completamente ocupada con sus estudios científicos. Durante su juicio rogó no por su vida, sino porque se le permitiese continuar con sus estudios, pero el juez le replicaría que:

“La República no necesita ni científicos ni químicos, el curso de la justicia no puede ser detenido”

El último insulto
Pero quizás el último insulto vino casi un siglo después de su ejecución de manos de una tierra que nunca lo apreció ni respetó como se debía. La única estatua que se erigió en su honor en más de un siglo fue hecha a regañadientes, por un escultor poco interesado y mal pago que utilizó como modelo la cabeza de otra persona, el Marqués de Condorcet, por “no tener tiempo y aprovechar que ya tenía la otra”, y peor aun, durante la Segunda Guerra Mundial la misma fue cortada por su base, rebanada en partes, y fundida por su metal. La estatua nunca fue remplazada.

Artículos relacionados
El Sr. Richebourg, un espia particular.

El último día de Lavoisier

LavoisierLa ejecución del químico Antoine Lavoisier durante la Revolución Francesa fue uno de los eventos más tristes de la historia de la humanidad. No solamente por la injusta ejecución de un hombre inocente, sino porque, una vez más, significaría el triunfo de la ignorancia sobre la ciencia.

Antoine-Laurent de Lavoisier
es, con todo derecho, considerado como el padre de la química moderna. No sólo identificó y nombró elementos tan fundamentales como el hidrógeno y el oxígeno, y dio los primeros pasos en la comprensión de la Ley de conservación de la masa. Sino que además ayudaría a la humanidad a quitarse un poco de su ignorancia al fulminar la teoría del flogisto -la cual databa de los tiempos de la alquimia.- Entre sus otros logros también ayudaría con la construcción teórica del sistema métrico, investigaría y descubriría nuevos métodos más eficientes de combustión, y estudiaría en profundidad la respiración animal en conjunción a la calorimetría. Irónicamente, Lavoisier era abogado de profesión -aunque nunca ejercería.-

Por desgracia le tocaría viviría en una época convulsa y caótica, y a causa de su posición social ‘aristocrática’ -si bien poseía un buen nombre no era realmente rico, de hecho, muchas veces debió de trabajar para el gobierno para así poder solventar sus investigaciones- sería señalado como enemigo de la revolución por el Régimen del Terror, el cual, un año antes, en 1794, había suprimido a la Academia de Ciencias. Si bien Lavoisier fue exitoso en lograr que se perdonara de la guillotina a varios científicos extranjeros, como Joseph Louis Lagrange, a quien “sólo” se le linchó y se le quitaron todos los bienes, no así pudo salvarse él mismo de la barbarie.

Laboratorio de LavoisierJunto a otros 27 intelectuales Lavoisier sería acusado directamente por el cabecilla revolucionario Jean-Paul Marat, quien, con cargos realmente ridículos, como el de “adulterar tabaco,” ordenaría la ejecución del gran químico en un juicio sumario. Irónicamente, una decisión nacida del rencor, ya que años antes Lavoisier había rechazado una invención de Marat tildándola, aunque de manera cortés, de ridícula. Si bien se armaría un gran revuelo entre los detenidos, Lavoisier intentaría jugar una última carta desesperada:

A pesar del veredicto, el químico intentaría apelar, citando la importancia de sus investigaciones y la necesidad de finalizarlas, a lo que, en una de las frases más increíblemente tristes e ignorantes de la historia, el juez revolucionario le respondería:

“La República no necesita ni científicos ni químicos, el curso de la justicia no puede ser detenido”

Les lentilles ardentesEstudios de LavoisierEstudios sobre la respiración

De gatos adictos

Éste es un fragmento del episodio “Pociones Mágicas” de la serie “Animales Sobrenaturales 2” en el que se ve un extraño comportamiento en los gatos de todo el mundo. Los aceites encontrados en la planta Nepeta cataria poseen un efecto narcótico en los felinos. En un principio afecta su estado de animo volviéndolos más juguetones y posteriormente, mientras más se ingiera, lleva a estos a desplegar comportamientos erráticos.

El fuego griego, el arma más enigmática de la historia

El Imperio Bizantino
Fuego griegoAl morir el Emperador Romano Teodosio I en el 395 el Imperio es dividido en dos porciones. Una Occidental con capital en Roma y otra Oriental con capital en Constantinopla. A pesar de que Roma cayó ante los bárbaros en el año 476 su parte Oriental se mantuvo en existencia hasta el 1453. Si bien en un principio los Bizantinos eran culturalmente romanos, al estar dicho Imperio étnicamente compuesto por una amplia mayoría de griegos, con el tiempo se fue helenizando. Es por esta razón, refiriéndonos a su fuerte cultura greco-macedonica, que muy poca gente hoy en día asocia a los bizantinos con los romanos.

En la historia de la humanidad ningún arma fue tan misteriosa y trajo tantas victorias a sus poseedores como el Fuego Griego. El Fuego Griego se basaba en una sustancia extremadamente inflamable que, según varios recuentos de la época, ardía hasta debajo del agua. Era el arma más mortífera de las flotas y ejércitos de asedio bizantinos y sus enemigos temblaban con solo nombrarla. Tal ventaja le otorgaba al Imperio que esta se mantenía con el mayor de los secretos, tan bien guardada fue su fórmula que al día de hoy es un misterio y nadie sabe como reproducirla. Su misterio nos recuerda quizás al acero de damasco.

Fuego griego
En un principio el Fuego Griego era arrojado desde las embarcaciones bizantinas hacia el área donde se encontraban los navíos enemigos. Solo bastaba una flecha en llamas para que el área, tanto barcos como la superficie misma del agua, se conviertan en un ardiente infierno. Literalmente no había flota enemiga que pudiera soportar un ataque con esta letal sustancia ya que según varios recuentos de diferentes bandos de la época, el Fuego Griego no solo flotaba en el agua sino que además se adhería a su víctima (muy similar al napalm de las bombas de hoy en día). Con el tiempo, se fue adaptando a catapultas y herramientas de asedio siendo utilizado para amedrentar a las tropas defensoras de fortalezas y citadelas. Pero más impresionantemente aun a mediados de la Edad Media, valga la redundancia, un arma portátil fue adoptada: el primer lanzallamas de la historia. Se utilizaba un bastón con forma de garra el cual estaba conectado a un tanque con la sustancia mediante una manguera. Al acercarse las tropas enemigas un sistema manual hacía de bomba y por la garra del bastón salía un rocío de Fuego Griego el cual, al ser prendido con una antorcha o flecha ardiente, aterraba a los contrincantes.

Qué era el Fuego Griego
CheirosiphonNadie lo sabe a ciencia cierta. Solo se sabe que fue inventado en el 670 por Callicinus en Constantinopla. Callicinus era un arquitecto de Heliopolis en la provincia de Judea (aunque varios historiadores fechan el descubrimiento varios siglos antes en Alejandría, esta discrepancia radica en que existen registros del 400 antes de Cristo mencionando una sustancia similar). Al mostrarle a la junta de generales la capacidad de su descubrimiento, éstos decidieron guardarla bajo el mayor de los secretos, asesinando a cualquiera que conociera su composición y limitando la elaboración a un selecto grupo de alquimistas de confianza que trabajaban bajo estricto control del Imperio. El secreto se mantuvo tan bien que al día de hoy nadie sabe de qué estaba compuesto.

Su comportamiento era similar al napalm flotaba en el agua y hasta ardía debajo de esta, se adhería a la víctima y era prácticamente imposible de apagar, incluso al cubrirlo con arena si esta era removida continuaba ardiendo. Tras varias investigaciones se dedujo que consistía en un liquido inflamable basado en un compuesto de hidrocarburos de baja densidad. Hoy en día hay dos sugerencias sobre su posible composición: algunos, como la NASA, sugieren que podría haber estado compuesto de nitrato de potasio en estado mineral, sulfuro y petróleo; mientras que otros piensan en un compuesto de nitrato de potasio combinado con petróleo. Sin embargo, estas son solo suposiciones y su verdadera fórmula ha muerto junto al Imperio Bizantino.

Cheirosiphon, sifón de fuego griego utilizado por los bizantinos para las batallas navales y los asedios.

Cheirosiphon

Récords de la naturaleza

El ser vivo más grande
En las criaturas
Ballena azul612-2La ballena azul es sin duda alguna la criatura en existencia de mayor tamaño. Con un largo de unos 35 metros y un peso de unas 190 toneladas métricas, necesita devorar un promedio de 3600 kilos de comida al día. No es de extrañar entonces que también sea el animal que produce el sonido más poderoso. Su canto alcanza los 120 decíbeles y puede llegar a expandirse a más de mil kilómetros. Hasta hace unos pocos años se creía que era el animal más grande en haber habitado la tierra, incluso más que los dinosaurios, sin embargo el descubrimiento del Bruhathkayosaurio, de 44 metros, la ha puesto en un segundo lugar. Otro contendiente podría ser el Amphicoelias de unos supuestos 60 metros, no obstante como solo se tiene un hueso es imposible saber a ciencia cierta su tamaño real.

Ballena azul

En los vegetales
– Se trata de la secuoya Hiperión. Ver su propio artículo.

En los organismos
ArmillariaSi nos referimos al organismo más grande hay un campeón de peso pesados que destrona a todos, nada mas y nada menos que un humilde hongo. Tras la muerte de cientos de arboles en el Parque Nacional de Malheur en el año 2000 los investigadores comenzaron a investigar las causas de tan trágico evento. Prontamente hallaron al responsable: Un hongo de Armillaria de 2400 años de edad y una extensión de casi 900 hectáreas. El hongo se expande subterráneamente, sin embargo en otoño suele sacar a la superficie unos enormes “Hongos de miel”, comestibles pero de pésimo sabor. Gracias a varias pruebas de ADN se logró saber que es un solo ser vivo y no varios.

La criatura más venenosa
El indice de mortalidad de un veneno generalmente se puede catalogar según distintos factores, por ejemplo, el tiempo en que tarda en matar a una persona o la cantidad necesaria para provocar la muerte. En las costas australianas existe una criatura que no solo posee el veneno natural más veloz conocido, sino que además uno de los más mortíferos. Esta es una cubozoa denominada Chironex fleckeri cuya neurotoxina ataca conjuntamente al corazón y el sistema nervioso. Una particularidad es que su veneno activa todos los centros de dolor simultáneamente, haciendo que la persona quede completamente inmovilizada a causa del intenso dolor similar a quemaduras. El veneno se encuentra en sus tentáculos encapsulado en celulas especiales las cuales se desprenden ante el menor contacto. A causa de la poca cantidad de veneno que inyecta existen algunos sobrevivientes que reportaron la sensación producida: quemarse vivo.

Medusa venenosa

El ser más longevo
En los animales
Las tortugas, gracias a que sus órganos vitales no se deterioran con la edad, pueden vivir vidas extremadamente prolongadas. Sin embargo, dentro de estas es la tortuga radiada de Madagascar el Mathusalem de su especie. Un miembro distinguido de ésta familia fue una tortuga de nombre Tu’i Malila la cual fue ofrecida como obsequio a la familia real de Tonga por el Capitán Cook en 1773. Llamativamente en 1953, cuando la Reina Elizabeth y el Duque de Edimburgo fueron a visitar a la Familia Real de Tonga, Tui Malila no solo aun seguía viva sino que además se convirtió en el centro de atención de las visitas. Contando las líneas de su caparazón tras su muerte se descubrió que vivió unos 188 años, 12 años más que Harriet, la tortuga de Darwin la cual llegó a los 176 años.

De los multicelulares
El organismo multicelular más longevo es sin duda alguna el Pinus longaeva. Ubicados en las White Mountains de California a miles de metros de altura éstos vegetales aparentan estar completamente secos, sin embargo están lejos de estarlo ya que es su estrategia para lograr sobrevivir en tan duras condiciones. Se cree que pueden llegar a vivir unos 4000 años. Desgraciadamente la torpeza humana llevó a destruir al más viejo de todos ya que en 1964 un estudiante de geología llamado Donald Currey, el cual se encontraba datando los arboles, decidió realizar un tajo horizontal al no poder extraer una muestra del interior de uno de estos pinos por los medios comunes. El tajo desgraciadamente llevó a que su corteza se secase. Luego se descubriría que el árbol tenia unos 4862 años.

En los seres vivos
Los seres más viejos de todos son un grupo de bacterias que quedaron encerradas dentro de un cristal salino y permanecieron en un estado de “animación suspendida” durante 250 millones de años en una caverna de Nuevo México. Descubiertas por el Dr Russell Vreeland de la Universidad de Pensilvania en el año 2000 rompieron el récord anterior de 40 millones de años.

El ser más profundo
Los seres que habitan a mayor profundidad, y ciertamente los más horripilantes en existencia, son de la familia de de las brotulidae. Generalmente se los encuentra a unos 7000 metros de profundidad, no poseen ojos y son extremadamente agresivos. No obstante, el pez a mayor profundidad alguna vez registrado fue una Abyssobrotula galatheae, encontrada a unos 8370 metros de profundidad cerca de Puerto Rico. El único espécimen que se posee fue capturado a unos 3300 metros y hoy se conserva en la Colección de Peces del Museo Australiano.

Abyssobrotula galatheae

Muy poco se sabía de éstos, hasta que gracias al creciente interés en el mundo científico por las profundidades de los océanos que se ha despertado en los últimos años, sobretodo gracias a los trabajos de Jacques Cousteau incentivando la exploración profunda, hoy se sabe que éstos peces son reliquias ya que conservan varios aspectos y comportamientos de los seres primitivos que habitaron nuestro planeta.

El ave que más alto vuela
El ave que vuela a mayor altura es el ganso Anser indicus, capaz de volar muy por encima de los Himalayas cuando toma su ruta a los territorios de anidado. Sin embargo, el récord lo obstenta un Gyps rueppelli el cual en 1975 fue succionado por la turbina de un jet de pasajeros que se encontraba volando sobre Costa de Marfil a unos 11550 metros de altura.

El animal más veloz
Mar
El Pez Vela, o Istiophorus, es el Formula Uno de los océanos. Su comportamiento extremadamente migratorio y su modo de vida lo han hecho un pez difícil de investigar a pesar de su popularidad. El que su velocidad sea tan notoria llevó a representar un gran reto para los pescadores, llevando a que su pesca se intensifique, de hecho es muy normal verlos colgados en las paredes. De unos 3 metros de envergadura y un peso de unos 100 kilos el Pez Vela puede alcanzar la asombrosa velocidad de 110 kmh o unos 30 metros por segundo.

Aire
Halcón peregrinoEl animal más veloz de los aires, y en efecto el más veloz del planeta, es el halcón Peregrino. Su gran velocidad y fortaleza física llevaron a que desde miles de años fuera amaestrado con el fin de asistir al humano en la caza. Distinguible por sus brillantes plumas negro azuladas y la elegantemente curvada silueta de sus largas alas, este magnifico ave puede alcanzar velocidades de 70 a 90 kmh horizontalmente. Sin embargo, cuando se lanza a su presa alcanza una velocidad inclinada de unos 300 a 350 kmh.

Tierra
Conocido por todos el guepardo se alza con el premio de ser el animal de tierra más veloz. Cazado intensamente por su hermoso pelaje, al punto de ponerlo en peligro, el guepardo puede alcanzar una velocidad de 115 kmh durante cortos trayectos. Generalmente se acerca sigilosamente a su presa y metros antes acelera a toda velocidad dejándola completamente a su merced.

Artículos relacionados
Los animales más coloridos de la naturaleza.
Hiperión: El árbol más alto del mundo.
Los fósiles vivientes más extraños del mundo.
Las medusas gigantes que invaden Japón todos los años.

Pasatiempo: Construir un reactor nuclear casero

Esta es la historia de un tipo, como cualquier otro, pero que en su tiempo libre se puso como meta construir su propio reactor nuclear en el sótano de su casa.

A grosso modo un reactor de cría es un reactor nuclear donde los neutrones, más allá de utilizarse en la producción de reacciones nucleares y consecuentemente el desprendimiento de energía, también son utilizados para transformar isótopos no combustibles en isótopos de alto rendimiento. Hahn quería utilizarlo para esto último.

David HahnDavid Hahn es uno de ésos pseudocientíficos que a pesar de no tener ningún grado académico pasan bastante tiempo estudiando y leyendo por su cuenta, razón por la cual terminan coleccionando una gran cantidad de conocimientos. De hecho, el haber ganado una medalla al mérito cuando era Boy Scout, a causa de su investigación en energía atómica, le ganó el apodo de “Radioactive Boy Scout”. Por lo que tras años y años de estudiar química y física en el sótano de su casa fue amasando una cantidad de conocimientos considerable. Conocimientos que utilizaba para realizar simples experimentos, de los cuales la gran mayoría se relacionaban con explosivos. Pero David fue aburriéndose de sus experimentos menores y comenzó a considerar la posibilidad de ganar dinero vendiendo combustible, para esto visualizó la construcción de un reactor de cría. Meta difícil, ya que para Reactor de críaconseguirlo primero necesitaba gran cantidad de materiales radiactivos. Por lo que sigilosamente empezó a robar todo tipo de electrodomésticos y extraer, por ejemplo, el Tritio de las miras telescópicas; el Radio de los relojes e incluso el Torio de varias linternas. Sin embargo, la mayor parte de su material provino de un cargamento robado de pilas de Litio, las cuales utilizó para obtener cenizas de Torio utilizando un mechero a llama. Gradualmente Hahn se dio cuenta de que necesitaba ayuda, pero cómo la conseguiría sin delatarse a sí mismo resultó ser un problema. Esto lo superó personificando a un científico Británico en varias cartas enviadas a profesores de universidades Estadounidenses, los cuales le creyeron su mentira plenamente.

511-1

Desgraciadamente, el día que intentó poner su reactor en marcha, todo salió mal y su fallido reactor comenzó a inundar su ciudad con niveles tóxicos de radiactividad, por lo que el FBI la NRC y la Agencia de Protección del Medioambiente se hicieron presentes inmediatamente y al ver el “mini reactor” de Hahn, como menciono uno de los oficiales de la NRC, “casi colapsamos de los nervios al verlo”.

La promesa de Boltzmann

Mientras impartía una clase sobre gases ideales, Boltzmann realizaba mentalmente complicados cálculos que para él no suponían ningún problema. Sus estudiantes sin embargo no podían seguirle, por lo que uno de ellos le pidió que realizase los cálculos en la pizarra. Boltzmann pidió disculpas y prometió que la siguiente vez lo haría mejor.

En la siguiente lección , Boltzmann comenzó diciendo: “Caballeros, si combinamos la ley de Boyle con la ley de Charles obtendremos la ecuación p·V=p0·V0·(1+a·t). Ahora es claro que aSb = f(x)·dx·x(a) y también que VS·f(x, y, z)·dV=0. Esto es tan simple como que uno más uno son dos”.

En este momento Boltzmann recordó su promesa y fue escribiendo concienzudamente en la pizarra 1 + 1 = 2.

El iridio y los asesinos

El iridio, de color blanco-amarillento, posee una de las mayores densidades de todos los elementos conocidos y a diferencia del osmio, el más denso de todos los elementos, es relativamente fácil de obtener en el mercado. El mismo fue descubierto en 1803 por el químico Smithson Tennant y es un elemento tan denso que de hecho un pequeño cubo de unos 30 cm de lado llega a pesar unos 650 kilogramos. Entre otras ventajas presenta la de ser uno de los metales más resistentes a la corrosión, pero entre sus desventajas se encuentra la de ser quebradizo a causa de los fuertes enlaces que componen su estructura molecular. Además de lo mencionado anteriormente su dureza complica su maleabilidad, por lo que es a la vez uno de los metales menos utilizados en la industria.

si bien no encontró gran uso en la industria, si lo hizo entre los asesinos profesionales del siglo XIX, quienes utilizaban pequeños y pesados bastones de iridio para matar a sus victimas de un certero golpe en la sien. Estos bastones se convertían en una muy eficiente herramienta ya que permitían matar silenciosamente de un fuerte golpe en la nuca y a su vez su relativamente pequeño tamaño los hacía fáciles de ocultar y transportar. Por supuesto que no eran matones cualquiera sino asesinos de alto rango que se dedicaban al aseinato de jueces, empresarios y políticos. Hoy en día una de las pocas barras de iridio utilizadas por asesinos que aun se conservan está siendo expuesta en el museo de Ripley.

Curiosidades de la miel

En la Historia

La miel es conocida y utilizada por la humanidad desde hace miles de años. Ya desde las crónicas de Gilgamesh el Inmortal, el rey Uruk Babilónico que supuestamente vivió cientos de años, se menciona la miel como un manjar digno de los dioses, tan digno que “El regalo de la miel es similar a la vida eterna del Gran Uruk”. Los Sumerios, los Egipcios y varios pueblos la utilizaban y guardaban sus recetas privadas con gran celosía.

En los siglos XVII, XVIII y XIX varios nobles de toda Europa comenzaron a realizar la apicultura como un hobby. Con el tiempo, las “formulas” especiales, mencionadas en gran cantidad de poesías y libros por sus atributos, fueron perdidas a causa del celo de sus creadores.

La Ambrosía era el néctar que consumían los dioses del Olimpo, su sabor era tal que contenía una dulzura 9 veces mayor a la de la miel consumida por los mortales. También así lo eran sus características, ya que era capaz de otorgarle la inmortalidad a quien la bebiese. Hoy en día se cree que la Ambrosía era en realidad lo que actualmente denominamos jalea real.

La química de la miel, principalmente su cantidad de azúcares, la hace una excelente fuente de energía rápida. Hoy en día son muchos los atletas que consumen miel antes de un torneo, e incluso varias bebidas deportivas como el Gatorade la utilizan. Los guerreros de la antigüedad no sabían el por qué pero si conocían sus efectos, por lo que era muy normal que varios guerreros griegos consumieran miel antes de una batalla.

Una de las torturas más utilizadas en la antigüedad era llenar a un reo de miel y tirarlo a una fuente plagada de insectos. No así en Roma donde varias mujeres bañaban su piel en miel y leche para mejorar su tonicidad.

En Turquía y Alemania crece un pino muy especial que otorga un reemplazo al polen normal. La sustancia secretada por éste pino es similar al polen sólo que carece de una gran cantidad de proteínas. Gracias a esto la reacción química en el tubo digestivo de las abejas produce una miel especial extremadamente suave, de un sabor muy intenso y de color rojizo. Antes que el pino comenzara a crecer en el Bosque Negro Alemán era un producto exclusivo de Turquía, y esto, fue la causa del famoso, y secreto, “Néctar Oriental” uno de los productos más codiciados, gastronómica y medicinalmente, de la Edad Media.

En la Naturaleza
La miel es el único alimento que no se pudre, esto es debido a la gran concentración de azúcar que contiene. Dicha concentración mata al 99.9% de las bacterias vía plasmolisis -grosso modo la plasmolisis es un fenómeno osmótico por el cual el agua que está dentro de la célula bacterial es extraída “secando” la bacteria-.
Tan eficiente es este proceso que los tarros de miel encontrados en tumbas Egipcias de 4000 años de antigüedad resultaron ser perfectamente comestibles.

La miel además es uno de los procesos biológicos más interesantes en si misma, ya que las plantas, evolutivamente, se esfuerzan por atraer a las abejas mediante la generación granos de polen cada vez más dulces y y llamativos. Esto es debido a que las abejas recolectoras, durante su viaje de recolección, pasean de planta en planta llevando polen de unas a otras y así “ayudándolas” a reproducirse. En el mundo de la biología esto se conoce como “ayuda mutua interespecie”.

En la base de algunos tipos de flores existen unas glándulas muy particulares denominadas nectarias, el protoplasma celular y la exudación -es decir los “productos” que producen estas células- son introducidos por la misma abeja en su tubo digestivo. Allí varias reacciones químicas modifican los glúcidos produciendo la miel mientras la abeja viaja de vuelta a su colmena. Al llegar deposita el producto ya procesada dentro de celdillas.

En la Ciencia

Por lo mencionado en el párrafo anterior podemos entender que sólo con una pequeña muestra de miel se puede detectar el lugar exacto del mundo donde fue producida y hasta el año. Dicha ciencia es muy utilizada en criminología y se denomina melisopalinologia, ya que no sólo estudia la miel sino los granos de polen. Gran cantidad de crímenes fueron resueltos deduciendo el lugar de origen del criminal en base al polen que dejó como evidencia en la escena del crimen.

El primero en darse cuenta de la curiosidad matemática que habita en un panal fue el matemático Griego Papus de Alejandría. Un día como cualquier otro Papus iba caminando y comenzó a pensar en las abejas. Su pensamiento era simple: Por qué guardan la miel en celdillas hexagonales si sería mucho más simple hacerlo en cuadrados. Reflexionando sobre el tema se dio cuenta que al hacerlo de esta manera lograban, eficientemente, aprovechar el espacio al máximo. Geométricamente esto se considera un problema de isoperimetro -de igual perímetro-. Tras una serie de cálculos Papus logró demostrar que, entre los polígonos regulares que poseen el mismo perímetro, se logra encerrar más área en aquellos con mayor número de lados. Entonces, al construir las celdas de forma hexagonal, con la misma cantidad de cera logran conseguir una mayor cantidad superficie para almacenar su miel que si lo hicieran con formas más simples como cuadrados.

La interesante historia del Símbolo de Radioactividad

El Símbolo Internacional de Radioactividad fue variando y “mutando” con el pasar de los años. Esto, curiosamente, fue producto de la gran cantidad de “peleas” entre los científicos de varios laboratorios por dilucidar cuál era la “configuración más comunicativa del peligro”.

Símbolo de radiaciónUna de las más antiguas representaciones, podemos observar los rayos en forma de “relámpagos” saliendo del átomo.

Gracias a una carta fechada en el año 1952 de Nels Garden, jefe del “Health Chemistry Group” en el “University of California Radiation Laboratory”, sabemos que el símbolo nació una noche de 1946 cuando un pequeño grupo de ingenieros de dicho laboratorio debatía sobre cuál podría ser una correcta señalización del peligro que representaban los materiales radioactivos. De los varios bosquejos dibujados sería un círculo, representando un átomo, y tres líneas, representando rayos, el elegido como “comunicador del peligro” -según las palabras de Nels-.

Sin embargo, este primer símbolo era muy diferente del que conocemos hoy en día. Primeramente los colores eran magenta, para el logo, y azul para el fondo. Estos colores no fueron seleccionados en base a gustos estéticos sino que, interesantemente, a su costo. El color magenta era, por aquella época, un pigmento extremadamente costoso, por lo que muy pocos, o mejor dicho ningún, símbolo lo utilizaba. Así mismo, el color azul del fondo, estadísticamente era uno de los colores menos presentes en los lugares que se trabajaba con materiales radioactivos. Gracias a esta configuración de colores se lograba darle una exclusividad visual por sobre los demás símbolos.

Símbolo de peligro radiactivoNo obstante, los técnicos del Oak Ridge National Lab (1948) comenzaron a quejarse fuertemente de que el fondo azul no hacía muy notable al símbolo en los carteles ubicados al aíre libre, por lo que unilateralmente decidieron cambiar el color de fondo al amarillo. Ante esto, Garden, puso el grito en el cielo comentando que “el amarillo es un color tan presente en los laboratorios que hará que el símbolo pase desapercibido”, por lo que propuso insertarle líneas diagonales de color blanco que salieran desde el centro. Una gran puja comenzó entre los científicos al punto que la Agencia Reguladora en asuntos nucleares debió intervenir encargándole a Bill Ray y George Warlick, diseñadores de la K.Z. Morgan, que diseñaran un símbolo “eficaz y eficiente”.

Viajando por los distintos laboratorios los diseñardores estudiaron los colores utilizados y, tras una gran cantidad de pruebas en interiores y exteriores, decidieron que el magenta sobre fondo amarillo sería la mejor combinación.
De todas maneras varios detalles en el símbolo variarían de laboratorio en laboratorio, algunos presentando los rayos curvados, otros con cuatro rayos y otros incluso mostrando solo rayos semejantes a “relámpagos”. Sería entonces la ANSI la que obligara por ley a utilizar el símbolo conocido hoy en día como estándar para todos los laboratorios.

Relacionadas:
Un artículo nuclear
Más allá de la extinción

Un breve paseo por la Medicina Medieval

Los médicos
Si nos enfermásemos en la Edad Media tendríamos tres posibles destinos, que variarían dependiendo del tipo de especialista que nos toque: los doctores, los monjes o los herborístas. Irónicamente caer en las manos de un doctor medieval era lo peor que podía ocurrirnos ya que éstos se basaban en amuletos y oscuras teorías relacionadas a “sobrantes de cuerpo” que llevaban a amputaciones o drenados de sangre groseros e innecesarios que, consecuentemente, terminaban en la muerte del paciente. Ser tratados por un monje era más bien esperar a que nuestras auto-defensas corporales nos salvaran de morir. Aunque un plus radicaba en que los monjes ofrecían comida y reposo al paciente, lo que en gran parte de las enfermedades “mortales” de la época (gripe, resfríos, etc) era lo suficiente como para curarnos. Por último se encontraban los herborístas, éstos, llamativamente, eran lo mejor que podría tocarnos. Basados en los conocimientos empíricos dejados por los Griegos y Romanos de las plantas y los animales, se dedicaban a realizar “pócimas” que, algunas veces, lograban recuperarnos.

Tratado médico medieval

Qué se creía
Existían dos tipos de teorías acerca de las enfermedades:

La creencia religiosa: se pensaba que la enfermedad era un castigo de Dios (algo heredado de los Romanos, quienes atribuían las enfermedades a enojos de los distintos Dioses Olímpicos).

Tratado médico medievalLa escuela Hipocrática, o de “los 4 humores”: Los humores, originalmente, no eran emociones sino que eran los fluidos del cuerpo. Como se creía que cada humor era responsable de otorgarle alguna de las emociónes a la persona se entendía, entonces, que el correcto balance de estos “humores” era la llave a la buena salud. Lamentablemente esta teoría llevaba a que los “médicos” pensaran que en una persona existían “excesos de humor” ocasionando prácticas de drenado del o de los líquidos en cuestión. Esta teoría tenía una aceptación muy grande entre los “científicos” ya que se basaba en las cosmogonías generadoras del Universo, o los elementos: Sol (Fuego), Tierra, Agua Aire. Veamos una lista de cada humor y que emoción contenía:

De esta manera, si una persona tenía fiebre y sudaba mucho (calor y humedad) instantáneamente se pensaba que tenia un exceso de sangre, por lo que se procedía a drenarle parte de este tejido líquido. O también, por ejemplo, si una persona tenía problemas mentales y era agresiva, se creía que ésta padecia de un exceso de bilis amarilla (y ya se pueden imaginar lo mal que la iba a pasar). Como podemos ver era mucho mejor que nos tocara un monje o un herborísta que un doctor.

Artículos relacionados
Athanasius y los microbios.
Cirugía Plástica Medieval.
Chichonología, lectura de chichones.
Los ensalmadores.
Las máscaras antiplaga medievales.